¿Sabes si sigues enamorada de tu ex? 19 señales que sí

Existen algunas personas que se apoderan de tu corazón y cuando se termina la relación, simplemente no puedes superarlos.

Todos hemos estado allí, tratando de convencernos de que hemos seguido adelante.

Sin embargo, una canción en la radio, o una publicación aleatoria en Facebook, puede hacer que tu ex vuelva a tu mente.

¿De verdad has superado a tu ex?

¿O todavía anhelas secretamente que vuelva a ti y que las cosas sean como antes?

A continuación, te enseñamos los 19 signos que te revelarán con certeza, si todavía estás enamorada de su ex.

19 señales obvias de que todavía amas a tu ex y cómo afrontarlo

1) Te conformas con cualquier cosa

Algunas personas tienen en claro que no serán amantes de su ex para tratar de mantenerlo en su vida.

Pero la idea de estar completamente sin ellos es algo demasiado difícil de soportar.

Es entonces cuando pueda ser que te conformes con cualquier pequeña cosa.

Un café ocasional, un mensaje de cumpleaños. Cualquier cosa que te demuestre que la otra persona sabe que aún existes.

Pero este es un territorio peligroso.

Tú no estás siguiendo adelante con tu vida.

Aunque pueda parecer más difícil, a veces es mejor tener una ruptura por completo.

Perder a una pareja, se puede parecer un poco a quitarse una bandita. Si lo haces lentamente, será más largo el sufrimiento.

2) No puedes creer que realmente se ha terminado

Es la esperanza lo que al final te mata.

Por ejemplo, él te dice que realmente se acabó y que ahora se va a casar.

Pero aún tienes la esperanza de que todo salga mal y, antes de que te des cuenta, él estará en tu puerta necesitando un hombro donde llorar.

Este tipo de falsa esperanza crea una fantasía en tu mente, que te hace permanecer en espera.

Como si fueras un avión dando vueltas alrededor de un aeropuerto aguardando un lugar libre.

Esperar un poco para ver qué pasa luego de una ruptura tiene sentido.

Sin embargo, no puedes aferrarte a esa sensación de esperanza para siempre.

Necesitas seguir adelante, llorar la pérdida de la relación y comenzar de nuevo.

3) Eres un vaivén emocional

Cuando todavía estás enamorada de tu ex, puede ser que la vida te parezca una cuerda floja emocional.

Un minuto estás bien y al siguiente estás sentada frente a una terrible comedia romántica, llorando mientras piensas lo que podría haber sido.

Si la trama de cada película que ves te recuerda a él, entonces es seguro que aún no los has superado.

4) Planeas recuperarlo

La señal más obvia de que todavía estás enamorada de tu ex es cuando estás conspirando y tramando un plan para recuperarlo.

Incluso puede ser que lo hagas de manera inconsciente o sin querer darte cuenta de que estás intentando que vuelva a ti.

Una mañana te despiertas pensando en él y deslizas un mensaje de texto para saber cómo está.

Puede parecer inocente, pero la realidad es que no quieres que él deje de pensar en tí, porque tú sigues teniendo sentimientos por él.

Piensa en ello…

Recientemente leí una estadística reveladora del experto en relaciones Brad Browning. Él afirma que, según su experiencia, el 90% de las relaciones se pueden salvar.

Las parejas vuelven a estar juntas todo el tiempo. Y muchas veces terminan teniendo relaciones aún mejores, más profundas y apasionadas por haber pasado un tiempo separados.

La clave es identificar qué salió mal en primer lugar y hacer algunos ajustes positivos para ti y tu relación.

5) Te conviertes en una acosadora de las redes sociales

El mundo moderno nos ha dado muchas cosas maravillosas.

Pero la capacidad de comprobar lo que está pasando en la vida de tu ex no es una de ellas.

Cuando estás sentado en casa mirando su Facebook cada 30 segundos, sabes que tienes un problema.

¿Con quién está?

¿Qué está haciendo?

Y lo más horrible de todo es: ¿está con alguien más?

Una vez que está con alguien nuevo, miras a su nueva pareja y la comparas contigo.

¿Es más alta que tú, más bonita, más inteligente? ¿Qué hace ella para vivir?

