Le aplico contacto cero pero NO me busca

We sometimes include products we think are useful for our readers. If you buy through links on this page, we may earn a small commission. Read our affiliate disclosure.

Te entiendo, le aplicaste contacto cero a una persona muy importante en tu vida, pero no te busca. Yo intenté hacer lo mismo y tampoco se acercó a mí inmediatamente. 

Lo importante del contacto cero es entender que es una técnica que puede mejorar tu relación, pero no te garantiza que la otra persona te busque. Es fundamental también considerar que el contacto cero no es una solución mágica y puede requerir tiempo y esfuerzo lograr que finalmente una persona se acerque a ti.

Comencemos por entender exactamente qué es el contacto cero.

¿Qué es contacto cero?

El contacto cero es una técnica utilizada en relaciones románticas o de amistad, en la cual una persona decide no tener comunicación con la otra, durante un período de tiempo determinado. 

El objetivo de esta técnica es darles espacio a ambas partes para reflexionar sobre la relación y permitir que cualquier problema o tensión se resuelva de manera natural. 

¿Cómo aplicar correctamente el contacto cero?

Aplicar correctamente el contacto cero implica seguir algunas pautas específicas:

1) Define un plazo

Establece un período de tiempo determinado para el transcurso del contacto cero. Esto puede ser unas pocas semanas o incluso meses. Es importante ser específico y cumplir con el plazo establecido. Al hacer esto será más fácil cumplirlo y podrán utilizar a conciencia este periodo para mejorar la relación, si así lo desean.

2) Sé honesta

Debes ser sincera con la otra persona sobre tus intenciones de tomar un tiempo de distanciamiento. Asegúrate de dejar en claro que tu intención, por ejemplo, que no deseas alejarte para siempre, sino resolver las problemáticas que se les presentaron en la relación. Es muy importante hacerle saber a la otra persona que lo que deseas es trabajar en la pareja. Si tienes dudas sobre tu relación, también debes decírselo.

3) Evita el contacto

Durante el período de contacto cero, respeta el no contacto físico y virtual. Esto incluye llamadas telefónicas, envío de mensajes o interacciones en las redes sociales, como comentarios a las publicaciones o darle me gusta a las stories. Es fundamental hacer esto con compromiso, para poder profundizar en la reflexión que cada uno haga, para la resolución de los conflictos que tengan.

4) Reflexiona

Utiliza este tiempo para reflexionar sobre tu relación y lo que deseas con ella para el futuro. Considera cómo puedes mejorar su vínculo y lo que esperas de la otra persona. Intenta no desviar tu atención de este objetivo distrayéndote con amigos y realizando actividades de esparcimiento con demasiada frecuencia. Si es importante tomarse alguna pausa para renovar energías, pero no debe volverse en algo constante que te desoriente de tu objetivo principal: arreglar tu relación.

5) Debes ser paciente

El contacto cero puede resultar verdaderamente difícil en ciertos momentos. Pero es importante tener calma y paciencia para darle el tiempo que necesita el proceso. No puedes esperar que la relación se arregle de la noche a la mañana.

6) No te sientas rechazada

El contacto cero es un método para renovar una relación, si lo establecen en un principio de esta forma. Por lo que debes entender que no significa necesariamente que la otra persona no quiera estar contigo. Es elemental no sentirse rechazado, ya que puede ser una gran oportunidad para mejorar su conexión sentimental.

¿Cuáles son los beneficios del contacto cero?

El «contacto cero» puede tener ciertos beneficios potenciales en una relación:

Claridad. El contacto cero te da tiempo y espacio para reflexionar sobre lo que realmente quieres y necesitas de una relación. Pensar si la persona con la que estás puede lograr dártelo de alguna forma y de acuerdo con eso avanzar con él. Además, te hace meditar en cuánto esfuerzo estás dispuesta a poner en ello y a dónde se encuentra tu límite de tolerancia.

Establecimiento de límites. El contacto cero puede ayudar a establecer límites claros en un vínculo con tu pareja, especialmente en casos de acoso o abuso. De lo contrario, puede ser el comienzo para terminar alejándote definitivamente de una persona que te hace daño. En una conexión sana tener un margen determinado para el accionar de ambas partes y respetarlo, favorece al cuidado y afecto hacia la otra persona.

Mejora de la autoestima. El contacto cero puede ayudar a restaurar la confianza en ti misma y mejorar tu autoestima, ya que te permite tomar el control de tu vida y realizar decisiones saludables relacionadas contigo. Existen ocasiones en que las personas son maltratadas por una pareja y no se dan cuenta de ello. Al tomar distancia, puede visualizar esto y recobrar seguridad, para no permitirlo.

Protección emocional. Si te encuentras en la situación particular de estar con una persona dañina o tóxica, evitar el contacto con ella puede protegerte de sufrimiento emocional. Además, te dará tiempo para sanar y dejar atrás a esta persona de forma definitiva.

Sin embargo, es importante recordar que el contacto cero no es una reparación extraordinaria para todos los problemas de una relación. Adicionalmente, debe ser considerado junto con otras opciones como la comunicación abierta y la terapia profesional.

Reflexiones finales

En las relaciones, el «contacto cero» puede ser utilizado como una estrategia de distanciamiento temporal o permanente. Esto puede servir para protegerse emocionalmente de una relación no saludable o para solucionar problemas en una relación normal.

Sin embargo, en ocasiones puede ser perjudicial, ya que evitar completamente el contacto con una persona puede dificultar la resolución de conflictos en una relación. 

Por lo tanto, es importante evaluar cuidadosamente si el «contacto cero» es la mejor estrategia en tu caso particular. Muchas veces hay otras opciones, como acudir a un psicólogo profesional o conversar honestamente frente a frente, que pueden funcionar mejor, considerando la particularidad de tu caso.

Ahora que entiendes de qué se trata el contacto cero, sus beneficios y cómo aplicarlo correctamente, puedes hacer buen uso de él. Si aún tienes dudas si este método es para ti, puedes consultar con tu familia o amigos de confianza. Ellos seguramente te brindarán su honesta opinión o te ayudarán a encontrar una mejor alternativa.