16 signos de conexión espiritual entre un hombre y una mujer

En el mundo actual, lleno de aventuras y encuentros casuales, una conexión espiritual profunda con alguien puede ser difícil de conseguir.

Generalmente, la atracción física es lo que te impulsa a conocer mejor a alguien, a pasar más tiempo con él y a interesarte en una relación.

Sin embargo, cuando pasan las etapas de euforia iniciales, es la conexión espiritual la que mantiene viva la llama.

¿Cómo sabes cuando tienes una conexión espiritual con alguien?

¿Cómo puede saber si la atracción es superficial o si es más profunda?

A continuación te contamos cómo saberlo. 

¿Qué es una conexión espiritual?

Una conexión espiritual es una fuerza fuerte e invisible que te atrae y magnetiza hacia otro ser humano.

Un fuerte sentimiento de conexión, a veces una sensación de deja vu que te hace preguntarte: «Oye, ¿no te conozco de antes?»

Es una sensación mágica de sentirte a gusto con alguien que acabas de conocer. Sientes que conoces a esa persona desde hace años, incluso si acaban de pasar unos meses juntos.

Como si estuvieras mirando un espejo de tu propia alma cada vez que miras a esa persona. Y lo mejor de todo es que ellos también sienten lo mismo.

Una conexión espiritual con alguien puede compararse con encontrar a tu alma gemela o llama gemela, pero no son del todo iguales.

La conexión profunda y visceral con un alma gemela casi siempre se desencadena la primera vez que se miran el uno al otro. Cuando se trata de conexión espiritual puede que no se desarrolle hasta meses o años después de relación.

En algunos casos, se puede sentir en el instante que cruzan sus caminos, pero hay ocasiones en las que debes nutrir una conexión espiritual hasta que florezca por completo.

16 señales de una conexión espiritual entre un hombre y una mujer

1) Se respetan mutuamente, hay igualdad entre ustedes

El respeto es una parte no negociable de cualquier relación, pero más aún con las parejas conectadas espiritualmente.

Cuando estás conectada espiritualmente a una persona, sabes que estás siendo valorada como igual. No eres alguien adorada más allá de cualquier cosa. Ni alguien desesperada por el amor del otro.

Respetan las decisiones, los pensamientos y las opiniones del otro, incluso si son diferentes.

Saben cuándo hablar, cuándo escuchar y cuándo estar ahí para el otro.

Siempre comprenden cómo funciona la mente del otro y no se apuran en juzgar o confrontar. 

Les interesa comprender lo que piensa o siente la otra parte.

Él espetará tu espacio personal y entenderá que estar en una relación no significa eliminar todos los límites que tienes para el cuidado y el amor propio.

2) Tienen valores, perspectivas y morales alineados en la vida

Las diferencias de opiniones y hábitos suelen ser comunes en una relación.

Hay momentos en los que se pelean entre sí por cosas insignificantes: regañarse por cómo lavar los platos correctamente, discutir qué sabor de pizza es el mejor o tener una pelea porque a alguno no le preocupa tanto el orden.

Lo que importa es que si tienen valores y perspectivas similares sobre las cosas más importantes de la vida, todas estas pequeñas peleas se resolverán rápidamente.

La conexión espiritual, hará que su amor sea inquebrantable más allá de las pequeñas peleas. 

Ambos están de acuerdo en dónde quieren llevar su relación en términos de planificación familiar, crianza de los hijos y desarrollo profesional. 

Ver las cosas, especialmente los planes a largo plazo, de la misma manera significa que tienes una conexión espiritual profunda con tu pareja.

3) Tienen conversaciones profundas y significativas

Por supuesto, las primeras conversaciones casi siempre son conversaciones triviales. 

Pero una conexión espiritual entre un hombre y una mujer va más allá y las charlas se transforman rápidamente en conversaciones profundas, sin restricciones.

Cuando estás con alguien así, sabes profundamente que puedes hablar sobre cualquier tema sin reservas, vergüenza o temor a ser juzgada.

Les permites sumergirse profundamente en tu alma y explorar las partes ocultas de ti que normalmente no les muestras a otras personas, ni siquiera a tus amigos.

Puedes involucrarlo en conversaciones significativas sin tener que contenerte porque confías completamente en el otro.

Puedes hablar con ellos sobre la vida, tus creencias y cosmovisión, tus sueños y aspiraciones. Hay un flujo de ideas bidireccional y ambos quieren conocerse mejor.

