¿Eres una novia con dependencia emocional? 8 señales y 7 soluciones

El término «dependencia emocional» no es exactamente algo que a muchas personas les gustaría que se les adjudique. 

Y para algunos chicos, una novia dependiente emocionalmente es su idea de una pesadilla.

Muchos hombres dejarán a su novia porque está demasiado pendiente de ellos. 

Además, la dependencia emocional es un síntoma de una relación poco saludable, y a nadie le gusta.

Entonces, no sólo para mantener a tu chico cerca, sino para sentirte más feliz, es importante asegurarte de no caer en la dependencia emocional.

Al principio debido a que es todo tan nuevo, puede ser que tengas un poco de miedo de perderlo. 

No estás 100% segura de poder confiar en que no se irá.

El mundo de las citas ha cambiado mucho. Si finalmente encuentras a alguien especial, puede ser muy difícil saber cómo equilibrar tu entusiasmo con la necesidad de espacio.

El miedo a perder a alguien que amamos es algo muy fuerte. 

La doctora Leslie Becker Phelps, dice que la belleza, el amor y la pérdida son parte de lo mismo.

Entonces, ¿cómo puedes saber si has caído en la trampa de la dependencia emocional? ¿Y en ese caso cómo puedes trabajarlo?

Hoy te ayudaré a identificar si eres dependiente emocionalmente y qué puedes hacer al respecto.

8 señales de dependencia emocional 

1) ¿Estás celosa de su tiempo?

Cuando comienza una nueva relación, en realidad, en cualquier etapa de una relación, surgirá el concepto de propiedad.

Existe esta tendencia a pensar que debido a que estamos en una relación comprometida con alguien, esa persona nos debe su tiempo, su energía o su atención. Como si nos perteneciera.

Pero una relación sana no incluye la propiedad de la otra persona.

Si te sientes celosa del tiempo que tu novio pasa con otras personas, podría ser una gran señal de que estás entrando en el camino de la dependencia emocional.

Cuando pasa tiempo con otras personas personas, no hay necesidad de desconfiar o estar celosa de su tiempo.

2) ¿Mencionas constantemente «la relación”?

¿Controlas mucho «cómo va todo»?

Si le preguntas constantemente a tu novio si todavía le gustas, o si hablas del progreso de tu relación cada semana o incluso cada día, puedes parecer hasta un poco desesperada.

Su relación progresará y crecerá de forma natural, sin la necesidad de actualizaciones constantes.

Preguntar constantemente a tu novio cómo se siente acerca de tu relación no hará que te ame más ni acelerará la progresión natural de las cosas.

De hecho, podría molestarlo y hacer que su relación comience a retroceder.

3) ¿Cuántas veces seguidas le envías mensajes de texto?

Escribirse mucho con alguien no siempre es algo malo; en mi opinión. 

Pero no hay excusa para enviar mensajes de texto excesivos a tu novio. 

Nos deberías pasar el rato junto a tu teléfono esperando una respuesta o regañarlo constantemente si no responde al minuto.

Todas son formas de sobre demanda y son una gran señal de que te estás volviendo dependiente emocionalmente.

Si no te ha respondido, no le vuelvas a enviar un mensaje de texto con la esperanza de obtener una respuesta. Respeta su tiempo y espacio lejos de su teléfono.

Además, estar siempre enchufados a nuestros teléfonos es malo para nosotros.

4) ¿Estás celosa de sus amistades?

Los humanos somos criaturas sociales. 

Más que disfrutar de la compañía, la necesitamos. La interacción humana es vital para vivir una existencia sana y equilibrada.

Entonces, si estás celosa de las otras amistades de tu novio, estás celosa de algo que él realmente no puede cambiar. 

También estás celosa de algo que es saludable. Si lo piensas lógicamente, no tiene ningún sentido.

Estar obsesivamente celosa de sus amigos es una gran señal de dependencia emocional.

Exigir a tu novio todo su tiempo o enojarte cuando sale con sus otros amigos no es nada saludable. 

5) ¿Le das la oportunidad de extrañarte?

Si tu hombre nunca te extraña, ¿cómo va a querer más de ti? 

La emoción de la conquista no es algo que se termine apenas formalizas con alguien.

