“No se si quiero volver con mi ex” 12 preguntas para decidirte

Las rupturas duelen.

Peor aún si tu pareja terminó contigo pero tú todavía estás enamorada de él. 

O al menos crees que lo estas.

Puede ser difícil de aceptar, la mayoría de nosotras permanecemos en negación.

Es una reacción natural querer arreglar lo que sucedió y recuperarlo.

Crees que lo amas. Piensas que puedes hacer que las cosas funcionen. Crees que puedes detener el dolor.

Lo cierto es que estás en un momento de mucha confusión y emociones por lo que puede ser que tu juicio no sea el mejor. 

Entonces, para ayudarte a recuperar la claridad te traigo 12 preguntas que debes hacerte antes de intentar recuperar a tu ex.

Y te anticipo algo importante: no vale la pena salvar todas las relaciones.

¿Realmente lo quiero de vuelta? 12 preguntas que debes hacerte para decidirlo

1) ¿Te has dado el tiempo para procesar la relación y la ruptura?

Si la respuesta es no, entonces es hora de dar un paso atrás y hacer precisamente eso.

Todos sabemos cuánto duelen las rupturas. Es suficiente para nublar el juicio de cualquiera.

Si él acaba de terminar contigo, es probable que sientas una gran mezcla de sentimientos. desde sorpresa y enojo, hasta sentimientos de rechazo y dolor.

Es normal. También es normal que lo culpes por todo lo que te está causando. 

Entonces piénsalo, ¿por qué quieres volver con él?

Es por la sencilla razón de que crees que volver te quitará el dolor.

Pero en el fondo lo sabes, hubo una razón para la ruptura. Incluso si no es algo con lo que estés de acuerdo, es algo que tienes que aceptar.

Con el tiempo, el dolor disminuirá, pero debes darle tiempo.

Volver a una relación sin un análisis y cambio real es una solución de tirita.

Los problemas que estaban allí se volverán a repetir. Y será nuevamente volver al círculo vicioso con el mismo resultado: tu corazón roto.

Lo mejor es darte el tiempo para hacer el duelo. Obtener una nueva perspectiva de todo, hasta puede que descubras que estás mejor sin él.

Una vez que te hayas dado el tiempo para procesar la relación y la ruptura, estarás en un mejor lugar para saber si quieres volver con él o no.

2) ¿Comparten los mismos valores?

Una relación no tiene futuro si ambos tienen valores diferentes.

Claro que pueden tener diferentes opiniones para diversos temas, pero me refiero a cuestiones que no son negociables. 

Podría ser una de las razones por las que rompió contigo en primer lugar, lamentablemente no es algo que puedas arreglar.

Nuestros valores son los que nos hacen quienes somos y no debemos cambiarlos por nadie.

Por ejemplo:

  • Quieres vivir viajando pero él desea instalarse,
  • Él desea tener hijos, pero tú no,
  • Quiere una vida en el campo pero tú quieres la ciudad,
  • Para ti es importante el matrimonio pero para él no,

Si estos valores fundamentales no se alinean, entonces no funcionará. Es mejor alejarse ahora antes de se lastimen aún más.

3) ¿Realmente quiere regresar?

Si tu ex se ha puesto en contacto y a mencionado la posibilidad de volver, es fácil entender por qué podrías sentirte tentada.

Hay algo gratificante en el hecho de que un chico regrese, arrepintiéndose de haberte lastimado. Dándose cuenta de lo que perdió.

Pero, eso no significa debas ni que sea lo correcto, volver con él.

¿Qué impedirá que vuelva a romperte el corazón en unos meses?

En cambio, presta atención a si sus palabras coinciden con sus acciones. 

¿Habla por hablar? ¿O realmente te demuestra con acciones lo importante que eres para él?

Aquí tienes que confiar en tu instinto y decidir si es realmente lo que quieres y si confías o no en él.

4) ¿Se pueden resolver sus problemas?

Seamos honestos, se separaron por una razón y es importante averiguar cuál fue.

Hay grandes problemas y pequeños problemas y todo tipo de problemas en el medio.

¿Dónde se encuentran vuestros problemas?

¿Es algo en lo que ambos pueden trabajar si deciden volver a estar juntos?

Las diferencias en temas fundamentales son determinantes, pero un desacuerdo por ejemplo en la frecuencia con la que sales, sí puede trabajarse. 

Piensa cuáles son sus diferencias y si hay algo que pueden hacer para superarlas.

Puede suceder que hasta te des cuenta de que no vale la pena cambiar por él. Tal vez lo mejor sería encontrar a alguien que te acepte tal cual eres. De cualquier manera, esto podría ayudarte a seguir adelante.

Además, piensa en los problemas que tuvieron cuando estaban juntos.

