Cómo besar a un hombre y volverlo loco: 5 pasos claves y más

Existe un momento único al inicio de toda relación.

Sé que sabes de lo que estoy hablando. Así es, EL BESO.

Ese encuentro singular que te demuestra en qué se puede llegar a transformar una relación.

¿Crees que estoy exagerando? Puede ser… 

Pero de seguro estarás de acuerdo conmigo en que cómo lo beses puede que cambie lo que sienta por ti.

Y es que un beso es el sello que hace que cualquier vínculo logre perdurar o no. 

Y más importante aún, un beso puede hacer que pierda la cabeza por ti.

Pero, ¿cómo lograrlo?

Aquí te contaré consejos infalibles que harán que tus besos lo vuelvan loco.

Comencemos por lo básico…

Hay personas que, a la hora de besar, no se sienten cómodas.

Puede que no hayan encontrado su manera correcta de besar.

O no puedan dejarse llevar por el momento.

Tal vez estén demasiado preocupados pensando qué pensará el otro de su beso. 

O aun no entiendan del todo cómo interactuar con una persona que les atrae.

¿Te ha sucedido esto alguna vez? Pues, ¡a mí sí! 

Un beso es algo sencillo, pero a la vez importante. 

Y es normal sentir nervios o preguntarnos cuál es la manera correcta de hacerlo.

Sobre todo, si la persona a la que besas te interesa de verdad.

Por eso, aquí te presento la biblia del beso, para que descubras cómo besar cada día mejor.

¿Estás lista?

La mejor forma de besar a un hombre: paso a paso 

Escenario

Antes que nada, es primordial que estés cerca de él.

Y que la charla que estén teniendo sea estimulante o invite a el beso.

Si están hablando de cómo te intoxicaste con comida en mal estado, no será el escenario perfecto, ¿verdad?

Paso 1: provócalo

Una vez que estén cómodos y cerca, comienza por la mirada.

Mira fijamente a sus ojos, pero a medida que te acerques, dirige tu mirada a su boca.

Eso lo hará saber qué es lo que quieres. Y permitirá que él se te acerque también.

Es más, puedes provocarlo humedeciendo lentamente tus labios con tu lengua.

O mordiéndote el labio inferior de manera sexy mientras lo miras a los ojos.

Para luego llevar tu mirada nuevamente a su boca.

Esboza una pequeña sonrisa con un poco de picardía para seducirlo más.

Seguramente te mire embobado y entienda lo que estás haciendo.

Continúa acercándote lentamente. Confía, él también lo hará.

Paso 2: acción

Inclinando la cabeza de lado, comienza con besos cortos, sin lengua. 

Muy de a poco, entreabre tu boca, y besa su labio superior o inferior. 

Verás que él también hará lo mismo. 

Hazlo muy lentamente y con tus ojos cerrados.

Según el Kamasutra de Vatsyayana, el labio superior de la mujer está directamente conectado al clítoris. 

Así que, si le dedica tiempo a esto, ¡disfrútalo!

Paso 3: la lengua 

Será tu herramienta principal para que ambos se la pasen bien.

La lengua te permite sentir y a la vez saborear el beso. 

Así que debes prestarle especial atención, pero también encontrar tu ritmo con ella.

No todos los besos serán iguales, ya que cada persona disfruta de algo distinto.

Por lo tanto, esta estrategia de lengua, no servirá para todos.

Debes encontrar lo que a ambos les guste y haga sentir bien.

Mi consejo es que, al inicio del beso, la lengua no interactúe.

Solo debes hacerlo cuando notes que él está más entregado y relajado.

Te advierto que esta transición toma cuestión de segundos. 

Cuando decidas besarlo con lengua, encuentra el ritmo con ella.

No la muevas demasiado rápido, pero tampoco la dejes quieta.

Si él no marca el ritmo con su lengua, hazlo tú y deja que fluya el beso.

Tienes que comenzar con caricias suaves con la lengua e ir aumentando la intensidad.

Primero, acaricia con ella sus labios, luego introdúcela sutilmente.

Cuando la pasión este presente, comienza a jugar con la lengua dentro de su boca.

Explorándola y dándole lugar a él a que te cambie el ritmo, si es necesario. 

Para que el beso sea un éxito, debes percibir cómo reacciona a tus movimientos.

Y dejarte llevar si desea cambiar el movimiento que estén haciendo con sus lenguas.

Recuerda que se están conociendo, y esto es parte de descubrir cómo erotizar al otro.

