23 signos que prueban que sí existe el destino en el amor

¿Quieres saber si la persona con la que estás está destinada a estar contigo en esta vida?

Debes saber que, si esto es así, fue escrito en las estrellas el día que naciste. Cada evento de tu vida te ha conducido hasta este preciso momento.

Para entender que existe el destino en el amor te contaremos sobre estos 23 indicios que despejarán cualquier duda que tengas.

23 señales innegables de que tú y tu pareja están destinados a estar juntos

1) Se comunican tanto de forma verbal como no verbal

Usamos las palabras para decirles a otras personas cuáles son nuestros deseos y necesidades, para hacer preguntas, para conocer mejor.

La comunicación verbal es una parte esencial de la vida cotidiana, ya sea con la boca o con palabras en una pantalla.

Uno no se puede imaginar lo que sería no saber hablar, leer o escribir.

Pero con tu pareja, la mitad de las veces tu comunicación no es la forma típica a la que la mayoría está acostumbrado.

Ambos se entienden tan íntimamente que, en muchos casos, no hay necesidad de palabras.

Solo las micro expresiones en sus rostros, la forma en que se mueven entre sí, sus suspiros y miradas. Todo esto dice mucho, cuando una persona está destinada a estar contigo el resto de tu vida.

¿Quién mejor para leerte que tu alma gemela?

2) La gente nota la chispa que existe entre ustedes dos

La química que comparten se puede ver a kilómetros de distancia por las personas que los rodean. 

Verlos a los dos juntos hace que a las personas les salga una sonrisa, le brillen los ojos y crean en el amor.

Además, tus amigos y familiares siempre te harán comentarios del tipo de: “Hacen una hermosa pareja juntos”, “Son el uno para el otro”, “Son la relación ideal”, entre otros.

3) Le dices cosas que no le cuentas a nadie más

Cuando estás en una relación destinada, es fácil sentir que le puedes contar todo sobre ti a tu pareja. 

Es normal abrirse sobre tu vida y compartir tus pensamientos más íntimos. Le confías tus esperanzas y sueños más secretos, sin sentir ningún impedimiento.

Su gran compatibilidad se debe a que están destinados en el amor y esto te hace sentir totalmente segura con él.

Te abres totalmente. Compartes partes de ti misma, que normalmente mantienes oculta- Sientes una conexión espiritual, más allá de cualquier otra relación que hayas tenido.

También le hablas sobre tus miedos más profundos o tus secretos más oscuros.

Si él te escucha y realmente le importa lo que le dices, entonces es sumamente probable que ustedes dos puedan resolver cualquier problema que se les presente.

4) Nunca tienes que intentar ser otra persona

Incluso con tus amigos más cercanos, en ciertas situaciones, es mejor no decir lo que realmente piensas o tener cuidado en cómo lo dices.

Te fijas en cómo te ves mejor para los demás. A veces, finges que te gustan o no ciertas cosas, solo para encajar.

Pero cuando te encuentras con la persona con la que estás destinado a estar, toda esa timidez desaparece instantáneamente.

Ya nada de eso importa, porque tu corazón entiende que te aman exactamente por lo que eres.

Por supuesto, esto no significa que dejarás de intentar lucir y ser lo mejor posible.

Simplemente, significa que la versión de ti que existe en tu corazón y en tu mente, tu verdadero yo, es exactamente la persona que le muestras a tu pareja, porque sabes que no tienes nada que ocultarle.

5) Pueden imaginarse un futuro juntos

Sabes que existe un futuro junto con tu alma gemela, porque puedes imaginarlo claramente en tu mente.

Sabes cómo te sientes por dentro y puedes ver cómo quieres estar con esa persona en el largo plazo.

Y tienes la suficiente confianza en tu relación como para hacerle saber cómo te sientes.

Los días de “Te amo, pero…” han llegado a su fin, cuando los dos pueden imaginar un futuro juntos. 

Exactamente el tipo de relación de ensueño que cualquier alma puede llegar a desear.

6) Dejas que te vea en tus momentos más débiles

Tan increíble como se siente compartir tus secretos más profundos con él, también puede sentirte cómoda siendo vulnerable.

¡Compartir tus debilidades con él no se sienten como algo malo en absoluto!

Si puedes confiar en tu pareja y saber que no te juzgará, ni será condescendiente contigo, es porque probablemente es la persona destinada para ti.

