¿Cómo dejar una relación tóxica definitivamente? 14 tips infalibles

Lo entiendo, tú no elegiste involucrarte con una persona tóxica, simplemente sucedió. 

Es que hay ciertos hombres (y mujeres también), que son realmente encantadores, y no te das cuenta de sus comportamientos tóxicos, hasta que ya estás enganchada hasta la médula.

Tal vez lo primero que conociste de este chico, fue esa forma seductora en la que te trataba. Te cuidaba como a una reina, te daba mucho cariño, te brindaba todo.

Pero con el tiempo empezaron a aparecer comportamientos extraños:

  • Se molestaba mucho con cosas pequeñas
  • Empezó a mostrar celos, que al principio no manifestaba
  • Te comenzó a reclamar cada vez más cosas
  • Comenzaste a recibir constantes mensajes, que te hacían sentir que te estaba controlando
  • Hacía que te sintieras mal contigo misma
  • Y hasta pudo hacerte dudar de tus propias razones, haciéndote creer que tú eras el problema en la relación

Todos estos son sólo algunos de los puntos que podrías experimentar al estar lidiando con una persona tóxica. 

Lo sé, porque también he estado allí, como muchas otras mujeres. 

En definitiva, se trata de alguien que no te hace sentir bien contigo misma. 

Un hombre que utiliza estrategias para desmoralizarte y tener el control sobre ti. 

Sabrás que estás en una relación tóxica si constantemente te sientes angustiada y agotada. 

Si estás aquí, probablemente ya te hayas dado cuenta de todo eso, y quieras cerrar esa etapa. 

Lo cierto es que muchas veces no sabemos muy bien cómo hacer, o tal vez necesitamos ese empujón que nos dé el valor para dar el paso. 

Aquí encontrarás todo eso y mucho más. Así que continúa leyendo.

14 tips para lograr terminar una relación tóxica definitivamente 

1) Hazlo con cuidado

Es importante que si has decidido separate de una persona tóxica y dejar la relación, no te lo tomes a la ligera. 

Deberás hacer un examen de conciencia, pensar mucho en todo lo que implica separarte, planificar, hablarlo y luego caminar por un tiempo sobre la cuerda floja hasta que te encuentres con tu nueva vida. 

Y por otra parte, debemos mencionarlo, evalúa si existe alguna posibilidad mínima de violencia o represalias y de qué forma podrías evitarlo. Podría ser recurrir a un lugar público para comunicar la decisión o tener a mano un contacto de emergencia. 

Lo importante es anticiparse a las posibilidades y estar preparada. 

2) Acepta la idea que no existen los grises

Una de las cosas que definitivamente aprendí después de estar involucrada con un chico tóxico, fue a entender que no era posible un punto medio para terminar la relación definitivamente. 

¿A qué me refiero? Al famoso “terminar bien”. 

Antes de lograr separarme definitivamente, pasamos por varias instancias en las que yo deseaba que él entendiera por qué no podíamos seguir juntos. 

Quería que las cosas terminaran de forma amigable, como había sido con todas mis ex parejas. 

Recién cuando entendí que esto no era posible y que la única forma de terminar era aceptando que él necesitaba verme como “la mala de la película” fue cuando pude dejarlo ir. 

Si eres como yo, es probable que no te sientas cómoda de no agradarle a alguien. Y mucho menos a un chico con el que has tenido una relación. 

Pero cuando estás en una relación tóxica, hay cosas que debes aprender. Piénsalo ¿por qué razón la vida te habría puesto a esta persona delante?

Si quieres salir de este ciclo vicioso tienes que entender que tal vez debas aceptar el papel de mala. 

No significa que lo seas, ni que tengas la culpa de nada de lo que ha sucedido. 

Simplemente que hay hombres con los que no hay medias tintas, o estas con ellos bajo sus términos y está “todo bien”, o eres una desagradecida, egoísta y manipuladora. 

Y aunque no seas ninguna de estas últimas cosas, ellos creerán lo que deseen de ti y no hay explicación o conversación que pueda cambiarlo. Acéptalo y sigue adelante. 

Lo que él diga o piense de ti tiene todo que ver con él y nada que ver contigo. 

Deja de buscar su aprobación y su comprensión. 

