Cuando dos personas se gustan y no están juntas: 10 casos y qué hacer

El amor es de las cosas más hermosas que podemos experimentar. Es algo que se acerca tanto a la perfección cuando fluye.

Puede traer la dicha más extrema a algunos pero a la vez las sensaciones más dolorosas para otros. 

Es la misma emoción que tiene el poder de romper nuestros corazones, en cualquier momento.

Existe un gran dolor por amar a alguien intensamente, pero saber que no tendrán la oportunidad de disfrutar ese amor juntos. 

Hay muchas razones por las que esto podría suceder, distancia, valores diferentes, familia o simplemente por que él ya está casado.

Podrías estar experimentando ese aspecto agridulce y doloroso del amor, y seamos honestos, no es agradable. 

Cuando dos personas no pueden estar juntas, puede significar el final de lo que podría haber sido una hermosa historia. Inclusive tal vez, antes de que comience. 

Este amor nunca prosperará, puede que permanezca vivo en sus corazones sin cumplirse o que finalmente desaparezca.

Sientes un vacío por tener que vivir sabiendo que no tendrán la posibilidad de estar juntos.

A veces el sentimiento es tan potente que te preguntas si es mejor encontrar una manera de permanecer juntos o si lo mejor sería alejarse por completo.

Pues, vamos a averiguarlo.

¿Por qué sólo el amor no es suficiente para que las cosas funcionen?

Le has dado una oportunidad al amor. 

Has abierto tu corazón y compartido una parte de tu alma y de ti misma. Estás segura que ese hombre es tu alma gemela o algo muy parecido a ello.

Pero incluso si el sentimiento de amor es muy importante, y pensamos que amar es suficiente, en realidad no es lo único.

No vivimos simplemente de esta emoción.

La vida está llena de muchas circunstancias, algunas de las cuales están fuera de nuestro control.

A pesar de ser la mitad del otro, y sabiendo que lo que comparten es un amor verdadero, puede haber algo enorme que les impida estar juntos.

Es una verdad desgarradora, pero sucede.

Sé lo devastador que puede ser cuando están enamorados el uno del otro, pero saben que no podrán estar juntos.

Entiendo cómo esto duele y te lleva por una montaña rusa de emociones. Las dudas te invaden y empiezas a cuestionar todo.

Agobias tu mente y buscas respuestas a «¿Por qué el amor que tenemos no es suficiente?» «¿Hay algo que hice mal?» «¿Por qué no podemos estar juntos?» y mucho más.

Pero es que a veces, el amor, no importa cuán puro y real sea, no siempre es suficiente.

Vamos a repasar las situaciones en que esto podría darse y qué opciones tienes.  

10 situaciones en las que dos personas se gustan pero no pueden estar juntas

1) Vives muy lejos o tu pareja se muda

Las relaciones a larga distancia pueden ser difíciles y en general nadie cree que funcionen.

Si bien la idea de estar demasiado lejos el uno del otro es difícil, en realidad este tipo de relación es posible.

Tal vez tu pareja necesite mudarse a otro estado o país para perseguir sus sueños.

Se necesita mucho esfuerzo para mantener vivo ese amor en una relación a larga distancia, pero pueden hacer que funcione si ambos están dispuestos.

En este punto, no sería justo pedirle a tu pareja que se quede o hacerlo elegir entre sus sueños y tú.

Qué puedes hacer:

Planifica para los tiempos venideros. En el mundo de hoy, Internet provee herramientas para ayudarlos a mantenerse conectados.

Utiliza las herramientas de comunicación para conectar con tu pareja de una nueva forma.

Encuentra formas alternativas para hacer que la distancia entre ustedes sea menos perturbadora.

Ahorra para pasajes de avión y planifiquen cómo pasar tiempo juntos.

Sin embargo, si han hablado de terminar la relación, para que ambos puedan seguir adelante con la vida, comprende que, a veces, así es como deben ser las cosas. Más allá de que aún se amen, hay ciertas situaciones que no se pueden cambiar. 

Lo que han compartido y vivido nadie podrá quitártelo. Agradece por ello y sigue adelante. 

