Los hombres me miran pero no se acercan, las 18 verdaderas razones

Eres una chica animada, sales con amigas, te diviertes. 

Pero sí, muchas veces también te encuentras preparándote para salir por la noche con las ganas de que sea esa noche en la que conozcas a alguien increíble. 

Te pones tu lápiz labial rojo favorito, ese perfume riquísimo y sales con la energía bien alta.

¿Solo para volver a casa desanimada?

No te consideras una «femme fatale»  pero sabes que eres guapa y te sientes agraciada.

Sin embargo has notado que en los lugares que frecuentas los hombres te miran por un buen rato,… te sonríen y te siguen con la mirada, pero nada, ni te hablan.

Una y otra vez, te encuentras notando a alguien lindo, sintiendo esa chispa eléctrica de potencial vibrando en el aire, y una y otra vez no sucede nada.

Puede que creas que eres abierta y super accesible. Pero hay cosas sutiles que ni siquiera te das cuenta que estás haciendo, que podrían alejar esos emocionantes potenciales.

Pero no debes preocuparte. Esto no sólo es muy común, sino que se puede arreglar fácilmente.

Aquí tienes las 16 razones más comunes por las que los hombres te miran pero no se acercan (así como lo que puedes hacer para cambiarlo).

Así que sigue leyendo, y antes de que te des cuenta, te estarás debatiendo entre cual elegir.

1) Estás todo el tiempo con el teléfono

Si estás sumergida en tu teléfono mientras tus pulgares se desplazan sin pensar a través del Instagram, no parecerás accesible.

Es difícil iniciar una conversación con alguien que está metido en su teléfono (¿alguna vez intentaste hablar con tu madre mientras intentaba buscar algo en Google?).

Da la sensación de que hay otra persona a la que preferirías prestarle atención. 

Incluso si un chico piensa que eres atractiva, se verá disuadido si estas pegada al móvil.

Por lo tanto, guárdalo un rato y concéntrate en estar presente en ese momento.

No te preocupes, lo volverás a sacar pronto cuando ese chico guapo al otro lado de la habitación te pida tu número.

2) Nunca tiene la oportunidad de pillarte a solas

Es divertido salir con tu grupo de amigas preferido, y por supuesto, querrás pasar tiempo con las chicas mientras estás fuera.

Es fácil sentirte segura cuando estás rodeada de tus mejores amigas. 

Están todas divinas, bailando y han bebido esa cantidad perfecta de cañas que las hace sentir un poco invencibles. (Por un momento se olvidan intencionalmente de que la cerveza pueda ser una mentirosa notoria).

Pero, a pesar de toda esa diversión, ningún chico se ha acercado a ti. Y no puedes entender por qué.

Si eres de esas chicas que constantemente tiene tres o cuatro amigas pegadas a su lado en todo momento. Ya sea que vayas al bar a tomar una copa o al baño, puede ser intimidante para los chicos acercarse.

Si hay un chico que sigue mirándote fijo, busca una excusa para escaparte por tu cuenta.

Ya sea que te ofrezcas subir al bar para invitar la siguiente ronda de bebidas o salir a tomar un poco de aire fresco.

Esto le dará la oportunidad de hablar contigo personalmente.

3) Eres muy atractiva

Muchos pensarían que ser extremadamente bella e inteligente es todo lo que puedes pedir a la hora de la conquista.

Pero lo cierto es que cuanto más guapa seas, más se lo pensarán los hombres antes de acercarse a hablarte. 

Pueden pensar que eres un poco inalcanzable o que no tienen oportunidad. Y debes admitirlo, nadie se tira de cabeza al rechazo. 

Si es tu caso, no pierdas la oportunidad de mirar a ese chico que te gusta.

No sólo una vez, (tampoco digo que lo sigas con la mirada a todas partes), míralo en varias oportunidades para que se dé cuenta que tiene posibilidades contigo. 

Además, pasar al lado de un chico en un bar, sonreírle y decirle hola casualmente (inclusive sólo con el gesto de la boca, sin emitir sonido) hará que más tarde se acerque a hablarte sin dudarlo.  

4) No haces contacto visual

Y para seguir el hilo del punto anterior, aunque te resulte un poco incómodo, el hecho de hacer contacto visual es una parte muy importante para ayudar a un chico a sentirse confiado de acercarse.

Si hay un chico que te gustó en una fiesta, no tengas miedo de hacérselo saber mirándolo fijamente por un rato o un par de veces. Los hombres necesitan recibir el mensaje lo más claro posible. 