Warning! La lengua es una herramienta de seducción, no debe ser invasiva.

No la introduzcas hasta su garganta o hagas movimientos muy bruscos con ella.

Y mucho menos la utilices para lamer desaforadamente su rostro.

No importa si es antes, durante o después del beso. Esto sólo le generará rechazo. 

Y hasta puede le recuerdes a su mascota lamiendo algo de su cara. ¡Ten cuidado!

El rostro (mejillas, frente, nariz) es para besos suaves y dulces únicamente.

Paso 4: respira

A veces nos perdemos tanto en las sensaciones que olvidamos respirar al hacerlo.

Y terminamos el beso de manera abrupta por falta de aire de manera inconsciente.

Si el beso es demasiado largo, procura respirar por la nariz.

O puedes hacer breves intervalos de manera sexy.

Aléjalo suavemente de ti, míralo a los ojos, sonríele sugestivamente y vuelve a besarlo.

Si lo tomas del cuello con ambas manos o la base de nuca, será aún más hot.

Verás que le encantará.

Paso 5: caricias

Todo beso puede ser acompañado del movimiento.

De hecho, estimular el tacto lo hará mejor.

Así que, no olvides emplear el peso de tu propio cuerpo y tus manos al besarlo.

Al igual que con la lengua, las caricias y presión que ejerzas sobre él, llevan un ritmo.

Y deben acompañar la intensidad del beso.

Si tu beso es tranquilo, no puedes recorrer su cuerpo bruscamente con tus manos.

Debes seguir una coherencia. Las caricias también elevan la temperatura.

Así que, recorre su cuerpo lentamente para estimularlo al compás de tu beso.

Las partes más sensibles para acariciar y elevar la temperatura son:

  • Parte lateral del cuello
  • Nuca
  • Cintura
  • Trasero (sólo cuando el beso sea apasionado)

Todas estas zonas son ideales para generar un juego paralelo hot durante el beso.

¡No las olvides!

La saliva: parte del beso que debes tener en cuenta

A la hora de besar, intenta tener siempre tu boca húmeda.

A nadie le gusta una boca seca cuando recibe un beso, es incómodo.

Además de que te reseca los labios. Lo que puede generar un beso desagradable.

Pero al besarlo, debes dosificar la cantidad de saliva. 

Si notas que se ha acumulado mucha, has una pausa sensual durante el beso.

Mientras lo miras a los ojos, traga saliva y libera tu boca para poder continuar.

Así te asegurarás de que tus besos serán húmedos pero placenteros.

Técnicas infalibles para besar con la lengua

1) Beso francés clásico

Comienza con besos tímidos con la boca entreabierta.

Cuando estén más apasionados, explora su boca con tu lengua con lentitud.

Como si le hicieras masajes suaves en su lengua con la tuya.

Si le gusta y notas que continua tu beso, aumenta la intensidad.

Introduce tu lengua avanzando y retrocediendo con ella dentro de su boca. 

Como si estuvieras «degustando» algo sabroso.

2) La lavadora

Así es, una imagen muy gráfica, ¿verdad?

Cuando la excitación este presente durante el beso esta técnica te será divertida.

Rodea su lengua con tu lengua, simulando un movimiento envolvente. 

Al igual que una lavadora, puedes dar estos giros lentamente y luego con intensidad.

Mi consejo es que comiences de a poco y percibas su reacción. 

Si le gusta, ¡aumenta las revoluciones!

3) La paleta

Esta técnica es una de mis preferidas porque ayuda a levantar la temperatura. 

Realmente lo encenderá.

Pero debes ser sumamente cuidadosa al hacerlo, ya que puedes lastimarlo.

Cuando el beso sea apasionado, debes tomar su lengua suavemente con tu boca.

Y, como si fuera una paleta, succionarla con mucha suavidad y lentitud.

Esta técnica funciona a través de la imaginación. 

Ellos suelen pensar que lo que estás haciendo con su lengua, lo harás luego con su pene. 

Así es, es un pasaje de ida a que te imagine practicándole sexo oral.

Así que, es una técnica solo para intrépidas. ¿Te animas?

4) Sensación de frio

Generarle sensaciones distintas en su boca suele ser muy sexy.

Para darle una sensación de frio que lo estimule a más, haz lo siguiente:

Roza tus labios suavemente contra los suyos, pero no los apoyes del todo.

Deslízalos de lado a lado. Esto le generará cosquillas agradables.

Luego, humedece con tu lengua sus labios con sensualidad.