Esto no significa necesariamente que las conversaciones superficiales no surjan en su camino, a veces es divertido también. Pero ambos sienten que pueden hablar más allá de las trivialidades y hay un deseo profundo de ideas, deseos y pensamientos sobre temas significativos.

4) Respiras fácilmente en tu relación

Tu relación es un sinónimo de libertad.

Cuando estás conectado espiritualmente con alguien, nunca te sentirás atrapado o limitado. 

Nunca sentirás que estás haciendo las cosas mal, que eres juzgada o preocupada por lo que sucederá a continuación.

Estar en conexión espiritual con alguien significa darse el uno al otro la libertad de ser ustedes mismos.

No tienes que sacrificarte y renunciar a las cosas que has estado haciendo antes solo porque están juntos. Él no estará celoso ni tu sentirás enojo cuando comparten con otros. 

No necesitas convertirte en una persona completamente diferente cuándo encuentras esa conexión espiritual con alguien. 

Ambos se sienten como un equipo, pero también reconocen que hay cosas que tienen que hacer y quieren hacer fuera de su relación.

Es aceptar que puede tener diferentes pasatiempos, intereses y opciones de carrera, y que tienen la libertad de elegir y crear su camino en la vida.

5) Saben lo que el otro piensa sin siquiera hablar y sienten empatía por el otro

Terminar las oraciones del otro no solo sucede en las películas.

Cuando encuentras a alguien con quien estás conectada espiritualmente, se siente como si hubiera un hilo mental y emocional que los une. 

Es como si tuvieran una especie de conexión telepática o com si fuese una señal del universo que los hace más conscientes el uno del otro.

Hay ocasiones en las que harás algo por esa persona especial sin que ni siquiera te lo pida. 

Otras veces, dirás lo que él piensa antes de que hable

Una fuerte conexión espiritual también se manifiesta en el lenguaje que solo ustedes dos pueden entender. 

Notarás que te comunicas incluso con gestos, señas, miradas y risas que comparten juntos.

Ese tipo de conexión espiritual es poco común y ustedes son una pareja afortunada si la tienen.

6) Se dan el espacio para crecer

Cuando dos personas entablan una relación, a veces sucede que uno cede a las creencias del otro. Como si se fusionaran en una sola persona.

Es tóxico y poco saludable abandonar nuestra individualidad y el espacio personal. O querer que el otro lo haga.

Cuando estás conectada espiritualmente con una persona, reconoces que todavía sois dos personas diferentes que tienen diferentes estados de ánimo, gustos e intereses. 

Todas estas diferencias no se interponen en el camino de su relación saludable.

Una conexión espiritual profunda te ayuda a comprender que necesitas tu espacio para crecer y desarrollar tu verdadero potencial. 

El otro nunca bloqueará tu progreso, no se pondrá celoso de tus logros ni te bajarán a su nivel.

En cambio, te empujan a crecer, cambiar y madurar porque saben que siempre puedes lograr mejores cosas. También sienten que tu éxito también es su éxito.

7) Él sabe que es importante para ti

Los hombres y las mujeres somos diferentes y queremos cosas diferentes de una relación. Y para que exista una conexión espiritual deberán conectar también con lo más esencial de sus biologías. 

¿Qué crees que lo impulsa como hombre? ¿Qué quiere él de una relación contigo?

Muchas mujeres piensan que es el dinero, el sexo, la comida, los deportes y el poder.

Claro, todas esas cosas entran en juego a veces. Pero hay una verdad más profunda que pocas mujeres conocen.

En realidad, los hombres se sienten más motivados por cómo l0s haces sentir acerca de sí mismos.

Por encima de todo, los hombres quieren sentirse esenciales para la mujer en su vida.

Eso significa que para tener una verdadera conexión espiritual, él necesitará sentir que te está proporcionando algo que ningún otro hombre puede darte.

En otras palabras, necesita sentirse como tu héroe.

Estoy hablando del «instinto de héroe» un concepto nuevo y fascinante en psicología de las relaciones.

Te preguntarás: ¿Cómo desencadenar el instinto de héroe en mi chico?

Lo mejor que puedes hacer es ver este excelente video en inglés gratuito del psicólogo de relaciones James Bauer. 

Describe las cosas que puedes decir o hacer para que se sienta como tu héroe y no pueda concebir estar lejos de ti.