Sonríe y luego rompe el contacto visual y mira hacia abajo por un segundo y vuelve a subir antes de apartar la mirada por completo.

5) Eres la que se acerca siempre primero

La confianza es sexy y no hay nada de malo en dar el primer paso.

Aún así, el coqueteo es un juego y la parte más emocionante de ese juego es cómo va aumentando la tensión.

Cosas como llamar la atención de alguien y compartir un momento íntimo, rozarlo sutilmente de camino a tu mesa o terminar accidentalmente-a-propósito justo al lado de él en la barra para hacer tu pedido de bebida, genera excitación y atracción.

Es un concepto anticuado y pensar que el chico siempre debe ser quien debe dar el primer paso, pero eso no significa que no puedas crear una tensión antes de avanzar o inclusive para motivarlo.

Si eres extremadamente directa y rápida para acercarte a los chicos, no sólo estás perdiendo la oportunidad de crear esa excitación y divertirte. Tampoco les estás dando el tiempo o el espacio para que sean ellos los que te conquisten.

Además, el hombre tiene la cacería en su genética, no lo olvides. 

6) Estás demasiado disponible

Si estás demasiado disponible o pareces una chica fácil es posible que los chicos no se te acerquen. O que se acerquen por las razones equivocadas.

Si un chico te ve de fiesta, ebria, bailando con la ropa desarreglada y el maquillaje corrido, te mirará pero no se va a acercar. Y cualquiera que lo haga lo hará sólo con un objetivo en mente. 

A los chicos les gusta la conquista. Si sienten que ya tienen algo de antemano no se esforzarán por conseguirlo.

7) Desconoces lo que realmente quieren los hombres

Si los chicos no se acercan a ti, probablemente no sepas lo que realmente quieren de las mujeres.

No te preocupes. Ciertamente no estás sola.

Muy pocas mujeres entienden realmente lo que impulsa a los hombres de forma romántica y lo que buscan en una mujer (incluso cuándo recién la conocen).

De hecho, existe una nueva teoría en la psicología de las relaciones que da en la tecla de por qué los hombres se acercan a algunas mujeres pero no a otras.

Se llama instinto de héroe.

De acuerdo con el instinto del héroe, los hombres tienen un impulso biológico de vivir una vida con sentido.

Necesitan ser quien cuida a sus seres queridos, especialmente a su pareja, y sentir que son respetados, valorados y apreciados.

Y este impulso se amplifica cuando se trata de conocer y estar con mujeres.

Lo interesante es que puedes activar el instinto de héroe en tu chico.

Hay palabras que puedes decir, frases que puedes usar y pequeñas peticiones que puedes hacer para desencadenar este instinto tan natural en él.

Haciendo cosas tan simples como:

  • Dejar que te ayude
  • Apoyarlo
  • Celebrar su éxito
  • Desafiarlo mentalmente
  • Hacerlo sentir como si fuera el único chico para ti

Estarás conectando con esa necesidad tan visceral que tienen y no podrá evitar acercarse más a ti.

8) Siempre sales con otros chicos

Yo también adoro a mis amigos varones. Es natural que quieras salir y pasar tiempo con ellos.

Pero debes saber que, el hecho de que estés en un bar con otros chicos, si bien no significa que nadie que esté interesado en ti no se vaya a acercar. Desde una perspectiva externa, hace que algo que ya es intimidante, lo sea aún más.

Hay un par de factores que hacen que parezcas menos accesible si estás rodeada de tus amigos.

No solo podría no estar claro si uno de esos chicos es en realidad tu novio, sino que, al igual que cuando estás rodeada de amigas, puede ser agobiante hacer un movimiento frente a una audiencia.

Especialmente si esa audiencia incluye a Jose, tu amigo jugador de fútbol, de 1,80 mts y ojos azules.

Entonces, si quieres conocer a alguien especial, quizás consideres separarte de tus amigos por la noche.

9) Eres introvertida

Si bien es fantástico estar muy conectada con tu mundo interior, las ventajas de ser tímida en realidad no incluyen los mejores resultados para las relaciones románticas.

No todo el mundo quiere estar en medio de la pista de baile toda la noche, es comprensible, pero si pasas la mayor parte de la noche pegada a la pared o sentada en la mesa, estás perdiendo la oportunidad de involucrarte con otros.

Si evitas interactuar con la gente, es probable que la mayoría de los chicos lo tomen como una señal de que prefieres quedarte sola y no tengas interés en conocer a alguien nuevo.

