¿Cuánto tiempo tarda un hombre en pedir matrimonio?

Sabes que quieres casarte, pero ¿te preguntas si el hombre de tu vida siente lo mismo?

Tal vez llevas un tiempo saliendo y esperabas que él hiciera la pregunta. 

Pero aún no lo ha hecho, y quieres saber por qué.

O quizás te preocupa que no esté listo en absoluto para lanzarse al gran compromiso de por vida, que es el matrimonio.

¿Cuánto tiempo necesita un hombre para saber que tú eres con quien quiere casarse y pasar toda su vida?

Sigue leyendo para descubrir exactamente:

¿Cuánto tiempo tarda normalmente un hombre en estar listo para proponer matrimonio?

Cómo saber si tu chico ya está listo para casarse.

Las cosas más importantes que está considerando antes de arrodillarse ante ti y hacerte la gran pregunta.

¿Cuánto tiempo suele tardar un chico en saber si quiere casarse contigo?

Si adoptamos un enfoque científico al respecto, la respuesta es alrededor de 6 a 7 meses.

Eso puede parecer pronto, pero estadísticamente hablando, al hombre promedio le toma 7 meses saber si su pareja es “la indicada”.

Eso es según una encuesta de 2000 hombres estadounidenses comprometidos. Este estudio también encontró, que casi la mitad de los hombres que decidieron comprometerse, habían recibido «pequeños indicios» de su pareja, alentando la propuesta de antemano.

¿Cuándo se casará conmigo? 19 signos que podrían mostrarte cuando estará listo para proponerse.

1) Cuando sus valores se alineen

Algo realmente bueno es que ambos disfruten hacer las mismas cosas. 

Largas caminatas en las montañas, ver juntos sus programas favoritos de Netflix o hacer salidas nocturnas con sus amigos. 

Pero cuando se trata de matrimonio, los valores compartidos son aún más importantes.

Él querrá saber que ambos van en la misma dirección y que pueden compartir una misma visión del futuro.

¿Coinciden sus esperanzas y sus metas?

¿Están construyendo una vida juntos sobre la base de las mismas prioridades y fundamentos?

Él debe saber que los valores más profundos de su relación son compatibles. De esta forma será más probable que se comprometa a largo plazo.

2) Cuando su química sea muy fuerte

La atracción sexual suele ser un factor importante para ambas partes, cuando una pareja se junta por primera vez.

Puede ser lo que despierte ese interés inicial. Lo que los impulse a tomarse el tiempo para conocerse mejor.

Aunque es común que una relación sexual cambie con el tiempo, la química entre ustedes es clave.

La química es una de esas cosas raras, que pueden ser difíciles de definir. 

Va más allá de una simple atracción física, para crear una atracción magnética. Esto es lo que los atrae el uno hacia el otro, en un nivel completamente diferente.

3) Cuando hayas activado su instinto de héroe

¿Sabes lo que los hombres realmente anhelan de una relación? 

Es algo más que amor e incluso más que sexo.

Por encima de todo, los hombres quieren dar un paso al frente por una mujer. Proveer para ella, protegerla y ser apreciado a cambio por esto.

En otras palabras, los hombres quieren ser un héroe cotidiano.

Y sólo cuando un hombre se sienta como tal contigo, estará listo para casarse.

El instinto de héroe es un concepto nuevo en psicología de las relaciones que está generando mucho revuelo en este momento. 

Si quieres saber cuándo tu hombre hará esa pregunta que tanto anhelas, es algo que necesitas conocer.

De acuerdo con el instinto del héroe, los hombres tienen un impulso biológico de vivir una vida llena de significado. De mantener a sus seres queridos.

Y este impulso se amplifica en sus relaciones románticas.

Sé que suena un poco tonto. En esta época, las mujeres no necesitamos que alguien sea nuestro «héroe».

Pero aquí está la irónica verdad. 

Los hombres todavía necesitan sentirse héroes. 

