«Mi ex hace cosas que antes no hacía» ¿Quiere volver o ser tu amigo?

“Captar la indirecta» es más fácil de decir que de hacer. 

He pasado por una situación o dos en las que mi ex comenzó a hacer cosas que nunca antes había hecho y mi hizo preguntarme, ¿me quiere de vuelta o quiere que seamos amigos? 

Los motivos a veces son poco claros y la confianza, bueno, por algo se convirtió en ex.

Si estás pasando por una situación similar, sólo te diré que todo depende de tu relación. 

Aquí exploraremos lo que significa poner límites y cuándo debes mostrarle una señal de alto.

¿Por qué querría tu ex ser amigos de todas formas?

A veces se trata de mantener la paz; a veces, se trata de encontrar un lugar familiar donde resguardarse. 

Lo primero que debes hacer, es tratar de poner todas esas señales y actitudes extrañas en contexto.

¿Fue su ruptura complicada y hostil? 

En ese caso es probable que tu ex necesite hacer las paces. A veces, es tan sólo para sentirse mejor con la situación. 

Limpiar su conciencia puede ser una gran motivación. Pero lo cierto es que, ver a tu ex hacer cosas que antes no hacía, puede generar mas confusión e ira.

Tú sabes por qué ocurrió la ruptura, y por lo tanto puedes decidir cuándo sientas que es saludable hacer las paces.

¿Compartiste un círculo de amigos?

Al final de una relación se da ese incómodo momento de “reclamo de amigos”.

En ocasiones es muy claro a qué grupo pertenece cada uno, pero en otros las amistades se han involucrado tanto que es difícil simplemente alejarse, para cualquiera de los dos. 

 Entonces en ocasiones los ex se comportan raro y tratan de aclarar las cosas para que no haya problemas si se cruzan en público. O porque quieren poder seguir asistiendo a los eventos sin sentirse incómodos. 

El hecho de cruzarse no significa que no puedan ser civilizados. Sin embargo el tratar de manipularte para que él se sienta bien, o tratarte como si fueran amigos de toda la vida, para no interferir con su próxima cena de amigos, puede no ser lo más saludable para ti.

¿Fuisteis amigos primero?

Cuando ocurre una ruptura, no significa que simplemente se deja de sentir. 

Muchas relaciones comienzan como amistades sólidas y es posible que tu ex quiera recuperar esa conexión.

Y cuando es amistosa, una relación puede volver a la amistad sin tener que saltar a la cama o tener expectativas a largo plazo.

¿Por qué podría ser mejor que no seas amiga de tu ex?

Lo primero que debes preguntarte es:

¿Lo ves como un amigo o hay una parte de ti que anhela algo más?

Tienes derecho a elegir lo que sucede con tu relación de una forma u otra. 

No te sientas presionada a ser amigable cuando no te sientes cómoda haciéndolo. 

Si no lo sientes, házselo saber.

¿Seguiste adelante y no quieres el obstáculo de una amistad con tu ex?

Si te pones nerviosa cada vez que aparece un texto de él, es hora de explicarle que has seguido adelante con tu vida. 

Pon tus sentimientos primero. No se trata de él y su comodidad, o de no herir sus sentimientos. Es momento de priorizarte.

¿Tu ex se arrepiente de la ruptura, pero tú no?

Todos decimos cosas que no queremos decir en el calor de una discusión. 

Sin embargo, a veces no puedes retractarte. 

Las palabras hacen daño, y muchos hombres se arrepienten cuando lastiman a alguien que quieren. Pero ninguna cantidad de súplicas puede hacer que simplemente se evaporen.

Incluso si estás lista para perdonarlo, es probable que no puedas olvidar lo suficiente como para establecer una amistad saludable. 

Especialmente cuando piensas que podría volver a convertirse en algo más.

¿Él no estaba listo para comprometerse, pero tú sí?

Dar el siguiente paso en una relación romántica a veces no es fácil, y otras veces, ambas partes no están listas para seguir adelante.

Cuando tú estás lista para un compromiso pero el otro no, puede que sea el momento de seguir adelante.

Sin embargo, más adelante en el camino, él podría decidir que lamenta la ruptura y tal vez haya madurado. 

No te apresures a saltar de cabeza nuevamente, incluso si también lo quieres de vuelta.

No querrás volver a involucrarte en una situación que se desarrollará de la misma manera.

