23 señales cuando tu relación de pareja es sana

No es tan fácil detectar los signos de una relación saludable. Especialmente por todo lo que nos han hecho creer en las falsas expectativas de Hollywood y las redes sociales.

Todas las relaciones tienen sus altibajos, y es normal que haya diferencias y hasta discusiones. 

Pero hay ciertas características generales que te darán la pauta de que tu relación es sana. 

En este artículo repasaremos las 26 características o signos prácticos de que estás en una relación saludable.

Desde las pequeñas cosas como sacar la basura juntos, hasta señales más poderosas como sentirse lo suficientemente cómodos para expresar sus necesidades sin temor a ser juzgados.

23 señales cuando tu relación de pareja es sana

1) Tu pareja ama tus peculiaridades y aprecia cosas que haces que nadie más nota

A veces, te acostumbras tanto a tu pareja que das por sentadas pequeñas cosas que hacen que te sientas feliz.

Esto sucede debido a las normas sociales de cómo debería ser una relación saludable.

La idea de esforzarse y sostener una relación duradera es incómoda para muchos.

Pero si realmente prestas atención, notarás muchas pequeñas cosas que muestran que tu pareja realmente se preocupa por ti.

Si lo piensas, alguien se toma el tiempo de notar todas esas pequeñas cosas en lugar de enfocarse solo en lo superficial está realmente interesado en ti. 

Esa es una señal de verdadera lealtad y amor que va más allá de la superficie. 

2) Tu pareja siente empatía y sabe ponerse en tu lugar

¿Alguna vez te has encontrado en una discusión en la que te sientes tan comprendido por tu pareja que la discusión en sí parece inútil?

Ese es uno de los signos de una verdadera relación saludable.

Cuando tu pareja puede entender tu punto de vista y ayudarte a superar una situación, es una señal de que está involucrado en tu vida y realmente quiere mejorar las cosas para ti.

Y la mejor parte es que esos argumentos no suceden todo el tiempo.

Cuando puedes superar las pequeñas diferencias y empezar a estar de acuerdo, sabes que has encontrado a la persona de tus sueños.

3) No te presiona para “estar con él para siempre”

La realidad es que nadie puede predecir con precisión su futuro.

¿Cuántas personas conoces que juraron que iban a permanecer juntas para siempre y terminaron separándose?

O esas parejas que parecen locamente enamorados demasiado rápido, y al mes ya no pueden estar en la misma habitación. 

Esto sucede todo el tiempo.

Si tienes una relación saludable, entonces no se presionarán el uno al otro sobre cuánto se supone que debe durar.

No hay fecha de caducidad en el amor.

Por eso es importante disfrutar el uno del otro tanto como sea posible y no preocuparse por lo que les depara el futuro.

Verlo de esa manera hará que mantengan una conexión más profunda y un sentido de aventura que solo se puede encontrar en una relación de pareja sana.

4) Nunca intentaría controlar quiénes son tus amigos

En una relación enfermiza, tu pareja juzga tus amistades y las relaciones que tienes.

Incluso podría intervenir y tratar de manipularte para que los cambies o dejes de ver a tus seres queridos con la intención de tenerte para él.

Eso no está bien, porque tus amigos son parte de quién eres como individuo.

Pero si estás en una relación de pareja saludable, entonces él respetará que tengas una gran red de amigos que complementen quién eres como persona.

También puede entender que necesitas tener esas conexiones con ciertas personas en tu vida.

Incluso si no está de acuerdo con algunas de tus relaciones y como las llevas, lo respetará y te apoyará.

Y si está de acuerdo con tus elecciones, lo demostrará al no intervenir.

5) Nunca te cuestionas su nivel de compromiso

Una relación saludable significa que no hay lugar para la duda o la falta de comunicación.

Incluso si tienen una pelea o un desacuerdo, tendrás la plena confianza de que tu pareja entiende lo que se necesita para estar en una relación comprometida.

No permitirán que nada se interponga entre ustedes y su compromiso mutuo.

6) Halagan y aceptan la grasa corporal, la textura de la piel, o cualquier supuesto defecto del otro

¿Alguna vez has estado en una relación en la que tu pareja te critica constantemente? Te dice por ejemplo cosas como lo mal que se ve tu piel.

¿O cuánto te estás dejando estar?

