¿Qué pasa si tu alma gemela está casada? 13 tips para manejarlo

Al fin has encontrado a tu alma gemela y debería ser el comienzo de un hermoso cuento de hadas. Seguramente, sientas que esta es una conexión como nunca la habías sentido. 

Pero este “felices para siempre” tiene un serio problema que se interpone en el camino. Tu alma gemela ya está casada y no hay nada más aplastante que pensar ‘Encontré a mi alma gemela, pero no podemos estar juntos’.

Para ayudarte con este dilema en tu vida he creado este artículo, donde veremos qué hacer, si tu alma gemela ya está en una relación matrimonial.

13 secretos que debes saber si tu alma gemela se encuentra involucrada en un matrimonio

1) Comprende lo que es un alma gemela

¿Cuáles son los indicios que te dicen que una persona es tu alma gemela? 

Un alma gemela es simplemente alguien con quien realmente haces clic. Tú lo entiendes y él te entiende a ti. A menudo se siente como una conexión sin ningún esfuerzo. Alguien que te ayuda a convertirte en tu versión más feliz.

Pero si bien es alguien con quien te sientes fuertemente conectado, esto no implica que sea de una forma necesitada. 

Nuestras almas gemelas están aquí para mejorar nuestras vidas, pero no dependemos de ellas.

Como Mary C. Lamia escribe en Psychology Today:

“El término “alma gemela” implica una afinidad especial, comprensión o vínculo poderoso que existe entre dos personas”.

Cuando lo ves de esta manera, no es tan místico como a veces parece.

Si bien debemos abrazar la belleza de las conexiones fuertes en la vida, es importante no romantizar demasiado el amor en ninguna forma. Esto incluye las almas gemelas.

Si lo hacemos, corremos el riesgo de perdernos en la proyección y la fantasía del amor divino, en lugar de la realidad del amor humano imperfecto.

2) Puedes tener más de un alma gemela

Podrías asumir que todos en el mundo tienen solo un alma gemela. Después de todo, ¿cómo podría haber más de uno?

Pero en realidad, hay múltiples almas, que comparten tu forma de ver el mundo y que pueden inspirarte a convertirte en una mejor persona.

Cada una de estas almas es única, y también lo será tu relación con ellas. Cuando conocemos a alguien por quien nos sentimos atraídos magnéticamente, puede ser difícil imaginar que alguna vez volveremos a sentirnos así.

Pero muchas personas creían que habían conocido a su alma gemela, solo para descubrir más adelante, que esta no era el alma gemela con la que estaban destinados a estar. Inesperadamente, otra alma gemela entró en su vida.

3) No todas las relaciones de almas gemelas están destinadas a ser románticas

Es fácil confundir las relaciones de almas gemelas con las románticas.

Sin embargo, es importante recordar que algunas conexiones de almas gemelas no están destinadas a ser románticas. De hecho, muchas conexiones de almas gemelas son platónicas.

Las amistades platónicas consisten en divertirse juntos, compartir experiencias y apoyarse mutuamente en cualquier desafío que se presente. No necesitan ser románticos para funcionar.

Existen muchas conexiones del alma gemela, desde amigos hasta hermanos, padres, maestros y compañeros de trabajo. 

El punto es que, si encuentras a alguien que te hace sentir bien, entonces quieres pasar más tiempo con ellos, porque percibes esa unión tan especial que tienen.

Y aunque puedas pensar que has encontrado a tu alma gemela, eso no significa que automáticamente te enamorarás de ella.

4) Tu alma gemela no te “completa”

Cuando escuchas el término alma gemela, lo más probable es que te estés imaginando una pareja romántica ideal. Alguien que te complete. Alguien que hace que tu corazón deje de latir. Alguien que te llene de alegría y felicidad.

La verdad es que no necesitas conocer a tu alma gemela para encontrarle sentido a la vida o para experimentar una profunda realización emocional.

De hecho, encontrarle sentido a la vida no tiene nada que ver con conocer a tu alma gemela, y todo que ver contigo.

Entonces, si te encuentras pensando que tu alma gemela es la respuesta a todos tus problemas, debes saber que esto no es así realmente.

Tu alma gemela es simplemente la persona que saca lo mejor de ti. Pero no es tu otra mitad, ya que tú eres un ser completo.

5) Ser almas gemelas no excusa no pensar en nadie más que en ti

En este momento, puede pensar que esta persona casada es «el indicado» para ti. 

Solo el tiempo dirá si esto es cierto o no.

Es tentador poner tu propia felicidad primero, usando la justificación de que ustedes dos son almas gemelas. Pero recuerda que embarcarse en una aventura con alguien que está casado, tiene consecuencias y generalmente no son buenas.

Corres el riesgo de lastimarlo gravemente a él, a su cónyuge, a los hijos que puedan tener y a ti misma en el proceso.