Esta persona probablemente ya haya visto las peores partes de ti y aún tenga un verdadero respeto por quién eres… y por quién podrías llegar a ser.

También puedes compartir tus inseguridades y preocupaciones, sin temer que pueda llegar a pensar.

No te juzgará, ni te menospreciará por tener tales sentimientos o pensamientos. 

Te escucharán y te apoyarán a lo largo de tu viaje.

Si estás con la persona adecuada, sentirás que puedes ser tú misma, sin tener que preocuparte por cómo reaccionará ante cualquier situación.

Él ve lo mejor de ti y quiere que sepas que no hay nada de malo en ser vulnerable o tener inseguridades.

7) No tienen miedo de estar en desacuerdo el uno con el otro

Es importante poder estar en desacuerdo con tu pareja.

Esto no significa que no sean almas gemelas. De hecho, muestra que estás con alguien que tiene la mente lo suficientemente abierta como para hablar sobre sus problemas, en lugar de retenerlos y evitar cualquier dificultad.

Lo más importante es que su relación amorosa, relajada y saludable será capaz de tolerar cualquier diferencia que puedan llegar a tener.

Si no puedes hacer esto, sin discutir o frustrarte, entonces todavía no estás listo para estar con alguien.

No hay nada de malo en tener diferencias y desacuerdos, Siempre y cuando acepten que el otro puede tener un punto de vista distinto de las cosas y se respeten.

A pesar de ello, tú y tu pareja siempre tendrán cosas en común, que ayudarán mucho a resolver los problemas que puedan llegar a tener, de forma saludable.

Si amas a una persona y quieres estar con ella por el resto de tu vida, entonces dile lo que realmente pasa por tu mente. Si él te acepta, entonces es porque deben estar juntos.

8) La risa es siempre parte de su relación

Cuando estás con tu alma gemela, nunca estás demasiado lejos de una risa.

La risa es una de las señales más claras de que dos personas están destinadas a estar juntas.

Esto significa que ambos valoran la felicidad y sienten alegría al estar con el otro.

No hay mayor alegría que hacer reír a la persona que amas. 

Hacerlo reír, incluso en los momentos más difíciles, es esencial para la longevidad de su relación.

9) Ustedes se hacen mejores

A veces, hay parejas que no quieren lo mejor para el otro.

Estas son personas que no aman a su pareja, tanto como creen. En cambio, usan a su pareja como una herramienta para elevar su propio ego, y no pueden soportar la idea de que ésta crezca, mientras ellos no lo hacen.

Pero tú y tu pareja son todo lo contrario a esto.

Solo desean lo mejor el uno para el otro, en cualquier ámbito de sus vidas.

Quiere que su pareja tenga éxito, porque la aman con todo su corazón y realmente desean verla feliz.

Ustedes ven toda su belleza y reconocen su verdadero potencial más que nadie.

Se motivan el uno al otro, siempre, de manera positiva y proactiva.

Además, se pueden dar cuenta que el otro está «apagado» y haces lo que sea para ayudarla a recuperarse.

No porque tu amor sea condicional, sino porque quieres que pueda desarrollar el potencial que sabes que tiene en su interior.

10) Tienen los mismos valores

Nuestras creencias personales son muy importantes para nosotros. Estas enmarcan la forma en que vemos e interactuamos con el mundo.

Entonces, es esencial que la persona con la que estamos destinados pueda compartir nuestros valores más profundos e íntimos.

Si hay diferencias en este nivel, simplemente habría demasiados problemas fundamentales en la relación, sin importar cuán grande sea el amor de cada uno por el otro.

Entonces, te das cuenta de que estás destinado a estar con tu pareja, si muy rara vez te encuentras en desacuerdo con sus creencias fundamentales.

Puedes estar en desacuerdo alguna vez, pero en general siente que puede construir una vida y una familia con esta persona, sin grandes tropiezos en el camino.

¿Y cuando hay diferencias?

No pasa un día entero en el que estén molestos. Buscan la reconciliación, porque no soportan estar enojados el uno con el otro.

Hablan con el debido respeto para escucharse mutuamente y priorizan la salud de su relación sobre cualquier desacuerdo.

11) Siempre están disponibles el uno para el otro

Estar en una relación significa estar allí para el otro, cuando te necesita.

Es fácil intercambiar mensajes de texto amorosos y hacer planes y promesas sin muchas expectativas. Es fácil encontrarse, cuando las cosas van bien y tu horario es conveniente.