Aquí hay un enlace al video gratuito en inglés nuevamente.

8) Te sientes segura emocional y físicamente con el otro

Cuando tienes una conexión espiritual con alguien, el simple hecho de que esté contigo o a tu alcance, ya te da una sensación de paz y calma.

Esa  profunda conexión espiritual con tu pareja, hace que te sientas segura de tu lugar en su vida. 

Simplemente saben que se priorizan mutuamente, aunque hayan otras cosas que también sean importantes.

También te hará sentir hermosa, con sus palabras y acciones, y le creerás de todo corazón.

No hay lugar para los celos o la comparación porque sabes lo que siente por ti es algo único.

9) Te comunicas incluso en silencio

Para las parejas que no han alcanzado ese nivel de conexión espiritual, el silencio suele ser incómodo y pesado.

Hay momentos en los que no se necesitan palabras; él solo hecho de estar juntos, o de la mano será suficiente. Y si no están en buenos términos significará mucho para disipar la tensión que ambos sienten.

Mientras que otras parejas escalan sus problemas con palabras duras e hirientes, las parejas conectadas espiritualmente entran en un silencio contemplativo primero antes de hablar entre ellos. 

Es en ese silencio donde se procesan muchas decisiones, planes y soluciones.

Cuando estás conectado con alguien, el silencio siempre es cómodo.

Pueden simplemente acurrucarse en silencio y estar contentos con eso.

Finalmente, con una fuerte conexión espiritual, el silencio es siempre un puente en lugar de un enorme agujero en su relación.

10) No se guardan secretos

Cuando encuentres a alguien con quien vibras en un nivel espiritual, ya no tendrás miedo de mostrarte tal cual eres ante él, con defectos y todo.

Ese rollito que se te hace cuando te sientas o el lunar que crees que es horrible no serán más que una parte hermosa de ti para ambos.

Esos traumas de la infancia y el pasado secreto surgirán naturalmente y anhelarán comprensión.

Así es como te relacionas espiritualmente con alguien: sabiendo que no te juzgará ni se reirá de ti. Sabrás que tus secretos están a salvo con esa persona.

Es fácil derribar esos muros que has construido anteriormente para protegerte porque sabes que él también te protegerá.

Como pareja se vuelven cada vez más transparentes entre sí. Ya sea en decisiones personales, sentimientos o emociones hasta incluso en diferencias de opinión. Saben que guardar secretos puede destruir una relación.

Ponen su confianza el uno en el otro y no se esconden nada. 

11) Tienen una conexión fuerte e inconfundible, te sientes completa

Hay un vínculo mágico entre ustedes, es como si pudieran encontrarse en un mundo de extraños.

¿Alguna vez has visto una escena de película en la que la chica mira a su otra mitad al otro lado de la habitación, solo para descubrir que él ya la está mirando?

¡Sí, también sucede en la vida real!

Cuando tienes una conexión espiritual con alguien, desarrollas un radar invisible que está sintonizado solo con esa persona. 

Sabes cuando no se siente bien incluso antes de que te lo diga. Él sabe cuando algo te está molestando incluso antes de que hables.

Este vínculo sólo se fortalece con el tiempo cuando estás con alguien con quien estás conectado espiritualmente.

Desarrollarán una forma única de comunicación sin importar cuán lejos estén el uno del otro.

Las distancias no importan por que una vez que se han encontrado te sientes completa y él completo. 

12) El tiempo vuela cuando están juntos

Puede que te sorprendas cuando conozca a esa persona a la que estás conectada espiritualmente.

Durante las primeras conversaciones, no se quedarán sin temas. Inclusive si han estado hablando hasta altas horas de la madrugada. 

Este es uno de los aspectos misteriosos y mágicos de la conexión espiritual.

Literalmente, puedes hablar con la persona o estar con ella todo el día, y en el momento en que se va ya la extrañas y deseas más tiempo con ella.

El tiempo es solo una ilusión cuando estás con esta persona. Pierdes la noción y por eso es tan mágico.

13) Se apoyan mutuamente en sus sueños y objetivos

No necesariamente deben tener los mismos sueños y metas en la vida.

Es más en la mayoría de los casos, las parejas que están conectadas espiritualmente entre sí, tienen metas y aspiraciones totalmente diferentes.

La clave está en apoyarse mutuamente para hacer realidad esos sueños.

A veces, esos sueños pueden llevarlos en direcciones opuestas, pero siguen apoyándose sin dudarlo.