Después de todo, está integrado en su ADN buscar una relación con una mujer que los haga sentir como tal.

4) Cuando esté preparado financieramente

Incluso en el siglo XXI, con un enfoque más saludable en la igualdad de género, los hombres todavía pueden sentirse psicológicamente bajo presión, por ser el principal sostén económico de una relación.

Antes de que considere establecerse y formar una familia, querrá sentir que está preparado financieramente.

Las bodas son caras, teniendo en cuenta todo. 

Desde las despedidas de solteros, hasta el gran día en sí. Salón, vestido, comida, torta, etc. Todo cuesta un dineral.

No es de extrañar que muchos hombres empiecen a ahorrar mucho antes de proponer matrimonio.

Por supuesto, casarse no tiene por qué ser un asunto tan costoso. 

Es por ello, que una buena idea es hacérselo saber. 

Pero decidir hacer un compromiso a largo plazo con otra persona, es un gran paso. 

Para poder hacerlo, es posible que primero quiera sentir que tiene sus finanzas en orden.

5) Cuando se sienta compatible contigo

Comprender si eres compatible con alguien incluye varios factores.

Es una mezcla de los intereses superficiales que comparte, sus tipos de personalidad individuales y sus valores fundamentales, todo combinado.

Tu compatibilidad indica si él puede vivir contigo, sin un conflicto constante que surja por sus diferencias.

Pensará en si finalmente encajarán o si los constantes enfrentamientos se interpondrán en el camino de una relación armoniosa.

6) Cuando asume su responsabilidad dentro de la relación

Se necesitan dos para bailar el tango y cualquier vínculo necesita que ambas partes contribuyan a que una relación funcione.

Cuando no esté buscándote para que arregles todos los problemas, sabrás que está preparado para asumir su parte.

Además, tampoco te culpará por cada pequeña cosa que salga mal en la relación.

Asumir la responsabilidad dentro de una relación se parece a una comunicación abierta: cuando te hace saber como se siente. Cuando está preparado para admitir que está equivocado o ha cometido un error.

No se trata sólo de reaccionar cuando lo descubres o criticas su comportamiento. Sino que pueda responsabilizarse por sus propias acciones.

7) Cuando conoce tus defectos

El matrimonio es un contrato. Primero quieres conocer todos los términos y condiciones.

Antes de aceptar quedarse con alguien en las buenas y en las malas, él querrá saber qué implican algunas de tus «malas».

Ninguno de nosotros es perfecto. Nuestros defectos son los que nos hacen únicos e incluso pueden ser entrañables para nuestra otra mitad.

Sin embargo, querrá ver todos tus defectos, antes de decidir si podría pasar el resto de su vida contigo.

Se necesita tiempo para conocer realmente a una persona. 

Esto implica, ver cómo respondes comúnmente a una variedad de circunstancias en la vida.

8) Cuando no tiene ningún «pero»

Esto significa que se sentirá listo para casarse contigo, cuando no tenga grandes interrogantes en su cabeza, sobre pasar el resto de su vida contigo.

Cuando sea el momento, cualquier obstáculo se desvanece o se vuelve irrelevante. Sentirá que no necesitará pensar demasiado para hacerte la gran propuesta.

Ya no se preocupará por si alguien más podría ser una mejor pareja o si realmente durarán.

Tiene una certeza tal sobre cómo se siente. Esto le da la confianza en creer que siempre podrán avanzar juntos.

9) Cuando hayan pasado por tiempos difíciles y hayan salido airosos

El matrimonio nunca es un lecho de rosas.

Todas las parejas pasarán por momentos difíciles. 

Es la forma en que lidian con los altibajos de la vida juntos, lo que indica cómo probablemente serán en un matrimonio.

Es fácil estar enamorado cuando todo va bien. Pero son los tiempos difíciles, los que realmente te muestran de qué estás hecho. 

Esto define una relación. 

Tener a alguien que te acompañe, es una parte importante de cualquier relación.