Cambia la esquina de la por un asiento en el bar o, si prefieres beber tu trago mientras estiras las piernas, haz el esfuerzo de pararte en una zona de mayor tráfico (como la mesa de billar o la barra, por ejemplo).

Un pequeño cambio como ese puede permitirte permanecer en tu zona de confort sin cerrarte a alguien a quien le gustaría entablar una conversación contigo.

10) Tu lenguaje corporal está cerrado

Entender el lenguaje corporal es una gran parte de la seducción.

Es más probable que los chicos se acerquen a ti si tu lenguaje corporal es abierto y receptivo.

Si cierras tu cuerpo y tu postura envías sin querer un mensaje de: «no te acerques a mí”

Es importante ser consciente de cómo te estás expresando más allá de las palabras.

Aquí algunos ejemplos de lenguaje corporal cerrado: 

  • brazos cruzados
  • piernas cruzadas
  • mirar hacia adentro (de espaldas a la mayoría de las personas)
  • mantener las manos pegadas al cuerpo
  • tener la cara inclinada hacia el suelo

Sonreír, mirar hacia afuera, pararte derecha, ser alegre, agradable y animada tanto en tus gestos como en tus expresiones atraerá magnéticamente a las personas hacia ti.

11) Parece como si prefirieras estar en otro lugar

Las personas se sienten naturalmente atraídas por quienes son atractivos e interesantes. Aquellas personas que irradian positividad y energía cálida.

Es fácil que el estado de ánimo de una persona se contagie a quién está con ella, así que, si no parece que la estes pasando bien, los chicos probablemente se mantendrán alejados.

Todo el mundo tiene días grises y no es realista esperar que alguien se sienta 100% positivo en todo momento.

Pero, pasar tiempo en lugares que te hacen feliz, hacer cosas que te emocionan y rodearte de personas que sacan lo mejor de ti, atraerá a las personas hacia ti.

12) No vas a los lugares adecuados para conocer gente

Respecto a pasar tiempo en lugares que te hacen feliz, piensa qué tipo de lugares son.

¿En qué tipo de entornos te sientes mejor y más auténtica?

¿Qué te emociona y te divierte?

Esos son los lugares que deberías frecuentar, porque esos serán lugares en donde habrá mayor probabilidad de conocer a alguien que te interese.

Tal vez sea para ir a una clase de cocina o una noche de música de los 90 en tu club de baile favorito.

Tal vez sea un encuentro de paddle o un concierto.

Si odias estar en clubes con música alta, probablemente no te apetezca entablar una conversación o coquetear en uno.

Pensar en los tipos de lugares en los que te gusta pasar el tiempo y los tipos de chicos que quieres atraer, es importante para tener éxito en tu vida amorosa.

13) No te esfuerzas en verte bien

Esto de ninguna manera significa que las mujeres deban usar vestidos o faldas y tacones cuando esperan la atención de un hombre.

No existe una manera correcta de vestirse, y la moda es una oportunidad increíble para expresarse y expresar el tipo de persona que eres.

Además, cuando te pones algo que te hace sentir bien, eso te hace irradiar confianza y, a la vez, captar la atención de quienes te rodean.

Entonces, ya sea una camiseta, jeans y zapatillas de deporte, un traje de pantalón o tu vestido de verano favorito (los hombres aman los vestiditos), usar algo que muestre el tipo de persona que eres atraerá a personas emocionantes a ti.

14) Parece que no quieres que te molesten

Imagina esta escena: te vas sola a tu café favorito del barrio, específicamente porque sabes que ese chico interesante estará allí durante el fin de semana.

Eliges una mesa estratégicamente ubicada, no obviamente cerca, pero lo suficientemente cerca como para que él tenga que pasar a tu lado cuando se dirija al baño.

Abres tu ordenador y enchufas tus auriculares (tratando de parecer natural), y pides un capuchino.

Pasan dos horas y no hay indicios de acercamiento. Desanimada, te vas a casa.

Si un chico te ve metida en tu ordenador con los auriculares puestos, pensará que estás demasiado ocupada para tener una conversación o que no quieres que te molesten.

Aún es posible ir a trabajar, escribir o leer en un café y que alguien se te acerque, pero el truco consiste en no sumergirte por completo en ello.

Si estás trabajando con el ordenador, quítate los auriculares.

Si estás escribiendo en tu diario o leyendo un libro nuevo, toma pequeños descansos para sentarte y mirar a tu alrededor.

Hacer algo en lo que estés interesada puede ser una gran excusa para comenzar una conversación. 

Pero asegúrate de estar abierta al contacto visual y que tu lenguaje corporal no este cerrado. 

