Cómo saber si estás enamorada o solo es cariño: 19 señales

Amor.

Todos queremos ser amados y estamos queriendo encontrar esa persona a la cual brindarle nuestro amor.

Esta palabra de cuatro letras tiene un impacto enorme en la vida de todos.

El amor es MUY poderoso.

Cuando se trata de amor, solemos dejar de lado las precauciones. Somos lanzados e imprudentes. Algunas personas incluso hacen locuras solo para obtener un poco.

Sin embargo, en esta era moderna de citas, las personas muchas veces confunden el amor con la atracción o la obsesión, inclusive con el cariño. 

Podría ser que hace tiempo tienes un amigo especial, su relación era tan especial que decidieron ir al próximo nivel. Pero en el fondo tienes la existencial duda si lo que sientes por él es realmente amor o sólo cariño.

De repente, no puedes decidir si estás enamorada o si tu cerebro sólo está jugando contigo.

Si estás teniendo el mismo problema y te preguntas constantemente si realmente estás enamorada, no te preocupes, no eres la única.

Millones de personas conocen la palabra amor, pero no su verdadero significado.

Entonces, ¿cómo sabes si realmente amas a alguien o sólo sientes cariño por él?

Pues, el enamoramiento genera sensaciones y actitudes únicas. No hay otra emoción que logre lo que el amor, entonces aquí te compartiré lo que sentirás si realmente lo amas. 

19 señales de que sí estás enamorada y cuándo es sólo cariño

A continuación te dejamos los 19 signos más reveladores. Estos te ayudarán a descubrir tus verdaderos sentimientos y a diferenciar el verdadero amor de la ilusión.

1) Reconoces su imperfección

Si bien es bueno centrarse en las fortalezas de las personas que amas en lugar de sus debilidades, reconocer sus rasgos no tan buenos también es importante.

Es normal ver las mejores cosas de tu pareja. Sobre todo en un principio.

Pero se convierte en algo real, cuando ves lo imperfecto que es ese ser tan importante para ti y de todas formas te encanta.

Lo aceptas.

Reconoces sus debilidades, sus defectos y sus imperfecciones y, sin embargo, todavía quieres quedarte. De hecho, eliges hacerlo.

Ves a tu pareja por lo que realmente es y no por lo que tú quieres que sea. Y decides seguir a su lado, para aprender ambos en el camino de la vida.

Cuando es cariño:

Cuando no aceptas sus fallas, te enojas y resístes a quién es él. Lo criticas y quieres que sea otra persona. Puede que lo aprecies pero eso no es amor.

2) Respetas su libertad

Un poco de celos y posesividad no son malos para una relación.

Sin embargo, una dosis alta, puede ser tóxica e incluso peligrosa. No sólo para tu corazón, sino también para tu salud en general.

El verdadero amor es liberador y no posesivo ni tampoco indiferente. 

En la pareja deben existir 3 partes: la pareja, él y tú.

Tener cada uno su espacio es fundamental, para no agotarse.

Además, no es lo mismo hablar de tus problemas con tu pareja, tu familia o tus amigos. Cada una de sus opiniones tiene un punto de vista diferente.

Esto puede ayudarte a ver cosas que quizás no estás viendo.

Es importante cuidar cada ámbito de tu vida, ya que esto te enriquecerá de diversas maneras.

Que la relación con tu pareja se base en la total confianza mutua es un gran indicio de que se aman.

Si no logran esto, lo pueden pasar muy mal.

Si uno de ustedes es demasiado posesivo y no confían plenamente el uno en el otro, es posible que desees reevaluar tu relación y pensar si lo que tienen es realmente amor.

Cuando es cariño:

Si te da igual lo que él haga, claramente lo quieres pero no te importa en serio. Realmente lo dejas libre porque en realidad te es indiferente pasar tiempo con él o estar con tus amigas. 

3) Has tomado el tiempo necesario

Uno no puede estimar el tiempo que te lleva estar en una relación, para saber cuando es amor de verdad.

Pero Elsa de la película Frozen dijo una vez: «No puedes casarte con un hombre que acabas de conocer».

Lo más probable es que tenga razón.

El verdadero amor lleva tiempo.

La realidad es que no puedes confiar en todos esos químicos en tu cerebro para saber si amas a alguien.

Hay muchas personas que te dirán que te aman y se retractarán al día siguiente. No cometas el error de pensar que uno se enamora a primera vista.