O ¿cuánto peso necesitas perder?

Si incluso la cosa más pequeña te hace cuestionar tu autoestima, entonces es bastante obvio que hay un problema.

Pero en una relación de pareja sana significa saber que no hay nada malo con cualquier parte de tu apariencia. 

Tu pareja te ve como una persona íntegra, completa y acepta todas tus características sin juzgarte.

Nunca tendrás que sentirte cohibida por tu cuerpo o apariencia.

7) Te sientes segura de ti misma

Sorprendentemente, las señales de una relación saludable no se tratan sólo de la relación que tienes con tu pareja; también incluyen cómo te sientes contigo misma.

Si estás en una relación saludable, te sentirás segura, confiada y tendrás mucho amor propio. 

Tu pareja debe promover estos sentimientos y animarte a sentirte bien contigo misma.

Pero a veces eso no es fácil de lograr.

Por eso si tienes a tu lado una persona que potencia tu amor propio y te hace sentir bien contigo misma eso significa que estás en una relación de pareja sana. 

8) Se hace tiempo para ti en su apretada agenda

No es fácil hacer el esfuerzo de trabajar para que una relación funcione, especialmente cuando llevas un estilo de vida ajetreado.

Es posible que ambos trabajen muchas horas, estudien y tengan muchas otras responsabilidades.

Y bien sabes que es fácil quedar atrapado en el ajetreo y el bullicio de la vida cotidiana.

Pero si tu pareja siempre logra hacerse tiempo para ti, definitivamente está demostrando que se preocupa por tu relación.

Sabe que sacrificar un poco de su tiempo valdrá la pena porque valora el tiempo de calidad que pasa contigo.

Se hará tiempo para ti, incluso si tienen algo más que hacer.

Además. tampoco cancelará sus planes en el último minuto y, lo que es más importante, no pondrá excusas para no poder asistir.

9) Se muestra orgulloso de tus logros

No importa si han estado juntos por mucho tiempo o no.

Si tu pareja está orgullosa de quién eres y de las cosas que haces, entonces está demostrando que le importa estar en esta relación contigo.

Ya sea algo pequeño como un nuevo logro o algo grande como graduarse de la universidad, lo celebrará contigo y te ayudará a descubrir lo lejos que has llegado como persona.

No sólo eso, sino que también entenderá que tu independencia es algo de lo que estar orgulloso.

Es por eso que nunca intentarán controlarte a ti o a tus acciones.

Sabe que eres una persona increíble con un futuro brillante por delante y te alentará a hacer las cosas que te hacen feliz.

10) Respeta tus decisiones

Seguramente alguna vez te hayas cruzado con un chico que te cuestiona constantemente, o tal vez incluso que haya tratado de controlar lo que haces.

Pero en una relación de pareja sana, tu chico tendrá plena confianza en que sabes lo que es mejor para ti.

Nunca cuestionará las elecciones que hagas. Podría darte su punto de vista si es que se lo pides pero siempre respetando tu propia autonomía. 

Te mostrará su apoyo y amor en cada paso del camino.

Eso tampoco significa que nunca estará en desacuerdo con tus elecciones, pero si eso sucede, no se molestará ni se volverá contra ti.

Simplemente respetará que hagas lo que te hace feliz. Eso significa no juzgar tus decisiones.

11) Estará dispuesto a cambiar su comportamiento sin presionarte para que hagas algo a cambio

Existen un montón de relaciones de pareja en las que el otro trata de hacerte sentir culpable por tus acciones.

Tal vez han comenzado a quedarse hasta tarde fuera sin decírtelo, y luego, si le preguntas dónde estaba, te dice que no confías en él.

O tal vez te ha estado ignorando durante semanas y, de repente, cuando lo confrontas al respecto, se enoja contigo por cuestionarlo.

De cualquier manera, este tipo de situaciones hacen que sea imposible tener una relación saludable.

Porque en una relación de pareja sana, sentirás que pueden hablar sobre sus sentimientos sin tomar las cosas personalmente.

Si sabes que él no puede cambiar su comportamiento, entonces probablemente haya un problema y tengas que empezar a mirar nuevos horizontes.

12) Nunca te has sentido avergonzada de que no sea multimillonario

Aunque muchos digan que el dinero no importa, es ciertamente algo que puede hacer o deshacer una relación.

