14 señales que es una mala persona y como lidiar con él de una vez

signs of evil people

¿Alguna vez has conocido a alguien que te ha hecho sentir demasiado mal?

En apariencia parecen normales, pero hay algo siniestro en ellos que no puedes identificar. 

Las personas viles pueden ser particularmente difíciles de detectar, porque pueden ocultar su verdadero yo.

Por fuera, pueden parecer encantadores, considerados o incluso “buenos”. Pero por dentro, están podridos hasta la médula.

En este artículo, discutiremos todo sobre las malas personas, desde la forma en que están conectados, las señales que los delatan y cómo tratarlos de manera efectiva.

14 signos que te ayudarán a detectar malas personas

signs of evil people

1) Son mentirosos patológicos

Todos mentimos. Mentimos cuando tenemos miedo de herir los sentimientos de una persona. Incluso, a veces lo hacemos para protegernos. 

En cierto modo, usamos las mentiras como lubricantes sociales, para navegar por las complejidades de las relaciones.

Pero lo que distingue a una persona verdaderamente ruin, es que miente solo por el gusto de hacerlo.

La gente malvada no suele dar una respuesta directa. 

Además, puedes saber que están mintiendo, porque su historia siempre cambia. 

Sin embargo, una cosa es constante: mienten porque les sirve para algo.

Según el psicólogo clínico David Ley:

“A menudo, las personas mienten, porque están tratando de controlar una situación y ejercer influencia para obtener las decisiones o reacciones que desean. La verdad puede ser “inconveniente”, porque podría no ajustarse a su narrativa”.

Para la gente maliciosa, mentir es simplemente un deporte. 

Desde ocultar su verdadera identidad hasta tergiversar la verdad para su conveniencia, todo es solo un juego que les encanta jugar.

2) Son maestros de la manipulación

La terapeuta de relaciones Darlene Lancer define la manipulación como “una forma de influir de manera encubierta en alguien con tácticas indirectas, engañosas o abusivas”.

Las personas malvadas son especialmente las que toman esto, porque están dispuestas a cruzar cualquier línea para obtener lo que quieren. 

Usarán tus miedos, apelarán a tu culpa o jugarán juegos mentales sin remordimiento.

Lo que lo hace peor es la extraña sutileza de la misma. No notarás que te están manipulando hasta que sea demasiado tarde.

Además, aprovechan cada oportunidad para practicar la manipulación, debido a que sienten placer en ello. Les encanta la idea de volverse expertos en esta clase de manejos.

Lancero agrega:

“La manipulación puede parecer benigna o incluso amistosa o halagadora. Como si la persona tuviera en mente tu principal preocupación, pero en realidad es para lograr un motivo oculto”.

3) No se hacen responsables de sus actos

Las personas malas tienen muchas cualidades narcisistas

Una de ellas es la negativa, a toda costa, de asumir la responsabilidad por sus crueles acciones.

La terapeuta matrimonial y familiar Karyl McBride explica:

“Los narcisistas no están en contacto con sus propios sentimientos. Proyectan esos sentimientos en los demás y no son capaces de tener empatía. No pueden ponerse en tu lugar y sentir o comprender cómo algo podría afectarte. Solo pueden ver cómo les afecta a ellos mismos”.

Sabes que alguien es malo, cuando nunca se disculpa por sus malas acciones. Nunca admitirán que son menos que perfectos.

4) Les complace las desgracias ajenas

A todos nos encanta un poco de chisme. Pero las personas que son capaces de sentir empatía no encuentran felicidad al ver sufrir de verdad a otras personas.

La gente malvada lo hace. El famoso filósofo alemán Arthur Schopenhauer llama a esto “Schadenfreude”, la emoción del placer en la desgracia de otra persona.

Como él explica:

“Sentir envidia es humano, pero disfrutar de la desgracia ajena es diabólico”.

Para las personas infames, las desgracias ajenas son una fuente de entretenimiento. 

Cuando algo malo les sucede a las personas en su vida o incluso a extraños, puedes ver la alegría en sus ojos.

Si notas esto mejor alejate de inmediato.

5) No hacen nada por otras personas, a menos que les beneficie

Las personas malvadas llevan la palabra «egoísta» a otro nivel. 

No hacen nada por el bien de los demás. Es decir, a menos que de alguna manera los beneficie a ellos también.

Sabrás que alguien es malo, cuando trata siempre de satisfacer sus necesidades primero. 

No importa que todos los demás salgan lastimados, mientras obtengan lo que necesitan o quieren. No les importa si alguien más está sufriendo por eso.

Pero ten cuidado. Las personas crueles también pueden parecer «útiles» a veces. 

Pueden aparecer para hacerte favores o ayudarte sin que lo pidas. 

Pero eventualmente, usarán eso para obtener algo de ti, como una especie de táctica para obtener lo que quieren.

6) No pueden enfrentar la realidad

signs of evil people

Las personas malvadas no pueden confrontar la realidad, porque no pueden controlarla.