Si fueron uno tras otro, significa que hay un choque de personalidades muy profundo, y no es probable que se solucione con el tiempo.

5) ¿Lo extrañas o extrañas la idea de él?

Es importante que te detengas a pensar qué es lo que extrañas de la relación.

¿Extrañas a la persona que era? La forma en que te trataba. Cómo te miraba. La forma en que se preocupaba por ti.

¿O simplemente extrañas tener una relación? Algunas personas necesitan estar en pareja. Buscan estar siempre con alguien y tienen dificultades por estar solos.

Esta no es una razón en sí misma para volver a estar con tu ex.

De hecho, podría ser saludable para ti alejarte un poco y dedicar algo de tiempo a averiguar qué es lo que deseas. 

Si bien estar en una relación es agradable, es cuando estamos solteros cuando realmente nos encontramos a nosotros mismos.

6) ¿Estás idealizando la relación?

Esto es algo que todas hacemos, no estás sola.

Idealizar la relación no es saludable. Sin embargo, es muy común.

¿Entonces por qué lo hacemos?

La famosa nostalgia. Tu cerebro sólo quiere reproducir las partes positivas de tu tiempo juntos y todos esos momentos más oscuros son sepultados a las sombras.

Esta es la forma de nuestro cerebro de validar las decisiones que tomamos en el pasado, es decir, por qué te juntaste con esa persona en primer lugar.

También es la forma que tiene la naturaleza de mantenerte en el juego.

Si sólo recordaras las partes malas, es posible que no quisieras volver a relacionarte. 

No tienes que luchar contra la nostalgia, es algo natural, así que acéptala. Pero también recuerda esos momentos no tan agradables que pasaron juntos.

Cuando ves la imagen completa, ¿la relación sigue siendo tan perfecta?

Probablemente sea un buen momento para avanzar y pasar a pastos más verdes.

7) ¿Ha cambiado algo?

A veces, las relaciones terminan por una cuestión de “timing”. Es decir que el momento no fue oportuno. 

Piensa en las razones por las que rompió contigo en primer lugar:

  • ¿Se estaba mudando para la universidad y no estaba interesado en una relación a distancia?
  • ¿Obtuvo un gran ascenso y pasaba demasiado tiempo en la oficina y no lo suficiente en casa?
  • ¿Estabas en una etapa de fiesta y saliendo todas las noches con tus amigas?

Y lo más importante, ¿ha cambiado algo de esto desde la ruptura? ¿Significa que ahora sí podría ser el momento oportuno para ustedes?

Si se trató de un asunto simple: que uno o ambos no se estaban enfocando en la relación, pero ahora están listos para hacerlo, podría valer la pena intentarlo de nuevo.

Tienen que asegurarse cuales son sus prioridades ahora. Sí es estar juntos, ¡adelante!

8) ¿Es lo que realmente quieres?

Es importante pensar en esta pregunta antes de volver a sumergirte en una relación.

Ya sea con tu ex o con alguien nuevo por completo.

Salir de una relación es la oportunidad perfecta para tomarse un tiempo y reflexionar sobre qué es exactamente lo que deseas. Qué te hace feliz.

Una vez que te hayas tomado el tiempo para eso, podrás determinar si tu ex encaja o no en este futuro que ves por ti misma.

9) ¿Ambos reconocen sus errores?

Antes de considerar volver con un ex, necesitas saber si podrán hacerlo funcionar o no.

Ambos cometieron errores la primera vez, ninguna relación es unilateral.

Esto significa que ambos deben poder reconocer estas fallas y estar dispuestos a trabajar en ellas.

El hecho de que tú quieras volver a estar con él y trabajar en tus problemas no significa que él esté dispuesto a hacer lo mismo. 

De hecho, él podría pensar que no tiene ningún problema. Esta es una gran luz roja antes de regresar a una relación.

10) ¿Realmente fue una gran relación?

Las relaciones se basan en mucho más que buen sexo y algunos buenos momentos. 

Entonces, si esto es todo lo que recuerdas de tu relación pasada, es hora de seguir adelante.

Las buenas relaciones se basan en la honestidad, el respeto, la comprensión, la confianza y la comunicación.

Repasa cada uno de estos uno por uno y piensa en tu relación. ¿Tenía esos elementos?

Puedes darle a cada uno una puntuación de 1 a 5 para saber cuál era su posición.

Este ejercicio puede ser una buena revelación sobre cómo era en realidad la relación.

11) ¿Tienes hijos?

Si bien esta nunca es una razón para quedarse con alguien, es un buen motivo para trabajar un poco más duro en intentar que las cosas funcionen.

Ambos están conectados de por vida, les guste o no.

La co-paternidad como pareja separada no es un paseo por el parque.

Y la separación también puede ser muy difícil para los niños.