Una brecha grande de capacidad económica entre ambos podría causar tensión, celos y resentimiento.

Sabrás que estás en una relación sana si ambos son indiferentes a la cantidad de dinero que tenga cada uno.

Estás con él porque amas quién es como persona, no lo que tienen en su cuenta bancaria y viceversa.

Y esto no solo aplica al dinero.

Ninguno de los dos se siente avergonzado por el trabajo o el tipo de lugar donde vive el otro.

Tu relación es lo suficientemente fuerte como para que no les importen pequeñas cosas como esta.

Están juntos porque se aman, no por las cosas materiales.

13) Nunca dejan de intentarlo incluso cuando las cosas parecen imposibles

Hay muchas situaciones en la vida donde podríamos sentimos impotentes y no saber qué hacer al respecto.

En una relación sana, sabes que tu pareja siempre estará ahí para ti, en las buenas y en las malas.

Entonces, si las cosas parecen críticas en tu vida, él se mantendrá fuerte y te ayudará a superar lo que sea que se presente.

No importa cuál sea la situación o lo difícil que parezca salir de ella.

No se irá cuando las cosas se pongan difíciles, sino que seguirá intentándolo hasta que se resuelva el problema.

14) Nunca dejan esperando una respuesta a tu texto, o cualquier otra forma de comunicación

Las relaciones traen consigo muchos tipos diferentes de comunicación.

Pero es importante saber que estás en una relación de pareja sana si tu pareja siempre mantiene su comunicación fluida contigo.

Por ejemplo, si le envías un mensaje de texto para decirle que lo amas, se asegurará de responderte lo antes posible.

También sabes que no te hará esperar una respuesta, salvo que algo le impida responderte en ese momento.

La clave está en que si él está haciendo todo lo posible para tener tiempo para ti, pero no puede responder en ese momento (o incluso llega tarde), de todas maneras está claro que valora su relación contigo.

15) Ambos saben cuándo tomar las cosas con calma

Las relaciones a menudo traen consigo altibajos.

Es importante saber que estás en una relación sana si saben llevar las cosas con calma. 

Es perfectamente normal sentirte un poco nerviosa o insegura cuando se trata de tu relación. Después de todo este chico seguramente te importa mucho. 

Por eso es importante que sepas dejar que las cosas sean como son, en los momentos en los que no te sientes preparada para más. 

16) No se ponen celosos fácilmente y confían en que su felicidad es lo primero

Los celos en realidad pueden ser buenos en una relación.

Siempre que no sean exagerados. Pueden indicar que tu pareja realmente se preocupa por ti y quiere asegurarse de que seas feliz.

Dicho esto, una relación saludable también significa que tu pareja no se pondrá celosa por cosas pequeñas.

Él sabe dejar pasar ciertas situaciones que no ameritan mención.

Si puede mantener la calma y la sensatez mientras está contigo, entonces confía que tu felicidad es su principal prioridad cuando se trata de la relación.

17) Respeta tus límites

Una relación de pareja sana significa que tu pareja respeta tus deseos y límites.

Si pasan demasiado tiempo juntos, respetará cuando desees un poco de tiempo para ti y hacer lo que te apetezca sola o con tus amigas.

No querrá ser muy demandante contigo ni harán un seguimiento de todo lo que haces mientras no estés con él.

Si quieres salir con un amigo o tener una cita, no intentarán impedir que lo hagas. El confía en ti y desea que seas feliz aun cuando no estás a su lado. 

18) Quiere que te conviertas en la mejor versión de ti misma

Las relaciones se tratan de amar al otro y ayudarse mutuamente a crecer.

Aún así, a veces podrías sentirte atrapada en una rutina, o disconforme con ciertas cosas en tu vida.

Tal vez te quejes un poco más de la cuenta, lo entiendo, es difícil dejar atrás ciertos malos hábitos que has tenido durante años.

Y cuando estás en una relación, puede ser difícil romper esos hábitos y convertirte en una mejor persona.

Si tu pareja te acepta y espera pacientemente a que crezcas y cambies para mejor eso significa que estás en una relación sana.

A él siempre le importará lo que suceda con tu vida, incluso si su paciencia se agota algunas veces.