No digo que no pueda suceder, pero uno tiene que ser realista y analizar en profundidad lo que siente por alguien que recién acaba de conocer.

Es como comprar algo que deseas, sólo para lamentar haberlo comprado. Y terminar devolviéndolo más tarde.

Lamentablemente, el amor no es tan simple.

Si te diste el tiempo necesario. Tomaste las cosas con calma hasta llegar a conocerlo mejor, y aún te gusta, de hecho te gusta más todavía, es que estás enamorada.

Cuando es cariño:

Cuando te dejas llevar por la ilusión de alguien que acabas de conocer y piensas que es perfecto. Eso no es amor, es una ilusión de tu mente. 

4) Buscas dar a tu pareja antes que recibir de ella

El amor verdadero es, cuando te concentras más en dar a esa persona que quieres hacer feliz, que recibir de ella.

Algunos se imaginan a sí mismos casados con una persona y teniendo un futuro con ella. 

Pero hay que prestar especial atención en la interacción que existe entre ellos.

Además, para saber si realmente es amor, es necesario ver las cosas no sólo desde tu perspectiva, sino también desde la de tu pareja.

El amor es cuando consideras las necesidades de otra persona antes que las tuyas.

Entonces, si tienes una lista larga de cosas que deseas de una relación, en lugar de cosas que puedes dar; intenta dar un paso atrás y comienza a pensar desde esta nueva perspectiva de dar.

Si el amor de ambos es sincero, el resto llegará solo.

Cuando es cariño:

Tú eres el centro y no tienes ganas de brindarte a él. Te encanta que esté allí para ti, pero cuando es tu turno de dar, te das la vuelta. Lo siento amiga, pero estás en el vínculo por conveniencia.

5) Eliges el interior antes que el exterior

Por muy triste que parezca, algunas personas se centran más en los aspectos físicos de una persona, que en su personalidad.

Amar a alguien requiere que conozcas a esa persona a un nivel personal y más profundo.

Las cosas físicas se desvanecen, pero la buena actitud y el buen corazón permanecen de por vida. Se pueden transformar, pero existe una base que siempre estará allí, en su interior.

Sí solo ves las cosas superficiales, la base de tu relación será llana como un plato.

¿Sabes cuántas cosas increíbles te estarás perdiendo?

Si miras el carácter de tu pareja en lugar de solo ver su apariencia entonces significa que estas enamorada.

Claro que si te agradan ambas, no hay nada de malo en eso.

Pero la persona con la que vas a compartir las cosas que son más íntimas para ti, la debes elegir por el conjunto que es, no solo por una parte.

El todo es más que las partes.

Cuando es cariño:

Cuando él encanta, pero principalmente por su apariencia. Si dices amar a alguien solo porque es agradable a la vista, probablemente sea atracción, no amor.

6) No dejas que las emociones se apoderen de ti

Amar a alguien se siente increíble.

Sientes emociones que nunca antes habías experimentado.

Pero a veces, tus emociones pueden ganar sobre lo que tú realmente piensas. Empiezas a perder el sentido de la racionalidad a la hora de tomar decisiones.

Y esto puede traer como consecuencia, que dejes de ser fiel a ti misma.

Dejas de ser tú misma y te pierdes en el otro.

Si no dejas que esto te pase y utilizas siempre tu cabeza junto a tu corazón, entonces quiere decir que estas auténticamente enamorada.

No dejar que las emociones se apoderen de ti. No es fácil, pero encontrar el equilibrio al tomar decisiones es la mejor opción.

(Para aprender técnicas para lidiar con tus emociones, consulta nuestro libro electrónico más vendido en inglés sobre el arte de la atención plena aquí).

Cuando es cariño:

Nunca sientes la necesidad de acordar en nada. Haces lo que quieres tú sin siquiera buscar un equilibrio para que ambos sean felices. 

7) Eres realista

Hay una gran cantidad de películas y libros que retratan el amor de formas muy poco realistas. Dan ideas de amor falsas e idealizadas. Ese famoso mundo “color de rosa”.

El amor debe ser realista y no utópico.

Porque el golpe de la verdad puede ser muy duro. Y puede tener como consecuencia que quizás no podamos adaptarnos y seguir adelante en la relación.

No existe una relación perfecta. Incluso las relaciones más saludables enfrentan problemas y malentendidos.

Una relación se construye cada día y existen momentos en los que hay que trabajar mucho en ella.