Si han enfrentado ciertas pruebas, han superado sus problemas y han salido mas fuertes, esto demostrará que su relación tiene solidez.

10) Cuando ya conoce todas tus facetas

Es sabido que siempre tratamos de causar la mejor impresión, cuando conocemos a alguien por primera vez.

Las citas pueden parecer una entrevista de trabajo de cierta manera. 

Siempre queremos mostrar nuestras mejores cualidades y presentarnos de la mejor manera.

A medida que pasa el tiempo, comenzamos a sentirnos más cómodos. 

Se vuelve mas seguro bajar la guardia y mostrar nuestras vulnerabilidades. 

Pero a pesar de todo nuestro miedo a ser vistos de verdad, irónicamente, este es el momento exacto, en que realmente comenzamos a unirnos, en un nivel mucho más profundo.

En la raíz de todas las relaciones se encuentra la autenticidad. 

Nunca podremos conectarnos realmente, a menos que nos permitamos ser quienes somos en verdad.

11) Cuando se siente amado y respetado por quien realmente es

Nadie quiere ser el proyecto de alguien. 

Ya sea que traten de cambiar la forma en que se viste o empujarlo a hacer un cambio en su carrera.

Al final del día, todos queremos ser vistos y valorados por quienes somos, con defectos y todo.

Aunque siempre hay espacio para crecer, querrá sentir que te sientes feliz con quien es él ahora. 

Así como es, sin intentar cambiarlo o mejorarlo.

Uno de mis más grandes amores fue justamente un chico que veía en mí quien yo realmente quería ser. Me valoraba completamente. 

Sentirnos aceptados a pesar de nuestras deficiencias nos ayudará a confiar en el otro y a abrirnos. 

En ese momento se sentirá preparado para decidir, si quiere casarse contigo.

12) Cuando pueda verse envejeciendo contigo

Incluso cuando una relación parece ir bien en un momento determinado, existe una gran diferencia entre lo suficientemente bueno ahora, y para siempre.

Envejecer con alguien indica un nivel completamente diferente de comodidad dentro de la relación.

Esto es vislumbrar más allá de la sensualidad del momento presente. 

Es pensar en un tipo de conexión más dulce y tierna. 

El tomará la decisión que tanto estás esperando, cuando pueda ver esto en su futuro lejano.

Demuéstrale que tus sentimientos van más allá de una atracción física superficial. 

Que en verdad sientes que será hermoso envejecer juntos.

13) Cuando tienen mucho en común

Los opuestos pueden atraerse. Pero también ayuda compartir cosas en común en una relación.

Cuando disfrutan haciendo el mismo tipo de cosas, es más fácil pasar tiempo de calidad juntos. 

Si odias todos sus pasatiempos y él considera que todas tus pasiones no le interesan en absoluto, es posible que tengas que esforzarte un poco más.

Cuando compartimos nuestros hábitos y gustos, de manera realista, puede hacer que la vida sea más fácil.

Hay menos probabilidad de conflicto, si nos encontramos en sintonía con nuestra pareja en varios aspectos de la vida.

14) Cuando ya pasaron la fase de “enamoramiento”

Con “enamoramiento” me refiero a ese momento en la relación en el que no pueden hacer nada malo ante sus ojos.

Está inundado por las hormonas del bienestar y todo es perfecto. Sabes bien que la perfección no existe.

Esto dura al menos 3 meses. A veces más, dependiendo de cuánto tiempo pasen juntos.

Cuando comienza a apagarse esta avalancha inicial de hormonas, es cuando se vislumbra realmente a la otra persona dentro de una relación,

Nuestras cualidades menos atractivas salen a la superficie y podemos tomar una decisión objetiva de si encajamos bien.

Él esperará que hayan dejado atrás la fase de “luna de miel». 

Entonces tendrá una mejor idea de si puede lidiar con todo lo que implica estar contigo. Lo bueno y lo malo.