19) Hace un esfuerzo genuino para estar allí para eventos importantes en tu vida

Si tienes una relación sana, puedes estar segura de que tu pareja intentará estar allí para cualquier evento importante en tu vida.

Cuando te recibas de la facultad, o cuando te inviten a un evento especial para mostrar un talento que tienes. 

Te acompañaran a sentirte tranquila, apoyarte y te mostrarán que quieren estar allí para ti.

20) Habrá conflictos, pero nunca se sentirá como una batalla

Es normal tener conflictos en una relación. Muchas veces las diferencias nos acercan más al otro, nos permiten conocernos más íntimamente.

Dicho esto, si siempre sientes que estás peleando con tu pareja o que tus discusiones se vuelven tan acaloradas que parecen tóxicas, entonces podría ser el momento de considerar dejar la relación.

Las relaciones saludables no deberían estresarte, especialmente cuando se trata de un conflicto.

Deberían tratarse de averiguar cómo resolver los problemas juntos y encontrar soluciones en lugar de echarle toda la culpa a otra persona.

Se podría decir que cierta cantidad correcta de conflicto, es saludable.

Pero no se siente como una invasión de tu espacio, y definitivamente no se siente como una batalla.

21) No tienes miedo de ser vulnerable a su alrededor

Otro signo de una relación saludable es si te sientes cómoda mostrándote vulnerable con tu pareja.

Sabes que puedes discutir tus problemas y compartir lo que está pasando con tu pareja.

Y él se tomará el tiempo para escucharte y demostrar que se preocupa por lo que estás sintiendo.

De esa manera, siempre que lo sientas, puedes ser sincera con él sobre lo que sea que te esté molestando en ese momento.

Podrías pensar que no estará interesado ​​en tus problemas, pero en realidad él siempre será increíblemente comprensivo e interesado.

22) Son capaces de sentir el ánimo del otro, incluso cuando trata de ocultarlo

La base de una relación saludable es cuando tú y tu pareja pueden sentir el estado de ánimo del otro.

Y esto no solo significa que puedes darte cuenta cuando está enojado.

También significa que entiendes o tienes una buena idea de lo que le hace sentir feliz, triste o irritado.

Sabes cuando algo «simplemente no le sienta bien» y puedes entender por qué.

Reconoces cuando se está gestando algún tipo de tensión y eres capaz de detectar las señales.

Si trata de ocultar sus sentimientos, no significa que no le importe lo que está pasando contigo.

Puede ser que simplemente quieran tomar el camino correcto y mantener la calma por un tiempo hasta que todo pase.

Cualquiera que sea el caso, pueden identificar el problema y trabajar juntos para resolverlo.

23) Confías en él más que en nadie en el mundo

Según los expertos en relaciones, la confianza es lo más importante en una relación sana.

¿Porqué es así?

Porque es la base a partir de la cual se desarrollan y crecen todos los demás aspectos de su relación.

Si no confías en tu pareja, entonces no puedes dar y recibir amor sano.

Pero si construyen una confianza de hierro, estarán dispuestos a hacer cualquier cosa por el otro.

Ese nivel de confianza te permite ser vulnerable y honesta con él, lo que eventualmente crea una mayor intimidad en la relación.

Para lograr este nivel de confianza, hay algunas cosas que puede hacer:

  • Reconocer cuándo te están afectando los celos y aprender qué técnicas te funcionan mejor para sobrellevarlos.
  • No intentes controlar las acciones de tu pareja o su círculo social, incluso si no son las que tú elegirías.
  • Aprende a reconocer cuándo estás tomando una decisión sin considerar a tu pareja y habla sobre ello con él, tan pronto como puedas.
  • No culpes a tu pareja por sus acciones si sabes que no tiene la culpa.
  • Mantente abierta a los comentarios sobre cosas que tu hagas que afecten a tu pareja y luego trabaja para cambiarlas.

Pensamientos finales

Hemos cubierto 24 signos que demuestran cuando una relación es saludable.

No existe un estándar perfecto cuando se trata de relaciones, pero hay muchas cosas que puedes tomar como guía si quieres saber si tu relación es saludable o no.

Además, recuerda que no existe una forma definitiva de confirmarlo. Cada pareja es un mundo.

Todo depende de tu instinto y de lo que sientas al final del día.