No dejo de pensar en el, 11 motivos y cómo detenerte

¿Hay un hombre en tu vida que no puedes quitar de tu mente?

No importa lo que hagas, o hacia dónde dirijas tus pensamientos, él simplemente vuelve a aparecer una y otra vez.

Te despiertas por la mañana y piensas en él mientras realizas tu rutina matutina. Constantemente ves cosas a tu alrededor que te recuerdan a él. A la noche te acuestas y es lo último en lo que piensas.

Te sientes en conflicto y abrumada por tus sentimientos. Sin embargo, no sabes bien lo que significan.

No te preocupes, estamos aquí para ayudarte. A continuación, te contamos 11 razones por las que este hombre está poniendo tu mente a toda marcha. Adicionalmente, que significa esto para tu relación. Y por último algunas técnicas efectivas para frenar tu mente. 

Pero primero entendamos por qué es común que les ocurra a las personas, lo que te está sucediendo a ti.

La ciencia detrás

Sin ser demasiado técnico, podría haber una explicación muy simple de por qué no puedes dejar de pensar en él. Y es una cuestión de ciencia.

Hay una parte de tu cerebro llamada «Sistema de Activación Reticular» o RAS. Este es un pequeño conjunto de nervios que se encuentra en la entrada de tu cerebro. Esta se asegura de que solo ingrese la información importante. 

Por ejemplo, ves un par de zapatos que te han gustado, pero no los comparas y los dejas atrás. Luego, comienzas a verlos por todos lados. ¡Tus pensamientos han sido tomados!

Lo mismo sucede si has pensado en este chico. Si él es importante para ti, entonces tiene sentido que siga viniéndolo todo el tiempo. Tu cerebro está programado de esta manera.

Pero ¿significa que sientes algo por él? 

Encuentra la respuesta, leyendo a continuación estos 11 puntos por los que no puedes detener tus pensamientos por él.

11 motivos por los que no puedes parar de pensar en él

does she like me

1) Estás enamorada

Esta es la explicación más sencilla. ¡Estás enamorada de él!

Volviendo a la ciencia, tú lo amas y tu cerebro se ha dado cuenta de ello.

Existen tres escenarios que puedes estar experimentando:

  • Ambos están saliendo con otras personas, pero te has enamorado de él. Esto te puede haber sucedido de forma imprevista. Igualmente, no descartes estos sentimientos. El amor es amor y no puedes controlarlo.
  • Lo amas, pero no puedes tenerlo. Esto, desafortunadamente, no impedirá que se desarrollen tus sentimientos. El hecho de que no puedas tenerlo no significa que puedas controlar tus emociones y pensamientos.
  • Estabas en una relación con él. Lamentablemente romper con alguien no hace que los sentimientos desaparezcan automáticamente. Puede tomar un tiempo para que tus sentimientos se vayan. Mientras tanto, puede ocurrir que él venga a tu mente con demasiada frecuencia.

2) Lo estás usando como una distracción

Otra razón por la que este chico no puede dejar de estar en tu mente es porque simplemente no quieres que lo haga.

Quizás no tengas ningún sentimiento por él. Simplemente lo estés utilizando como una distracción de algo importante que está sucediendo en tu vida.

Ya sea que tu trabajo se ha vuelto sumamente estresante o tengas problemas familiares, es posible que estés buscando un escape. Y, sin duda, un chico que acabas de conocer es algo mucho más divertido en lo que pensar.

Tal vez comienzas a analizar en lo que podría usar para la próxima cita. A dónde podrían ir o qué podrías hacer, de lo que a él le gusta.

No significa que estés enamorada de él. Simplemente significa que es una excelente distracción de otras cosas que están sucediendo en tu vida.

3) Estás sola

Te encuentras soltera hace un tiempo y esto podría hacer que estés pensando constantemente en este hombre.

Si lo acabas de conocer, podría ser porque amas la idea de estar pensando en alguien nuevo. Si no has estado en una relación por un tiempo, entonces esto es completamente normal.

Te encanta la idea de estar en una relación. Tener a alguien con quien hablar. Encontrar esa persona especial para ti.

Pero esto no significa que este chico sea esa persona, o que incluso sientes algo por él. Simplemente, te sientes sola y fantaseas con encontrar a esa persona.

4) Te lastimó

No físicamente, sino emocionalmente.

No confundas los pensamientos que estás teniendo, con el hecho de que todavía estás enamorada de un ex. 

En su lugar, considera que él te ha lastimado emocionalmente y que te está resultando difícil seguir adelante.

