Mi novio prioriza a su hijo. ¿Cómo lidiar con ello?

Imagina que conoces a un hombre atractivo.

Luego conversas un poco más y descubres que tiene mucho de lo que estás esperando de una pareja.

Naturalmente, empiezas a pensar en salir con él, conocerse un poco más.

A medida que avanza la conversación, te das cuenta que tiene un hijo… algo que no esperabas que tenga tu futuro novio.

Independientemente de cómo reacciones, todavía no estás segura de cómo te sientes acerca de la situación.

Aún no has procesado lo que significaría salir con un hombre con hijos. 

Te encuentras pensando: no debería ser tan difícil, ¿verdad?

Pasa el tiempo y a pesar de la incertidumbre, ya te has enamorado de él y estás barriendo tus dudas debajo de la alfombra.

Un poco más adelante ya te encuentras demasiado involucrada y probablemente en una relación con él.

Entonces, te das cuenta de que él está anteponiendo a sus hijos antes que a ti.

Va a ser difícil, pero superar una situación como esta no es imposible. Claro que con algún compromiso por parte de todos.

No tienes que dejar la relación solo porque te sientes como una extraña, que no se ha unido a su familia.

En este artículo, te diremos cómo lidiar con que tu pareja prioriza a su hijo.

Qué esperar si estás saliendo con un hombre con hijos

1) Pasará mucho tiempo atendiendo a sus hijos

Debes aceptar esto. Una de sus principales responsabilidades es ser papá.

Sus hijos dependen de él, física, emocional y económicamente.

Podrías pensar que no supondrá un problema.

En especial, si viven en un barrio o en una ciudad alejada. Crees que puedes adaptarte a estar un poco sin atención, de vez en cuando.

La cuestión es que esta situación no es algo con lo que tengas que lidiar sólo al comienzo de la relación, será así siempre. 

Si planeas llevar las cosas a un compromiso más serio, eso significa que también estarán en tu vida constantemente presentes. 

2) Muchas cosas en tu relación estarán fuera de tu control

Puede que sea tu novio, pero antes que eso él es papá.

Las escapadas espontáneas no será una opción, porque tendrá que llevar a los niños a la escuela. 

Incluso los planes que hagan pueden cancelarse. Uno de los niños sufrió una intoxicación alimentaria y alguien tiene que quedarse en casa para cuidarlos.

Estas cosas son incontrolables y pueden ser un obstáculo, si disfrutas de un estilo de vida más improvisado. 

Si eres de las personas que le gusta dejarse llevar por la corriente, debes entender que eso ya no podrá ser así.

3) Buscará probablemente un plan más serio

Los hombres con hijos son (con suerte) más maduros, que los hombres sin ellos.

Solamente te presentará a su hijo si piensa que pueden tener algo serio. 

Pero, recuerda que es probable que también esté buscando una posible segunda madre para sus hijos.

Piensa, si estás lista para semejante compromiso.

4) Es posible que los niños no se abran contigo al principio

Más que un extraño que entra en sus vidas, también te verán como una persona que está tratando de reemplazar a su madre.

Dados los antecedentes de las madrastras en las películas para niños, posiblemente no estén muy contentos con la idea. 

Piensa que ellos sienten la necesidad de ser leales a su mamá.

5) La mamá siempre estará en la escena

Mientras los niños estén allí, ella también.

La mencionarán a menudo y es posible que tengas que interactuar con ella en el futuro, si te tomas la relación en serio. 

Si tienes tendencias celosas o inseguras, esta será tu prueba de fuego. 

Hasta aquí la punta del iceberg de lo que puedes esperar cuando sales con un hombre con hijos. Como cualquier vínculo el que tú construyas será único y tendrás tu experiencia propia.

Ahora toca saber cómo puedes lidiar con la situación como su novia.

1) Nunca le hagas elegir entre tú y su hijo.

Su hijo, naturalmente, será su prioridad. Cuando se trata de su bienestar, sus necesidades deben ir primero.

Tienes que entender que es normal que los padres tengan que anteponer a su hijo a cualquier otra persona. 

Incluso cuando tienen una relación romántica con alguien nuevo. Y por más enamorado que pueda estar de ti. 

Eres tú quien ingresa a una familia ya existente. Definitivamente tendrá que haber algún compromiso de tú parte, para que la relación funcione.

Por «relación», también debes entender que no se trata solo con tu novio.

Al salir con un hombre con hijos, deberás relacionarte con toda su familia.

