“Tengo pareja pero pienso en otra persona” 10 preguntas que debes hacerte

En un mundo perfecto, encuentras a alguien, se enamoran perdidamente, todo es perfecto, y te comprometes con él por el resto de tu vida. Y viven felices para siempre.

Pero, no vivimos en un mundo perfecto, o al menos no en ese sentido.

Las cosas son muy diferentes aquí en la tierra. Y las relaciones, no podemos negarlo, son complejas. 

Las personas cambian, los sentimientos cambian y la pasión se pierde. 

Llegas a aburrirte y es posible que descubras que no sientes lo mismo cuando pasan los años.

Es normal encontrarte con otras personas que te atraigan, aunque estes en pareja.

Los sentimientos por tu pareja podrían ser lo suficientemente fuertes para mantenerte a su lado y en el buen camino.

Es normal que esas cosas pasen.

Pero, ¿qué sucede si conoces a alguien por quien tienes fuertes sentimientos que no puedes suprimir?

No eres la primera ni la última persona a quien le pasará esto.

Y no, no te convierte en una mala persona.

Todos tenemos sentimientos y emociones que no podemos controlar. No puedes evitar lo que sientes por otra persona.

Pero, vale la pena detenerte a considerar que es lo mejor que puedes hacer a continuación.

¿Es amor?

Es tan fácil saltar a una nueva relación y enamorarse perdidamente. Todo es nuevo y tirarás por la ventana todos esos problemas viejos de pareja.

Sientes el placer de dejarte llevar por ese chico que tanto te atrae y por todo lo nuevo que te propone. Después de todo, has encontrado todo lo que faltaba en tu relación y te sientes liberada.

Pero, ¿esos sentimientos equivalen al amor? ¿o es sólo cariño?

Esta es una pregunta que solo tú puedes responder, y es importante hacerla. 

Aquí te presentamos 10 preguntas que deberías hacerte si tienes pareja, pero piensas y/o estás con otra persona:

1) ¿El engaño es físico, emocional o ambos?

El siguiente paso es averiguar qué significa para ti esta nueva relación.

Si estás enamorada de este nuevo hombre, además de pensar en él, entonces no hay duda de que has engañado a tu pareja. 

No es posible estar enamorado de otra persona sin que esto suceda.

Hay gente que opina de que el engaño emocional no es lo mismo que el engaño físico. Es cierto en cierto punto, pero pienso que en ambos casos hay que detenerse a pensar qué es lo que está sucediendo. 

Cuando el engaño es emocional, no se trata solo del sexo, se trata de la conexión que ustedes tienen cuando están juntos.

¿Te vas a dormir pensando en él?

¿Hablan y sientes que te entiende en un nivel más profundo que cualquier otra persona?

Esta conexión emocional que tienes es peligrosa. Es probable que haya sentimientos fuertes allí.

Si es puramente físico, es muy probable que simplemente estés satisfaciendo una necesidad, no un deseo. No es amor. Sólo un simple cumplimiento de tus necesidades. 

Piensa si hay algo diferente que puedas hacer dentro de tu pareja para no necesitar satisfacer esas necesidades fuera. 

2) ¿Por qué te interesa una nueva persona?

Considera, por qué te estás interesando en alguien más en primer lugar.

Si respondiste afirmativamente, entonces es más probable que estés enamorada de la idea de alguien nuevo, y no de esa persona en particular.

Si lo que quieres es conocer mejor a esta persona y descubrir quién es, entonces es más probable que haya amor.

3) ¿Amas sus defectos?

Si ni siquiera sabes o te interesa cuáles son sus defectos, entonces es seguro decir que esta nueva relación nació de la lujuria y nada más.

Por otro lado, si conoces todos sus defectos, hasta el de morderse las uñas en el dormitorio, y te encanta por eso, entonces hay sentimientos fuertes allí. No se trata sólo de una persona en la que piensas aparte de tu pareja. 

4) ¿Cuánto tiempo hace que lo conoces?

Es tan fácil sentirte obnubilada en un corto espacio de tiempo.

Y cuando se trata de cuestiones del corazón, el tiempo realmente es esencial.

Si lo conoces hace poco tiempo, entonces puedes sacar el amor de la ecuación. 

El amor significa conocer a una persona en un nivel más profundo que cualquier otra persona, y esto lleva tiempo.