Así  le darás la oportunidad de que esa conversación realmente comience.

15) No está claro si estás soltera

Si un chico no está seguro de que eres soltera aunque esté interesado en ti, hay muchas chances que no se acerque a ti, ya que sabrá que no tiene oportunidad.

¿Sales principalmente con otras parejas?

Se podría interpretar que también estás en pareja y, por lo tanto, no estás disponible.

Si usas anillos en los dedos, también podría enviar señales confusas y hacer que un chico sienta que no sería apropiado coquetear contigo.

Sé que tú nunca confundirías un anillo regular de uno de compromiso, pero sabes bien que los hombres son más distraídos.

Como se mencionó anteriormente, salir con un grupo de amigos también puede hacer que las cosas sean un poco turbias para una posible cita.

Obviamente, no significa que cualquiera de estas cosas sea posible de hacer y aún así conocer gente maravillosa, interesante (y probablemente más observadora).

Pero ten estas variables en cuenta para que puedas ser más consciente de los mensajes que, sin saberlo, estás enviando.

Tal vez no esté demás mencionar de manera sutil que eres soltera si en el grupo hay un chico que te interesa.

16) Nunca sales de tu zona de confort

Si sigues yendo a los mismos lugares una y otra vez, te encontrarás con el mismo tipo de multitudes una y otra vez.

Entonces, si no has tenido éxito, ni conocido a nadie interesante en esos lugares, probablemente sea hora de cambiar.

Como dice Einstein, la locura es hacer lo mismo una y otra vez y esperar resultados diferentes.

Entonces, si te sientes desmotivada y piensas que nunca se te acercaran chicos nuevos, podría ser porque estás en una rutina.

Desafíate a probar algo nuevo cada semana, ya sea llevarte a una cita en solitario para ver esa banda que te encanta o finalmente aceptar salir con tu compañera de cuarto y sus amigos alguna noche.

Siempre las nuevas experiencias traen nuevas posibilidades.

17) Sigues pasando el rato en los mismos lugares que tu ex

Puede que vivas en una pequeña ciudad o simplemente frecuentes los mismos bares a los que ibas cuando estabas en una relación.

De cualquier forma te estás exponiendo a ser perseguida por los fantasmas de las relaciones pasadas.

Al rodearte de multitudes que probablemente conocen a tu ex y su historia, también te estarás rodeando de multitudes que probablemente no quieran involucrarse en algo complicado.

Y si crees en la energía, tampoco es ideal que esperes conectar con alguien nuevo en un sitio donde pasabas el rato con otra persona. Lo ideal es buscar nuevos sitios. 

18) Tienen miedo al rechazo

Si eres muy exigente con los chicos con los que te relacionarás (debe ser alto, deportista, emprendedor, etc.), es posible que, sin saberlo, te hayas ganado la reputación de rechaza-hombres.

Al final del día, exponerse puede dar miedo y si un chico piensa que no tiene ninguna oportunidad contigo, no se pondrá en esa clase de posición vulnerable.

Intenta dejar de centrarte en lo superficial y enfócate en cómo te hace sentir un chico.

¿Te hace reír? ¿Muestra interés genuino en lo que tienes para decir? ¿La conversación fluye fácilmente entre ustedes?

No le debes nada a los chicos que se acercan a ti, por lo que no tienes ninguna obligación de darle tu número o aceptar una primera cita sólo porque tienes una conversación con ellos.

Si te concentras realmente en cómo te hace sentir el chico, en lugar de cómo se ve, o cuál es su carrera, es mucho más probable que puedas conocer a alguien que en verdad pueda estar interesado en lo mismo que tú.

Por lo tanto, tómate el tiempo para pensar realmente qué es lo que valoras en una relación y se realista sobre aquellas cosas que no pueden fallar.

¿Cómo seguir ahora?

Deberías tener más claro lo que has estado haciendo en el pasado que te ha impedido tener los resultados que deseas cuando se trata de citas.

Y eso significa que ahora también tienes la claridad para hacer cambios positivos.

Al realizar los cambios pequeños y sutiles que te propongo en este artículo, te estarás poniendo en posición de atraer experiencias e interacciones nuevas y emocionantes.

Recuerda, esto no significa que los primeros hombres que se acerquen sean un 10 y debas aceptar inmediatamente.

Pero, cada nueva persona que conozcas te mostrará cosas de tí y sabrás cada vez mejor el tipo de persona con la que quieres estar.

Recuerda que si ese chico especial aún no ha llegado, está cada día más cerca.