Si tu idea de una relación está lejos de los límites de la realidad, piénsalo de nuevo. Tal vez sea enamoramiento o simplemente una fantasía.

Cuando es cariño:

Cuando ignoras los problemas y no sientes que deban trabajar en ustedes. Además tienes ideas muy utópicas e irrealista de lo que es el amor, pensando que siempre todo es perfecto y evitando los desacuerdos. 

8) La distancia sólo hace que tu relación se vuelva más fuerte

Por contradictorio que parezca, la distancia debería fortalecer el amor mutuo.

La distancia te permite ver si realmente quieres a esa persona en tu vida o simplemente «amas» la idea de esa persona cuando está cerca.

Si tú y tu pareja viven a kilómetros de distancia y su relación sigue floreciendo, es una gran señal de que estás enamorada.

Esto demuestra que realmente desean tenerse en sus vidas a pesar de las circunstancias.

Entiendes que esa situación es momentánea, ya que sí su relación verdaderamente funciona, en algún momento vivirán juntos.

Pero cuidado, no debes caer en la ilusión. Evalúa su situación actual y visualiza cómo será su futuro cercano y lejano. Para no encontrarte con sorpresas más tarde, y que sientas que has perdido el tiempo.

Además, tener una relación a distancia te permitirá tener tu independencia y una base de confianza, que hará más fuerte su amor.

(Para aprender cómo hacer que una relación a distancia funcione, consulte nuestra guía en inglés aquí)

Cuando es cariño:

Si a los pocos días de tomar distancia pierden el interés en el otro, es sólo cariño. De pronto sientes que te has liberado, que es tu oportunidad de salir y coqueteas con otros chicos.

Cuando la conexión desaparece con la distancia, es porque no estaba allí en primer lugar. 

9) Estás comprometida con tu relación

El amor no debería ser sostenido sólo por el sentimiento. El compromiso debería respaldarlo, para que la relación funcione de verdad. 

Esto debe surgir de ambas partes en un ida y vuelta.

Hay días en los que tu relación perderá su chispa y es posible que sientas que se han distanciado el uno del otro.

Si te sientes así, debes saber que es totalmente normal y que toda relación pasa por caminos llenos de baches. 

Estos son los que te tocan vivir y sobre los que tendrás que remendar y edificar ese amor, para que se vuelva más fuerte.

Si el compromiso te empuja a solucionar los problemas es que estás enamorada. Gracias a ello tu relación se fortalecerá y se volverá más profunda.

Vive lo que sea que tengas que vivir con él con intensidad, ya que detrás de todo eso se encuentra el verdadero amor.

Si realmente amas a alguien, tomas decisiones basadas en tu compromiso con esa persona y no en lo que ésta te hace sentir.

Cuando es cariño:

Aprecias a tu compañero pero no estás dispuesta a comprometer ni cambiar nada en tu vida. Te importa más mantener tu individualidad que crear algo juntos. 

10) No puedes dejar de mirarlo

Cuando amas a alguien, te das cuenta de que quieres mirarlo todo el tiempo. 

Ya sea que estés viendo fotos en Instagram o mirándolas mientras tomas un cóctel en un bar, no puedes dejar de observar su bello rostro.

Te encanta escucharlo hablar y ver la forma en que se mueve. Sientes que podrías estar así toda la vida y que jamás te cansarías. Es lo más hermoso que viste en tu vida.

Pero no estamos hablando de mirarlo de una manera espeluznante, por supuesto, sino de una manera que te hace sentir bien. 

Si sólo esa acción te hace sentir llena de alegría y que no necesitas nada más, significa que estás enamorada.

Esto se denomina científicamente, la generación de endorfinas en tu cerebro, una hormona que da felicidad. El cuerpo es sabio ¡Disfrútalo!

Cuando es cariño:

Lo admiras de igual manera que admiras a otros hombres o amigos. Te atrae y te parece inteligente pero no de una forma particularmente única. Lo miras con cariño como a un buen amigo. 

11) Sientes que vuelas

Hay personas que dicen que estar enamorado es como estar «drogado» o sentirse como si estuvieras «en las nubes».

Sinceramente, no podríamos estar más de acuerdo.

Si tienes la suerte de encontrar el amor de tu vida, lo sabrás de inmediato, porque no sentirás que estás caminando, sino flotando por la vida.

Te sentirás feliz y ligera.