Y hasta que llegue algo mejor…

En general, como seres sociales, no siempre disfrutamos estar solos. Y también hay quienes no pueden soportarlo en absoluto. 

Pero buscar un reemplazo para no estar sola, solo te conducirá a sentimientos heridos y malentendidos.

Después de una ruptura, es difícil tratar de pasar tiempo de calidad a solas. Se generan muchos espacios donde antes estaba la pareja.

La tentación de mantenerse en contacto con un ex, se trata de la comodidad personal y no siempre de lo que es mejor para ti, ni para él.

Una vez que decidieron separarse ya no se supone que estés allí para hacer de su apoyo emocional. Y mucho menos de sustituta hasta que encuentre alguien mejor. 

Las amistades deben ser una relación de dar y recibir, no un sistema de apoyo unilateral.

Sentirse como la opción B puede causar mucho daño a largo plazo a tu autoestima y dañar cualquier relación romántica futura.

Sexo sin ataduras

Primero, no hay nada de malo en un acuerdo sin ataduras y puede beneficiar a todas las partes involucradas. Pero requiere que ambas partes se comuniquen muy bien y lleguen a un entendimiento mutuo.

Sin embargo, dicho esto, si tú o tu ex piensan que las aventuras en el dormitorio algún día se convertirán en una relación sólida nuevamente, es probable que no sea buena idea. 

Sin ataduras normalmente significa que no hay futuro.

Si no quieres ser una fuente conveniente de sexo, no lo seas.

Un revolcón en el heno no vale el arrepentimiento o la sensación de vacío por la mañana. 

Y para tomar perspectiva puedes pensar: ¿Qué pasaría si tu ex mañana apareciera con una pareja nueva? ¿cómo te sentirías?

El sexo sin ataduras significa que hay menos emociones involucradas. Saltearse las reglas del compromiso está bien sólo si todos los involucrados están 100% de acuerdo.

Lo mejor de ambos mundos

Las relaciones adultas son complejas y, a veces, no todos están preparados para lidiar con ellas.

Es parte de la naturaleza humana buscar apoyo emocional en esos lugares conocidos, donde nos sentimos cómodos.

Sin embargo, obsesionarte con un ex no es saludable y puede generar problemas en tu día a día. 

Una amistad con un ex puede ser genial, pero es tóxica para ambas partes si se hace sólo para controlar al otro. 

Preguntarle a alguien dónde está, o incluso qué está haciendo, mantiene una puerta abierta que en realidad debería permanecer cerrada. 

A veces no se trata solo de sexo

Las relaciones tienen que ver tanto con las conexiones emocionales, como con las físicas.

Cuando estás en pareja desarrollas hábitos con el otro, y las dos vidas se entrelazan hasta el punto de que a veces es difícil imaginarse por su cuenta.

Formamos lazos con las personas, y las relaciones románticas son una de las más fuertes. 

Es posible que tú o tu ex descubran que tal vez es más fácil dejarse ir que tratar de conservar una amistad en la que no se permite el sexo.

Si continuar en contacto les causa dolor a ti o a él, seguir adelante es el mejor plan de acción.

Te mereces más que lo mínimo

A veces, un ex decide que quiere seguir siendo tu amigo para mantener la paz o la comodidad cuando se encuentra en los mismos círculos sociales.

Sin embargo, hay personas que rebasan los límites. Un ex podría instarte a que empieces a salir de nuevo o pedirte consejo sobre su conquista actual. 

Es posible que quiera conservar alguna conexión sin ningún tipo de compromiso de su parte. 

Es este tipo de situación donde los límites son imprescindibles.

Lastimar a alguien sin querer no es de lo que se trata una amistad, independientemente de cómo haya sido su relación romántica.

Pero, ¿debería seguir siendo amiga de mi ex?

Has repasado los posibles motivos y examinado la totalidad de tu relación. 

Y, te quedas preguntándote, pero ¿realmente quiero ser amiga de él?

La respuesta es: depende totalmente de ti y de cómo te sientas. 

No te sientas presionada simplemente porque él quiera mantener algún tipo de amistad contigo.

Por otro lado, es posible que desees seguir siendo su amiga si crees que podría haber una posibilidad de reavivar la llama. Tal vez sientas romper fue un error y quieres darle otra oportunidad a tu relación.

Pero tal vez él solo quiera ser tu amigo en este momento.