Ten por seguro que aunque ahora no lo parezca, puedes volver a enamorarte. 

2) Tienen valores y formas de ver la vida radicalmente diferentes

Los opuestos se atraen, pero a veces dos personas pueden ser tan opuestas que sus vidas se vuelven incompatibles. 

El hecho de que tengan diferentes pensamientos, ideas, intereses o lo que sea no significa que deben separarse.

Y tampoco significa que siempre deban estar de acuerdo.

Pero si tienen diferencias en cada aspecto de la vida, y nunca pueden llegar a un punto en común, es importante que revisen si es realmente posible seguir juntos. 

Qué puedes hacer:

Aquí tienes dos opciones, o aprenden a respetar sus diferencias o entienden que mas allá del amor que se tienen, no son compatibles. 

Pueden comprender las creencias y opiniones del otro, a menos que sean éticamente y completamente incorrectas.

Y si logran disfrutar de sus diferencias y similitudes, podrían construir una relación fuerte y saludable.

Pero si se encuentran en una instancia en la que es imposible encontrar una solución a sus diferencias, entonces lo mejor es dejarse ir.

3) Sus objetivos de vida son opuestos y los separan

Tener diferentes objetivos en la vida puede generar mucha confusión.

Muchas personas en una relación enfrentan este problema. Y es lógico, no siempre nos gustan las mismas cosas en la vida. Pero a veces se trata de asuntos tan serios que el amor a veces no es suficiente. 

Por ejemplo, tal vez tú quieras casarte y tener hijos pero tu pareja quiere más tiempo o ya los tiene de una relación anterior. 

O tal vez, tu quieres vivir en la ciudad, mientras que él quiere vivir en una isla.

No es algo para resignarse inmediatamente y dejar ir el amor que tienen. Pero sí deberán considerar y conversar estas cosas con detenimiento.

Qué puedes hacer:

Comunicación y compromiso. 

Evalúa tus prioridades en la vida e incluso si tienen objetivos diferentes, tal vez pueden continuar viviendo de la manera que cada uno desea. 

Habrá cosas que deban resignar y eso es lo que tienen que evaluar en profundidad.

Cuando se aman, pueden comprometer ciertas cosas para que la relación funcione. 

Tal vez vivan los próximos 2 años en la ciudad y luego se muden a una isla, tal vez él pueda pensar en tener otro hijo ya que su amor es más fuerte. 

La clave aquí es que no resignen cosas que sean vitales para cada uno y luego les genere arrepentimiento. 

Si lo que desean es tan opuesto que no tenerlo los haría infelices, tal vez es hora de seguir adelante por separado. 

4) Tienen diferentes religiones

Algunas parejas con diferentes religiones pueden hacer que su relación funcione. 

Pero otras no pueden estar juntas por respeto a las mismas.

Además, podría ser difícil cuando no comparten creencias con los miembros de la familia del otro.

Pero esto depende de cuánto afecte tu fe, en tu decisión de elegir un compañero de vida.

Qué puedes hacer:

Puedes elegir amarlo sin importar cuál sea su fe o creencias.

Cada relación enfrenta problemas y dificultades independientemente de la religión.

Lo mejor es hablar con tu pareja cómo sus diferencias religiosas podrían afectar su futuro juntos. En la crianza de los hijos por ejemplo, ya que no es un tema menor. 

Decide conscientemente con tu pareja si pueden estar juntos a pesar de eso o si lo mejor es seguir adelante por separado y encontrar alguien compatible con sus creencias.

La experta en consejos sobre relaciones, April Masini, comparte que la fe no tiene por qué ser un problema en las relaciones y dice lo siguiente:

«El activo más importante en una relación interreligiosa es el respeto. Reconozcan sus diferencias religiosas y tengan conversaciones abiertas [sobre ellas] a lo largo de su relación, pero siempre respeten las religiones del otro».

5) Tu pareja es violenta y abusiva

El verdadero amor nunca es irrespetuoso, ni daña intencionalmente. 