E inmediatamente, sopla muy despacio para que sienta aire frio sobre ellos.

Le parecerá divertido y excitante. De seguro te pedirá más. 

5) Beso de serpiente

¿Has visto alguna vez cómo una serpiente saca velozmente su lengua de su boca?

La idea es hacer algo parecido, pero un poco más lento y sensual.

Al igual que una serpiente, debes hacer entrar y salir tu lengua de su boca.

Este beso también juega con la imaginación. 

Ya que simula el dentro-fuera durante una relación sexual.

Es muy sencillo de hacer, case instintivo y puede que quiera hacer el amor contigo al hacerlo.

Durante un beso prolongado, desliza tu lengua en su boca haciendo movimientos con la punta de tu lengua, ingresándola y sacándola lentamente.

Puedes aumentar la intensidad al hacerlo o no, tú marcas el ritmo.

Al hacerlo, puedes masajear su lengua si lo deseas, empujándola para arriba o abajo.

Este beso es ideal para cuando tengan un encuentro sexual.

Ya que puedes acompasar el ritmo de tu beso con el de tus caderas.

Para que el adentro-afuera sea al mismo tiempo, ¿me entiendes?

Casi como lograr movimientos coreografiados al compás del beso, ¿verdad?

Si logras esta coreografía, verás que será una explosión sensorial para ambos. 

Consejos para besar y seducir a un hombre

Cuando de besos se trata, lo más importante es tener en cuenta lo siguiente:

1) Primero estás tú

Más allá de que estás leyendo esto para aprender más sobre el arte de besar, recuerda:

Estás aquí por ti.

Todo lo que aprendas o despierte tu curiosidad es para que mejores tu vida o experiencia.

No es para que “él te quiera” o “él te acepte”, eso es complementario.

Cuanto más te conozcas a ti misma, más confianza tendrás en ti.

Y de eso se trata. Ser tu mejor versión para gustarte a ti misma.

Porque antes de que te apruebe un hombre, debes aprobarte tú.

Así que, aprende o descubre técnicas para besarlo. 

Pero no pierdas el objetivo principal, debes pasártela bien tú también con todo esto. 

Bésalo como a ti te haga sentir bien y cómoda. No cambies tu esencia por él.

Sobre todo, si de pasión se trata.

Si intentas realizar movimientos o técnicas que no te estimulan o erotizan, no servirá.

Encuéntrate y verás que tu confianza lo deslumbrará.

2) Cuídate

Si hablamos de besar bien, es primordial que te sientas bien contigo misma.

Tu apariencia física es importante, claro. 

Te brindará confianza y te manejarás con seguridad. Incluso puede hacerte sentir más sexy.

Pero también debes considerar la higiene personal. 

Mi consejo es que cuides muy bien de ti.

Trata de hidratar tus labios a menudo y de asegurarte que tu boca huela bien.

No es una buena idea besarlo tras comer ajo o cebolla, ¿no lo crees?

Incluso puedes usar algún labial saborizado de vez en cuando para ir cambiando tus besos.

Otro consejo es que prestes atención al perfume que uses.

¿Le gusta? Si notas que tu aroma no lo vuelve loco, puedes ir cambiándolo hasta encontrarlo.

Recuerda también que tu cabello es un factor importante, ya que, al besar, solemos tocarlo.

Si tu cabello está limpio y sedoso, le será muy agradable acariciarlo. 

La idea es estimularlo a través de sus sentidos, oler bien, sentirte y verte atractiva es importante.

Te sentirás mejor contigo misma y le serás totalmente irresistible.

3) Comienza por los sentidos

Ya te he mencionado que tu aspecto, higiene y aroma es primordial.

Pero, ¿sabes por qué? 

En una nota para LaRazon.es, Manuel Lucas, presidente de la Sociedad Española de Investigación en Sexología (SEIS), comenta que,

«los hombres se excitan con la vista mientras que ellas prefieren el contacto, es este último, junto al olfato, los que los profesionales apuntan como los más excitantes.»

Los sentidos tienen un rol fundamental a la hora de la atracción y pasión.

Es por esto que no debes dejarlos de lado. 

Lucas añade que,

 «el sentido más desarrollado, además de la vista, es el tacto. El ser humano tiene más nervios sensitivos que cualquier otro mamífero. Las caricias son muy importantes.»

Así que, llevar los sentidos al límite puede que transforme tu beso en algo irresistible.

No solo son la antesala a una posible relación sexual.

Además, hace que la experiencia de besar sea inolvidable.

