«Me dice de quedar, pero no concreta»: 19 razones absolutas

Has conocido a alguien ideal. Hablan seguido pero nunca concreta ese encuentro tan esperado.

¿Te preguntas por qué coquetea contigo si no está interesado en salir?

Hay muchas razones por las que un hombre podría estar haciendo esto.

Desde seducir para aumentar su ego hasta poner celosa a otra mujer, la lista es larga.

Aquí descubrirás 19 razones por las que un hombre te dice de quedar, pero no concreta

Presta atención, estás a punto de leer por qué lo hace y cómo revertirlo. 

Empecemos por la pregunta más obvia:

1) ¿Estás segura de que está interesado en algo más contigo?

A veces una puede malinterpretar las señales que recibe de un hombre.

Si él se muestra divertido, simpático y encantador, puede que creas que está coqueteando contigo.

Seguro sientas una conexión instantánea con él y te decepciones cuando no llegan a ninguna parte.

Te preguntarás, ¿por qué coqueteó si no quería invitarme a salir?

Resulta que en realidad sí le gustas, pero no de forma romántica.

No está interesado en perseguir nada más que una amistad platónica.

Según la autora Diana Raab en Psychology Today, el amor platónico es:

«una relación emocional y espiritual especial entre dos personas que se aman y admiran la una a la otra debido a intereses comunes, una conexión espiritual y visiones del mundo similares. No implica ningún tipo de participación sexual.»

Entonces, es probable que disfrute tu compañía y hablar contigo y…nada más.

Y si no le da importancia a quedar para una cita, tal vez sea porque no la necesita. 

A veces, ser amigable es sólo eso, ser amigable.

2) No tiene ni idea

John Gray afirma en el título de su libro que «los hombres son de Marte y las mujeres de Venus.»

Esto significa que la manera de ser y comunicarse del hombre y la mujer suele ser diferente.

Algunos hombres simplemente no tienen ni idea de cómo interpretas lo que te dicen exactamente.

Un hombre podría no reconocer que tú tienes otras intenciones con él.

Podría estar disfrutando de tu compañía, pero no estar captando tu coqueteo y mucho menos tus ganas de una cita.

Seguramente esté interesado en ti. El no darse cuenta de que él también te gusta, frena su avance.

3) Le gusta la atención y coquetear contigo

Coquetear puede ser increíblemente divertido.

¿Qué es mejor que conocer a alguien nuevo, encender el encanto y charlar con él durante toda la noche?

Seducir es placentero, eso lo sabemos.

Pero ¿sabías que algunas personas pueden volverse adictas esta sensación?

Es cierto, muchos chicos coquetean porque disfrutan de la atención que conlleva. 

Les gusta cómo les responden las mujeres y la sensación de ser deseados por mucha gente.

Esto significa que más que querer realmente una conexión, simplemente quieren seducirte.

Para mantener este juego vivo, puede que insista en hacerte creer que tendrán una cita pronto.

Pero en realidad, él solo está haciéndote perder el tiempo. 

Si buscas algo más que un simple coqueteo, entonces no es el hombre para ti.

4) Está en una relación 

Si se han conocido en una aplicación de citas, es probable que no esté soltero.

Seguramente ya tenga una pareja y, posiblemente, lo mantenga en secreto.

Es muy habitual que la gente que aparece en las aplicaciones de citas esté casada o tenga una relación.

Tal vez esté buscando una aventura de una noche y no una relación.

Al darse cuenta de que tú querías más, decidió buscar en otra parte.

5) Está en una relación infeliz

Algunos hombres no reciben suficiente atención de sus parejas.

Esto los hace seducir a otras mujeres porque quieren ser amados. 

Buscan conectar con alguien. Quieren ser vistos. Sentirse valiosos.

En este caso, no concreta una cita porque seguramente le estés generando confusión. 

Es evidente que está en una relación que no lo hace feliz, y el que tú le proporciones lo que busca lo hace dudar.

6) Es inseguro o tímido

Quizás esté soltero y se sienta atraído por ti, pero le cuesta vincularse contigo. 

Podría tener problemas de confianza y esto genere nerviosismo ante cualquier evento social.

La persona tímida suele sentirse más cómoda hablando a través de una pantalla.

El hecho de que quieras concretar una cita puede que le esté generando ansiedad o temor al rechazo.

7) Es introvertido

A diferencia de la timidez, las personas introvertidas son reflexivas y sociables con los que conocen bien.

Así que, tal vez sólo esté en el proceso de conocerte mejor para dar el siguiente paso: verse cara a cara.

8) Se siente solo o está aburrido

Si se siente solo o aburrido, puede tentarse a coquetear con cualquiera que se cruce en su camino.

Desgraciadamente, esto suele llevar a interacciones no deseadas e inapropiadas con las mujeres.

Buscan mantener el dialogo contigo con falsas promesas de un encuentro que nunca sucederá.

Su objetivo no es verte, simplemente que lo entretengas charlando cuando él lo necesite.

9) Quiere sentirse bien consigo mismo

A algunos hombres les gusta crear falsas expectativas por diversas razones, entre ellas la autoestima y la validación.