¡Para! Definitivamente, sigues enamorada de tu ex y este no es un buen camino para seguir.

Solo hará que te sientas infeliz.

Es muy difícil ver cuando alguien ha seguido adelante y tu no lo has hecho o no has podido hacerlo.

Es como torturarte a ti misma.

Deja el teléfono y acepta que ahora está viviendo una vida sin ti.

Es más fácil decirlo que hacerlo, pero dejar el hábito de estar revisando las redes sociales de tu ex, es un paso esencial para superarlo.

6) Su pareja te pone celosa

Piensas que has superado a tu ex, pero de repente te cruzas en la calle con él y su nueva pareja.

Inmediatamente, te pones verde de los celos.

Un claro signo de que aún lo amas y no soportas verlo con otra persona.

Y menos que te vea a ti, cuando está con ella.

Así que haces todo lo posible por escabullirte.

Ojalá lo logres, porque seguramente no podrás disimular la cara de disgusto si él te saluda.

Encima, luego te quedas pensando en esa imagen de tu ex con su nueva mujer y la tristeza te invade.

Lo mejor que puedes hacer en esos momentos es hacer una actividad que distraiga tu mente, como ver a tus amigos o mirar tu serie favorita con un pote del más rico helado.

7) Tu ex se convierte en un referente para todos los demás

Aferrarte a la memoria de tu pareja anterior se convierte en una lente, a través de la cual ves a todos los demás hombres.

Esto no es justo para ti ni para ellos.

Si has decidido seguir adelante, aunque sigas enamorada de tu ex, no debes comparar a esa nueva persona que estás conociendo. Disfruta descubrir a alguien nuevo.

Construir nuevas relaciones desde cero es una parte esencial para superar a alguien que has perdido o que no ha funcionado.

8) Analizar la relación

Cuando aceptas la ruptura, pero sigues pensando: ¿por qué se derrumbaron las cosas?

¿Qué podrías haber hecho de manera diferente, que podría haberlos llevado a seguir estando juntos?

¿Fue algo que hiciste?

Sigues enamorada de él.

Entonces, lo mejor que puedes hacer es profundizar un poco más y adentrarte en la mente de él.

Muchos piensan que los hombres sólo aprecian el dinero, el sexo, la comida, los deportes y el poder.

Es cierto que todas esas cosas entran también en juego. Pero también existe una verdad más profunda, que muchas mujeres desconocen.

En realidad, los hombres se sienten más motivados por cómo les haces sentir acerca de sí mismos, que, por las cosas externas que mencionamos arriba.

Por encima de todo, los hombres quieren sentirse esenciales para la mujer que aman.

Esto no significa que tengas que agarrarlo y asfixiarlo con tu atención. Significa, que necesitas hacerle sentir que te está proporcionando algo, que ningún otro hombre puede darte.

Necesita sentirse que es tu héroe.

Actualmente existe un concepto innovador en la psicología de las relaciones, que está generando mucho interés entre los expertos. Se llama el instinto del héroe.

El instinto del héroe es el impulso interior de un hombre para vivir una vida llena de significado. Ellos quieren proveer a sus seres queridos y desean ganarse el respeto de quienes lo rodean.

Esto es especialmente cierto por la forma en que abordan las relaciones. Quieren proteger a su mujer, tratarla bien y ganarse su amor a cambio.

Si quieres que tu relación tenga éxito, les permitirás ser un héroe para ti.

9) Confundes el nombre de alguien con el de tu ex

Es normal que luego de una separación nos confundamos el nombre de alguien con el de nuestra pareja anterior, por un periodo corto de tiempo.

Pero si esto sigue sucediendo y no va disminuyendo, es otra señal de que sigues enamorada de tu ex.

Si estás decidida a dejarlo ir, es mejor que te detengas a pensar cada vez que cometas este despiste y comiences a evitarlo.

Otra opción es que le pidas a alguien de confianza que te lo haga notar, para que lo dejes de hacer.

No te preocupes, esto es muy normal. Ya lo superarás.

10) Aburres a tus amigos

Has roto con tu ex.

De repente, te encuentras hablando en cada ocasión que te juntas con tus amigos de tu antigua pareja.

A cada rato recuerdas una anécdota con él. A veces la cuentas, a veces te contienes.

Este es un claro signo de que no lo has olvidado.