Está libre de sentimientos hirientes, manipulación, intimidación o amenazas.

Cuando amas a alguien, no te quedas atrapada en un ciclo de abuso emocional o físico. Eso no es verdadero amor.

Es importante reconocer que la violencia viene en diferentes formas: física, verbal, social, mental y emocional.

Cuando crees todo lo que dice tu pareja aunque sea dañino y te destruya o aceptas todo lo que hace sin cuestionarlo, estás cegada y siendo manipulada.

Tal vez haya momentos en los que te sientas amada, pero eso no cambia el hecho de que la violencia y la naturaleza abusiva de una pareja son una amenaza para ti y tu bienestar.

Qué puedes hacer:

Aquí no hay grises: Sal de esta relación enfermiza. Estarás mejor sin él.

Ayúdate a ti misma alejándote de esa persona que no te conviene.

Deja de engañarte pensando que así es como se supone que debe ser el amor, porque no lo es.

Si tu pareja te pide otra oportunidad, prometiéndote que cambiará o hará que las cosas funcionen, resiste. Es muy difícil que alguien abusivo cambie, si no imposible.

Lo que necesitas en este momento es rodearte de tus seres queridos y re-conectar contigo misma.

Date el amor que mereces tener.

6) No pueden estar juntos porque él está casado

No es tu culpa amarlo. Tal vez ni siquiera sabías que estaba casado cuando lo conociste y te enamoraste.

Pero en el momento que te enteras que tiene esposa e hijos en casa, es el momento en que debes alejarte.

Tener una relación con una persona comprometida tiene consecuencias. La gran mayoría de las veces termina con alguien lastimado. Y generalmente esa persona eres tú. 

¿Por qué? Porque este hombre está engañando, te está mintiendo a ti o a su familia. 

Y si puede hacer eso con su esposa e hijos, podría hacer lo mismo contigo en el futuro.

Además, ¿sabias que la infidelidad ocurre incluso en una relación feliz y amorosa? Lo más probable es que él jamás deje a su esposa para estar contigo. 

Incluso si este hombre ocultó su matrimonio porque teme perderte, y te has enamorado de él, así no es como deberían ser las cosas. 

Ve a lo profundo de tu corazón para saber qué es lo correcto.

Qué puedes hacer:

Ya lo dijimos, lo mejor es alejarse de esta situación compleja. 

Aunque sientas que él es el amor de tu vida, te aseguro que podrás volver a amar. 

Esta relación, en realidad, podría estar impidiendo que conozcas a un hombre que realmente esté disponible para ti. 

Amar a una persona casada y quedarte junto a él, no vale la inevitable angustia que seguirá.

Y lo cierto es que no querrás ser partícipe en romper un matrimonio. Probablemente la culpa posterior no sería nada agradable.

Lo mejor es que sigas con tu vida. Mereces alguien que esté 100% para ti.

7) Tienes una diferencia de edad significativa

Si bien hay parejas que pueden demostrar que las grandes diferencias de edad no importan, todavía es algo juzgado en la sociedad.

Un estudio encontró que las parejas con más de diez años de diferencia de edad experimentan desaprobación en algún momento.

Cuando tienes una relación con una persona mucho mayor o más joven, recibirás esas miradas juiciosas y comentarios de la gente.

En algunos casos, inclusive puede que hasta tu familia y amigos te critiquen.

Puede ser por las diferencias evidentes en cuanto a opiniones, problemas de salud futuros, madurez y metas en la vida.

Qué puedes hacer:

Sabes que tanto tú como tu pareja tenéis una diferencia de edad notoria. Sin embargo, continúas abriendo tu corazón.

La verdad es que no hay nada de malo en amar a alguien mayor o menor que tú.

Después de todo, el amor no tiene edad.

Aquí tienes un interesante artículo sobre los aprendizajes de salir con alguien menor. 

Las diferencias de edad pueden traer desafíos a tu relación, pero ciertamente puedes tener una relación feliz y satisfactoria con esta persona.

Es decir, mientras tengan confianza, respeto, compromiso y apoyo mutuo, su edad no será una barrera para el amor.