Permitir que tu novio tenga la oportunidad de extrañarte hará que te quiera aún más.

Si siempre estás ahí y siempre presente, ya sea digitalmente o de otra manera, él podría comenzar a tener la sensación de que estás garantizada.

Darle ese espacio es importante, para que ambos estén sanos, pero también hará que él se interese mucho más en ti. 

Sino simplemente empezará a evitarte hasta que no quiera saber mas de ti. 

6) ¿Estás todo el tiempo mirando sus redes?

Las redes sociales son definitivamente una bendición y una maldición.

Es una excelente manera de mantenerse en contacto con todas las personas importantes en nuestras vidas.

Pero por otro lado, es una trampa fácil en la que caer si tienes tendencia a ser necesitada y obsesiva.

¿Ves las historias de tu novio en el instante en que las publica? 

¿Estás revisando sus publicaciones en busca de detalles sobre dónde está y con quién?

Si tu vida gira en torno a sus redes, es una gran señal de dependencia.

Si él ve que estás pendiente de todo lo que publica, tendrá la sensación de que no puedes vivir sin él. Y a ningún novio le gusta eso.

A veces es una buena idea permanecer desconectada, al menos por un tiempo.

7) ¿Qué tan complaciente eres con él?

Ser demasiado complaciente es una gran señal para tu novio de que podrías ser una novia emocionalmente dependiente.

Si siempre estás a su entera disposición, se preguntará qué haces en tu tiempo libre o si realmente tienes una vida personal.

Si cree que no tienes mucha vida personal, podría pensar que eres, bueno, aburrida.

Te aseguro que le gustarás más si muestras independencia. 

Una mujer independiente es atractiva.

8) ¿Estás tratando de apresurar las cosas?

Una relación sana progresará de forma natural a través de diferentes etapas. No habrá necesidad de forzarla o apresurarla.

Si piensas que se lo está tomando demasiado lento, es un sentimiento válido.

Pero no es excusa para apresurar las cosas cuando es demasiado temprano o para incomodarlo.

Si lo presionas para formalizar su relación, eso lo asustará.

No intentes forzarlo a comprometerse, no le digas que quieres presentarle a tus padres cuando sólo has estado saliendo una semana, y no hables de un futuro lejano que lo incluya a él y a todos tus planes.

Estas son claras señales de dependencia emocional. 

Esto podría asustarlo y alejarlo por completo.

Si te ves haciendo alguna de estas 8 cosas, es muy probable que eventualmente asustes a tu novio por ser demasiado dependiente de él.

Sin embargo, la dependencia emocional también significa que tienes mucho cariño para dar. Pero  eso puede transformarse en ansiedad e inseguridad.

Ya dijimos que esto no saludable en una relación y la ansiedad puede hacer que ambos se sientan infelices.

Trabajar en entender por qué tienes esos comportamientos es una de las cosas más beneficiosas que puedes hacer.

¿De dónde vienen las inseguridades? 

¿Tienen que ver con problemas de confianza o algo similar? 

Tal vez se deba a una baja autoestima: no crees que lo mereces, por lo que siempre tienes miedo de no estar haciendo lo suficiente.

El autoconocimiento es siempre un buen punto de partida.

Y además, la dependencia emocional hace que sientas que tu felicidad depende de otro. Y eso no es verdad.

Entonces, si has identificado algunos de estos comportamientos, ¿qué puedes hacer al respecto?

Echemos un vistazo a 7 soluciones para la dependencia emocional

1) Se honesta contigo y tus actitudes

Lo primero en el camino a solucionar la dependencia emocional es reconocerla. 

Una vez que aceptamos el problema podremos empezar a trabajar en él y en nuestro bienestar. 

Es importante dejar de culpar a los demás y tomar el control sobre nuestras vidas. 

Debes entender que el poder de tu felicidad es tuyo y de nadie más.

2) Deja tu teléfono

La forma menos productiva de gastar su tiempo casi siempre será en el teléfono.

Verificar compulsivamente tus mensajes para ver si respondió, abrir, cerrar y reabrir las redes sociales para ver si ha publicado algo nuevo, esto solo refuerza los comportamientos nerviosos.