La infidelidad viene con consecuencias psicológicas a largo plazo. Como dice en Psych Central:

«El Dr. Dennis Ortman describe a aquellos que han descubierto una aventura de su pareja como traumatizados. Ortman denomina a esta respuesta traumática: Trastorno de estrés posterior a la infidelidad (PISD, por sus siglas en inglés), en su libro de 2009. Puedes experimentar síntomas consistentes con el estrés postraumático.

“En lugar de un shock para su sistema, como ocurre con el trastorno de estrés postraumático (TEPT), descubrir una infidelidad puede ser un shock mental, para el sistema que han construido como pareja”.

El hecho de que ambos sean almas gemelas no significa que puedan ignorar los sentimientos de los demás.

Independientemente de lo que decidas hacer, ten en cuenta el impacto que tus acciones podrían generar en otras personas.

6) El universo funciona de maneras misteriosas

Si crees que tú y tu alma gemela se han reunido por una razón, entonces también debes confiar en el proceso.

A veces, aunque dos personas están profundamente conectadas, el destino tiene algo más planeado para ellos.

Como tal, es importante entender que nuestras vidas no siempre resultan como esperamos. Es por eso por lo que es aconsejable permanecer abierto a nuevas oportunidades y posibilidades.

A menudo nos resulta difícil soltar el control. Creemos que sabemos lo que nos hará felices y nos obsesionamos con hacer que las cosas salgan de cierta manera.

Pero ¿y si el Universo sabe lo que está haciendo? Tratar de empujar y luchar contra el flujo de la vida puede llegar a ser inútil.

En este momento puede ser frustrante o incluso irritante pensar que tu alma gemela está casada. Pero no hay manera de saber qué pasará. O cómo todo esto influirá en el contexto general de la historia de tu vida.

Es mejor tratar de mantener la mente abierta, en lugar de cerrarse a un resultado en particular.

7) Tu alma gemela no dejará a su cónyuge

Estadísticamente hablando, la mayoría de las aventuras duran entre 6 y 24 meses.

No asuma que su amor es diferente, porque son almas gemelas. La triste verdad es que hay muchas personas que se embarcan en aventuras creyendo genuinamente que su pareja es «la indicada» y que al final todo valdrá la pena.

Más adelante, se sienten devastados al darse cuenta de que «mi alma gemela no dejará a su esposa» (o esposo).

Por supuesto, cada situación es única, y esto no tiene nada que ver con hacer un juicio moral sobre el engaño o las aventuras. 

Pero también es prudente ser consciente de los hechos. Y los hechos dicen que la mayoría de las aventuras no terminan siendo “felices para siempre”.

Los estudios han demostrado que las aventuras tienden a no durar mucho.

25% de las infidelidades duran menos de una semana

65% duran menos de seis meses

10% dura más de seis meses

Pueden pasar meses o años antes de que tu alma gemela deje a su pareja, o puede que nunca lo haga. 

Esto te pone a ti bajo una tensión emocional, mientras esperas en el limbo.

Aunque creas realmente que esta es tu alma gemela, no dejes que tu corazón gobierne por completo tu cabeza. Asegúrate de saber en lo que te estás metiendo, antes de comprometerte con algo.

8) El amor tiene posibilidades ilimitadas

Hay algo que debes saber: el Universo no quiere entristecerte.

Muchas personas piensan que, si su alma gemela ya está casada, están condenadas a estar solas para siempre. La idea es que, debido a que tu alma gemela ya está comprometida, no tendrás otra oportunidad. Nunca volverás a encontrar el amor verdadero.

Sin embargo, esto no podría estar más lejos de la verdad. El Universo no funciona así.

Siempre habrá nuevas oportunidades para el amor. Siempre habrá infinitas oportunidades para el romance. Siempre habrá personas que estén buscando el amor como tú.

Cuando una puerta se cierra en la vida, el Universo te abrirá otra. Es casi como un navegador por satélite, que está constantemente recalculando la ruta, dependiendo de los caminos que tomes.

Hay formas ilimitadas de emprender el viaje de tu vida.

9) Permite que la situación tenga tiempo y espacio

Decirte a tí misma que no todas las conexiones del alma gemela son necesariamente románticas, quizás puede hacer muy poco para detener tus sentimientos.

En este momento, lo más probable es que estés confundida. Sintiéndote desgarrada sobre qué hacer, para hacer lo mejor en esta situación. Incluso, puedes sentir que tu corazón y tu cabeza te están diciendo cosas diferentes.

Quizás hayas escuchado la expresión “cuando no sepas qué hacer, no hagas nada”. Esto puede ser un buen consejo, cuando tu alma gemela esté casada.

Tomar distancia de las dificultades de la situación puede ayudarte a pensar con más claridad. Date tiempo antes de tomar cualquier decisión contundente sobre cómo proceder.

Si es posible, evita ver a esta persona por un tiempo. Ciertamente este lapso no necesita ser para siempre. Pero, incluso, unas pocas semanas, pueden darte una perspectiva esclarecedora.

10) No trates de forzarlo a cambiar de opinión

Es posible que desees decirle a tu alma gemela que debería considerar dejar su matrimonio.