8) No pueden estar juntos por conflictos familiares

Todos amamos a nuestras familias, y es genial si se llevan bien con nuestras parejas.

Pero puede ser difícil si tus padres u otros miembros de la familia no aprueban a tu pareja o tu relación. Te sentirás desgarrada y te hará sentir terrible.

Esto sucede cuando tu familia piensa que tu pareja no es adecuada para ti. 

Tal vez no les guste la apariencia, la raza, el estilo de vida o la personalidad de él. 

O tal vez es porque pueden sentir que tu pareja tiene dos caras y podría hacerte daño.

Sea lo que sea, evita reaccionar a la defensiva o con enojo hacia ellos.

Tal vez solo quieren lo mejor para ti o necesitan más tiempo para conocer a tu pareja.

Qué puedes hacer:

Maneja esta situación con calma y paciencia.

Lo mejor es hablar con tu familia para saber qué es lo que no les gusta de tu pareja. Con suerte, son solo pequeños malentendidos que podrán resolverse con el tiempo.

Hazles ver el lado bueno de tu pareja y explícales que es una relación que te hace feliz.

Si necesitas dar un paso adelante y resolver problemas con tu familia, házlo.

Pero si continúan en desacuerdo y te presionan para que dejes a la persona que amas, entonces ese es el momento de decidir qué es lo mejor para ti independientemente de lo que todos crean. 

No importa lo que elijas, no tienes que sentirte culpable por romper el corazón del otro ni por molestar a tu familia.

Lo importante es hacer lo que te haga feliz a ti y a tu corazón.

9) Tu pareja no te apoya

Cuando te sientes deprimida y el mundo parece estar en tu contra, tener una pareja que te ame puede ser fundamental.

Tener el apoyo de tu pareja, especialmente durante momentos difíciles, te da fuerza y motivación para seguir adelante. 

Y esta es una de las mejores cosas de estar en una relación. Sabes que alguien se preocupa por ti, te comprende y te ama.

Pero, ¿y si no sientes esto de parte de tu pareja? ¿Qué pasa si la persona con la que crees que puedes contar es la que está en tu contra?

Te quedas preguntándote por qué te impide hacer lo que quieres y no quiere ver las cosas desde tu punto de vista. ¿Por qué en lugar de incentivarte te desmoraliza aún más? Podría tratarse de un narcisista. 

Y tú podrías sentir que falta algo cuando no tienes el soporte de tu pareja.

Como psicóloga clínica licenciada Dra. Holly Schiff, Psy.D. Comparte:

“Sin el apoyo emocional y el aliento, [esa pieza faltante] parecerá aún más grande en momentos de estrés y conflicto”.

Qué puedes hacer:

Comunícate con tu pareja. Házle saber honestamente cómo te sientes. Si se trata de un hombre narcisista, el problema podría ser aún mayor y es muy probable que debas considerar alejarte. 

La diferencia radica en si honestamente crees que él es un buen hombre o si su relación tiene tintes tóxicos.

Si tu pareja no apoya tus intereses y sigue impidiéndote alcanzar tus sueños, es hora de pensar a dónde te lleva esta relación.

Lo mejor es estar en una relación con una persona que te valore y donde puedas crecer y volar alto.

10) No pueden estar juntos porque él te engañó

Ser infiel dice mucho sobre una persona y ser engañado es el sentimiento más devastador del mundo. La traición de alguien que amas es algo muy difícil de superar. 

Y sentir que amas a tu pareja, pero él tiene una aventura con otra persona, es desgarrador.

No importa cuáles sean las circunstancias y las razones, engañar no es justificable.

Qué puedes hacer:

Si bien es difícil aceptar lo que sucedió, lo único que queda por hacer es evaluar cual es la mejor forma para ti de superar la infidelidad.

La respuesta más obvia es la separación, pero en ocasiones y considerando muchos factores, podrías intentar recuperar la relación. 

Aquí tienes un artículo donde encontrarás consejos prácticos para afrontar esta situación de la mejor manera.