Eso significa que deberás construir una vinculo también con el niño.

Además, debes tener en claro que no debes intentar competir con el niño. Eres un adulto independiente y él es un niño, que depende de su padre.

Ustedes dos no están en la misma categoría.

Se supone que no competirás con el niño por su atención. Su relación contigo está completamente separada de la relación con su hijo.

2) Tiene que haber un equilibrio saludable

Tu novio tendrá que equilibrar ambas relaciones, porque eligió salir contigo.

Esto significa que tomó la decisión, sabiendo que tendría que asumir la responsabilidad por ambas.

Lo que tú debes valorar, es lo maravilloso del espacio que tienes tú en la vida de él.

Este espacio es para las personas en las que confía y ama lo suficiente para que formen parte de su vida. 

Esto significa que considera que puede compartir contigo el amor que tiene por sus hijos. 

También entiende que tú puedes formar parte de todo ello, de una forma equilibrada. 

Para ello, pueden establecer citas que no sean en su casa o elegir pasar un fin de semana a solas. 

Es importante para cualquier niño entender que una relación romántica, también significa reservar tiempo exclusivo para la pareja.

Por otro lado, debes darle espacio para estar con sus hijos.

Esto no quiere decir que sea solo dejarlos juntos un momento en la misma habitación. Significa que tengan salidas en conjunto e incluso a solas con papá.

Tú estás dispuesta a comprometerte con ciertas cosas para adaptarte a su estilo de vida de padre soltero. 

Pero debes dejarle en claro que esto no quiere decir que debes cambiar completamente tu identidad para acomodarte a sus vidas. Debe existir un balance entre ambas partes.

Si sientes que están dejando de lado eventos sociales para cuidar a sus hijos, dile que ambas cosas son importantes.

Él debe comprender que tus necesidades son también muy importantes. Disfrutar de la pareja es una de ellas.

3) Intenta ver las cosas desde su perspectiva

Tendrás que ser paciente y considerada con tu novio. Si bien él eligió salir con alguien teniendo hijos, tú también lo elegiste.

Evita discutir si sientes que no te está prestando atención en las citas. 

Fíjate si tiene problemas con sus hijos o con su ex esposa. Verás como él realmente lo apreciará.

Siempre viene bien ver ambos lados de una discusión.

Recuerda que, si las cosas se vuelven estresantes para ti, para él también lo son. 

Él está poniendo todo su esfuerzo para equilibrar la relación contigo y la de sus hijos.

4) Encuentra una manera de apoyarlo en su rutina de papá

Si deseas ayudarlo, porque lo amas, puedes comenzar por descubrir cómo acompañarlo con los deberes de padre. 

De esta forma, te integrarás en sus vidas de una manera constructiva.

Por ejemplo, han planificado una cita cierto día y resulta que inesperadamente tiene que recoger a sus hijos de la escuela.

Entonces, puedes sugerirle que vengan con ellos a su cita, para pasar tiempo juntos. 

También puedes crear una cita con él, yendo tan solo a hacer las compras al supermercado. Lo importante es compartir un momento.

Demuéstrale que no necesita renunciar a pasar tiempo con sus hijos por ti y viceversa. 

Se trata de encontrar el equilibrio entre dedicar tiempo a su relación y tener en cuenta a los niños.

Recuerda que, como en cualquier relación, están ahí para apoyarse mutuamente.

5) Facilita la transición para todos

Supongamos que vas a cenar con tu chico y su hijo.

Lo mejor que puedes hacer es llegar allí por tu cuenta. Conocerlos a los dos juntos, en lugar de ir en pareja y hacer que el niño se sienta como un intruso.

Fomenta la idea de que él y su hijo siguen siendo un equipo y no quieres interferir con esta dinámica.

También debes asegurarte de que no te presente como «una amiga» primero y luego revele que estás saliendo con su padre.

Esto hará que el niño se sienta como si le hubierais mentido. 

Además, puede traerles problemas para confiar en cualquiera de ustedes a partir de ese momento.

6) Ten una conversación honesta con el niño, cuando lo conozcas

Los niños son muy intuitivos. Él apreciará una charla abierta y honesta contigo, sobre cualquier inquietud que tenga.

Por tu parte, es conveniente aclarar algunas cosas desde el principio. Dile que no planeas herir a su padre. Es posible que te vean como una amenaza para los sentimientos de él.

También puedes aclarar que no está allí para reemplazar a su mamá.

Además, es bueno que no apresures ni fuerce la relación con ellos.