Todas las relaciones tienden a dejar sus propias cicatrices. Si te preguntas si te encuentras afectada por la ruptura que has tenido con un ex, entonces hazte las siguientes preguntas:

  1. ¿Me siento peor persona en este momento de lo que me sentí al comienzo de la relación?
  2. ¿Me culpo por las formas negativas en que me trató?
  3. ¿Ha cambiado esta relación toda mi perspectiva sobre los hombres?
  4. ¿Creo ahora que el amor no existe?

Si respondes que sí a alguna de estas preguntas, es probable que tengas cicatrices emocionales. 

Puede ser útil hablar con alguien al respecto, para poder aceptar las consecuencias de tu última relación y cómo te afectó.

Como siempre, el tiempo es el mejor sanador de todas las heridas. Si él está constantemente en tu mente, dale tiempo.

Reconoce tus pensamientos por él por lo que son: tu mente lidiando con el pasado.

Con el tiempo, te dolerá menos y cada vez pensarás menos en él.

5) Lo admiras

A veces, no se trata de amor en absoluto. Se trata de respeto.

Respetas a esta persona y valoras su opinión. Quieres consultarle sobre todo tipo de temas que te surgen en el día a día. Esta es la razón por la que no puedes sacártelo de la cabeza.

Por supuesto, existe una línea muy delgada entre respetar a alguien y que este respeto se convierta en sentimientos.

Entonces, ¿cómo saber la diferencia?

Considera lo que sientes por él como persona y hazte estas preguntas:

  • ¿Me atrae?
  • Quiero besarlo
  • ¿Pienso cómo sería salir con él?

Si respondes que no a estas preguntas, entonces probablemente sólo respetes a este hombre y su opinión.

6) Es una gran influencia para todos

Quizás no puedes dejar de pensar en él, porque nadie puede.

Algunos chicos tienen un cierto carisma que parece atraer a todas las mujeres.

Incluso chicos y chicas quieren estar cerca de él.

Ver cuánto lo quieren los demás, puede provocar esos mismos sentimientos en ti. ¡Esto es completamente normal!

De la misma manera que todas las chicas quieren estar con el chico popular de la escuela. Salir con él automáticamente te hace popular.

Puede ser que estés buscando esta influencia para ti misma o que realmente te guste.

Piensa en tus sentimientos por él y considera si sentirías lo mismo, si él no tuviera el respeto de tanta gente.

Piensa en cómo podría ser en una cita a solas con él. Considera si te gusta él realmente, o simplemente la idea de él y lo que tiene para ofrecer.

7) Es muy seguro de sí mismo

Al igual que en el punto anterior, un hombre que irradia confianza se vuelve muy atractivo para cualquiera.

Las investigaciones han demostrado que las mujeres se sienten atraídas hacia los hombres confiados.

Como dice Gottman: «las mujeres se sienten atraídas por los hombres que son el director ejecutivo y el presidente … de sí mismos».

Somos muy buenas para distinguir al hombre seguro de entre la multitud. Su lenguaje corporal y sus gestos nos lo dicen todo.

¿La parte más difícil? Olvidar a este chico.

Nos atraen naturalmente, haciéndo difícil sacarlo de nuestras mentes.

Podría ser solo una atracción fugaz o podría ser mucho más que eso.

Para darte cuenta de cuál es tu caso, debes darte tiempo y ver si te olvidas de él o si persiste en tus pensamientos.

8) Tus hormonas se están volviendo locas

Puede ser una simple cuestión de que tus hormonas se han acelerado.

Nuestro cuerpo contiene una cierta cantidad de hormonas, que pueden causar atracción:

  • Estrógeno
  • Serotonina
  • Adrenalina
  • Oxitocina
  • Dopamina

Todas estas hormonas alcanzan su punto máximo en determinadas épocas del mes, cuando te toca la regla. 

Piensa en tus sentimientos por este chico. ¿Parecen intensificarse en determinados momentos del mes?

Esto podría ser un buen indicio de que tus hormonas se están acelerando y alimentando tu atracción.

¡Eso no quiere decir que no te guste de verdad! Solo que hay que analizar un poco más, lo que hay detrás de ese alboroto hormonal.

9) En realidad, se trata de sexo

Existe la posibilidad de que ni siquiera estés interesada en una relación. Lo que tienes es solo una atracción puramente física por él.

Simplemente lo quieres para tener sexo.

Quieres saber cómo se siente. Quieres concretar la intimidad con él y nada más.

Existe una forma de sacarlo de tu cabeza y es: llevarlo a la cama.

Por supuesto, esto podría conducirte a tener mayores problemas, si él comienza a sentir algo por ti. 

