Un beso en la frente no se le da a cualquiera. Lo que nadie te ha contado

Se dice que los besos en la frente son uno de los besos más ambiguos en cualquier relación. 

Pero también profundamente especiales. 

Parecen simples, pero nunca lo son. Y lo cierto es que es un beso especial que no se le da a cualquiera. 

Cuando alguien te da un beso en la frente se siente increíble, pero luego puede que te quedes pensando: ¿Qué significa esa muestra tan particular de afecto?

Cuando se dan correctamente, pueden ser un gesto íntimo que significa mucho más que correr el cabello de la cara de alguien.

Así que hoy quiero compartir contigo algunas cosas que no sabías del beso en la frente y por qué no es un beso que se le de a cualquiera: 

  • Los mitos más comunes sobre el significado del beso en la frente
  • Cómo debería darse un beso en la frente
  • Por qué los besos en la frente son tan espéciales

Empecemos.

¿A quién nunca le darías un beso en la frente?

El beso en la frente es muy íntimo y cercano. Por lo que hay ciertos ámbitos donde nunca lo verás, como por ejemplo en el trabajo. 

¿Te imaginas a un jefe besando en la frente a su empleada? No lo creo, salvo que tengan un amor oculto. 

Nunca le darías un beso en la frente a alguien que no te agrada o te cae mal. Sólo pensarlo ya te generaría rechazo. 

Mientras que otros besos más casuales, sí pueden ser algo que des de forma más general y sin tanta consideración. Un beso en la mejilla por ejemplo.

Tampoco sería algo muy adecuado de hacer con la pareja de tu amiga, por ejemplo. Estarías rebasando un limite complicado.

Entonces hemos establecido claramente, por qué un beso en la frente no se le da a cualquiera. Es un beso único especial, reservado sólo para personas muy especiales. 

Pero, Hay algunos conceptos erróneos sobre cómo dar un beso en la frente. Muchas personas encuentran que está restringido solo a personas y situaciones particulares, pero nada más lejos de la verdad. Vamos a desmitificar algunas ideas. 

Los conceptos erróneos más comunes sobre los besos en la frente

1) Los besos en la frente son sólo para la familia

Cuando piensas en besar la frente, la mayoría de las veces, atribuyes el acto a parientes cercanos como la familia. 

Imaginas a un abuelo besando a su nieto o una madre a su hijo.

Besar la frente es un gesto común entre las familias. Es un gesto íntimo que muestra protección, respeto y hasta gratitud.

Es como cuando ves a un anciano dándole palmaditas en la espalda a su nieto, o cuando los hermanos chocan los cinco después de tener éxito en algo juntos.

A menudo, es su manera de mostrar afecto sin tener que decir “te amo”. 

2) Te los da ese chico si te quiere sólo como amiga

Ubicarte en la “zona de amigos» es otro concepto erróneo popular cuando se habla de dar besos en la frente.

Algunas personas podrían recurrir a dar un beso en la frente, para transmitir que no quieren nada más que amistad después algunas salidas. 

Al hacer esto, reconocen sus sentimientos de respeto sin entrar en demasiados detalles sobre ello.

Lo que algunas personas no se dan cuenta es que un beso en la frente puede ser un acto de profundo cariño. 

Si un chico te ve sólo como amiga, solo está tratando de mantenerse en buenos términos contigo. Probablemente le importe mantener la amistad y asegurarse de que sepas que te quiere. Aunque no sea de la manera que pensabas. 

3) Los besos en la frente se dan sólo en momentos difíciles

Otro concepto erróneo sobre dar un beso en la frente es que sólo se dan en momentos difíciles.

Cuando llegas a casa, por ejemplo, y tu pareja ha tenido un día difícil, es común besar a esa persona en la frente para mostrarle algo de empatía. 

Muchas personas hacen esto cuando se sienten deprimidas y necesitan un poco de ánimo.

Otro ejemplo de dar un beso en la frente durante momentos difíciles es en una ruptura. 

Para aquellos que quieren algún tipo de cierre antes de seguir adelante, los besos en la frente pueden ofrecer esa oportunidad. Ofrecen de esa manera una muestra de amor a pesar de la dolorosa situación. 