Incluso si han estado juntos durante mucho tiempo, pregúntate si la relación se siente impulsiva o estable.

Si es lo primero, entonces es más probable que estés confundiendo lujuria con amor.

5) ¿Ves un futuro?

Está muy bien encontrar un nuevo amante que le ofrezca todo lo que te faltaba en tu pareja, pero ¿lo ves como algo de largo plazo?

Tal vez él sea simplemente bueno por ahora, para pasar el rato, y no por el resto de tu vida.

Cuando hay problemas en la pareja y buscamos contención externa, es fácil ver lo mejor de la nueva persona. Es como si no tuviera casi defectos. 

Pero olvidas que las relaciones requieren mucho más que la emoción de la seducción y el juego del coqueteo.

Implican mucho más compromiso también.

¿Crees que este nuevo amor está a la altura?

6) ¿Dónde está él en la vida?

Otra cosa a considerar es dónde se encuentra tu nuevo amor en su propia vida.

Si eliges estar con él, entonces esto implicará un gran cambio para ti.

¿Tiene hijos propios?

¿Está casado?

¿Alguna vez ha estado casado? ¿Por qué o por qué no?

Puedes enamorarte de la idea de una persona, sin amarla realmente. Muchas veces conoces un 10% de alguien e infieres el otro 90%. No hace falta que te diga que en general ese 90% es errado. 

Averigua si ustedes dos realmente son compatibles, aparte de la aventura que comparten.

Esto contribuirá en gran medida a resolver tus sentimientos y determinar si una relación durará o no, más allá de la aventura.

7) ¿Te estremeces cuando él está cerca?

Lo creas o no, el temblor es uno de esos signos físicos que no puedes evitar cuando el amor se hace cargo. 

¿Tu corazón se acelera cuando él está cerca y hace que tus rodillas tiemblen? Como diríamos en mi país: “Estas complicada.”

Hay muchas otras señales:

  • Palmas sudorosas
  • Calor
  • Respiración rápida
  • Euforia

Cuando tu cerebro se activa por amor se generan cambios en el proceso. 

Se liberan sustancias químicas en su cuerpo que pueden causar estos síntomas, y no hay nada que puedas hacer al respecto. 

Simplemente observa las señales y reconoce lo que te están diciendo.

8) ¿Estás preparada para compartir tu vida con él?

Tener un amorío o pensar en otra persona es algo extremadamente reservado con lo que debes lidiar.

Pero, ¿estás realmente dispuesta a compartir tu vida con él? ¿No sólo un momento de pasión, sino toda tu vida?

  • ¿Estás dispuesta a compartir a tus hijos, si los tienes?
  • ¿Compartirías tus amistades?
  • ¿Lo presentarías a tu familia?
  • ¿Te ves compartiendo tu casa con él?

Todas estas son preguntas que debes responder para saber cómo te sientes realmente respecto a esta persona. 

Una aventura es una cosa, pero traerlo al resto de tu vida es otra cosa completamente diferente que debes considerar detenidamente.

9) ¿No puedes dejar de pensar en él?

Cuando estás en casa con tu pareja, ¿tu mente divaga hacia esta nueva persona en tu vida?

¿Ocurre lo mismo cuando sales con amigos? ¿En el trabajo? ¿En el gimnasio?

Esta es una señal segura de que te estás enamorando (o tal vez ya lo estes).

¿Sales de compras y vuelves con algo para él también?

Esto sugiere que no será fácil para ti sacar a esta persona de tu vida.

10) ¿Comparten todo de si mismos?

El amor se trata de formar una conexión más profunda entre dos personas.

Si te quedas despierta hasta tarde todas las noches pensando o hablando con él, comparten información sobre tu vida y son muy íntimos, entonces es una buena indicación de que tienes una conexión fuerte.

Si te encuentras compartiendo cosas sobre tu vida que nadie más sabe, incluida tu pareja, entonces hay un nivel de confianza en esta nueva relación que no existe en tu relación actual.

¿Qué deberías hacer?

Comienza revisando cuidadosamente los signos anteriores y descubre dónde te encuentras realmente junto a tu amante. 

Si te has dado cuenta de que tienes una conexión, pero es simplemente física o un medio para un fin para ti, entonces lo mejor que puedes hacer es terminarla ahora.

