8 razones por las que pasan los años y no olvidas a tu ex (+ qué hacer)

Hay relaciones y personas que calan hondo en nosotros. 

Y por más que en algún momento hayamos deseado que durara para siempre, hay vínculos que simplemente evolucionan, se transforman y muchas veces se terminan. 

Las rupturas siempre son desafiantes. 

Sencillamente porque amabas a la persona, porque tenían una rutina juntos, tal vez hasta compartían el mismo grupo de amigos, o podrían inclusive tener hijos en común. 

Y muchas veces simplemente no puedes dejar de sentir lo que sientes por alguien. 

Pero llega un momento en el que debes seguir adelante. 

Una cosa es estar triste un tiempo, pero otra muy distinta es aferrarse a algo que tal vez sea hora de dejar ir.

Por eso hemos trabajado en esta lista, para ayudar a darte un poco de claridad sobre las razones por las que pasan los años pero aún no puedes olvidar a tu ex. 

Así podrás entender qué es lo que te mantiene en el mismo lugar hace tanto tiempo y cómo puedes seguir adelante de ahora en más.

Si todo esto te suena familiar ti o te recuerda a alguien que conoces, sigue leyendo para entender porque extrañamos a nuestros ex.

8 razones por las que pasan los años y no olvidas a tu ex

1) Aún le das demasiado lugar en tus pensamientos en él

Ya sea que extrañes o no a tu ex como persona, es posible que aún pienses en él simplemente porque no puedes quitártelo de la cabeza.

Los recuerdos que hayas creado con él inevitablemente aparecerán de vez en cuando, especialmente si él fue alguien que en su momento consideraste el amor de tu vida. 

Los recuerdos son algo natural y no tienen nada de malo por sí mismos.

El problema es cuando ya ha pasado mucho tiempo, e incluso años, desde que su relación terminó, y aún sigues pensando en él con nostalgia. Ese es el punto donde tienes que hacer algo al respecto.

¿Cómo puedes empezar a transformar tus pensamientos?

Una gran herramienta que he descubierto a través de los años para trabajar los pensamientos mediante la “observación” de los mismos. 

Es decir, que para empezar a cambiar tus mecanismos mentales, cómo desmerecerte, hablarte mal o decirte cosas que no son buenas sobre ti, debes comenzar por darte cuenta de lo que estás haciendo. 

Entonces asume este nuevo compromiso contigo misma y toma consciencia cada vez que piensas en tu ex. 

En principio no intentes cambiar esos pensamientos, simplemente obsérvalos con curiosidad, como si te dijeses: “que curioso, estoy pensando en mi ex nuevamente” ¿qué fue lo que activo ese recuerdo? ¿Qué es lo que realmente estoy añorando? ¿Es su presencia o sentirme acompañada?

Cuando empieces a reconocer las verdaderas razones detrás de la emoción y la nostalgia podrás comenzar a buscar soluciones nuevas. 

Otra herramienta que puedes aplicar una vez que hayas empezado a reconocer esos momentos en los que lo recuerdas es la de asignar un “horario permitido”. Es decir, proponente pensar en él sólo una hora por la noche. Entonces cuando se cruce en tu mente puedes decirte a ti misma que pensarás en él más tarde. Así comenzarás a entrenar a tu mente para que lo deje poco a poco de lado. 

2) Aún tienes preguntas sin respuesta

Si la ruptura con tu ex ocurrió por una razón o sin ninguna razón, es posible que tenga algunas preguntas sin respuesta.

Tal vez te hizo daño, se equivocó, o tal vez realmente te amaba, pero simplemente no pudo sobrellevarlo.

Incluso podrías pensar que actuó a tus espaldas, que te engañó, o que simplemente no quería tener una relación contigo.

Independientemente de lo que haya sucedido, las cosas no funcionaron y ahora todo lo que te queda es un sentimiento de tristeza y falta de cierre.