4) Actitud

Si quieres lograr un buen beso, demuestra tu actitud.

Ese hombre que te encanta, no quiere besarte sólo porque le atraes.

Seguramente le interesas y quiera saber más de ti.

Pero para lograrlo, es necesario que demuestres quién eres con certeza.

Muéstrate tal cual eres, con confianza y seguridad. Eso es todo lo que ellos necesitan.

La belleza de una mujer no reside solo en su exterior, sino en cómo se muestre al mundo.

Así que, no quieras alterar quién eres para que él te desee. 

Sé tú misma y ten confianza en ello. Es la mejor herramienta a la hora de seducir.

Ahora que entiendes de que hablo, ¿cómo demostrar actitud en un beso?

Fácil: toma la iniciativa. Por supuesto, debes encontrar un momento ideal para hacerlo. 

Espera a cuando finalmente estén a solas y tengan privacidad para hacerlo.

De lo contrario, no estará relajado o enfocado en ti.

Ahora sí, adelante, ¡bésalo! 

5) Estar presente

Si has llegado al punto de poder besarlo, ¡disfrútalo! 

Sé que parece un consejo un poco absurdo.

Pero a veces nos preocupamos tanto que, nos olvidamos de vivir el momento.

Así que, no dejes de percibir cómo te sientes al besarlo y déjate llevar.

Estar atenta a esto significa que estás comprometida con la situación. 

Es decir, podrás notar qué es lo que a él le gusta cuando lo besas.

Y lo que a ti te gusta cuando él te besa.

Estos detalles te permitirán explorar como mejorar o cambiar tus besos.

Para que él te siga pidiendo más…

¿Cómo sacar provecho de los 5 sentidos durante el beso?

Olfato

Recuerda que un aroma es el recuerdo en ausencia de una imagen, te identifica. 

Intenta llevar un perfume que le resulte embriagador, pero que te represente. 

Me refiero a que, al usarlo, debes sentirte cómoda con el aroma. 

Si no te hace sentir más sexy o presentable, entonces no es la fragancia para ti. 

El perfume es algo importante no solo porque te ayudará a oler bien, sino porque es tu aliado.

¿A qué me refiero? ¡Simple!

Si él disfruta como hueles, tu perfume quedará impregnado en su memoria olfativa. 

Es decir, siempre que lo huela, pensará automáticamente en ti.

Es como un recordatorio inconsciente. Por eso es tu aliado.

Nunca falla.

Lo mismo sucede con tu piel y tu cabello.

Cómo huela y se sientan será clave para seducirlo.

Aquí te dejo una anécdota para ejemplificar:

Estábamos en medio de un beso super hot. 

Él no solo besaba mi boca, sino que también mi cuello, pecho e incluso ¡mis brazos y manos!

Intrigada le susurré preguntando por qué lo hacía.

¿Su respuesta? «Besar tu cuerpo es como comer fresas.»

A partir de ese día, no deje de utilizar la misma crema corporal hidratante de fresa.

Vista: la mirada

La mirada es clave al momento de seducir para el beso.

Trata de mirarlo a los ojos antes y después del beso. Siempre.

Puedes incluso sonreírle sutilmente, o humedecer tu boca mientras lo mires. 

Eso le dejará en claro que le gustas.

Aunque es primordial que durante el beso mantengas tus ojos cerrados.

Según David Straker autor de Changing Minds, no hacerlo se traduce en falta de honestidad.

También puede implicar que no quieras involucrarte del todo y evites dejarte llevar.

Ya que, al cerrar tus ojos, toda tu atención se centra en el beso y lo que sientes.

En cambio, con los ojos abiertos, te costará relajarte.

Porque tu cerebro está poniendo atención a lo que ves, y no a las sensaciones.

Así que, mantener los ojos cerrados puede ayudarte a disfrutar del beso mejor.

Ya lo sabes, míralo antes y después a los ojos, pero nunca durante el beso.

Y ten presente que la manera en que lo mires segundos previos al beso, puede elevar su temperatura. 

Aprovéchalo y sedúcelo con tu mirada.

Sentidos: juega con tu boca 

Ahora que ya sabes cómo mirarlo. 

Debes saber que lo que él mire u observe de ti, será parte del beso también.

E incluso podrá elevar su temperatura al máximo.

Si ya están en modo pasional, cuando lo mires a los ojos, intenta jugar con tu boca.

Puedes introducir algo en ella, como un bolígrafo, si están en la oficina.

O acercarte tus dedos a la boca y jugar sutilmente con ellos.