No te preocupes. El primer paso es tomar conciencia de ello.

Esto te ayudará a dejarlo de hacer, si quieres que sea una historia más en tu vida.

También piensa en tus amigos. Ellos son un gran soporte, cuando uno se separa de una pareja.

Pero luego de un tiempo, puedes llegar a fastidiarlos con tanta mención de alguien que en realidad ya debería ser parte de tu pasado.

11) Tu ex está constantemente en tu mente

A veces, los hombres con los que has tenido una relación fuerte; no pasan por tu cabeza, se mudan a ella.

Se establecen allí y no quieren irse, por más que intentas sacarlos.

Dejar de pensar en alguien de quién estás enamorado puede ser realmente difícil.

Si todavía estás colgada de un ex, entonces será lo último en lo que pienses antes de irte a dormir y lo primero que tendrás en tu mente por la mañana.

¿Qué estará haciendo?

¿Dónde estará?

¿Estará feliz? ¿Triste?

¿Estará también pensando en ti?

Necesitas entrenar tu cerebro para que pueda pensar en otras cosas.

En lugar de pensar en tu ex cuando te vayas a dormir, intenta imaginar un futuro feliz en el que estés con otra persona que te haga sentir amado y seguro.

Esto requiere esfuerzo, pero al final tendrás un resultado más feliz.

12) Hay 1000 cosas que todavía quieres decirle

Si la relación ha terminado repentinamente, puede ser que tu corazón siga prendido al de esa persona.

En tu interior te hace falta seguir compartir ciertas cosas con él.

Pero esto ya no podrá ser.

Si tienes muchos sentimientos sin resolver o cosas que quieres desahogar, un buen ejercicio es escribirle una carta.

Ciertamente, esta carta no se la enviarás.

Solamente será una forma de sacar esas cosas de dentro de tu pecho.

Escribe todas las cosas que quieres decirle y ciérrala en un sobre.

Escribe una fecha en el frente dentro de 3 meses y luego guárdala. Ábrela cuando llegue la fecha y comprobarás lo lejos que has llegado.

Probablemente ni siquiera reconozcas a la persona que la escribió.

Entonces habrás cerrado tú la relación.

13) Todo te recuerda a él

Si continúas enamorada de tu ex, podría ser que cualquier cosa, hasta la tarea más cotidiana, te lo recuerde.

Un viaje al supermercado local te recuerda los días en que los dos iban juntos de compras.

Cierta estación del año, como el otoño, puede recordarte cuando iban juntos de la mano y caminaban sobre hojas de colores riendo y jugando.

Cada vez que algo te recuerda a él, sientes que te inunda la tristeza.

Lo peor es la música y ciertas canciones melancólicas.

Estas suenan cuando menos te lo esperas: conduciendo el coche o preparando café por la mañana.

Así es como funciona nuestro cerebro.

Cuando almacenó esa canción en tu memoria, la guardó junto con otras cosas. Por ejemplo, la persona que amas, lo que estabas haciendo en aquel momento o los lugares que te han gustado.

Siempre que una canción te traiga un recuerdo triste, trata de pensar que ese sentimiento es solo momentáneo y que en un futuro sanará.

14) Quieres compartir cosas con él

Cuando estás con alguien, compartes las cosas que están sucediendo en tu vida.

Estas pueden ser cosas que te molestan, como un mal día en el trabajo.

O pueden ser cosas buenas como obtener una nueva promoción.

Cuando suceden cosas en tu vida, ¿lo primero que piensas es agarrar tu teléfono para compartir las noticias con tu ex?

Otra clara señal que aún no has superado a tu antigua pareja.

Para poder llevar adelante mejor este vacío, puedes buscar nuevas personas con las que compartir.

No es necesario que sea una nueva pareja; podría ser un amigo cercano o un miembro de tu familia.

Además, es bueno que aprendas a estar nuevamente por tu cuenta.

Esto no quiere decir que no tengas una vida social con amigos, donde compartas lo que te sucede en la vida.

15) Crees que tu vida ha tocado fondo

Te acuestas sola en la cama y piensas que tu vida nunca volverá a ser tan buena como cuando estabas con él.

Anhelas su compañía y sus caricias.

