«Mi ex se acuesta conmigo, pero no quiere volver»: 5 crudas razones

Recibes un mensaje de él. Quiere verte. Pero… se han separado hace poco.

¿Qué quiere? ¿Estará pensando en volver? ¿Ha recapacitado?

Accedes a su encuentro.

Te das cuenta de que lo único que quería era acostarse contigo. ¿Desilusionada?

Todas hemos estado en esta dolorosa confusión alguna vez. No estás sola.

La pregunta es: ¿por qué te busca solamente para tener sexo?

Aquí te ayudaré a descubrirlo.

Evaluaremos 5 razones por las cuales tu ex se acuesta contigo.

Además, identificaremos si es buena idea o no que lo veas. 

Y cuál es el motivo por el cual no quiere volver a tener una relación contigo. O, tal vez, ¿sí?

¿Por qué mi ex me busca para tener sexo?

Debes tener presente que cada relación es distinta.

No hay motivos generales que se amolden a todas las parejas por igual.

Cada rompimiento tiene su motivo de ser y cada persona su razón particular para terminar.

¿Ya has evaluado los motivos por los cuales se han separado y aun no tienes respuestas?

Si es así, posiblemente te estés cuestionando por qué tu ex ha vuelto al acecho.

Seguro, ya has descubierto que su intención es simplemente tener relaciones sexuales contigo.

Aquí hay 5 razones para entender sus motivos:

1) No le gusta estar solo

Si él es de esas personas que se atan emocionalmente a alguien, puede que no tolere la soledad.

Incluso si él fue el que tomó la decisión de separarse. Irónico, ¿no?

Probablemente sienta la necesidad de compañía, aunque su fin no sea volver a estar juntos.

Elige estar contigo, con quien tiene un vínculo agradable y cómodo, que con otra persona.

2) Costumbre

Un estudio realizado por la Universidad de Wisconsin indica que:

«más de la mitad de las parejas jóvenes que se separan intentan seguir en contacto luego por la intimidad que les otorga el tener sexo con su expareja.»

O sea que, tu ex puede que te esté buscando por esa intimidad especial que lograban juntos.

Si bien elige mantener la separación, puede que no logre desentenderse del todo de ti.

Tal vez, la unión carnal que tenían siga pesando más que mantener esa distancia pactada.

Este comportamiento quizás sea algo a lo que debas prestarle atención.

Es posible que sea una señal de egoísmo. 

3) Es egoísta 

¿Sabías que mantener una amistad con tu expareja podría tomarse como un rasgo de psicópata?

¿Por qué? 

Un estudio de la Universidad de Oakland publicado en ScienceDirect indica que:

«las personas con “personalidades oscuras” tienen tendencia a mantener relaciones de amistad con sus ex por motivos meramente prácticos y egoístas.»

Seguir en contacto con un ex puede implicar motivos que esconden intenciones dañinas.

Si tu ex desea verte, puede que sea por razones egoístas que solo lo benefician a él.

Desde tenerte a disposición para sexo hasta controlar tu vida, incluso después de romper.

No me malinterpretes, puede que ni él esté al tanto de sus motivos inconscientes.

La clave es precisamente esa.

Si mantiene relaciones después de una ruptura, siempre habrá un objetivo detrás.

Debes agudizar tus sentidos y lograr percibir si hay algo más tras su encuentro.

Claramente, el dejar una relación no es fácil y conlleva un gran sacrificio y esfuerzo.

A veces no tenemos la capacidad de reconocer nuestros actos egoístas debido al dolor.

Por lo que, es necesario esclarecer los motivos a la hora de verse nuevamente.

De esa manera, se evitarán nuevas heridas y se logrará un reencuentro consensuado.

La doctora Amber Vennum, de la Universidad de Kansas, sugiere que,

«el reencuentro con tu ex debe ser claro para ambos para evitar que sea unilateral y ambos entiendan lo que está sucediendo, evitando también que uno de ellos persiga al otro hasta que acceda a volver juntos.»

4) Quiere tener una relación abierta contigo

Tal vez, el que te busque con fines sexuales sea porque desea verte en ese plano solamente.

Es decir, quizás no desea mantener el nivel de compromiso que tenían antes.

 Pero sí quiera sostener la intimidad que compartían.

Tener un compañero sexual o amante con el que congenies no es tarea fácil.

Seguramente, su vínculo sea espectacular en este sentido y no quiera perderlo.