Con los niños, tienen que ser ellos los que tomen la iniciativa. Especialmente si eres la novia de su papá, que está buscando unirse a su familia.

Habla con ellos como adultos.

No seas condescendiente. Háblales como si fueran mayores y verás como la relación con ellos irá muy bien.

De lo contrario, puedes hacerles sentir fuera de lugar en un mundo adulto. No contribuyas a eso y trátalos con la madurez a la que aspiran.

7) Pasa tiempo con el pequeño, sin tu pareja

Elige pasar tiempo con el hijo de tu novio. 

Esto demuestra compromiso y que estás interesada en él, fuera de la dinámica de «hijo de tu novio».

Cuando estés con él, haz cosas que disfruten. Tal vez puedan hacer juntos uno de sus pasatiempos favoritos o puedas llevarlo a algún lugar al que quiera ir.

Haz que este tiempo con él sea significativo, como si estuviera tratando de desarrollar una amistad. 

¿Y si no te agrada su hijo?

Es importante que mantengas la mente abierta. 

Es posible que su hijo simplemente se esté comportando mal, debido a las circunstancias. 

¿Está molesto por tener que compartir a su padre contigo? 

Piensa que una vez que se acomoden las cosas, podría mejorar la situación después de todo.

Otra cosa es tratar de encontrar un terreno común para vincularse. Tal vez no se hayan conocido lo suficiente el uno al otro y quizás encuentres algo por lo que el niño podría agradarte.

Piensa en ello como cuando tratas de conocer a un amigo, que te pareció extraño al principio, pero ahora se llevan bien. 

La importancia de la comunicación en la pareja

La comunicación es uno de los pilares fundamentales de una relación. Si sientes que tu pareja prioriza a su hijo antes que a ti, lo mejor es que se lo digas. 

De esta forma pueden ver cómo balancear todos los ámbitos de sus vidas, de manera que todos estén felices.

Si no hablas y te quedas con el sentimiento de ser relegada por el hijo de tu novio, podría terminar traduciéndose en celos, inseguridad y resentimiento en ti.

Una relación sana significa no tener ningún problema en ser independientes el uno del otro, pero a la vez mantener una conexión profunda. Esto se logra, en gran medida, a través de la comunicación.

Si su vínculo mutuo es fuerte, convivir con sus hijos será más fácil.

No hay otra persona a la que él tenga que cuidar constantemente. Tú estás ahí para apoyarlo como su igual.

No descuides ni sacrifiques la relación con tu novio

Habla con tu pareja sobre establecer límites saludables para la relación. Si sientes que tu novio siempre está poniendo a su hijo antes que a ti, negocia un tiempo juntos. Habla sobre la importancia de invertir en la pareja también.

En definitiva, estás saliendo con él para construir una relación romántica. Asegúrate de sentir siempre esa conexión entre ustedes.

¿Todavía sientes esa chispa que te atrajo de él en un primer momento?

¿Todavía comparten conversaciones significativas, se ríen juntos o confían el uno en el otro?

Recuerda siempre que estás en esta relación por esa compañía romántica y el compromiso que la acompaña.

Empezaste a salir con este chico por la conexión que tienen. No dejes que eso quede enterrado debajo de todas las complicaciones.

¿Y si, después de todo, no pone suficiente esfuerzo en la relación?

En primer lugar, asegúrate de haber intentado hablar primero de tus preocupaciones con tu novio.

Él no puede hacer nada al respecto, si no sabe sobre el asunto.

Puede suceder que, a pesar de que se lo hayas dicho, no se esfuerza aún lo suficiente para que la relación funcione. Entonces, tal vez sea el momento de reconsiderar el hecho de estar en esa relación.

Tú solo puedes comprometerte por un tiempo para ver que las cosas funcionen.

Si él no puede esforzarse, no significa que no te ama o que no quiere que las cosas funcionen. 

Quizás se encuentra en un momento incapaz de manejarlo, debido a sus responsabilidades como padre. 

Probablemente, sus intenciones son buenas, pero no puede cumplir con su compromiso contigo.

Además, tienes que saber que tú no eres una mala persona por poner tus límites y manifestar tus necesidades, y que tampoco puedes manejarlo.

Si decides darle otra oportunidad, deja en claro que algo tiene que cambiar en tu dinámica. No se puede esperar un resultado diferente, si no se realizan cambios.

Si crees que es hora de dejarlo, déjalo; no es tu culpa. Seguramente terminarás una relación en la que pusiste todo el esfuerzo que te fue posible