En esta situación, solo hay una cosa que hacer: volver a despertar su interés romántico en ti.

Entonces, si quieres volver con tu ex, lo más importante es que no repitan los mismos errores y reincidan en la misma rutina. Eso sólo puede terminar como empezó. Mal.

Tienes que lograr que ambos olviden todo lo malo de la relación y lo dejen atrás. Que él añore las cosas buenas que compartían. 

Hay un novedoso método creado por Samantha Sanders donde te enseña a entrar en el subconsciente de tu ex para hacerlo aceptar sus errores.

Se trata de un método realmente interesante. Una vez que lo aplicas, lograrás que él vuelva a buscarte pensando que no puede dejarte ir nunca más. 

Si quieres volver a atraerlo y encender la chispa que solía haber entre ustedes mira este video para conocer los secretos y técnicas que harán que regrese.

Lo que conseguirás no será repetir la misma relación que tenían sino crear un nuevo vínculo mucho más fuerte y profundo. 

Aquí está el link al video una vez más. 

¿Es saludable ser amiga de un ex?

Bueno, sí, tienes el derecho a elegir a tus amigos. 

Y no permitas que otras personas en su vida tomen esa decisión por ti, porque lo intentarán.

No hay nada de malo en ser amigos de Facebook o darle me gusta a una foto de Instagram de sus hijos.

Además, es probable que no dejes todo para salir corriendo a juntarte con él o intentes avivar un viejo amor.

De todos modos, elegir seguir siendo amiga de un ex requiere un poco de cuidado y mucha reflexión.

Nuevamente, un ex es un ex por una razón.

Pregúntate, ¿cuál es la ventaja de seguir siendo amiga de mi ex pareja?

Si no puedes nombrar más de dos razones, no te molestes. La amistad fallará y solo te lastimará a ti o a él nuevamente.

¿Cómo sé si mi ex sólo quiere que seamos amigos?

No hay una respuesta clara a esa pregunta. En especial porque cada relación es única. 

Sin embargo, hay algunas pistas e incluso señales de alerta que pueden guiarte a través de una ruptura y lo que sigue. 

Recuerda, cada ser humano es único, lo que significa que también lo son nuestras relaciones.

Una de las primeras señales significativas es cuando un ex se te acerca para pedirte un consejo romántico o para hablar sobre sus próximas citas con otras personas. 

Primero éste no es un tema del cual quieras hablar con un ex, y si él no tiene la sensibilidad de darse cuenta ya hay algo que anda mal desde el comienzo. Y lo que es claro aquí, es que ya no tiene intenciones de algo romántico contigo. Sino jamás mencionaría el hecho de querer estar con alguien más. 

Al mismo tiempo, si no se pone celoso de que estés saliendo con otros chicos, es una señal de que está listo para ser solo tu amigo. Es claro que no busca que ustedes dos vuelvan a estar juntos.

¿Cómo sé cuando un ex quiere ser más que amigos?

A veces es más fácil saber cuándo un ex quiere ser más que amigos que no.

Las señales de alerta de que tu ex aún podría sentir algo por ti incluyen:

  • Reacciona instantáneamente o te sigue demasiado de cerca en las redes sociales. También debes considerar sus comentarios y qué tan activamente te involucra. Conoces a tu ex y puedes darte cuenta cuando está demasiado pendiente. 
  • Simplemente aparece donde estás con demasiada frecuencia. Ya lo sabes, ese es un comportamiento un poco raro. Eso no quiere decir que ir a las mismas fiestas no sea normal. Probablemente compartiste amigos. Pero podría pasarse y tú conoces tus límites.
  • Te envía mensajes de texto para saber qué haces. Especialmente durante los primeros meses, puede ser una reacción natural. Sin embargo, si te envía mensajes de texto día y noche, es probable que te quiera de regreso para algo más que una amistad.
  • Los regalos personales son más que una bandera roja. Es él gritando que te quiere de vuelta. Cuando te haga sentir incómoda, devuélvelos con un cortés agradecimiento y pon un límite.

En última instancia, tus relaciones personales están bajo tu control.

Conoces tus sentimientos por él. Es posible que tengas que sentarlo y explicarle que no puedes tener ninguna amistad con él.

Lo estás haciendo por ti, no por él. Y recuerda, no dejes que nadie te culpe por ninguna situación con la que no te sientas cómoda.