Si este es el caso, lo ideal sería que ambos estén de acuerdo. 

Llevar una relación abierta es posible, pero debe ser algo que los dos elijan.

De esa manera, no habrá falsas expectativas al respecto. 

5) Está confundido

Si se han separado hace poco tiempo. Es probable que ambos estén confundidos aún.

Una separación deja heridas abiertas que toman tiempo en sanar.

Y cuando uno está mal, busca consuelo en las personas que quiere.

Por más de que hayan roto, a veces, es difícil mantenerse distante después de lo vivido.

De hecho, puede que esa sensación de nostalgia o el extrañarte lo tenga desorientado.

Puede también que aún no tenga en claro si tomó la decisión correcta y te siga por eso.

En ese caso, el sexo sería una excusa y te está buscando porque cree haberse equivocado.

¿Qué hacer si mi ex quiere verme, pero no quiere volver?

Como ya he mencionado anteriormente, cada situación es distinta.

Y, probablemente, haya un sinfín de razones para responder a esta pregunta.

Si esta situación te trae confusión y sufrimiento. Es necesario resolverla.

Aquí van 3 sugerencias para lograrlo.

  • Descubre qué te sucede con esta situación

¿Entiendes por qué se han separado o aun lo sigues meditando?

Si ya lo has descubierto, ¿aun quieres que forme parte de tu vida?

¿Quieres verlo realmente? O, tal vez, sea una manera de aliviar el dolor de la separación.

Estas preguntas no son para torturarte. 

La intención está en ayudarte a descubrir qué te sucede cuando él te busca.

Es normal que tras una separación ambos estén confundidos.

Generalmente, identificar con claridad qué sentimientos tienes por él es difícil.

Así que, tomate tu tiempo y reflexiona acerca de lo que están viviendo.

¿Qué te sucede al verlo? ¿Cuándo están juntos estás mejor o peor?

¿Te alivia su partida o te deja una sensación de vacío?

Estas preguntas son muy personales. Deberás hacer una introspección para resolverlas.

Sin duda te ayudarán a entender mejor dónde estás parada y qué deseas para tu vida.

  • Pídele explicaciones

Si ya tienes en claro lo que te sucede, es momento de hablarlo con él.

Esto los ayudará a descubrir por qué ambos siguen eligiéndose de esta manera. 

Tal vez, él también esté confundido y el diálogo lo ayude a aclarar sus sentimientos.

Quizás el que no formes parte de su vida le genere miedo a perderte.

O, aún no tenga en claro si tomó la decisión correcta.

Sea cual sea la explicación, lo importante es que agotes todas tus dudas con él.

De esta manera descubrirás si sus intenciones son egoístas o realmente está desconcertado.

Debe entender que no puede jugar contigo. 

  • Establece tus límites

Más allá de lo que sientas por él. Es necesario que te respete.

Si él te busca cuando se siente solo o tras una borrachera, puede que no sea buena señal.

Poner tus límites y entender en qué etapa del rompimiento se encuentran es importante.

Ambos deben estar de acuerdo en volverse a ver. Caso contrario, cedes ante sus caprichos.

Eso puede lastimarte y profundizar tus heridas. 

De hecho, tienes derecho a cederle tu tiempo a alguien nuevo, ¿no lo crees?

Tú y sólo tú puedes determinar hasta dónde debe tu ex llegar.

¿Debo permitir que me busque?

¿Tu vinculo es tan fuerte que aún no logran separarse del todo?

Si es así, puede que el impulso sexual que tengan sea demasiado intenso.

Cuando esto sucede, el deseo y la atracción por el otro es muy difícil de evitar.

Seguramente te has preguntado si reavivando la llama, podrían volver.

Esta es una respuesta que solo tú y tu ex pueden dar.

De igual manera, evaluemos si seguir viéndolo en la intimidad es buena idea o no.

¡Sí! Tener sexo con tu expareja es una BUENA decisión.

Esto es el caso para aquellos cuya relación física fue (y es) increíble.

Reconocen que son excelentes compañeros sexuales.

Por lo que, seguir intimando les genera felicidad a ambos. 

En tal caso, es imprescindible que lo dialoguen antes de continuar. 

De esta manera, ninguno de los dos esperará lograr algo más tras cada encuentro.

Si ambos están de acuerdo y no tienen más expectativas que estas, ¡adelante!

Un vínculo sexual es posible si se realiza desde el respeto y sin ataduras emocionales.

¡NO! Tener relaciones con tu ex es una MALA idea. 