Pero lo que realmente cuenta, es cuando le das a tu pareja el tiempo y el compromiso para conectarse realmente, cuando las circunstancias no son las ideales.

Estar allí es más que solo aparecer físicamente. Es escucharlo y asegurarte de que pueda sentir tu presencia.

Es prestar atención a sus necesidades, tanto a lo que dice, como a los que se esconden entre líneas y darle ese apoyo.

Es tomar en consideración lo que siente en este momento y darle el espacio para respirar, sentir y pensar.

12) Cuando piensas en tu hogar, piensan el uno en el otro

Las buenas relaciones son simplemente fáciles y, a menudo, parece que encajan entre sí.

A pesar de sus diferencias, la tensión es mínima. Cualquier dificultad que puedan tener realmente no se interponen en el camino para formar una conexión más profunda.

En todo caso, crea algo más completo y sólido.

Otras relaciones pueden sentirse como si estuvieras en una montaña rusa. Pero esto realmente no se siente así.

Al contrario, se siente seguro, tranquilo y, lo que es más importante, estable.

Vengan días soleados o fuertes tormentas, esta persona siempre será tu ancla, y con él, todo es más llevadero.

13) Superas cualquier las tormentas, porque crees en lo que tiene juntos

Incluso las relaciones más perfectas no siempre son fáciles.

Es probable que hayas experimentado anteriormente obstáculos que te hayan hecho detener y preguntarte si esta persona es adecuada para ti. 

Pero si sientes que están destinados a estar el uno con el otro, la respuesta la sientes como un rotundo sí.

No es porque los conflictos puedan evitarse. Es porque ves cualidades en él que te hacen sentir segura de que los desacuerdos son algo que pueden superar juntos.

Tal vez tenga buenas habilidades de comunicación que te permita analizar los desacuerdos de forma amistosa.

Tal vez entienda tu necesidad de espacio personal y esté más que feliz de darte tiempo para pensar.

Sea lo que sea, se adaptan a tus necesidades con tanta facilidad, que reconciliarte se siente como algo natural.

14) Ambos se sienten como una extensión del otro

Tú y tu pareja se encuentran en ese punto ideal de estar completamente familiarizados el uno con el otro. Aun así tienen sus propias identidades individuales.

Lo que hace que la relación sea perfecta, no es ser 100% idéntico a la otra persona. Es tener esa capacidad de empatizar con ella y encajar con sus propias particularidades.

Realmente no sienten la necesidad de cambiar al otro. Es simplemente que estar juntos los hace mejores a ambos.

Cuando expresa sus emociones, necesidades y pasiones, te identificas fácilmente con él y en un nivel verdaderamente emocional.

Sin embargo, ninguno de los dos pierde su individualidad.

Ustedes resuenan profundamente en el otro, y, además, tienen ese espacio personal, que permite una relación saludable.

15) Sus objetivos en la vida encajan

A veces si una relación tiene que ser, será.

Tal vez él quiera tener hijos a los 30.

Tal vez tú quieras mudarte a otro continente para seguir con tu carrera.

A veces, el indicio más fácil para ver si tu pareja está hecha para ti o no, es ver qué tan viable es la relación.

Fuera de su compatibilidad, ¿su relación realmente funciona?

¿Realmente tienen las mismas ideas sobre cómo desarrollarse en sus carreras, si quieren hijos y donde quieren criarlos?

Si tú y tu pareja realmente están destinados a estar juntos, incluso el universo se abrirá paso.

Los factores más comunes, pero a menudo más cruciales, como la trayectoria profesional y cómo quieren criar a sus hijos, se sincronizarán sin esfuerzo.

16) Se comprenden perfectamente el uno al otro

Es como si compartieran una especie de telepatía.

Una mirada al otro lado de la habitación y ya sabes lo que está pensando tu pareja.

Con adorables bromas internas, pasiones compartidas y momentos tiernos y tranquilos, incluso una persona ciega se daría cuenta de cómo se entienden el uno al otro.

17) Ambos están en el mismo lugar

A veces sucede que cuando comienzas a salir con alguien, disfrutas mucho de la parte inicial. Pero luego de un tiempo, te das cuenta de que en realidad están en diferentes etapas de la vida.

Tal vez aún no estés lista para establecerse, pero él ya está planeando comprar una casa en los suburbios con un gran jardín para los niños.