Lo importante es que te preguntes:

  • ¿Podré volver a confiar en él?
  • ¿Vale la pena arreglar esta relación?
  • ¿Desea tu pareja comprometerse con la relación?

Tomen conciencia que se necesita mucho trabajo, esfuerzo para reparar el daño causado a su relación.

Si decides terminar esta relación, es momento de cuidarte.

Cómo lidiar con el hecho de amar a alguien con quien no puedes estar

Cuando realmente amas profundamente a alguien, nunca quieres dejar a esa persona, es algo comprensible.

Pero muchas veces nos quedamos, no por verdadero amor, sino por algo distinto. Como el apego o la co-dependencia.

E incluso si realmente amas a la persona y él también te ama, hay casos en los que tienes que separarte de todas maneras.

Aquí algunos puntos que podría ayudarte considerar.

1) Dí que no a las medias tintas: Haz que funcione o aléjate

Pregúntate si quieres que esta persona esté en tu vida. Toma una decisión clara de lo que quieres y lo que harás.

Si esta persona es con la que quieres pasar el resto de tu vida, haz un esfuerzo adicional para que la relación funcione.

Si no, aléjate y abandona el contacto por el tiempo que sea necesario. 

2) Reconoce y abraza tus sentimientos

Dale espacio a los sentimientos en tu corazón.

Está bien sentir todas esas emociones que tienes en este momento. No puedes evitar la dolorosa realidad de esta situación aunque desees que las cosas sean diferentes.

Sin embargo, no te aferres al sufrimiento. Nunca permitas que tus emociones abrumadoras se interpongan en el camino de tu evolución.

Enfoca tus energías en superar la pérdida y sigue adelante. Tú puedes.

3) Ve la situación por lo que es

Mira la situación objetivamente y despeja tu mente para que ver las cosas como son.

En algunas situaciones las diferencias se pueden resolver y harás que la relación funcione, pero en otras, más allá del amor que sientan, una situación puede significar que todo se acabó.

No te engañes creyendo que las cosas funcionarán si realmente sabes que no, porque eso sólo extenderá el dolor. 

4) No seas dura contigo misma

Nunca te enojes contigo misma por amar a una persona. Como todos, seguro haces lo mejor que puedes. Así que aunque se trate alguien que no es bueno para ti, date el permiso y el tiempo para resolverlo. 

Acepta cuando las cosas no están destinadas a ser, y no te preocupes por el tiempo que pueda llevarte sanar.

5) Concéntrate en ti misma

No poder estar con la persona que amamos duele. Muchas veces, podemos enfocamos demás en lo que hemos perdido.

Pero aunque todo en tu vida, y tus recuerdos, estén bañados en esa persona, siempre puedes crear nuevos recuerdos y experiencias.

Es hora de que te conviertas en tu prioridad. Haz cosas que disfrutes y date el amor que mereces tener.

Solo haciendo esto podrás lidiar con un amor que no puede ser.

6) Balancea lo bueno y lo malo

Si se trató de una relación poco saludable, podrías pensar que es más fácil concentrarte en lo malo. Pero en realidad, no es la forma más fácil de obtener el cierre que necesitas.

Cuando te enfocas en odiar a tu ex, estás asociando negativamente el amor y las relaciones.

Lo mejor es recordar todo lo que han vivido. Observa los buenos recuerdos y las cosas que te gustaría tener en tu próxima relación y aprende de las cosas malas que ya no necesitas.

Al estar agradecida por la experiencia, aunque sea dolorosa, aprenderás a amarte aún más.

El amor permanece, pase lo que pase

Amarse y no poder estar juntos puede ser doloroso. 

Aún así, algunas personas continúan sintiendo ese amor, incluso cuando están separadas.

El amor continúa viviendo dentro de cada uno de ellos.

Y el verdadero amor prospera y se transforma a pesar de no estar juntos. Nada en este Universo puede hacer que una verdadera conexión desaparezca.

Lo que queda es agradecer la experiencia y salir en busca de una nueva. Quien sabe, tal vez el próximo hombre que entre a tu vida sea con quien realmente estabas destinada a estar.