La sensación de que tu vida se está desmoronando, es una respuesta muy común a la ruptura de una relación.

Percibes que, a partir de ahora, todo irá cuesta abajo.

Si te encuentras en esta situación, es fácil idealizar la relación que tuviste anteriormente con un hombre.

Te enfocas en solo las cosas buenas y te olvidas de las malas.

Trata mejor de focalizar tus energías en conocer nuevas personas, emprender nuevos proyectos o aprender algo que siempre tuviste pendiente.

16) No puedes imaginarte estar con nadie más

Se necesita un tiempo antes de que las personas estén listas para seguir adelante, después de estar en una relación que ha fracasado.

Hay dos grandes razones para esto.

En primer lugar, todavía estás enamorado de la persona que ya no está contigo. 

En segundo lugar, se trata de estar listo y ser capaz de volver a confiar en alguien.

Estar en una nueva relación significa en parte volverse vulnerable.

Esto requiere coraje y tú sola sabrás cuando esté lista para eso.

No te concentres en pensar cómo harás para reemplazar a tu ex por otra persona.

Eso no es realmente una respuesta a tu soledad y tristeza.

En cambio, concéntrate en ti.

Construye una vida como una persona soltera y encuentra que puedes hacer que disfrutes.

Desarrolla nuevos pasatiempos: ¿siempre has querido probar un nuevo deporte? ¿Aprender un nuevo idioma?

Bueno, tal vez ahora sea el momento de empezar.

El camino para ser feliz a largo plazo se trata de ti y no de otra persona.

Usa el tiempo y el espacio que te ha dejado la ruptura para trabajar en ti mismo y descubrir la persona que quieres ser.

17) Todavía te importa lo que piensa

La vida es una serie de decisiones. Si aún te sigues preguntando si él «¿lo aprobaría?» entonces definitivamente no lo has superado.

Necesitar la aprobación de un ex para las cosas que suceden en tu vida tampoco es saludable.

Lo que él piense que es bueno para él, no necesariamente es bueno para tí.

Sí puedes pedir una opinión, pero la decisión final debe quedar en ti.

18) Extrañas sus caricias

Las relaciones tienen una importante parte física.

No me refiero solo al sexo, hay todo tipo de conexiones físicas.

Su mano en la tuya.

Un abrazo cuando te sentías mal. Una caricia en tu cabello.

Por ejemplo, te acuestas por las noches en tu cama. Lo primero que viene a tu mente es que él ya no está contigo para abrazarlo mientras duermes.

Eso significa que todavía estás enamorada de tu ex.

O estás viendo una película de terror y te asustas. Automáticamente giras la cabeza buscándolo para que te proteja, pero él ya no está.

Sientes el vacío y te invade la tristeza. Aún no lo has olvidado.

Estos comportamientos son de lo más comunes cuando una ha tenido una relación importante en su vida y se ha terminado.

Para poder transitar esos momentos de tristeza lo mejor posible, llama a tu hermana o hermano, si es que los tienes.

También puede ser un amigo con el que puedas salir un rato y distraer tu mente.

Afortunadamente, esto también pasará.

19) Verlo hace tambalear tu mundo

A menudo, cuando las relaciones terminan, no existe una separación completa. Pueden tener amigos en común o ir a los mismos lugares.

Quizás vivas en el mismo barrio.

Si este es el caso, seguramente te cruces con él en algún momento.

Probablemente hayas imaginado la escena, para poder estar preparada.

Pero resulta que cuando sucede, se te revuelve el estómago, tu boca se siente seca y no puedes dejar de pensar que quieres tenerlo en tus brazos y besarlo como en aquel momento.

Sigues enamorada de él.

Tienes que saber que superar una relación lleva su tiempo, un día cerrarás esta etapa y podrás estar en su compañía sin sentirte así.

Además, es importante darte tu tiempo.

No ignores lo que sientes, permítete transitar el dolor, mientras puedas soportarlo, para poder entender que él ya no es parte de tu vida.

A través del dolor podrás reflexionar sobre el porqué se terminó la relación. Si sientes que es algo que tiene que ser definitivo, entonces terminarás dándole un cierre.

De esta forma podrás seguir tu camino, conocerte mejor a ti misma y encontrar una nueva persona con la que compartir tu amor y tus risas.