Si quieres salir adelante tienes que olvidarte de lo que él pueda pensar. 

3) Toma la decisión de dejarlo y mantente firme

A veces es difícil sostener tu decisión de separarte. 

Seguramente existan un montón de cosas que te gustan de este chico, y por eso sea tan difícil terminar. 

Tal vez tengan sexo increíble, y seguramente haya momentos en los que parezca que él es el hombre perfecto para ti. 

Pero luego, todo eso se ve opacado con discusiones, malos tratos y en ocasiones muy graves hasta agresiones físicas. 

Estoy segura que a esta altura, ya has intentado que tu pareja cambie esos comportamientos sin demasiado éxito. 

Entonces, si has estado en esta relación por un tiempo, probablemente tengas claro de qué se trata. No te engañes pensando que las cosas van a cambiar. 

Y por más que pienses que hay un 50% maravilloso, no justifica el otro 50% en dónde te sientes miserable. Créeme. 

Puedes estar en una relación que sea saludable y maravillosa todo el tiempo o al menos la mayoría del tiempo. 

Por supuesto que las discusiones son normales en cualquier relación, inclusive las más saludables. 

Pero nunca deberían hacerte sentir mal contigo misma. 

4) Corta el contacto definitivamente

Este es un punto muy importante. Para lograr dejar una relación tóxica definitivamente deberás cortar el contacto de forma radical. 

Si no lo haces y sigues enviándole mensajes a tu ex, simplemente volverás a entrar en un nuevo ciclo. 

Él te mostrará su mejor cara, para atraerte nuevamente y luego comenzarán las discusiones una vez más y te verás enrollada en la misma historia una y otra vez. 

Las personas tóxicas pueden ser excelentes manipuladores y atraerte con chantaje emocional o tácticas similares. 

Como dijimos antes, aquí no son posibles los grises. 

Debes dejar de hablar con él definitivamente. Contacto cero. 

No temas bloquearlo si se pone insistente. 

Éste es el momento de enfocarte en lo que necesitas para ti.

5) Construye y aprovecha tu sistema de apoyo

Tanto si se trata de una relación de muchos años, una relación saludable o tóxica, dejar algo definitivamente siempre es un desafío. 

Pasarás por muchos estados emocionales, te sentirás triste, dudarás, estarás en conflicto, te sentirás perdida y todo el abanico de posibles sensaciones. 

Al final de cuentas estás dejando atrás a alguien que era parte de tu vida, y esto implica un cambio gigante. 

Entonces, es importante que te apoyes en tus redes. 

Tu familia, tus amigos, todas esas personas que te quieren, están allí para ayudarte en este proceso.

Las investigaciones han demostrado que el apoyo de nuestros seres queridos durante momentos difíciles disminuye la angustia psicológica.

 No temas pedir ayuda o llamar a alguna amiga, para que te acompañe cuando estés en tus momentos más oscuros. 

6) Convéncete de que mereces algo mejor

A veces podríamos entrar en una relación tóxica, porque nos sentimos inseguras de nosotras mismas. 

Tal vez has estado soltera por mucho tiempo o no te sientas conforme con la vida que llevas. Entonces, puede llegar a tu vida una persona que te presta la atención que estás buscando, y de repente lo conviertes en el centro de tu vida. 

Comienzas a ignorar sus aspectos negativos y no prestas atención a las alarmas, porque temes volver a estar sola. 

En el fondo llevas una creencia adherida, que te dice que no encontrarás a nadie mejor. 

Pero esto no es cierto. 

Te mereces una relación completamente buena, no sólo buena a medias. 

Muchas veces las parejas tóxicas se las ingenian para destruir tu moral y tu autoestima. 

De esta manera te mantienen atrapada en la relación. 

Por eso es tan importante que reconstruyas tú percepción sobre ti misma. 

Tienes un valor incalculable y cualquier hombre será afortunado de tenerte a su lado. 

Lo más importante es que tú comiences a creer en ello. 

Haz que la frase “merezco una relación increíble” se vuelva tu afirmación diaria y no dejes que nada, ni nadie, te hagan dudar de ello. Así harás que se vuelva realidad. 