15) Cuando te muestra que está listo para casarse

Si tienen una comunicación abierta en su relación, puedes saber si él está listo para casarse basándote en conversaciones pasadas.

Puede que te haya dicho abiertamente cuál es su posición.

Pero si nunca lo han hablado, su comportamiento aún te dará grandes pistas.

Si han estado saliendo durante varios años y el matrimonio no ha surgido, esto podría ser una señal de que él no se encuentra listo para establecerse.

Quizá tampoco ha salido con otras personas durante más de unos pocos meses. Este comportamiento anterior, puede indicar que todavía no está buscando una relación a largo plazo.

16) Cuando las experiencias pasadas le han dado suficiente perspectiva para saber que es correcto

Dicen que todas las mujeres necesitan besar algunas ranas, antes de encontrar a su príncipe. Lo mismo ocurre con los hombres.

Las relaciones pasadas que no funcionaron para él, pueden haberle aclarado lo que quiere y no quiere de una pareja.

Cuando tenemos poca experiencia en el amor, puede ser más difícil comprender nuestros sentimientos. 

A algunos hombres les resultará más fácil reconocer lo que realmente tienen, cuando tienen ejemplos de relaciones pasadas para compararlo.

17) Cuando su cuerpo le dice que está bien

Y no, no solo estamos hablando de una parte muy específica de su cuerpo.

Podemos creer que pensamos con la cabeza, pero nuestro cuerpo emite señales poderosas sobre cómo nos sentimos.

A veces ir a una cita con una persona, puede hacer que te tiemblen las manos de emoción. 

Pero en otras ocasiones, salir con alguien, no te mueve ni un pelo. 

Estos signos físicos suelen ser buenos indicadores de cuánto nos gusta una persona.

Desde nudos en el estómago, hasta una sensación de hormigueo en las yemas de los dedos. 

Son ejemplo de señales, que delatan fuertes emociones positivas por alguien.

18) Cuando no le preocupa la posibilidad de ser rechazado

Incluso aquellas parejas que años más tarde confiesan que sabían que querían casarse con su otra mitad después de la primera cita. 

Esto no implica que lo hayan preguntado horas después de conocerse.

Existen expectativas sociales sobre cuál es un marco de tiempo aceptable para que se produzcan hitos importantes en cualquier relación.

Algunos hombres pueden estar considerando cuánto tiempo deben esperar, antes de pedirte que te cases con ellos. 

Tampoco olvidemos que hacer la pregunta, puede ser una situación vulnerable en la que situarse.

Es más probable que te proponga matrimonio, cuando no se sienta preocupado por un posible rechazo.

19) Cuando se haya eliminado cualquier obstáculo que se interpusiera en el camino

Si todavía están estudiando, si la situación es complicada en el trabajo, los obstáculos financieros, u otros factores, pueden haberle impedido plantear la pregunta.

No todo es cuento de hadas y las restricciones de la vida real a menudo pueden marcar la diferencia.

Cuando hayan superado todos los obstáculos, se eliminarán las barreras que pueden estar en su camino de compartir toda una vida juntos.

Al final de cuentas…

Las relaciones no tienen una serie exacta de pasos a seguir. 

Esto significa, que no hay un «momento perfecto» para casarse o para que él decida proponerte matrimonio.

En caso que estés lista para llevar tu relación al siguiente nivel, lo mejor que puedes hacer es tener una conversación honesta con él sobre ello.

Si él está listo, pueden avanzar juntos sabiendo que están en la misma página.

Si no lo está, por doloroso que sea escuchar esto, al menos puedes tomar una decisión informada sobre hacia dónde quieres que vaya tu relación a partir de ahí.

o hay nada de malo en anhelar un matrimonio, pero tampoco es el fin último de tu vida.

Muchas personas todavía tienen compromisos saludables y duraderos entre sí sin haberse casado nunca.

Se trata solo de decidir qué es lo mejor para ti, tu otra mitad y su relación juntos.