Cuando sucede algo así, es normal que te vuelvas a pensar en lo sucedido tratando de buscar respuestas, inclusive años después de haberte separado. 

Podrías repasar situaciones y conversaciones en búsqueda de nuevas pistas. Lamentablemente esto no te llevará a ningún lugar nuevo ni mejor. 

Además, estoy segura que lo que realmente quieres es dejar de pensar tanto en él. 

Y probablemente sientas que no hay forma de seguir adelante, a menos que sepas la verdadera razón por la cual la relación fracasó.

¿Fue por ti? ¿No fuiste suficiente? ¿Apareció alguien más? Estas preguntas te persiguen aunque intentes escaparte.

Pero si te permites seguir pensando en lo que salió mal, significa que también pensarás en tu ex constantemente y será imposible que te detengas.

Tu pensamiento te consumirá y te dificultará seguir adelante.

Entonces, ¿qué puedes hacer?

Por un lado, puedes contactarlo, explicarle que necesitas encontrar las respuestas para seguir adelante. Si es un hombre decente, querrá ayudarte y será honesto contigo. 

Pero tienes que ser sincera tú también y no buscar culpables, simplemente claridad.

Y si no encuentras la respuesta que buscas, entonces toma la sincera decisión de dejar de pensar en él. A veces encontrar el cierre es simplemente una cuestión de decidirlo. 

Tu paz mental y emocional importa más.

3) Te sientes triste

Ahora, podrías ser alguien que siente tristeza ocasional a lo largo de sus días.

Puede que no llores, pero la tristeza que sentiste cuando se separaron aparece nuevamente cada tanto. Podría ser una emoción fuerte o no tanto, pero aun así te afecta.

Esto sucede porque los sentimientos que él solía hacerte sentir cuando estaban juntos, ahora se han ido.

Cuando tu ex te amaba y hacía cualquier cosa para estar contigo, se sentía maravilloso.

Ahora todo eso no existe más y se ha ido, dejándote con una sensación de nostalgia que no puedes quitar de tu pecho y tu mente. 

Esta es una etapa por la que hay que pasar para sanar por completo luego de una ruptura. 

Podría llevar semanas o incluso meses antes de que desaparezca la tristeza. Pero cuando se trata de años, debes saber que es probable que la causa de tu tristeza ya no sea él. 

Hay algo que hace que te aferres al sufrimiento, y eso tiene que ver más contigo, que con el final de la relación. 

Podrías llorar, podrías sentir desolación y vacío. Puede que lo extrañes por muchas razones.

Podría ser buena idea buscar la ayuda de un terapeuta. Una persona especializada te ayudará a ver las verdaderas causas de tu tristeza y acompañarte para superar a este ex que te ha dejado tan marcada.

Puedes pensar que este dolor durará para siempre, pero créeme cuando te digo que no será así y que estará bien después de un tiempo.

Te sentirás mejor pero tienes que asumir la responsabilidad por tu propia felicidad.

4) Desearías que las cosas hubieran sido diferentes entre ustedes dos

Si extrañas a tu ex, podría ser porque desearías que las cosas hubieran sido diferentes entre ustedes.

Tal vez todo iba muy bien al principio, pero luego todo se fue cuesta abajo un día. 

Entonces sigues pensando en lo bueno de los primeros meses y en cómo sería posible recuperar ese apogeo de su relación.

Podría tratarse de un chico muy cariñoso que te daba mucho amor, pero que luego mostró rasgos posesivos, paranoicos y hasta tóxicos. 

Y tal vez te preguntes si él ha cambiado con el tiempo. Tal vez no sea la persona que solía hacer.

Es posible que desees retroceder el reloj y recuperar esos primeros meses. 

Pero si han pasado años, es hora de aceptar la realidad y ésta es que las cosas no van a cambiar. 

Siento ser yo quien te lo diga, pero debes eliminar la duda de tu mente si lo que quieres es seguir adelante y ser feliz. 

Así de sencillo. Esa persona que fue los primeros meses ya no existe, o al menos no existe sin la otra parte que no te hacía feliz.