7) Piensa en todos los beneficios de la separación 

Muchas veces la razón por la que se nos hace tan difícil tomar una decisión, es porque nos enfocamos en todo lo que estamos “perdiendo”. 

Debes saber que no tomar una decisión, también es decidir algo.

En este caso permanecer en una relación que no te hace bien. 

Para poder seguir adelante debes tomar conciencia de todos los beneficios que obtendrás con la separación. 

  • Recuperarás tu libertad 
  • Tendrás menos preocupaciones
  • Mejoraras tu autoestima
  • Te sentirás en general mas feliz y fortalecida

Y estos son sólo algunos de los beneficios, estoy segura que puedes pensar en muchos más. 

Te recomiendo que los anotes, para que no tengas dudas, y te recuerden por qué has tomado esta decisión. De esta manera no tendrás más excusas. 

8) Encuentra ayuda profesional 

En ocasiones la situación podría excederte de forma tal, que simplemente te sientas perdida. 

Si crees que no encuentras la forma de seguir adelante, contar con la ayuda de un profesional podría ser una gran alternativa. 

Un terapeuta calificado podría ayudarte a crear un plan de acción, reconstruir tu autoestima y ayudarte a sobrellevar la situación. 

Además podría ser la persona que te ayude a atenerte a las metas que te has planteado. 

Una mirada objetiva siempre puede mostrarte cosas que no has visto por tu cuenta. 

9) Utiliza todos los recursos que tengas

Hay muchas herramientas para sobrellevar situaciones difíciles y deberás aprovecharlas al máximo. 

Una muy útil es, por ejemplo, crear un diario de emociones. Escribir cada día respecto a tus sensaciones y sentimientos es una excelente forma de liberación. 

Es posible que no te sientas con ánimo de hacerlo, pero con un poco de voluntad y teniendo en claro que esto será de gran ayuda para lograr tu objetivo, deberías poder hacerlo. 

Las investigaciones han demostrado beneficios a nivel mentales y físicos como:

  • Mejora del sistema inmunológico 
  • Un estado de animo más positivo  
  • Mayor sensación de bienestar
  • Presión sanguínea mas baja

Otra herramienta poderosa son las afirmaciones, o encantamientos. 

Si quieres sentirte fuerte prueba diciéndote todas las mañanas: “soy fuerte”; “soy poderosa”, “puedo lograr cada cosa que me proponga”.

Puede sonarte raro al principio y tal vez no lo creas, pero con el tiempo el mensaje se instalará en tu mente y comenzarás a sentir la transformación. 

Hay estudios que prueban que ciertas vías neuronales se vuelven más activas en las personas que realizan afirmaciones. 

10) Enfócate en tu bienestar

En este momento toda tu energía debería apuntar a desarrollar tu fortaleza. Entonces, rodéate de buenas energías y de personas que te aporten valor. 

Tómate todo el tiempo que necesites para mimarte. 

Una buena comida, un masaje, una clase de yoga. Todo lo que puedas hacer para sentirte bien, hazlo!

Aleja tus pensamientos de todas esas dinámicas enfermizas, deja de repasar discusiones en tu mente. 

Simplemente decide enfocarte en todo aquello que quieres atraer a tu vida, en lugar de recordar todo eso que ya no te sirve. 

11) No saltes a una nueva relación de inmediato

Un clavo saca a otra clavo, no? 

Pues lamento desilusionarte, pero esta no es la respuesta. 

Apresurarte a entrar en otra relación, podría hacerte correr el riesgo de volver a elegir a la persona equivocada. 

Debes darte el tiempo para sanar antes de entrar en una nueva relación. 

Lo que necesitas en este momento es trabajar en ti misma y tu propio aprendizaje y crecimiento. 

Tómate todo el tiempo del mundo para pensar en la relación qué acabas de terminar. 

¿Qué cosas eran buenas y qué cosas ya no deseas más en tu vida?

Haz introspección y evalúa donde te encuentras en tu vida y hacia donde quieres ir. 

No digo que descartes a cualquier persona que se presente. 

Simplemente que le des tiempo a los aprendizajes para que asienten. 

Y permítete conocer realmente a quien se presente. 

Evita dejar entrar a tu vida a personas que podrían hacerte daño nuevamente. 