Si la única forma que uno de los dos tiene para ver al otro es el sexo, algo anda mal.

Estos encuentros no deben ser una oportunidad para verlo nuevamente.

Entiendo que tal vez necesites pasar tiempo con él. Lo extrañas.

O tengas la ilusión de reconquistarle. 

Aunque, seguramente, sientas un vacío cada vez que deja tu cama, ¿verdad?

Lo único que estás haciendo es cumplirle sus caprichos. 

No es necesario que cedas ante sus necesidades egoístas.

Posiblemente, esto no hará que vuelva y sólo alimente más tu inseguridad. 

¿Tener relaciones con él me ayudará a volver?

Lamento ser you quien lo diga, pero posiblemente, no. 

Aunque esto es algo que debe evaluarse en detalle en cada pareja.

Lo que te ayudará a entender si sirve o no es lo siguiente:

¿qué sucede tras el encuentro sexual?

Señales de que tu ex no quiere volver contigo

Ten en cuenta las siguientes situaciones para considerarlo:

  • Te deja rápidamente luego del encuentro
  • No le gusta salir contigo de día, sólo se ven de noche
  • Evita las citas reales
  • Te escribe solo a altas horas de la noche para verse
  • No se queda a dormir

Como habrás notado, estos comportamientos se traducen en solo una cosa: 

Él solo busca su satisfacción y bienestar individual. No está pensando en ti. 

Qué hacer para alejar a tu ex

Si notas que todo esto te está dañando emocionalmente, sigue estos consejos:

  • Aléjate de él: cuanto más tardes en sacarlo de tu vida, más doloroso será. 
  • Intenta conocer a otras personas: tu mundo no gira alrededor de tu ex. Inténtalo.
  • Enfócate en tus metas y objetivos: tu tiempo es valioso. Prioriza tu bienestar por sobre el suyo. No dejes de lado tus deseos personales por dedicarle tiempo a él. 

Volver o no volver, esa es la cuestión

Romper no significa evitar todo tipo de comunicación o fingir que ya no se conocen.

Es más, puede que aún se sigan viendo. O tengan asuntos pendientes a resolver.

Es normal, no es fácil olvidar las rutinas que una pareja tuvo por tanto tiempo.

Es un vínculo que cuesta abandonar, sobre todo cuando la ruptura no fue en malos términos.

Cuando, en cambio, la separación se da de manera violenta o agresiva. No suele suceder.

En ese caso, es mejor cortar todo contacto para evitar más dolor tras la separación. 

Lo importante a tener en cuenta es retomar la relación debe ser una decisión premeditada.

¿A qué me refiero?

Volver por volver, porque se extrañan o porque se sienten «diferente» sin el otro no es aprender de los errores que los empujaron a su rompimiento.

La doctora Amber Vennum explica:

«Las películas, los libros y las series de televisión retratan el volver con una expareja como algo romántico y como consecuencia, la mayoría de los jóvenes se encuentran en una relación en la que han roto y han vuelto a estar juntos. Están menos comprometidos con la relación, menos dispuestos a cambiar o a hacer sacrificios por su pareja.»

Si eligen darse una segunda oportunidad, intenta hacerlo de manera consciente.

Busca el compromiso a evitar caer nuevamente en lo que sea que los separó.

Recuerda, estar en pareja es una manera más de encontrar tu felicidad.

Si una relación no te nutre como persona, no te mejora la vida, no te hace feliz…

¿debes reavivarla? A veces, dejar ir es lo más sano para ambos.  

Qué hacer para volver con tu ex

Si tienes claro que realmente quieres volver con tu ex, deberás cambiar de estrategia.

Olvídate por un tiempo del sexo. Esto te ayudará a quitarte la etiqueta de «amiga sexual.»

Intenta persuadirlo a tratar de conocerse nuevamente. 

Busca la manera de reavivar ese espíritu de las primeras citas cuando todo comenzó.

Recuerda, al hacer esto no debes tocar temas que despierten discusiones.

Si decides volver a intentarlo, trata de modificar y aprender de aquello que los separó.

Entonces, ¿qué sigue?

Si estás pensando en volver con tu expareja, piénsalo dos veces.

Valora qué tipo de sentimientos te genera la relación. 

En caso de que decidas volver, asegúrate que la decisión ha sido premeditada por ambos.

Caso contrario el esfuerzo será el doble y terminarás preguntándote ¿Por qué volvimos?