Entiendo que querer que las cosas sean diferentes es normal.

Pero si te quedas atrapada en el recuerdo, no podrás superarlo.

Deberías dejar de pensar en él y pensar en lo que sigue para ti.

5) Lo quieres de vuelta

Una de las razones más lógicas de que sigas pensando en él, a pesar de que hayan pasado los años, es porque quieres que los dos vuelvan a estar juntos. 

Tal vez pasaste por otras relaciones en el medio que no fueron lo que esperabas, o tal vez estás soltera hace mucho tiempo y añoras las épocas en las que disfrutabas de su compañía. 

A la distancia no parece que fuera tan malo. 

Debes saber que la mente a veces nos engaña en su deseo de que estemos bien, y es posible que dejes de recordar las cosas malas de tu ex, para sólo enfocarte en lo que era bueno de él.

Es posible que quieras volver con él, aunque hay muchas razones por las que no deberías hacerlo.

Si esto es lo que está pasando en tu mente y en tu corazón, no significa que lo hayas superado.

Cuando algunas personas piensan en su ex, sienten más amor por ellos que nunca.

Esta es la segunda etapa del duelo, ¡que es cuando estás en negación!

La realidad es que, no lo quieres de vuelta, y probablemente volver con él no sería la mejor idea. 

Más aun si han estado separados por años. ¿Por qué crees que ha sido así sino?

Si antes no te sentías así y ahora es diferente, entonces algo no está bien.

En este punto lo que puedes hacer es pensar en las cosas que no funcionaban entre ustedes o esas actitudes que él tenía y te hacían enojar tanto. No para sentirte mal, sino para llegar a la sincera conclusión, de que él no era la persona para ti. 

Te recomiendo encarecidamente que sigas adelante. No es saludable quedarse atrapada en el pasado de esa manera.

6) Estás deprimida

Si aún te sientes deprimida y enojada por las cosas que pasaron hace años, probablemente sea porque piensas mucho en él, incluso si no quieres.

Tal vez estés triste porque rompió contigo, o porque no te llamó cuando dijo que lo haría, o porque desearías que no fuera en serio cuando dijo esas cosas para hacerte sentir mal.

Cualquiera que sea la razón, no importa. Tienes que entender que el pasado es algo que ya no existe. 

Volver constantemente a él no te ayudará a disfrutar tu presente, que es donde deberías enfocarte ahora. 

Por supuesto, es difícil seguir adelante cuando has invertido tanto tiempo y sentimientos. 

Pero ahora es momento de decidir si eliges seguir invirtiendo en algo que no sirve o si por fin harás algo para que tu realidad cambie. 

Esto no cambiará mágicamente. Es posible que siempre lo extrañes por una razón o un sentimiento. Pero desear que regrese no cambia eso.

Esto solo podría significar que te mantienes vulnerable a él. Es hora de enfocarte en tu bienestar y elegir las cosas que te hacen bien. 

7) Crees que regresará eventualmente

Esto es otro escenario peligroso, si crees que tu ex eventualmente volverá contigo, entonces tengo que preguntarte: ¿estás loca?

¿De verdad crees que eso aún es posible después de años? 

Además pregúntate realmente, después de todo lo que ha pasado ¿En serio lo quieres de vuelta?

Es posible que estés negando la situación. Pero, mira más allá.

Es importante mirar todo con objetividad porque no es culpa de tu ex por romper contigo, si ya no quería estar contigo. Y es probable que aunque sea amable y aún hables con tu ex, no signifique que él secretamente desee volver. 

Sé que esto es difícil porque lo extrañas o tal vez te sientes herida y traicionada.

Pero si él no quiere estar contigo, no hay nada que puedas hacer al respecto. 

Sigue adelante y vive tu vida sin él. Sé que es difícil, pero eso es lo que tienes que hacer.

El amor puede ser hermoso, y también puede ser muy doloroso. Tú eliges donde quedarte. 

