Zombieing: 10 cosas que debes hacer cuando quien te dejó regresa

Estás pasando un buen momento entre amigos y lo ves.

El mensaje más ansiado finalmente llegó. 

El que te dejó de un día para el otro te acaba de escribir por whatsapp.

Sí, ese que desapareció sin darte explicaciones, te escribe como si nada hubiese pasado.

A veces, los hombres reaparecen como por arte de magia.

Y es una situación complicada: una parte de ti se alegra de que haya vuelto, obviamente.

Pero la otra parte no quiere ponérselo demasiado fácil, ¿verdad?

Y no tienes bien en claro qué deberías hacer para no salir lastimada nuevamente.

No te preocupes, ¡tengo 10 maneras de cómo actuar cuando un hombre reaparece en tu vida!

Pero antes, déjame explicarte porque su actitud la llamamos zombieing.

Hablemos de Zombieing

Seguramente se hablaban seguido, tuvieron citas o incluso una relación.

Pero decide dejar de hablarte y desaparece, y tú debes seguir con tu vida sin respuestas.

Cuando un hombre se desvanece de tu vida sin dar explicaciones y deja de hablarte, se le llama ghosting.

Pero cuando reaparece y te vuelve a enviar mensajes por whatsapp o redes sociales, estamos ante un caso de zombieing.

Pero, ¿cuál es el verdadero motivo de su regreso?

Es claro, verte nuevamente o incluso revivir la relación que tenían.

Y estos zombies digitales, tienden a volver cuando ya estás entera.

Cuando lograste recomponerte y reencausar tu vida tras su desaparición.

Según el psicólogo José de Sola de DeSaludPsicólogos, las personas capaces de este tipo de actitudes suelen tener personalidades antisociales o narcisistas 

Entonces el zombie auténtico emerge cuando tiene hambre. 

Como todo buen narcisista, necesita nutrir su ego.

Busca admiración, atención o afecto en alguien que se lo dió antes: tú.

Obviamente, puede haber otros motivos por los cuales reaparezca en tu vida.

Pero la encrucijada sigue siendo la misma, ¿qué debes hacer?

Aquí te dejo 10 pasos a tener en cuenta para evitar reabrir la herida del ghosting

1) Sé sincera contigo misma

Lo primero que debes hacer es ser honesta contigo misma.

¿Quieres que vuelva a tu vida?

¿Estás realmente preparada para asumir otra relación?

¿O simplemente estás buscando a alguien que llene un vacío?

Sólo si eres sincera contigo misma podrás saber si es una buena idea o no.

Y recuerda, si no es una buena idea, ¡no te lances a nada!

A veces, la mera alegría de que haya vuelto puede motivarte a recuperar el vínculo con él.

Sin embargo, tómate un segundo para averiguar lo siguiente:

¿Lo quieres sólo porque no estaba disponible y eso lo hacía más atractivo?

¿Realmente puedes imaginar algo con este hombre?

Si no eres honesta contigo misma podrías salir herida de nuevo.

Recuerda que él ya desapareció una vez, dejándote con la duda de qué pasó.

No te involucres demasiado sólo para que vuelva a ocurrir lo mismo.

Ser precavida tiene que ver con tu autoestima y con demostrarle que te valoras más que nada.

2) No te precipites

El siguiente paso es ponerte a tierra y recordar lo que quieres.

Está muy bien que te sientas emocionada por la llegada de ese hombre a tu vida.

Pero ¡no te precipites!

Si lo haces, puedes perderte por completo.

Deja que vuelva a dar la cara y habla con él desde el principio.

Tómate tu tiempo y recuerda que al hacer esto, no estás castigándolo. 

No debes vengarte de su actitud pasada.

Estás cuidando de ti misma y asegurándote de que no te utilice y desaparezca de nuevo.

¿Y lo mejor?

Es una buena manera de saber si va en serio contigo.

¿No es lo suficientemente paciente como para esperar a que te decidas?

Entonces, lo más probable es que no sea un buen hombre.

Y si ese es el caso, puedes seguir adelante.

Si está dispuesto a esperar, ¿quién sabe? 

Puede que estés ante algo realmente especial.