O que tú desarrolles sentimientos por él.

De cualquier manera, piénsalo bien, antes de meterse en la cama con él. Quién sabe a dónde podría llevar esto.

10) Estás lista para el futuro

Si ya estás saliendo con este chico y no puedes dejar de pensar en él, es posible que sea porque estás lista para el siguiente paso.

Has imaginado un futuro juntos y ahora no puedes sacártelo de la mente.

Si bien esto es completamente normal, es importante situarse en el momento presente.

Es posible que estén destinados a envejecer juntos, pero obsesionarse con este resultado podría dañar el momento presente.

Simplemente vive el aquí y ahora. Y planifica el futuro con tranquilidad.

11) Estás confundida por las señales que te envía

Si existe una razón para obsesionarte con un chico es, cuando te envía esas señales contradictorias y no puedes entender lo que significan.

  • ¿Le gustas?
  • ¿Son solo amigos?
  • ¿Ese guiño significaba algo?
  • ¿La forma en que me tocó estaba transmitiendo algo más?

Si te encuentras haciendo este tipo de preguntas cada vez que ves a este chico, es probable que estés pensando en él, tanto como tratando de entenderlo.

Pasas todo tu tiempo tratando de leer su lenguaje corporal y averiguando exactamente qué es lo que está pensando.

Una solución simple es preguntarle. O sigue adelante y comienza a salir con otro chico. Es la mejor manera de sacarlo de tu cabeza.

Una obsesión

Existe una delgada línea entre un enfoque saludable en un flechazo y una obsesión.

Si descubres que él aparece ocasionalmente en tus pensamientos, esto puede ser completamente normal.

Pero si te das cuenta de que él se está apoderando de tus pensamientos y te impide funcionar normalmente en el día a día, entonces esto es un problema. Entonces, es un buen momento para buscar ayuda profesional y llegar al fondo de por qué no puedes dejar de pensar en él.

Resuelve tus sentimientos

Ahora que sabes por qué estás pensando constantemente en él, ¿qué sigue?

Determina qué razones se aplican a ti y averigua exactamente qué significan. 

Si estás enamorada de él, entonces es hora de explorar esos sentimientos, si aún no lo has hecho.

  1. Acércate a él y descubre si comparten los mismos sentimientos.
  2. Si estás en otra relación, puede ser el momento de considerar que estás con el hombre equivocado. Pregúntate si estás dispuesta a romper con tu pareja actual, para estar con este nuevo hombre.
  3. Si estás bien con tu relación actual, no hay mucho que puedas hacer. Quizás lo mejor sea alejarse por un tiempo, para que se acomoden tus sentimientos.

De cualquier forma, no dejes de tratar de resolver lo que verdaderamente sientes por este hombre, en quien no puedes dejar de pensar. 

De lo contrario, esto podría interferir con tu vida de muchas formas o podrías estar dejando pasar una oportunidad maravillosa para ti.

¿Qué puedes hacer para detener el pensamiento obsesivo, si él no está en tu vida?

1) Deja de intentarlo

Cuanto más intentes dejar de pensar en él, más se enfocará tu cerebro en él. Simplemente si te encuentras pensando en él intenta llevar tu mente a otra cosa, pero no te resistas.

2) No hables de él

Cuando te reúnas con las chicas o en un grupo, evita mencionarlo.

Cuanto más hables de él, más pensarás en él. Si tus amigas lo mencionan, cambia la conversación y hazles saber que ya no estás interesado en hablar de él.

3) Crea nuevos recuerdos

La mejor manera de seguir adelante es salir y comenzar a crear nuevos recuerdos. 

Tal vez sigues pensando él porque crees que lo que han vivido es maravilloso. Pero hay muchas más maravillosas experiencias frente a ti si te animas a vivirlas.

4) Enfócate en sus faltas

Esto es algo que he aplicado muchas veces, puede sonar mal pero te aseguro que sirve. 

Piensa en las cosas que no elegirías de él. Solemos idealizar mucho por eso es importante darnos cuentas de las fallas del otro. Eso te hará darte cuenta que en realidad hay razones muy válidas para que no estén juntos.

Usa estos defectos para ayudarte a seguir adelante y darte cuenta de que no es tan perfecto como parece creer tu cerebro.

5) Encuentra un pasatiempo

Quizás simplemente tienes demasiado tiempo libre y por eso no paras de pensar. Es hora de llenar ese tiempo con distracciones que te ayuden a disfrutar más la vida y estar más presente.

Hay muchos más beneficios en tener un pasatiempo que simplemente olvidarse de ese chico. ¡Vale la pena intentarlo!