O él acaba de salir de una mala ruptura y solo quieren tomarse las cosas con calma, mientras que tú estás lista para que su relación avance.

Pero cuando están destinados a estar juntos, ambos se encuentran en la misma etapa de la vida. Ambos quieren las mismas cosas en ese momento.

Y seguramente todo saldrá bien, porque ambos querrán establecerse, casarse y tener hijos al mismo tiempo. No hay ambigüedad ni discusiones incómodas sobre esperar el momento adecuado. 

Entonces, si pueden ver que ambos están en una etapa similar en la vida, y ambos quieren las mismas cosas en el futuro, entonces puedes apostar a que están destinados a estar juntos.

18) Ambos aceptan los defectos del otro

Todos tenemos defectos, y cuando estás destinada a estar con una persona, ésta los aceptará por completo, porque sabe que así es como eres.

Nadie es perfecto.

Y si tienes la suerte de conocer a tu alma gemela, te darás cuenta de que cada rasgo que tenga tiene tanto un lado positivo como negativo.

Las almas gemelas siempre buscan lo bueno, aunque pueda parecer negativo a simple vista.

19) Te desafía

En un amor destinado, no todo siempre es color de rosa.

En este cada uno hace que la vida sea interesante, porque desafían sus puntos de vista, hábitos y formas de pensar.

Entiendes que estás destinado a estar con tu alma gemela, porque te ayuda a expandir y mejorar tu vida. La profunda conexión que él tiene contigo es suficiente para que des los primeros pasos.

También actúan como un espejo para reflexionar sobre sí mismo, sus valores y cómo están viviendo su vida.

Cualquier negatividad, problemas o inseguridades que tengan estarán justo frente a ustedes, esperando que los enfrenten y los superen, para convertirse en mejores personas.

20) Ustedes sienten el dolor del otro

La empatía entre ustedes dos es realmente fuerte.

Sabes cuándo él está feliz, triste o angustiado. Y lo mismo sucede con él en relación contigo.

Él sabe perfectamente lo que es estar en tu lugar.

Y se entienden tan bien, que en cuanto se ven, ya saben en qué estado de ánimo se encuentran.

Debido a que se conocen tan bien, pueden ayudarse mutuamente a salir de cualquier situación angustiante.

Cuando alguien puede hacer esto contigo, sabes que su relación se encuentra a otro nivel.

21) Tienes la sensación de que lo conoces desde hace mucho tiempo

Algo interesante que sucede cuando estás destinada a estar con una persona es que siempre tienen la sensación de que han estado juntos antes.

Uno o ambos se dirán que sienten que se conocen desde siempre.

Te reirás con sólo pensar que no sabrías que hacer sin él. Incluso, podrías tener algunos recuerdos de vidas anteriores en las que estuvieron juntos.

22) Ambos aman la familia del otro

Es posible que no estén de acuerdo en absolutamente todas las cosas, pero conocen y respetan a las familias del otro. Después de todo, ellos los criaron y hoy en día son lo que son gracias a ellos y cada uno se ama por eso.

Ustedes dos se han encontrado y se han convertido en más que un miembro de la familia del otro. Incluso, podrás contar con ellos para lo que sea, bueno o malo.

Se sentirán seguros con ellos y podrán compartir días enteros de felicidad. Compartirán sus costumbres y se sentirán unidos como una comunidad.

23) Tu conexión es profunda, es más que una simple conexión sexual

Es más que el amor que sienten el uno por el otro.

No eres solo la novia o esposa. Tu relación trasciende todas esas etiquetas.

¿Por qué?

Porque las palabras no le hacen justicia a la conexión que tienen

Es demasiado profunda, que va más allá de lo común y se encuentra en un plano a nivel espiritual.

Entiendes sus sentimientos y pensamientos. Sabes lo que ambos quieren. Y sabes que ambos se apoyarán para conseguirlo. 

Cuando sientes que eres la persona más afortunada del mundo, entonces entiendes que existe el destino en el amor.

Sabes que existe el destino en el amor, cuando lo miras a los ojos y recuerdas todo lo que es bueno en tu vida, gracias a él.

Tienes un sentimiento de certeza y de saber siempre que las cosas irán bien a su lado.

Junto a él te sientes invencible y fuerte. Qué puedes lograr y enfrentar lo que sea.

Y su amor es tan grande que no se puede expresar con palabras.