Eres la responsable de tu propio cuidado. No lo olvides.

12) Evita la culpa

Una vez que hayas salido de esa relación tóxica, es posible que sientas culpa. 

Tal vez te castigues pensando que permaneciste demasiado tiempo. 

O es posible que te sientas culpable de haber dañado a alguien que amabas, o de no haberlo ayudado lo suficiente. 

No importan las razones por las que te sientas así, lo importante es que aprendas a perdonarte y aceptarte. 

Lo cierto es que haz hecho y haces lo mejor que puedes. Entonces date un respiro. 

Reconoce todo lo que has logrado, en lugar de ver aquello que podría haber sido mejor. 

13) Confía en que puedes lograrlo

Ten confianza en ti misma. 

Debes convencerte de que puedes hacerlo y seguir por tu cuenta. 

Esto es completamente verdad, pero debes creerlo con convicción en tu mente. Es la única forma  para lograr separarte definitivamente de tu relación tóxica. 

El proceso puede ser más largo de lo que deseas, pero si confías y te mantienes fuerte, sucederá. 

Nunca olvides tu norte, la vida que quieres para ti y lo que mereces en el amor. 

Muchos otros lo han logrado, así que tú también puedes. 

14) ¿Qué le aconsejarías a una buena amiga?

Por último, piensa si estuvieras hablando con una amiga en tu situación. ¿Cuál es el consejo objetivo que le darías? Pues dilo para ti misma.

Nadie sabe mejor que tú qué es lo que necesitas y lo que te conviene. 

Demuéstrate amor y compasión. 

No te castigues y valora la fuerza que tienes. 

Dejar una relación tóxica no es fácil, pero tú ya lo estás haciendo y mereces todo el reconocimiento y apoyo por ello. 

Especialmente de ti misma.  

La doctora Kristin Neff , autora del libro: “Self-Compassion: The Proven Power of Being Kind to Yourself” recomienda el ejercicio de escribirnos cartas a uno mismo. 

Allí puedes brindárte todo ese apoyo y amor que necesitas y mereces. Esto, afirma ella, ayuda a procesar y superar el conflicto de dejar una relación tóxica. 

Señales de alarma de que podrías estar en una relación tóxica

Lo cierto es que cada relación es única y lo que para una persona pueda resultar normal, para otra no lo sea. 

Existe la posibilidad de que aún no estés segura si te encuentras en una relación tóxica o no. 

Entonces hay ciertas alarmas que podrías considerar para saberlo:

1) Sientes que estás constantemente en la cuerda floja

Hay una imprevisibilidad en tu pareja que te desconcierta. Sientes que tu chico podría enojarse de un momento a otro sin razón aparente. 

Lo notarás si estás constantemente pensando en cómo decir las cosas, o qué cosas decir por miedo a que lo tome a mal. 

2) Inviertes mucho y recibes poco a cambio

Si sientes que eres quien constantemente brinda y trabaja en la relación, es otra señal de alarma. 

Las relaciones deben ser un camino de ida y vuelta. 

Es normal apoyar a tu pareja más en ciertos periodos, por ejemplo si está enfermo o necesita algo. 

Pero, si estás constantemente pendiente de él, y sin embargo, él parece estar siempre insatisfecho, hay algo que no anda bien. 

Además si tu chico es celoso, te controla, es competitivo y nunca está conforme contigo entonces probablemente se trate de una relación tóxica. 

3) Tu pareja no incentiva tu crecimiento 

Si sientes que en lugar de celebrar tus éxitos, tu pareja frena tu desarrollo, es hora de meditar seriamente al respecto. 

Un hombre que es bueno para ti será un gran soporte, se alegrará de tus logros y te incentivará a ser tu mejor versión. 

Las personas tóxicas necesitan ejercer control sobre el otro, por lo que si él es una de ellas, se enfocará más en desvalorizarte. 

De esta manera se asegura poder hacer contigo lo que él desee. 

4) Te controla

El exceso de control es otra gran alerta. 

Las parejas saludables confían el uno en el otro y no necesitan estar controlando cada paso del otro. 

Si este hombre te envía constantes mensajes para saber donde estás, y desconfía de ti en todo momento, debes saber que se trata de un comportamiento tóxico. 