Concéntrate en tus necesidades, tomate tu tiempo y deja que todo siga su curso.

3) Descubre sus intenciones

Cuando un hombre reaparece, suele buscar algo. No es casualidad.

Puede ser algún tipo de confirmación de sus sentimientos por ti, porque te extraña.

Tal vez cambiar su rutina porque esta aburrido.

Necesita recordarte en la intimidad y tenga ganas de llevarte a la cama nuevamente. 

O darse cuenta que aún te tiene a su entera disposición cuando él quiera.

Sea cual fuere el caso, no muestres demasiado tu felicidad.

Recuerda que tienes todo el derecho a ser prudente con la situación.

Habla con él y averigua sus intenciones. Te darás cuenta con facilidad de la verdad.

No quieras ceder demasiado rápido, sólo porque haya reaparecido.

Es posible que ese hombre haya llegado para quedarse.

Pero no lo sabrás con certeza hasta que hables con él de ello.

Debes mostrarle que te alegras de que haya vuelto, sin demostrar ansiedad.

Si lo haces, esto podría generarle presión y hacer que se sienta incómodo.

O, peor aún, confirmarle que podría seguir estando contigo, y luego irse de nuevo.

Lo sé, es desagradable, pero algunos hombres sólo se acercan a ti porque quieren saber si todavía «te tienen.»

Por eso es tan importante que tengas cuidado con tu forma de actuar con él.

Si le gustas, te dará tiempo y espacio para decidirte. No te precipites.

4) Ten cuidado al volver a confiar en él

Darle demasiada confianza puede hacer que te vuelvan a hacer daño.

Ten en cuenta por qué se fue en primer lugar y qué puede haber pasado desde entonces.

Si se fue por otra mujer, es poco probable que se comprometa esta vez.

Si se fue debido a sus propios problemas, como miedo al compromiso, ten cuidado.

Deberá demostrarte que trabajó en sí mismo y sus miedos.

El psicólogo de Sola dice que es inevitable ilusionarse, pero debes tener en cuenta,

«…el conocimiento que se ha llegado a tener de la otra persona. Alguien que es capaz de hacer ghosting refleja un perfil nada prometedor (…) Hay que intentar salvaguardar la propia autoestima. Aunque es cierto que es difícil, hay que pensar que el problema lo tiene quien ha interrumpido el contacto, no tú.»

He aquí una regla sencilla:

Si no estás segura o tienes alguna duda sobre él, no le des control sobre ti.

Si confías ciegamente en él, existe la posibilidad de que te vuelva a hacer daño.

Sin embargo, si te demuestra a lo largo de unas semanas que va en serio contigo, es cuando puedes confiar más en él.

De este modo, sabrás que está realmente dispuesto a comprometerse de nuevo. 

Puedes darle una segunda oportunidad, pero tiene que ser bien merecida y trabajada.

5) Define lo que quieres con él

El siguiente paso es tener muy claro lo que quieres.

Piensa en todas las razones por las que se fue y por las que te sientes atraída por él.

Un hombre que reaparece es una oportunidad para darle una segunda oportunidad. ¿Quieres esta segunda oportunidad? ¿O estás tratando de encontrar un cierre?

Para no salir lastimada nuevamente, es esencial que entiendas tus objetivos.

La forma en que actúas puede ser realmente confusa para un hombre así.

Y esto podría llevarle a pensar que no estás segura de ti misma.

O que estás dudando en la relación.

Si quieres una relación, déjalo muy claro.

Así, si él no está de acuerdo, lo sabrás enseguida y podrá saber qué hacer.

Y, por favor, no te conformes con algo distinto a lo que quieres sólo para poder pasar un rato con él.

Verás, algunos hombres ni siquiera van a intentar que la relación funcione.

Y si sólo quiere vivir sin compromiso, no tendrás posibilidad de tener un futuro con él.

Es mucho mejor estar sola que conformarse con alguien que no te trata bien.

Si te tomas este tiempo para estar sola, puedo prometerte que será mejor.

Te estás haciendo espacio para que el hombre adecuado llegue a tu vida.

Uno que no necesita ser convencido de que vale la pena el esfuerzo.