Para sentirse bien consigo mismos, intentan coquetear con tantas mujeres como sea posible para sentirse mejor.

Cuantas más mujeres interesadas en ellos consigan, más «grandes» serán.

Sencillamente, no buscan otra cosa más que alimentar su ego.

10) Tiene un complejo físico

Si aún no se conocen físicamente, puede que tenga miedo a que lo veas.

Hay personas que se sienten acomplejadas por su aspecto físico.

Se sienten confiados a la hora de hablar, pero temen ser vistos “por fuera”.

Este tipo de personas intentan demostrar sus cualidades intelectuales y personalidad antes de concretar una cita.

Quieren que los aceptes antes de que realmente se conozcan. Así, su aspecto físico no será lo primordial.

Todos somos únicos y diferentes. No hay físico que sea mejor que otro. 

Si crees que este podría ser el problema, intenta dejar en claro que para ti el físico no es lo más importante.

11) Está practicando

Los hombres a veces seducen a mujeres que no les interesan para practicar sus habilidades.

Es una táctica común utilizada para aprender lo que se siente al coquetear y mejorar en el proceso de seducción.

Al hacer esto, no se arriesgan a ser rechazados por alguien que realmente les atrae.

Él verá lo que funciona y lo que no, y cuando esté preparado, estará listo para salir a escena.

Así podrá coquetear con las mujeres que realmente le interesen y no sentirse nervioso o ansioso.

Entonces, no concreta una cita, simplemente porque sería dar el siguiente paso. Y éste no es su objetivo final. 

12) Poner celosa a otra chica

Este es un caso típico.

El juega con una mujer y genera el proceso de posible “futura cita” para dar celos a alguien más.

Generalmente, este tipo de hombres se siente atraído realmente por una compañera de trabajo.

O, tal vez, una exnovia o incluso una muy buena amiga.

Lo que quiere lograr es tener una situación de posible cita para tener motivo de charla con la mujer que quiere.

Y así, al hablar de ti y la famosa cita que podrían llegar a tener, darle celos a la que él realmente desea.

Esto se llama «hacerse el duro». Y es una técnica bastante habitual entre hombres.

Otra forma de aplicarla es que él decida ignorar a la mujer que realmente le gusta y coquetee con su amiga. 

O sea, tú. Lo que significa que eres su señuelo.

Con ello espera llamar la atención de ella y ponerla celosa.

Si te sientes identificada, esta cita nunca se concretará. Mejor, déjalo ir. 

13) Se ha peleado con su novia

A veces un chico coquetea contigo para vengarse de su novia.

Si está atravesando un problema en su relación, puede intentar conquistar otras mujeres para vengarse de su novia. 

Sin embargo, este juego de coqueteo inofensivo podría acabar haciéndote daño a ti y a su novia.

Nunca es bueno encontrarse en medio de una pelea de pareja.

14) No sabe decir que «no»

En su mayoría, los hombres son bastante directos. 

No son tímidos a la hora de pedirte una cita y pueden ser francos con sus palabras. 

Pero hay una cosa que puede hacerles perder la cabeza: ¡si coqueteas con ellos primero!

Algunos hombres coquetean para ser educados o porque se sienten incómodos.

Así que, si tú inicias el coqueteo, es posible que el chico sólo lo continué para ser amable y no porque le gustes.

Él está intentando ser un caballero y no sabe cómo revertir esta situación.  No quiere salir contigo.

15) Miedo 

El miedo es una emoción que paraliza.

Hay personas que temen el poder experimentar situaciones negativas.

Sobre todo, cuando ya han tenido malas experiencias en citas anteriores o relaciones complicadas.

16) Es sólo un juego para él

Los chicos coquetean con chicas que no les interesan como un juego entre ellos. 

Es divertido y puede ser una gran manera de conseguir la atención y la validación de los extraños.

Algunos chicos incluso compiten entre ellos para ver quién consigue más números de teléfono en una noche.

Es como si generar vínculos o expectativas de algo más con una chica, engañándola, sea como un trofeo para ellos.

Así que, es muy posible que sólo se esté divirtiendo y no tenga intención de ir más allá.

No te lo tomes como algo personal, no eres la única a la que le ha pasado. 

Trata de seguir adelante. Este tipo de personas es mejor quitarlas de tu vida.

17) Le estás dando señales contradictorias

¿Conociste a un chico estupendo, pasaste una noche divertida coqueteando, sólo para que las cosas terminaran ahí?

Le das indicios para que concreten una cita, pero no te responde como esperabas.

Te preguntas por qué ha desperdiciado toda una noche seduciéndote si no quiere una cita.

¿Qué está pasando? ¿Has hecho algo mal?

El asunto es el siguiente: tal vez quería invitarte a salir, pero seguía recibiendo señales contradictorias de tu parte.

Por eso es importante ser clara con tus intenciones cuando hablas con alguien nuevo.

Si das señales equivocadas, la persona podría asumir que sólo quieres un amigo y no una pareja romántica. 

Si no entiende que quieres ir más allá, es probable que pierda el interés en mantener una relación contigo.

18) Para aumentar su autoestima

Un hombre coquetea con una mujer para aumentar su autoestima. 