Los problemas ya no son tan graves, porque tienes a esa persona en tu vida y en tu corazón.

La vida es hermosa y tienes con quién compartirla.

Y, por supuesto, no buscarás ninguna razón para deshacerte de ese sentimiento y querrás que dure para siempre.

¡Diviértete! Esta etapa es pasajera, pero lo que vendrá no dejará de ser también increíble.

Cuando es cariño:

Te sientes bien, pero no es nada extraordinario. 

12) No puedes dejar de pensar en él

Cuando se encuentran separados, por más cerca o lejos que sea, quieres estar con él de nuevo.

En su ausencia, no puedes dejar de pensar en lo que estará haciendo en ese momento.

Te preguntas qué estará pensando. Si también estará pensando en ti y en la noche que pasaron el día anterior.

Incluso a veces puede resultar difícil, porque puedes sentirte abrumada con todos estos pensamientos y sentimientos por él. 

Esto es normal y definitivamente es amor.

No debes asustarte, debes abrazar las sensaciones y dejarte fluir.

Cuando es cariño:

Tu vida, ocupaciones y amigos son los que están principalmente en tu mente. No te levantas pensando el él ni añoras hablarle por la noche antes de ir a dormir. 

13) Solo te importa su felicidad

Cuando amas a alguien realmente, quieres que sea feliz pase lo que pase.

Muchas veces deseamos algo, pero con tal de ver sonreír a la persona que amamos, podemos dejar algunas cosas de lado y elegir las que sabemos que a él lo van a emocionar.

Después de todo, de eso se trata una verdadera relación. A veces hay que ceder.

Pero ¡cuidado! No se trata de hacer sólo lo que el otro quiere, debe haber un equilibrio entre los dos. Lo que tu quieres es igual de importante a lo que el otro quiere.

También puede ser que te encuentres en un caso de un amor no correspondido. 

Entonces es posible que tengas que conformarte con ser feliz por él, aunque termine estando con otra persona.

Este es el mayor indicador de si estás enamorada o no: quieres que sea feliz incluso si no está contigo.

Cuando es cariño:

Es cariño cuando tiendes a ser más egoísta en la relación. Puede que lo quieras, pero si siempre te priorizas tú, él no te importa de verdad.

14) Sientes la presión de una relación

Con todos estos sentimientos dando vueltas en tu cabeza y en tu corazón, puedes sentirte un poco agobiada.

Estar enamorado es maravilloso, pero también confuso y lleno de presión. 

Es posible que te sientas abrumada por todas estas sensaciones y quizás te estés preguntando cómo manejarlas.

Es posible que te sientas estresada por lo que te depara el futuro y cómo lo afrontas. Todas las señales apuntan al amor.

Pero no te preocupes.

Toma una respiración profunda y piensa que todo esto es normal. A veces nuestra mente piensa demasiado y nos olvidamos un poco de vivir el presente.

Disfruta esto increíble que te está pasando, es amor. Siente el momento presente.

Cuando te sientas más tranquila, puedes sentarte a pensar de a poco en el futuro.

Cuando es cariño:

Te agobias, pero de pensar si él es el adecuado o no. Sientes que lo quieres mucho, pero siempre dudas si realmente es el indicado para ti. Temes el día que te proponga irse a vivir juntos porque en realidad no sabes si quieres pasar el resto de tu vida con él.

15) Sientes que hay sacrificios que valen la pena, con tal de estar con él

Quizás te toque elegirlo a él antes que a tus amigos o, si todo va bien, dejar la casa de tus padres y ya no compartir todos los días con tus hermanos. 

Pero no olvides que ellos lo comprenderán y estarán siempre para ti.

Esta es la manera en la que una relación crece.

Además, cada relación tiene sus altibajos. Tendrán peleas y desacuerdos. 

Pero si estás enamorada de verdad, estarás lista para hacerle frente a las tormentas con la fuerza de tu amor.

Independientemente de lo que se les presente, están listos para mantenerse firmes juntos.

Si estás enamorada, le darás la bienvenida al dolor que puedes encontrar en cualquier momento, porque sabes que tu amor perdurará y te mantendrá fuerte siempre. 

Cuando es cariño:

Él no es tan importante como para hacer sacrificios. Sientes que él está garantizado y que no necesitas esforzarte para que te elija. 

16) Estás repentinamente abierta a probar cosas nuevas

Si te ha picado el gusanillo del amor, te darás cuenta de que eres más aventurera y estás más dispuesta a correr riesgos.