¿Cómo dar un beso en la frente?

Hay muchas razones para dar un beso en la frente, pero los mitos al respecto crean la idea de que esta acción sólo puede significar ciertas cosas.

La realidad es que su significado más profundo trasciende incluso a las relaciones románticas.

Ahora, aquí hay algo en lo que probablemente podamos estar de acuerdo: la parte más difícil de darle un beso en la frente a alguien con quien estás involucrado románticamente no es el beso en sí, sino la forma en que lo das. 

En algunos casos, es obvio, natural y el beso ocurre naturalmente en determinada situación.

Lo que quiero decir es que: hay un arte en dar un beso en la frente. 

El gesto puede parecer muy simple de hacer, pero para volverlo algo inolvidable, debes asegurarte de estar preparada antes de que llegue el momento.

1) Mira a los ojos

El contacto visual es un paso esencial al dar un beso en la frente porque permite alguna forma de reconocimiento mutuo.

Acércate a tu pareja hasta que se miren a los ojos.

Crearás esta conexión inicial entre los dos. Así tu pareja sabrá lo importante que es este momento sin necesidad de intercambiar palabras.

2) ¿Qué hago con mis manos?

Dependiendo del nivel de confianza en la relación, puedes sujetar sus hombros o su cabeza con ambas manos. 

Ambos funcionan porque generas ese contacto físico con la otra persona y, al mismo tiempo, compartes emocionalmente este momento.

Para lograr ese beso perfecto, tu contacto debe transmitir el mismo mensaje que el beso en la frente. 

Una caricia o correr el pelo del otro, le dará tiempo a la otra persona para prepararse y adoptar la mentalidad adecuada.

3) Inclínate y besa

En la recta final: haz que cuente.

Antes de darle un beso en la frente, puedes suspirar profundamente unas cuantas veces y ver cómo se siente tu pareja.

Haz que el beso sea ligero para que no parezca enérgico o agresivo. Nada de tirarte encima abruptamente, no se trata de un beso pasional sino de profundo cariño. 

4) ¿Cuánto debería durar?

Un beso en la frente es como los demás besos. 

Puedes hacer que se extienda o que sea más corto, según el contexto de la situación, el mensaje que deseas transmitir y cómo te sientes tú y tu pareja en ese momento.

El beso debe durar unos segundos al menos. La conexión física debe ser tierna, cariñosa y amorosa.

Esto le dará más significado a ese beso en la frente, mostrando que tienes todo el tiempo del mundo para este momento.

5) Hablar o no hablar

Decir algunas palabras dulces no está de más, pero depende del estado de ánimo.

Si decides hablar, debes estar presente y tal vez compartir por qué te apeteció darle un beso en la frente. Después de todo, escuchar cosas dulces puede ser música para sus oídos.

Pero si te apetece estar en silencio, también estará bien. Es fácil decir lo que pensamos, pero puede ser igual de satisfactorio e íntimo si lo dejas en manos de tu lenguaje corporal.

A veces, el beso en la frente es suficiente para transmitir cómo te sientes, sin necesidad de decir nada más en absoluto.

6) A veces agregar un abrazo funciona

Seamos sinceros. El beso en la frente es un gesto de cariño, pero muchas veces también deja a algunas personas con ganas de más.

¿Qué podría ser más que un beso en la frente? Los abrazos.

Dar un abrazo es la forma más natural de acabar con el momento de dar un beso en la frente. 

No es sólo por el contacto físico, sino también para demostrar que te preocupas.

Darle palmaditas en la espalda y acariciarle los brazos antes de soltarlo también son opciones para mostrar un gesto de cariño.

La clave aquí es: haz lo que te haga sentir cómoda a ti y a tu pareja para que ese momento cuente.

7) No lo hagas demasiado pronto

Al igual que con cualquier otra forma de intimidad, los besos en la frente deben darse en el momento adecuado.

No hay nada de malo en vivir el momento y disfrutar de la cercanía que brindan los besos en la frente. 

Pero ten en cuenta la respuesta y el lenguaje corporal de la otra persona para asegurarte de no cruzar fronteras ni invadir el espacio personal.