En las relaciones basadas en una conexión espiritual, la distancia y el tiempo son sólo números arbitrarios. 

14) Hay risas en cada conversación

¿Alguna vez te has encontrado en medio de una discusión seria con tu persona especial, y de pronto ambos se echan a reír?

Si es así, puedes sentirte afortunada.

La risa es uno de los aspectos más simples pero más ignorados de una relación.

Algunas parejas adultas sienten que deben ser serias todo el tiempo o, de lo contrario, se las tomará como una broma. 

Pero, ¿qué mejor medida de la verdadera felicidad en una relación que la risa?

La próxima vez que hables con tu otra mitad, obsérvate. 

¿Sonries de repente? ¿Te hace reír a carcajadas? ¿Tienes ganas de sonreír solo porque sí? 

Sí, a eso me refiero.

La risa que comparten juntos es un reflejo de que sus almas están entrelazadas en una conexión espiritual.

Reír juntos hace que ambos se sientan cómodos el uno con el otro.  Les permite darse cuenta de que hogar no es realmente un lugar, sino una persona.

15) Disfrutas teniendo sexo más allá del vínculo físico

Cuando te vuelves íntimo con la persona con la que estás conectado espiritualmente, tiendes a ver el sexo como algo más que un impulso básico.

Luego, el sexo se transforma en el arte de hacer el amor. El acto egoísta de tener relaciones sexuales se convierte en un acto desinteresado de complacer al otro.

Cuando estás conectado espiritualmente con una persona, tener relaciones sexuales desencadena no solo tu deseo físico, sino también tus estados emocionales y mentales. 

No se trata sólo de explorar el cuerpo, sino de profundizar en la mente y las emociones del otro.

El sexo íntimo es dónde puedes ser vulnerable y sentirte segura al mismo tiempo. 

Aquí es cuando sientes que tus almas se vuelven una. 

El sexo, por lo tanto, no es solo lujuria, sino más bien un afecto profundo del uno por el otro.

16) Sienten gratitud el uno por el otro

Cuando conozcas al hombre con el que compartes una conexión espiritual, estarás eternamente agradecida de que el universo haya conspirado para traerlo a tu vida.

Todos los días, se sentirán agradecidos de haberse conocido y se demostrarán esa gratitud de todas las formas posibles.

Puede no ser con demasiadas palabras, pero sus acciones nunca mentirán.

Incluso preparar una taza de café por la mañana o encender la calefacción antes de tomar una ducha habla de gratitud.

Muestran su aprecio el uno por el otro de muchas maneras, incluso en las cosas más pequeñas y triviales del día a día.

Encontrar (o crear) una conexión espiritual

A veces, una conexión espiritual no se siente ni se reconoce de inmediato.

Hay momentos en los que tienes que empezar de cero y construirla. Hay expertos en materia del amor que pueden ayudarte a construir ese vínculo sano y constructivo de amor que todos deseamos. Es el caso de Noelia Sandoval, ella es una reconocida autoridad en relaciones de pareja y psicología masculina.

Tras muchos años de estudio, ha desarrollado un método en el cual trabaja sobre las fibras más sensibles de la psicología masculina.

En su libro «Derrítelo de amor» comparte todas las claves para entender la mente masculina y cómo hacer para crear esa única conexión entre ustedes dos.

Si quieres saber cómo estimular los factores de enamoramiento del chico que te gusta, y lograr que se enamore de ti, no puedes dejar de echar un vistazo a sus teorías. Te comparto el acceso a más información AQUI.

Incluso cuando hay una conexión espiritual inmediata al conocer a alguien por primera vez, todavía tienes que nutrirla. De lo contrario, no se desarrollará en todo su potencial.

Algunas personas también confunden la atracción física con la conexión espiritual, por lo que esto es algo que debes vigilar.

Aunque hay un sentimiento mágico e inexplicable cuando conoces a alguien con quien estás conectado espiritualmente, aún necesitas esforzarte para que la relación funcione y mantener esa conexión tan especial entre ustedes dos.

Lo mejor que puedes hacer para encontrar a la persona con la que tienes una conexión espiritual es ser tú misma.

Cuanto más honesta seas contigo misma y con las personas que conoces, más atraerás a personas con tu misma energía. 

Eso te dará la oportunidad de construir relaciones equilibradas y encontrar a la persona que tu espíritu y alma anhelan.