Puedes decidir hacer un viaje con él que nunca antes había soñado o embarcarse en una aventura que hubiera estado fuera de discusión.

Estás más ansiosa de vivir la vida con intensidad.

También con un nuevo amor llegan nuevas experiencias, como probar comidas que no conocías y saben deliciosas, o ir de paseo a aquel lugar escondido de la ciudad, que sólo esa nueva persona en tu vida conoce.

Con una nueva relación puedes llegar a descubrir todo un mundo nuevo, y conocer partes de ti que se encontraban dormidas.

El amor nos hace hacer locuras, ¡pero también nos hace vivir cosas maravillosas y emocionantes!

Cuando es cariño:

Las cosas que te proponen no despiertan tu interés. Prefieres pasar un domingo cómoda en casa mirando la tele que salir a hacer algo nuevo y excitante. 

En realidad hay mucho de lo que él hace que no compartes y no sientes la inspiración para acompañarlo. 

17) Respetas sus hábitos

Es perfectamente normal que tu chico tenga ciertos hábitos que no sean de tu mayor agrado.

Tú los aceptas porque entendemos que todos tenemos nuestras cosas.

Claro que también le marcarás lo que no te gusta si se pasa de la raya, porque puede ser que no se dé cuenta.

Es importante respetar siempre al otro y ser un poco flexibles, sobre todo si ya estais conviviendo.

Cuando es cariño:

No aceptas las cosas que no te agradan y tienes cero tolerancia a los hábitos de él que no compartes.

18) Estás dispuesta a esperar por él

Si tiene una relación a distancia, sabrás que estás enamorado si estás dispuesta a esperar que las cosas funcionen.

Ya sea que te prometa que estaréis juntos pronto o no, estás dispuesta a  esperar que su amor rompa la barrera de la distancia y pruebe que pueden estar juntos más allá de cualquier circunstancia.

Sabrás que estás realmente enamorada, si ni siquiera necesitan estar cerca uno del otro para sentir el amor.

Usarán su imaginación para demostrarle al otro su amor. 

Esto les mostrará cuánto quieren estar juntos y que pueden superar cualquier cosa, hasta extrañarse y el dolor de no estar cerca.

Y si su relación llega a buen puerto, entonces en algún momento tomarán la decisión de vivir juntos y todo habrá valido la pena.

En resumen, obsesionarse con el otro es un sentimiento, mientras que el amor se basa en un compromiso.

Cuando es cariño:

No hay paciencia. Simplemente quieres lo que quieres ahora y si no, irás por otra cosa sin problemas. 

19) Tu cuerpo muestra señales de que él te atrae

No sólo tu mente puede pensar que estás enamorado de una persona. Tu cuerpo también puede decirte muchas cosas sobre este sentimiento.

Algunos de los signos más comunes de estar enamorado pueden ser: cuando tu corazón comienza a latir muy rápido porque esa persona tan especial se te acerca.

Tienes la necesidad de tocarlo, acariciarlo, o de sentir su cuerpo cerca.

Tus pupilas se agrandan cuando lo miras.

Sientes cosquillas en el estómago y no puedes dejar de sonreír.

Cuando es cariño:

Podrías no sentirte siempre atraída por él. Y tu lenguaje corporal lo demostrará, no lo mirarás constantemente, en reuniones te orientarás en otra dirección, no sonreirás constantemente y hasta puede que no desees que te toque. Puede que lo quieras mucho, pero eso es sólo cariño. 

El amor es una de las cosas más asombrosas, que hace que valga la pena ser humano

Hay mucha angustia y caos en el mundo, pero cuando miramos a nuestro alrededor y vemos que las personas se aman, se consuelan y comparten momentos íntimos, sabemos que todo vale la pena aquí en la tierra.

Vemos todos los días como, gracias al amor que se tienen las personas, somos capaces de lograr lo que sea, incluso si ya habíamos perdido la esperanza o lo creíamos imposible.

Estar enamorado es una de las cosas más hermosas que le pueden pasar a una persona. Si crees que te identificas con las señales que te mencionamos anteriormente, agradece. Y si encambio te has dado cuenta de que sólo se trata de una amistad o una persona por la que sientes mucho cariño, al menos ya lo sabes y podrás decidir lo mejor para ambos de ahora en más.

¡Si estás enamorada, es hora de abrazar esa magia!