Si sientes que no están abiertos a algo tan cercano, espera un poco antes de darlo. 

De esta manera, evitarás incomodidades.

Por que dar un beso en la frente es especial

Ahora que hemos seguido los pasos sobre cómo dar un beso en la frente, hablemos de por qué es tan especial.

En pocas palabras, un beso en la frente es íntimo.

Comunica amor y cuidado de una manera no verbal, por lo que puede que no parezca demasiado sexualizado.

Y eso no es todo. Es un beso tan personal que la gente no se lo da a cualquiera. Es simple pero íntimo y no necesita ser correspondido.

El gesto puede provenir simplemente de ti, sin ninguna expectativa de que la otra persona muestre una respuesta a cambio.

Dar un beso en la frente es un gesto de afecto, ya sea romántico, platónico o familiar. Nos ayuda a sentirnos conectados a un nivel más profundo.

Una cosa más a tener en cuenta es que algunas personas podrían dar besos en la frente por simple rutina.

Claro, no parecen mostrar emoción, pero en realidad es un hábito que muestra que la relación ha evolucionado y se ha profundizado con el tiempo.

Para muchas personas, dar besos en la frente se ha convertido en la abreviatura de «te amo».

Este acto puede ser básico y simple, pero dice mucho sobre sentimientos profundos e íntimos hacia la otra persona.

¿Por qué dar un beso en la frente?

Cuando piensas en dar un beso en la frente en el contexto romántico, piensas en una variedad de significados.

Pero este simple gesto no es tan simple como parece. 

Para empezar, un beso en la frente puede significar algo diferente para cada persona, y eso incluye a quien lo recibe.

Aquí hay algunas razones por las que alguien daría un beso en la frente a su pareja:

1) Es un gesto para mostrar amor y devoción

Como una de las formas de contacto más íntimas, un beso en la frente está destinado a transmitir amor y devoción. 

Es como abrir tu corazón a otra persona; son recibidos con los brazos abiertos, sin frenos en absoluto.

Cuando tú y tu pareja se reconcilian después de una discusión, dar un beso en la frente demuestra que estás dispuesto a olvidar todo y seguir adelante. 

Es una forma de decir «lo siento, haré todo lo posible para que todo esté bien».

No importa qué tan enojados o molestos puedan estar tú o tu pareja. Dar besos en la frente implica que ya no hay resentimientos.

El beso en la frente es perfecto para cualquier ocasión, siempre que provenga de un lugar cariñoso y auténtico.

2) Es un signo de honor y respeto

El respeto es uno de los aspectos más fundamentales para mantener una relación exitosa.

Y los besos en la frente pueden mostrar mucho esto.

Dar un beso en la frente es un indicador de cuánto te preocupas por tu pareja. Es una forma íntima de mostrar respeto.

Así es: un simple gesto cómo éste puede ser poderoso para asegurarle a tu pareja que sus sentimientos son valiosos e importantes para ti.

Esto es algo todos necesitamos de vez en cuando, especialmente cuando las cosas se ponen difíciles o estresantes.

3) Da una sensación de comodidad y protección

Sentirse seguro en una relación romántica es importante. 

Y dar un beso en la frente es una señal de afecto y protección, que solo puede hacerte sentir más segura en tu relación.

Besame

En un mundo en el que constantemente se nos dice que ser vulnerable es malo y negativo, los besos en la frente son extremadamente poderosos por lo íntimos que pueden ser.

Los besos en la frente tienen mucho significado, ya sea con familiares, amigos o parejas románticas.

Es un gesto muy simple que muchos subestiman. El beso en la frente transmite intimidad y puede hacer que alguien se sienta amado, respetado y protegido. Incluso si no está en contacto físico contigo en todo momento.

Dar un beso en la frente es intencional pero a veces también inconsciente. Es algo que sientes y lo haces casi sin pensar. 

Si hay alguien que significa mucho para ti pero que aún no lo sabe o no te has conectado con él por un tiempo, prueba con darle un beso inesperado en la frente.

Te sorprenderá lo rápido que estos pequeños gestos pueden tener un impacto y alegrarles el día.