Solo servirá para que te preocupes más por lo que está haciendo tu novio.

Respeta su espacio, y él te respetará a ti.

Además, cuando no estás en tu teléfono, puedes vivir la vida real. 

Tal vez tengas más tiempo para hacer yoga o salir a correr o retomar ese hobby que tanto te gusta.

3) Concéntrate en ti misma

En la misma línea, si estás teniendo dificultades para olvidarte de lo que está haciendo tu pareja, y quieres gustarle más, tómate el tiempo para concentrarte en ti.

El tiempo para ti misma puede ser el momento en que te recuperes más, crezcas más y te ocupes de lo que te hace bien.

Si te concentras en hacer lo que amas mientras estás sola, será mucho más saludable. Serás más independiente, interesante y segura.

Sé que siempre podría cuidarme más. Cuando me siento sola y aislada, me enfoco en hacer algo bueno por mi cuerpo. 

Ya sea que se trate de una mascarilla facial, un baño relajante, yoga o cualquier otra actividad que sea buena para ti o tu cuerpo.

Lo siguiente será que te habrás olvidado por completo de las inseguridades con tu novio, y tal vez él te haya enviado un mensaje de texto primero.

4) Trabaja en tu desarrollo personal

El desarrollo personal ha crecido muchísimo en los últimos años y esto es debido a que es una gran herramienta para trabajar en ser la mejor versión de ti misma y disfrutar el aquí y el ahora. 

Cuando logres reconocer tu verdadero valor, tengas confianza y una sana autoestima no habrá nada que te detenga. 

Olvidarte de la opinión de los demás, sentirte merecedora, independiente y fuerte hará que la dependencia emocional sea un recuerdo del pasado. 

5) Nutre otras relaciones

Generar nuevas amistades, reforzar las que ya tienes, es algo genial para hacer, en lugar de estar pendiente de tu novio.

Cuando empiezas una relación romántica, es normal dejar todo un poco de lado. 

Es lo que pasa. 

Pero no es bueno que una relación romántica sea siempre así. 

Puede llevar a algunos hábitos poco saludables y cosas como la codependencia comienzan a convertirse en un peligro.

Si temes sufrir de dependencia emocional o quieres dejar de ser tan demandante con tu novio, centra tu tiempo y energías en otras relaciones también.

Tendrás tu mente en otra cosa y eso les dará más espacio a ambos.

Quién sabe, tal vez lo pongas un poco celoso.

6) Aníma a tu novio a perseguir sus intereses

Si te has mostrado muy demandante o dependiente de él, un buen cambio será mostrarle tu apoyo hacia sus pasiones personales.

Verá que te preocupas por él, no solo por tu relación con él. Si le muestras apoyo para ser independiente, él sentirá libre de expresarse.

En realidad, el mayor problema de la dependencia emocional es que tu novio puede sentirse incómodo en la relación.

7) Pregúntale qué puedes mejorar

A veces, una conversación directa es el mejor remedio.

Si tu novio ha expresado su preocupación por sentirte un poco dependiente emocionalmente de él o ha hecho saber que ciertas cosas que haces le molestan, sentarse a hablar nunca es una mala idea.

Las buenas relaciones tienen que ver con una comunicación abierta y constructiva.

Pregúntale qué tipo de espacio necesita y haz todo lo posible por dárselo.

Si él vale la pena, te dirá cuál es la mejor manera de ajustar la relación para que funcione para ambos.

No dejes de prestar atención a los signos de dependencia emocional 

Es uno de los mayores errores para las relaciones que existen.

Generalmente hay alguna forma de razonamiento poco saludable detrás de ese sentimiento de necesidad por el otro. 

Cosas como el miedo al abandono, la inseguridad, la falta de amor propio y la ansiedad pueden llevar a comportamientos dependientes.

Pregúntate por qué sientes la necesidad de aferrarte tanto a tu novio.

¿Cuál es la verdadera razón para tener que vigilarlo compulsivamente todo el tiempo?

Una vez que puedas identificar tus comportamientos y comenzar a comprender las razones detrás de ellos, podrás seguir adelante.

No solo por ser una buena novia, sino también por convertirte en la mejor y más saludable versión de ti misma.