No vale la pena tirar una buena relación por la borda, si realmente sabes que lo que tienes es bueno. 

Averigua por qué te extraviaste en primer lugar y soluciona esos problemas dentro de tu propio matrimonio.

Si te estás enamorando de esta otra persona, entonces debes asegurarte de avanzar con cuidado.

Si bien es posible que te hayas mantenido alejada de él físicamente (hasta ahora), el engaño emocional puede ser aún más perjudicial para tu vida de pareja.

Es hora de tomar decisiones difíciles y resolver lo que quieres.

Al final del día, la decisión es únicamente tuya. Nadie más puede ayudarte a hacerlo. Es un gran paso que afectará el resto de tu vida, por lo que debes pensar en ello.

Aquí hay algunas preguntas que puedes hacerte para ayudar en el proceso de toma de decisiones:

1) ¿Cómo afectará esto en tu futuro?

Míralo desde ambas perspectivas. Si eliges quedarte con tu pareja, ¿cómo te ves superando esta infidelidad y recomponiendo tu relación?

Una vez que lo hagan, ¿dónde se ven dentro de algunos años?

¿O estás considerando si dejar a tu pareja por tu nuevo amor? 

Nuevamente, pregúntate donde los ves a ustedes dos dentro de más de cinco años.

En este momento, sientes un amor total y absoluto por esta nueva persona. 

Pero ahora es el momento de dejar esos sentimientos a un lado y realmente considerar cómo tu decisión los afectará a ti y a todos los demás en tu vida. 

2) ¿Cómo afectará esto a mi pareja?

Elegiste a tu pareja porque te enamoraste de él en un momento dado. Es importante considerar sus sentimientos en todo esto.

¿Estás de acuerdo con poner su vida patas arriba?

¿Vale la pena los sentimientos que tienes por este otro nuevo amor?

Por supuesto, no puedes permanecer en un matrimonio basado solo en tu historia, se necesita más que esto para ser feliz.

Puedes considerar que dejarlo ir también le da a tu pareja otra oportunidad de encontrar el amor verdadero.

Aquí no hay una respuesta incorrecta o correcta, se trata de considerar sus opciones personales.

3) ¿Cómo afectará esto a tu nuevo amor?

Ahora piensa en esa nueva persona en la que piensas tanto. Imagina tanto una vida con él como una sin él y cómo ambas elecciones podrían afectarlo.

Sus sentimientos en este asunto también.

Considera dónde se encuentra en su vida y cómo sería su vida juntos si siguen este camino.

Es oportuno cortar lazos ahora, ¿lo aceptará y seguirá adelante con su propia vida lejos de ti?

¿Cuales son tus opciones?

Todo se reduce a 3 alternativas ahora y tienes que decidir conscientemente cuál elegirás.

1) Poner fin a la aventura y trabajar en una nueva relación con tu pareja actual

Si eliges esta opción. Tienes que eliminar a la nueva persona de tu vida para siempre. Es la única manera de que funcione con tu pareja actual.

Lo mejor es ser sincera y honesta con lo que ha ocurrido, y luego dedicarse a arreglar tu pareja, si él quiere lo mismo.

2) Permanecer en tu relación mientras continúas entendiendo tus sentimientos

Este es a menudo un territorio peligroso, ya que hay muchas posibilidades de que tu pareja te descubra. Y en mi opinión no es algo bonito de hacerle a alguien que te importa. Por más fuertes emociones que puedas sentir. 

Tienes que darte cuenta de que tu relación está en peligro cada momento que estás engañando.

3) Dejar a tu pareja por tu nuevo amor

Si decides esta opción, entonces debes sentirte segura de ello. Háblalo con esta nueva persona y asegúrate de que ambos quieren lo mismo. Debes saber que en el amor no hay garantías, todo esto podría no salir como lo esperas. Pero si tu corazón te dice que es lo correcto todo estará bien al final. 

No hay vuelta atrás una vez que eliges este camino, y afectará a todos los que te rodean.

¿Por qué las personas tienen aventuras?

Creo que no muchos se consideran originalmente a sí mismos como el tipo de persona que engaña.

Pero, la verdad es que, hasta que la situación se presenta, nunca sabes realmente lo que vas a hacer. 