Puedes incluso mirarlo fijamente a los ojos y morderte el labio inferior.

En lenguaje corporal, esta es la señal definitiva de que lo deseas y quieres que lo sepa.

Un ejemplo claro de esto es el del film Crepúsculo.

¿Has notado como Bella (Kristen Stewart) miraba de esta manera a Edward (Robert Pattinson)? 

Tacto

Para sacar provecho de este sentido, lo clásico son las caricias, antes y durante el beso.

Si aun no se han dado el primer beso, un roce intencional de tu mano contra su pecho, sirve.

Cualquier excusa será útil si tienen un primer contacto físico antes del beso. 

Elevará la tensión entre ustedes.

Si ya se han besado, recuerda que tu aliento es también un arma de seducción. 

Antes de besarlo en cualquier parte, cuello, pecho, boca, etc. -cubre esa área con tu aliento.

Eso hará que sienta lo que se vendrá y sea más intenso.

Luego, lentamente acaricia el área con tu lengua y succiónala.

Si es la boca la zona elegida, succiona uno de sus labios suavemente y luego introduce tu lengua. Lo encenderá. 

Recuerda que la lengua será tu herramienta principal para explorar el sentido del tacto.

Puedes masajear su lengua con la tuya, y utilizarla para caricias en distintas áreas también.

Mientras se besen, marca el ritmo del beso con la presión de tus caricias.

Comienza con caricias suaves y aumenta la intensidad a medida que se prolongue el beso.

Utiliza el peso de tu cuerpo para generar esta presión y que sienta tu cuerpo contra el suyo.

Y hazlo cada vez más intenso. Esta sensación hará que sienta tu deseo por él.

Oído

La respiración, los suspiros, los jadeos e incluso el sonido que produce el propio beso puede ser suficiente para excitarlo. 

Puedes también incluir palabras sutiles que lo eroticen.

Cuéntale lo que te hace sentir cuando lo tienes cerca, o invítalo a fantasear contigo.

Encendedor su imaginación a la hora del beso, puede llevarlos a la cama.

Gusto

El sentido que sellará el beso perfecto. Tu sabor en boca debe ser irresistible. 

Así que procura prestar atención a esto. Es muy importante.

Como te aconsejaba anteriormente, puedes brindar sabores nuevos a tus besos.

Utiliza labiales frutales, por ejemplo.

Si sabes que estás por besarlo, puedes hacer lo siguiente:

bebe un sorbo de la bebida que estés tomando para que tengas ese sabor agradable en tu boca.

Si tu trago tiene hielo, déjalo reposar un poco en tu boca antes, la sensación de frio le gustará. 

Si tú fumas y él no es fumador, evita fumar antes de que te bese. 

Suele dejar un sabor amargo en boca. ¡Has sido advertida!

Besar es un acto psicológico

Según las psicólogas Rosa Marín y Cristina de las Heras, besar no es un acto puramente físico.

Ellas mencionan que al besar se desarrolla un proceso neuronal que segrega dopamina.

La dopamina es neurotransmisor encargado de transmitir la sensación de placer al cerebro.

Además, se segrega también oxitocina y endorfinas que ayudan a la relajación y al bienestar.

Es por esto que besar es una conducta positiva que genera:

  • sensación de felicidad: porque los compuestos de los que hablamos ayudan a brindar bienestar y placer.
  • reducción de estrés.
  • mejoría de autoestima: el besar y ser besado refuerza el ego y la imagen que tenemos de nosotros mismos.
  • renovación del vínculo afectivo: introducir besos a la rutina de una pareja es un modo de generar confianza y fortalecer el vínculo.

Así que ya lo sabes, si besar hace bien, ¿por qué no practicarlo más a menudo?

Besos que más le gustan a un hombre

Ya lo decía Paul Geraldy,

«El más bello instante del amor, el único que verdaderamente nos embriaga, es este preludio: el beso.»

¿Qué quiero decirte con esto? 

Cuando un hombre está interesado en ti, probablemente tus besos lo encandilen. Ya que, al llegar a ese momento, la tensión que por tanto tiempo han tenido, finalmente se libera. 

Y esa explosión casi siempre es mágica.

No te voy a decir que no intentes mejorar tus besos.

O esforzarte para que ambos los disfruten más. 

Pero te quiero brindar tranquilidad. 

El hombre que te interesa quiere besarte a ti.

No lo olvides y déjate llevar por el momento.

Te aseguro que tu espontaneidad y entrega, resultarán en el mejor beso para él.