Podría cuestionarte cosas tan ridículas como que hayas ido a una fiesta y sólo le hayas mencionado a las mujeres que estaban allí. ¿Por qué no le contaste qué hombres fueron también? Este tipo de cuestionamientos son sutilmente peligrosos. 

E inclusive en algunos casos extremos, podría hasta controlar tu teléfono, o tu computadora. Simplemente, no puedes permitir este tipo de invasión. 

5) Tu autoestima ha caído

Como mencioné anteriormente, es esperable que una pareja tóxica intente disminuirte. 

La consecuencia de constantes críticas y reclamos, es que te sientas con una menor autoestima. 

¿Tu pareja te menosprecia, te juzga o te falta al respeto? Son claras señales de una relación tóxica. 

6) Discusiones y críticas

En una relación tóxica es probable que haya discusiones muy frecuentemente. Probablemente él sienta que siempre tiene derecho a reclamarte cosas. Parece como si nunca hicieras las cosas bien.

Y te hablará como si realmente fueras una mala persona que no se comporta correctamente. 

¿Cuales son las razones por las que podrías tener tantas dificultades en dejar una relación tóxica?

Dejar una relación siempre implica dificultades, pero en el caso de una relación tóxica hay aún más cosas que se ponen en juego. 

Aquí tienes algunas de las razones más comunes que podrían estar frenándote. 

Miedo

En este tipo de vínculos es muy posible que una de las partes sea extremadamente manipuladora. 

Él podría manipularte con amenazas, desde dejarte, hasta abuso emocional, amenazas financieras o inclusive físicas. 

Entonces, separarte podría generarte un miedo tan grande, que dificultaría aún más tomar la decisión.

Hijos

En ocasiones no se trata de parejas recientes, sino que la relación ha durado años. Existen muchas personas que inconsciente o conscientemente no creen ser dignas de algo mejor, y se quedan sometidas a una relación tóxica que les hace daño. 

Y la situación se puede extender a los hijos. 

La persona podría temer por sí misma, y por sus propios hijos. Por esto, alejarse resulta una medida que parece casi imposible. 

Culpa

Un mal de tantas mujeres. Muchas podemos sentir una enorme culpa por dañar a los demás. 

Aún sin saber cómo el otro podría reaccionar o lo que podría sentir. 

La idea de lastimar a una persona que queremos, puede llevar a ciertas mujeres a quedarse al lado de alguien a quien ya no aman. 

Sentimientos

Lo cierto es que, por mas que una persona pueda no ser la adecuad para ti, no significa que no tengas sentimientos profundos hacia ella. 

Entonces, comienzas un gran debate interno entre tus sentimientos de amor y el dolor que te causa quedarte junto a esa persona. 

Codependencia

La co-dependencia podría explicarse cómo una dependencia afectiva obsesiva hacia otra persona. 

Una de las partes se preocupa de forma desproporcionada y hasta inapropiada por la otra. 

Puede llegar a olvidarse de si misma para ocuparse totalmente del otro. 

Entonces, de alguna manera, este tipo de personas buscan inconscientemente otras, que sean problemáticas, para poder cumplir lo que sería un rol de salvadoras. 

Vergüenza

Muchas personas ocultan que llevan un tipo de relación tóxica, porque en el fondo se avergüenzan de ello y no saben cómo pedir ayuda. 

Entonces sufren en silencio y no encuentran la manera de escapar de la relación. 

Dependencia

Podría ser que él sea quién da soporte financiero al hogar, o mismo que convivan, lo que haría más dificultosa una separación.

Avanzando hacia delante

Una vez que hayas dejado tu relación tóxica lo primero que debes hacer es enfocarte en tu felicidad y bienestar.

Mantén firmes tus límites y no mires atrás. 

Ya has dado el paso más difícil, y sabes que puedes, así que reconoce lo que has logrado y sigue hacia delante. 

Recuerda que el pasado no te define. 

De aquí en adelante, puedes elegir relaciones que sean constructivas y amorosas de una forma saludable. 

Date gustos, consiéntete, disfruta con tus seres queridos. 

Llena nuevamente tu alma, para estar preparada cuando llegue la persona correcta a tu vida.