Hay tantos factores diferentes que pueden llevar a que alguien engañe inclusive cuando aman a su pareja.

Estas son algunas de las principales razones por las que las personas traicionan:

  • Falta de satisfacción sexual
  • Falta de satisfacción emocional
  • Enamorarse de alguien más
  • Falta de entusiasmo en la pareja y aburrimiento

¿Cómo hacer que tu relación vuelva a funcionar?

Si has decidido arreglar las cosas con tu pareja, entonces hay algunos pasos cruciales que debes seguir. Por un lado asegurarte de que tu aventura haya terminado por completo y corroborar que los dos puedan seguir adelante juntos.

1) Detener todo contacto

Lo primero que debes hacer es terminar todo contacto con la otra persona. 

No hay forma de que tu relación pueda avanzar mientras que otro hombre todavía está en tu vida.

Corta todos los lazos y toda comunicación.

Es un trabajo duro cuando los sentimientos están ahí, pero necesitas volver a hacer de tu relación una prioridad.

De lo contrario, ¿cómo volverá a confiar en ti tu pareja?

2) Enfócate en tu pareja

Una de las claves para reconstruir ese vínculo entre tú y tu pareja, es demostrarle que eso es lo que quieres.

Naturalmente, tendrán algunos problemas de confianza que deben repararse en el futuro, por lo que depende de ti demostrarle que lo dices en serio. Deberás responsabilizarte por tus acciones. 

Hazlo sentir especial. Muestra interés en sus pasatiempos y pasiones y escúchalo. Esta es una excelente manera de reforzar el vínculo entre ustedes dos.

También es importante asegurarte de apoyarlo en todo lo que hace. Conviértete en una buena oyente y realmente preocúpate por lo que él tiene para decirte.

Reconstruir la confianza puede llevar tiempo. Mostrarle un interés genuino es un excelente lugar para comenzar.

3) Reaviva tu relación

Reavivar su relación se trata de volver a encontrarse. 

La gente cambia con los años, por lo que es natural que si les ha pasado a ustedes también. 

Una buena manera de volver a encontrar tu camino es repasar sus lenguajes de amor. 

Hay cinco según Gary Chapman: palabras de afirmación, actos de servicio, dar y recibir regalos, tiempo de calidad y contacto físico. 

Hablen sobre sus respectivos lenguajes y formas preferidas de demostrar amor. 

De esta manera, tendrán la oportunidad de satisfacer sus necesidades emocionales desde un nuevo lugar. 

Esta es una calle de doble sentido y ambos necesitan expresarse y escuchar al otro para crear un vinculo más profundo y renovado.

Reflexiona sobre por qué has deseado a otra persona

Es casi imposible seguir adelante si no haces una pausa para considerar por qué tuviste ese impulso.

¿Qué es lo que te llevó a ese lugar?

  • ¿Fue un acto de venganza por algo que tu pareja te hizo? Tal vez nunca hacía planes contigo.
  • ¿Fue un impulso que no pudiste evitar?
  • ¿Simplemente aprovechaste una oportunidad que se presentó sin pensar demasiado?

Al determinar el motivo, podrás implementar medidas para garantizar que no vuelva a suceder. 

Busca ayuda profesional

Todavía suele haber algo de estigma cuando se trata de consejeros.

La verdad es que pueden ayudarte a llegar al fondo de tus problemas y resolverlos más fácil que como lo harías por tu cuenta. 

Pueden ofrecerte una visión imparcial que en este momento es imposible tener por tu cuenta. 

Con la ayuda de un profesional, puedes trabajar en tu matrimonio y encontrar un camino a seguir juntos.

Tomando una decisión

Lo he dicho anteriormente, la decisión es sólo tuya.

Puedes utilizar esta guía para ayudarte a resolver tus sentimientos y tomar la mejor decisión posible en función de tu propia experiencia.

Todos somos diferentes, lo que funciona para uno puede no funcionar para otro.

Necesitas profundizar en esta decisión y no apresurarte a tomarla. Alterará el curso del resto de tu vida y la vida de quienes te rodean.

Una vez que tomes la decisión, comprométete con ella y haz todo lo que esté a tu alcance para que funcione. 

Y lo último que debes saber es: Lo que sea que decidas será la decisión correcta, confía en ello y no mires atrás.