Por eso es tan importante que tengas muy claro lo que quieres.

6) Valórate

En primer lugar, deja de pensar en él.

Ya no se trata de él. Se trata de ti y de lo que quieres para tu vida.

Seguramente, su desaparición te generó inseguridades.

Pero intenta tener confianza en ti misma cuando vuelvas a estar cerca de él.

A los hombres les encantan las mujeres seguras de sí mismas, no hay duda. 

Pero lo importante es que al valorarte le mostrarás que no puede meterse contigo.

Así que, ten confianza en ti, le dejarás muy claro que ya no podrá hacerlo de vuelta.

7) Debe respetarte

Si te presiona o no te da tiempo para pensarlo, entonces probablemente debas dejarlo.

No es alguien que respeta tus sentimientos.

Ni demuestra remordimiento por lo que te hizo al desaparecer.

Es decir, no valora la relación lo suficiente como para esperarte.

No entiende que te ha lastimado y te tomará tiempo sanar y volver a confiar en él.

Esto significa que no es la persona adecuada para ti.

Piénsalo: si te presiona para que tomes una decisión de inmediato, no te respeta.

8) No actúes como si no hubiera pasado nada

No actúes como si no hubiera pasado nada.

Al actuar de esta manera, le estás dando la impresión de que está bien lo que hizo.

Y que puede hacerlo tantas veces como quiera.

No hace falta decir que esa no es la impresión que quieres dar, ¿tengo razón?

Hazle saber que sus acciones fueron hirientes.

Tal vez él pensó que lo que hizo estaba bien.

Nunca podrá verlo desde tu perspectiva a menos que se lo digas.

Así que, lo ideal sería que lo conversen.

Si no se disculpa ni pide perdón, no le dejes volver a tu vida

¿Qué le hace pensar que se merece que vuelvan?

Sé que muchas veces la gente se disculpa para conseguir lo que quiere.

Si ni siquiera puede entender cómo algo así te hizo daño, ¡es una alerta!

Imagínate como podría ser tu futuro con alguien que no puede aprender de lo vivido.

O reflexionar sobre lo que hizo bien o mal.

No tiene sentido que lo intentes otra vez si ya te sientes superada.

Haz lo que te parezca correcto

No sirve de nada intentar tener una relación si en el fondo sabrás que no funcionará.

9) ¿Cómo te sientes aún?

De Sola indica que, durante el ghosting,

«la impotencia de no poder contactar con la otra persona pasa por diversas fases, propias de un duelo psicológico, desde la sorpresa inicial, hasta la rabia, que puede llevar a la ansiedad o depresión, según el caso. Si la persona afectada tiene una pobre imagen de sí misma, los efectos negativos sobre su autoestima pueden ser negativos, lo que puede llevar a validar el ghosting sufrido como merecido.»

Si estos sentimientos aún están intactos, es posible que no puedas pensar con claridad.

En este sentido, debes tener cuidado contigo misma.

No solo porque corres el riesgo de que él desaparezca nuevamente.

Sino que también, porque puede que tus ganas de estar con él no sean legitimas.

Sino más bien un acto desesperado de sentirte validada.

Sé que es difícil, pero es importante que reconozcas cómo te sientes aún.

Como te sugería en el paso anterior, es importante que escuches su versión de lo sucedido.

Si la herida está abierta, descubrir si él ha cambiado es esencial.

De lo contrario, es probable que salgas lastimada nuevamente.

10) Ignóralo

Si al leer la notificación de él en tu móvil, no te generó nada. Ignóralo.

Que él vuelva aparecer en tu vida no significa que debas responderle.

Seguramente te has tomado tu tiempo para pensar sobre él cuando desapareció.

Y posiblemente hayas llegado a la conclusión de que no merecía tus lagrimas o tristeza.

O que no es el tipo de hombre que quisieras tener en tu vida.

Así que, no sucumbas ante la tentación de querer saber qué quiere.

Si has logrado olvidarlo o entender que no te merece, ya has avanzado emocionalmente.

Tienes derecho a autoprotegerte y a vivir nuevas experiencias con quienes te valoren.