Sin embargo, no debes tratar de forzarlo a salir de su relación, incluso si sabes que sus fuertes sentimientos son recíprocos.

Si tu alma gemela ha tomado la decisión informada de quedarse con su cónyuge, entonces debes tratar de respetar y honrar sus deseos.

11) Decide lo que quieres y establece límites

Alma gemela o no, debes poner límites a tu relación. Inicialmente, eso significa resolver exactamente lo que realmente quieres.

Sé honesta contigo misma acerca de cómo te sientes y cómo es tu situación. 

Algunas cosas a considerar pueden ser: si sabes que siente lo mismo que tú o si esto podría ser un amor no correspondido.

¿Quieres tener una relación con él? 

¿Estás preparada para ser su segunda opción? 

¿Qué pasa si no tienen intención de dejar a su cónyuge?

Todas estas son preguntas importantes que debes hacerte antes de continuar. 

Es posible que te des cuenta de que, a pesar de tus sentimientos, no te sientes bien, si llevas las cosas más allá, mientras aún él está casado.

Crear límites saludables es clave. Asegúrate de saber cómo te sientes y qué es y qué no es aceptable para ti, te ayudará a respetarte y protegerte en el futuro.

12) Si están destinados a estar juntos ¡sucederá!

Es tentador convertir la situación en una historia del tipo de Romeo y Julieta: un escenario de amantes desafortunados. Pero ten en cuenta que, en última instancia, si la otra persona quiere estar contigo lo suficiente, lo estará.

Ambos son adultos, quienes son responsables de tomar decisiones para sus propias vidas.

Esto es algo bueno. Es una forma empoderadora de ver las cosas. Significa que no son víctimas de lo que les está pasando. Siempre tienes opciones en la vida.

Por supuesto, esto no significa que siempre obtienes lo que quieres. Pero la autorresponsabilidad, significa que puedes asumir tu papel en ello.

Lo mismo ocurre con tu alma gemela. Esto significa que, si realmente te ama y eres la persona más importante para él, hará los sacrificios necesarios para asegurarse de que puedan estar juntos.

Si no lo hace, lamentablemente puede que no sea el amor que estabas esperando.

13) ¿Deberías intentar seguir adelante?

Es normal sentirse triste y confundida, cuando descubres que tu alma gemela está casada. Aprender a lidiar con estar enamorado de alguien que no puedes tener, no es fácil.

Algunas personas en esta situación pueden optar por dejar de lado sus esperanzas y sueños de encontrar a un alma gemela, que esté disponible. 

Pero otros deciden enfocarse en los aspectos positivos de sus vidas y tratarán de seguir adelante.

Si bien, es comprensible afligirte por lo que sientes que es una oportunidad perdida, no te detengas y dejes que eso te deprima.

En lugar de sentarse a esperar a esta persona, sal y concéntrate en ti misma.

Desarrolla tu propia autoestima y confianza, diviértete con amigos, trata de conocer gente nueva y concéntrate en tus intereses y pasatiempos.

Almas gemelas separadas por un matrimonio

La mayoría de nosotros crecemos bombardeados por una visión muy romántica del amor. Todo, desde los cuentos de hadas que nos leían de niños, hasta las películas de Hollywood, y la música que escuchamos.

Pero la verdad es que el amor en el mundo real se siente muy diferente. Es algo complicado, lleno de altibajos, alegrías y tristezas. 

Sin embargo, no se puede negar que el amor existe. Y para muchos, encontrar el amor verdadero, significa conocer a su alma gemela.

Un alma gemela es alguien que comparte tus valores y creencias más profundas. Es alguien cuya personalidad se complementa perfectamente con la tuya. Alguien que te hace reír hasta llorar. Alguien que te hace sonreír cada vez que lo ves.

Tu alma gemela es alguien que saca lo mejor de ti. Alguien que siempre estará ahí para ti. Alguien que te entienda mejor que nadie.

Alguien que te hace sentir especial. Alguien que te hace pensar en la vida de manera diferente. Alguien que te hace apreciar todo lo que te rodea. Alguien que te hace creer en la magia.

Pero el concepto de almas gemelas también está muy mal interpretado. 

En lugar de ser una sola persona, de hecho, puedes tener varias almas gemelas. 

Tampoco un alma gemela está necesariamente destinada a ser una pareja romántica.

Es importante que tengas esto en cuenta.

Pensamientos finales

Si sientes que has conocido a tu alma gemela pero ya está casada, no desesperes. 

Las almas gemelas llegan a nuestras vidas de muchas maneras diferentes y por muchas razones diferentes.

Si realmente su destino es estar juntos, ese momento llegará. 

Si no lo es, es porque debes aprender algo valioso de esta experiencia.

Recuerda que tú misma eres responsable de tu propia felicidad. Sigue a tu corazón, escucha a tu mente y persigue lo que en tu interior te haga sentir bien y feliz. 

De lo contrario, ese no es el camino para ti.