8) No puedes soltar las expectativas que habías creado para su relación

Si tuviste una larga relación con este chico que aún ocupa tu mente después de años, es probable que hayas tenido muchas expectativas y planes. 

No poder soltar esos sueños que creaste hace tanto tiempo, hace que aún sigas pensando en él.

Tienes que saber que, ¡todas esas cosas que anhelabas y que ahora añoras todavía son posibles!

Pero debes entender que no sucederán con él. 

Si realmente quieres conseguir todo eso que habías planeado, debes salir al mundo a crearlo. Empieza a confiar en ti y sentirte más segura de ti misma. 

Cuando por fin te sientas preparada para salir adelante, aparecerá la persona que quiera perseguir esos sueños contigo. 

Pero si sigues pensando en él, no dejas lugar para que nadie más se presente. 

Así que comienza a partir de hoy tu nuevo viaje. Deja atrás lo que ya no te sirve y verás que poco a poco las cosas se acomodarán. 

¡Puedes hacerlo!

5 consejos para comenzar a superar a tu ex

1) Repasa tus pasiones y plantéate nuevos objetivos y proyectos

Nada renueva más el espíritu que tener metas a donde llegar. Y la mejor forma de conseguir esas metas es que sean realmente tentadoras. 

Entonces tómate un tiempo para reflexionar sobre lo que te motiva en la vida. 

¿Hay algo que siempre deseaste estudiar pero nunca encontrabas el tiempo? Pues ahora es el momento. 

Tal vez siempre quisiste comenzar un taller de cerámica o de pintura, no esperes más. Puedes encontrar un taller hoy mismo si buscas en internet. 

Asume el compromiso contigo misma de cumplir este nuevo objetivo, verás como no sólo ocuparás tu mente con algo distinto a tu ex sino que te sentirás genial logrando nuevas cosas. 

2) Acepta tu realidad

La mayoría de las veces, cuando nos sentimos mal por algo que sucede a nuestro alrededor en realidad tiene que ver con lo aceptar las cosas como son. 

Si hay cosas que no puedes cambiar, simplemente no tiene sentido dedicar horas a pensar en ello. Repasar posibilidades o lo que podría haber sido es una pérdida de tiempo. 

Decide aceptar tu presente y enfócate en crear la realidad que quieres para ti de ahora en más. 

3) Cuídate

Otro gran consejo para recuperar tu vida, cuando pasan los años y no olvidas a tu ex, es enfocarte en cuidar de ti. 

Haz ejercicio, yoga, running o cualquier deporte. Está más que comprobado todos los beneficios que hay en la actividad física, no sólo a nivel corporal sino emocional. 

Además, una dieta balanceada también es de gran ayuda junto con beber mucha agua.

Asegurate de descansar bien y verás como tu ánimo será cada vez mejor. 

Empieza a hacer un cambio por ti misma tomándote un tiempo para ti y escuchando música relajante o meditando.

4) Sal con amigas

Nuestra red de contención es fundamental a la hora de crear cambios duraderos en nuestra vida. 

Apóyate en tus seres queridos, sal con tus amigas, conversa acerca de lo que estás sintiendo, ellas te ayudaran a seguir adelante. 

Aprovecha todas las oportunidades de socializar con nuevas personas. Cuanta más gente conozcas más oportunidades habrá de que aparezca alguien interesante en tu vida. 

5) Si aún sigues en contacto con tu ex corta la comunicación 

Si has seguido en contacto con tu ex es probable que sea una de las causas de que no puedas olvidarlo a pesar de que hayan pasado los años. 

Entonces es momento de que corten el contacto. Al menos hasta que sientas que realmente lo has superado. 

Seguir hablando o enviándose mensajes sólo hace que tú sigas ilusionándote con algo que no tiene sentido. 

Si quieres conocer más herramientas para superar a tu ex, te dejo el acceso a estas 20 claves para superar una ruptura. 

¡Estarás de pie de nuevo en poco tiempo!