No necesariamente quieren tener una relación, pero sienten que es la única manera de sentirse bien consigo mismos.

Al coquetear con alguien tu cerebro libera dopamina y oxitocina, que ayudan a levantar tu estado de ánimo.

Esto genera una sensación de felicidad y bienestar.

Es más, coquetear con alguien podría mejorar tu nivel de confianza, así como disminuir la ansiedad y el estrés. 

Estas emociones hacen que las personas con baja autoestima utilicen esta estrategia para sentirse mejor.

19) Le teme al compromiso

Algunos hombres coquetean porque no están preparados para comprometerse con una sola mujer. 

No quieren estar atados. 

Pueden coquetear con otras mujeres porque están buscando una razón para romper con su novia actual.

Así, lo único que hace es alimentar la ilusión de una posible cita, pero nunca concretarla.

Él solo busca un motivo para romper lo que ya tiene. 

¿Cuál es el propósito de coquetear y no concretar?

Coquetear tiene muchos propósitos, y el más importante es establecer una conexión.

El coqueteo también puede utilizarse para hacer que alguien se sienta bien consigo mismo.

Esto le dará una sensación de logro y bienestar.

También es una forma eficaz de comunicación que puede ayudar a conocerse mejor.

Los hombres suelen coquetear con las mujeres que les resultan atractivas porque quieren ver si les interesan.

Si una mujer no parece interesada, el hombre evitará la cita por temor al rechazo.

¿Cómo hago para que concrete?

Cuando estamos en esta situación, la persona que nos interesa nos está confundiendo.

Mas allá de que sea adrede o no. Es evidente que su comportamiento nos está haciendo mal.

O, tal vez sin darnos cuenta, seamos nosotras la que le estemos generando esa confusión. 

Y sea él el que no sepa cómo avanzar para concretar la cita.

Cualquiera sea el caso, aquí te dejo tips para que puedas revertir esta situación.

1) ¿Te gusto?

Una pregunta tan sencilla como esa puede que sea la clave para dar el paso siguiente.

No voy a mentir. Sé que es una pregunta directa que no todas podemos preguntar con ligereza. 

Siempre está presente el miedo al rechazo. Pero… ¿y si te dice que le gustas? ¿Te lo vas a perder?

2) Tú debes hacer la propuesta

Ya sea por timidez o miedo. Algo lo esta frenando. Esto indica que debes ser tú la que tome la iniciativa.

Ten coraje y rompe el hielo. Tal vez, esta sea la única manera de lograr lo que quieres. 

Al notar tu interés en conocerlo mejor, seguramente sus inseguridades se desvanezcan. ¡Anímate!

¿Cómo hacer la propuesta?

Aquí te dejo ideas para que estratégicamente logres una cita.

  • Finge un encuentro entre amigos

Si, lamentablemente hay que emplear el método de mentiras aquí. No es mi preferida, pero funciona.

Esta es una opción para aquellas que no se animan a hacer la pregunta directa: «¿quieres salir conmigo?»

Propone un encuentro o salida con el grupo de amigos de cada uno.

Tú finges que llevarás a tus amigas y él llevará a los suyos. Por supuesto, no debes invitar a tus amigas a ningún lado.

Es pura ficción. 

Cuando estén cerca al día del encuentro, hazle saber que tus amigas no podrán asistir finalmente.

PERO, déjale en claro que tus ganas del encuentro siguen intactas y que te gustaría verlo de igual manera.

Aquí hay 3 posibles escenarios de desenlace:

  1. Puede que te invite a salir con sus amigos, en ese caso, toma coraje y transfórmate en la estrella de la noche. Posiblemente seas la única mujer en el grupo y eso te de cierta ventaja.
  2. Te cancele lo planeado y te diga que saldrá por su cuenta con sus amigos.
  3. Decida verte a solas y logres la tan ansiada cita.
  • El viejo truco de las entradas

En el film «Cómo Perder a un Hombre en 10 días», Andie Anderson (Kate Hudson), aplica esta técnica así:

Ella hace saber que tiene 2 entradas para un evento al cual Benjamin (M.McConaughey) no puede resistir asistir.

Por supuesto, al ser una película romántica, la técnica funciona. Un nuevo romance nace en la pantalla.

Es una estrategia bastante clásica, no voy a llevarme el crédito por la misma.

Si sabes que tiene debilidad por alguna película o músico en particular, puedes tentarlo a ir contigo.

Puedes ser sincera y decir que pensaste en cuánto le gusta y que las compraste por ese motivo.

O, simplemente fingir que llegaron a tus manos por arte del destino. Tú decides. 

La estrategia es hacer que muerda el anzuelo y tengas la oportunidad de estar a solas con él. 

Dile la verdad

Las técnicas y estrategias están bien, pero no hay nada que supere una conversación sincera.

Siempre está la oportunidad de aclarar dudas sin necesidad de caer en reproches o acusaciones.

No tiene por qué molestarle que le consultes el motivo por el cual evita verte a solas.

Tal vez su respuesta te sorprenda. 

Sé tú misma. Nada es más sexy que una mujer sin temor a ser quien es.