La verdad es que los niños merecen los sacrificios adicionales que conlleva una relación. 

Puede valer la pena repasar sus problemas y determinar si el sacrificio para resolverlos es grande o pequeño.

¿Es manejable, sabiendo que también beneficiará a sus hijos?

Esto podría cambiar tu perspectiva sobre la situación.

Por supuesto, no es una razón por la que debas quedarte con tu ex. Si no funciona, no puedes forzarlo, no importa cuánto lo intentes.

12) ¿Qué piensan tus amigos?

Nuestros amigos están ahí por una razón. Nos apoyan cuando hacemos las cosas bien y nos animan. Y luego están ahí para consolarnos cuando las cosas no van tan bien.

Sus opiniones son importantes, por lo que es hora de preguntarles qué piensan.

Tus amigos te conocen mejor que nadie, por eso es importante escucharlos.

Si creen que vale la pena intentarlo una segunda vez, es porque ven algo especial entre ustedes dos que vale la pena mantener.

Por otro lado, si te están diciendo que sigas adelante, es porque se preocupan por tus mejores intereses y no quieren que te lastimen.

¿Tienes que hacer lo que te digan? ¡Por supuesto no! Pero sus opiniones pueden mostrarte cosas que tu no ves y ayudarte a decidir.

Cómo volver con un ex

Llegamos al momento de la verdad.

Revisa y asegúrate de haber respondido todas las preguntas honestamente antes de decidir.

¿Vale la pena volver a estar juntos o estás entrando en un callejón sin salida?

Si has tomado una decisión y quieres darle una segunda oportunidad, entonces debe asegurarte de que tu ex sienta lo mismo. 

Después de todo, él fue quien rompió contigo, y habrá tenido razones para ello.

¿Qué deberías hacer?

1) Dale espacio

Como mencionamos, rompió contigo por una razón, por lo que es importante que le des el espacio para resolver sus sentimientos.

Si comienzas a llamar, enviar mensajes de texto y dirigirte a su casa sin parar, entonces probablemente lo alejes más.

Se dará cuenta de que tomó la decisión correcta en primer lugar y no habrá vuelta atrás.

Darle tiempo a las cosas también te da la oportunidad de ordenar tus sentimientos y resolver lo que tú realmente quieres.

2) No juegues

El tiempo de los juegos definitivamente ha terminado y no querrás perder más tiempo con un chico que no está interesado en ti.

Si te has tomado tanto tiempo y le has dado el espacio y aún estás decidida a volver con él, entonces sé abierta y honesta.

Es hora de que te sientes a conversar.

Díle cómo te sientes y asegúrate de tocar todos los problemas que hubo en su relación y que llevaron a la ruptura en primer lugar.

  • ¿Cómo van a trabajar juntos en ellos?
  • ¿Cómo van a avanzar?
  • ¿Qué ha cambiado?

Luego tienes que dejar la pelota de su lado. 

Depende de él si está interesado o no en volver contigo.

Hagas lo que hagas, no ruegues. No es atractivo y no ayudará a conquistarlo.

Si tú eres la que está tratando de recuperar a tu ex, debes aceptar que él tiene el poder. 

A menos que se haya acercado a ti para pedirte otra oportunidad, entonces esa es una historia completamente diferente.

No le hagas responder de inmediato. A nadie le gusta la presión.

Es mejor darle tiempo para procesar y pensar lo que quiere.

3) Ten paciencia

Es difícil esperar a que alguien más tome una decisión sobre tu futuro.

Por supuesto, sólo quieres correr y sacudirlo hasta que te dé una respuesta.

Tranquilízate.

Al final del día, cualquiera que sea su respuesta, es la respuesta correcta.

Si ambos queréis una segunda oportunidad, entonces tenéis algo en lo que trabajar juntos para crear una nueva y mejor relación.

Si sostienen el fin de la relación, entonces al menos no habéis perdido más tiempo el uno con el otro. 

Siempre ayuda ver el lado positivo.

4) Vence los viejos hábitos

Cuando vuelves con alguien con quien estabas antes, es demasiado fácil volver a esos viejos hábitos.

Esto es algo que debes evitar a toda costa.

Si lo haces, pronto encontrarás los mismos problemas surgiendo nuevamente en la relación, y terminarán exactamente en el mismo lugar.

Necesitas comenzar de nuevo.

Intenta estar presente y consciente de esos viejos problemas y dar lo mejor de ti.

No tiene sentido volver a estar juntos si no estás dispuesta a poner el 100% de esfuerzo en ello.

¡La mejor de las suertes!

No es fácil decidir volver con un ex, y mucho menos intentarlo.

Sólo asegúrate de ser honesta contigo misma y con lo que quieres de una relación y no hagas grandes sacrificios sólo para que funcione. Lo que tú quieres también importa.