Los hombres sufren cuando su amante los deja

We sometimes include products we think are useful for our readers. If you buy through links on this page, we may earn a small commission. Read our affiliate disclosure.

Tener un vínculo con un hombre casado no es fácil. 

Entre muchas otras cualidades se necesita paciencia, porque sabes que él no estará para ti al 100%. 

Y esto puede que no solo dificulte tu relación, sino que, al largo plazo, te agobie.

¿Quieres dejar a tu amante casado y retomar las riendas de tu vida?

¿Te preocupa cómo pueda reaccionar o si sufrirá?

Sí, aunque no lo creas, los hombres sufren cuando su amante los deja.

Pero todo depende de qué tipo de relación tenga con su amante y qué tan profunda es.

Qué siente un hombre cuando termina con su amante

Cuando un hombre es dejado por su amante, él se sentirá mal.

No solo porque es una pérdida de un vínculo en su vida, sino porque su ego ha sido dañado.

Y eso es lo que suele inflarse cuando comienzan a tener una amante.

Generalmente, los hombres casados son infieles cuando sienten que algo les falta en sus vidas.

Puede ser amor, sexo, admiración o simplemente, necesitan ser el centro de atención de alguien nuevo. 

Por eso, tener una relación de infidelidad, si bien trae dificultades para una persona casada, alivia su ego herido o carencia.

Así, su manera de reaccionar tendrá que ver con el tipo de relación que tenía con su amante.

Y qué alivio o novedad traía a su vida.

Es decir, si la amaba o tenía una relación fuerte y profunda, o si era solo entretenimiento sexual.

Si está enamorado…

Si el hombre casado está enamorado de su amante, su pérdida lo hará sufrir mucho.

La psicóloga experta en relaciones de pareja, Jo Hemmings, dice que,

«si bien es diferente para cada uno de nosotros, el sentimiento intenso de tristeza, pena y la sensación abrumadora de que nunca vamos a poder superar el dolor es común (en todos los casos).»

Pero lo más importante es que el hombre deberá enfrentar el vacío que su amante dejó.

Y, posiblemente, lo obligue a replantear su vida o lo que deba hacer si desea recuperarla.

Por supuesto que, el motivo de ruptura será lo que defina si hay oportunidad de volver con la amante.

Pero si ella lo dejó porque no tolera más ser la segunda mujer en su vida, seguramente deberá evaluar si está dispuesto a dejar a su esposa o no.

Y eso, créeme, le generará confusión, miedo y ansiedad.

Porque deberá enfrentarse al mayor de sus miedos: lidiar con los problemas que hicieron que tenga una amante en primer lugar.

Si la amante era un entretenimiento…

Su reacción puede ser muy distinta si lo que había entre su amante y él era solo por placer.

Es decir, si era una suerte de aventura sexual y de entretenimiento.

Un vínculo en el que él, seguramente, se sentía como un Dios.

Por poder satisfacer sus deseos y tener una mujer a su disposición que esté de acuerdo con ello.

Pero este tipo de relaciones, con el tiempo, suelen perder claridad.

Y uno de los dos puede llegar a pedir más de lo que hayan acordado.

En ahí donde muchos hombres agradecen salirse de la relación de infidelidad. 

Porque ya no les brinda satisfacción, sino que se transforma en un problema.

Es decir, cuando conocen las mañas y contradicciones de la amante y comienzan a experimentar el desamor.

O cuando comienzan a no querer enfrentar los reclamos que la amante le pueda hacer.

Si él tenía una relación de entretenimiento, probablemente la ruptura le brinde alivio.

E intente reemplazar a la amante que lo dejó por una nueva.

Porque para él lo importante no era la amante, sino cómo ella lo hacía sentir.

Cómo se siente un hombre cuando lo dejas

Según la psicóloga Belkis Carillo, estos son algunas de las reacciones comunes que pueden tener: 

Baja autoestima

Los hombres que buscan tener una amante suelen tener baja autoestima.

Generalmente, son infieles cuando están atravesando una crisis de identidad.

Como la clásica crisis de los 40 o 50 años.

O también porque tengan dificultades en su matrimonio, y no se sientan valorados.

Ahí es donde entra en juego la amante que brinda un sentido de aventura a su vida y novedad.

Este tipo de relaciones hace que su autoestima se eleve rápidamente. 

Ya que se transforma en el centro de atención de la amante.

De esta manera, perder a su amante puede conectarlo nuevamente con su baja autoestima.

Incluso, en algunas ocasiones, empeorarla. 

Ya que ahora se suma la herida de perderla y sentir confusión de por qué no quiere estar más con él.

Confusión y traición

Asimismo, que se rompa la relación con su amante puede brindarle mucha confusión.

Sobre todo, si quien decide romper la relación es la amante. ¿Por qué?

Porque, generalmente, la amante sabe a qué se atiene a la hora de estar con un hombre casado.

Sin embargo, suele suceder que la amante no desea seguir el juego o tener la falsa ilusión de que él dejará a su mujer para estar con ella. 

Esto suele brindar confusión e, incluso, la sensación de traición en ellos. 

Ya que, generalmente, los hombres suelen dar aviso de que su condición matrimonial no cambiará, y que la amante deje de tolerar esta condición es tomado como una traición.  

Tristeza, soledad y desilusión

Como en toda ruptura, es normal que sientan tristeza.

Y que experimenten un vacío o se sientan solos.

Seguramente, porque extrañe la compañía de su amante.

Esto también puede generarle desilusión.

Ya que, tarde o temprano, entenderá que el “juego de tener una amante” ha terminado. 

¿Cuánto tiempo tarda un hombre en olvidar a su amante?

Psicólogos de la Universidad de Binghampton destacan que los hombres tardan más que las mujeres en recuperarse de una ruptura.

Ya que, a diferencia de ellas, son reservados y no tienen facilidad para digerir estos sentimientos.

Por eso, el hombre que ha perdido a su amante suele tardar un tiempo prudencial en olvidarla.

Esto es, si la relación que tenia era profunda y de amor. 

Sin embargo, todo depende de qué tipo de vinculo era. 

Si era solo de placer, pues probablemente la olvidará al encontrar a otra amante.

Pero si él estaba enamorado, es probable que la herida de la ruptura lo acompañe por un largo tiempo. 

Cómo dejar de ser amante

Lo importante es entender que, en estas cuestiones, las relaciones de 3 siempre terminarán con alguien sufriendo. 

Ya que la infidelidad es sinónimo de deshonestidad, y eso facilita lastimar al otro.

Para salir de este tipo de relaciones, es vital trabajar la autoestima.

Y aceptar que tienes el derecho a tener un amor, al igual que cualquier otra persona.

Tú mereces un hombre que brinde cariño, compañía y la atención de una pareja por completo.