Incluso, si en una situación no va como ellos quieren, seguirán creyendo que todo continúa perfectamente.

Cuando trates de convencerlos de lo contrario, te dirán que estás equivocada y que tú eres la que está confundiendo las cosas.

Su completo narcisismo les hace creer que todos y todo tiene que adaptarse a ellos. 

Nunca pueden aceptar el hecho de que las cosas no siempre serán de acuerdo con lo que ellos desean.

7) Dan mala vibra

Nunca dudes de tus instintos. Es la forma que tiene tu cerebro de percibir señales sutiles no verbales, que a menudo pasamos por alto. 

Préstales atención, porque muchas veces te protegerán del mal que alguien puede querer provocar.

Según un estudio, hay una razón por la que sentimos “vibraciones negativas” por parte de alguien. Los investigadores sugieren que emitimos «residuos emocionales». 

Cuando nos sentimos de cierta manera, dejamos energía emocional que otros pueden captar. Esto afecta la forma en que otros nos ven e interactúan con nosotros.

Cuando te encuentres con gente maliciosa, lo sabrás. No es que puedas asegurarlo totalmente, pero sentirás que hay algo raro en ellos.

8) Son crueles con cualquiera que consideren «por debajo» de ellos

¿Cómo tratan a sus servidores? ¿Cómo son cuando están en una posición de superioridad? ¿Abusan de su poder?

La verdadera prueba por la que puedes darte cuenta de que alguien es realmente malo es por la forma en que trata a las personas, que no considera útiles o iguales a ellos.

Esto es así, porque las personas perversas no ven a los demás como seres humanos con emociones. 

Ven a las personas como peones, definiendo su valor por lo útiles que podrían ser para ellos.

El filósofo francés Gabriel Honoré Marcel llama a esto “El espíritu de abstracción como un factor que provoca la guerra”. 

Lo define como “la práctica de concebir a las personas como funciones, más que como seres humanos”.

9) No pueden mantener relaciones sanas y duraderas

Las personas malvadas pueden parecer extremadamente sociales, incluso encantadoras. 

Podrían seguirlos muchas personas y tener varios conocidos y admiradores. 

Pero cuando los conozcas verdaderamente, te darás cuenta de que estas relaciones son en realidad superficiales.

De hecho, un estudio publicado en un boletín de “Personalidad y Psicología Social” sugiere que, aunque los narcisistas tienen una alta popularidad, no necesariamente pueden «retener» amistades genuinas.

Sin embargo, si logran mantener relaciones a largo plazo, generalmente son relaciones poco saludables, desequilibradas y tóxicas. Y esto se da solamente, porque son muy buenos manipulando.

La profesora de psicología social Madeleine Fugère explica:

“La manipulación emocional, como el menosprecio, la humillación o incluso las amenazas de violencia contra futuras parejas alternativas, pueden usarse para mantener la relación actual”.

Observa la calidad de sus relaciones. Si es una persona que no tiene personas genuinas en su vida, que realmente lo amen y se preocupen por él, puede ser una señal de que son personas crueles.

10) Ellos no pueden equivocarse

Otro signo clásico de las personas ruines es su incapacidad para admitir que están equivocados. 

Las personas malignas creen que siempre tienen la razón. Todo lo que hacen es perfecto.

De hecho, se han desvinculado por completo de la realidad, que regularmente justifica su inmoralidad. Creen que todo lo que hacen es correcto y bueno.

Según el psicólogo Albert Bandura, las personas malvadas “desinfectan” sus acciones “minimizando los efectos nocivos” de su maldad.

¿Por qué?

Es su manera de repararse psicológicamente. Al minimizar o distorsionar el dolor que crean sus acciones, reduce sus sentimientos de culpa.

Admitir que se equivocan arruinaría la imagen idealista que ellos mismos han creado en su propia mente.

11) Tienen su propio sistema de valores

El prejuicio es algo que todas las personas tienen y está asociado a nuestra respuesta de huir o luchar. 

En un principio, desarrollamos formas de responder rápidamente a las señales visuales que considerábamos peligrosas.

Por eso mostramos prejuicios con cosas que consideramos desconocidas para nosotros. 

Nuestra historia muestra esto en la forma en que abordamos la raza, la sexualidad, las diferencias culturales, etc.

Pero estos prejuicios en realidad ya no tienen cabida en la sociedad moderna. Ya no hay peligro. 

Sin embargo, las personas malvadas aún se las arreglan para aferrarse a su fanatismo y prejuicios irrazonables.

Según el profesor de la Universidad de Gante, Arne Roets, es su forma de ejercer control sobre la ambigüedad.

Él explica:

“Por supuesto, todos tienen que tomar decisiones, pero algunas personas realmente odian la incertidumbre y, por lo tanto, confían rápidamente en la información más obvia, a menudo la primera información que encuentran, para reducirla. Si proporciona información que contradice su decisión, simplemente la ignoran”.

Las personas perversas tienen que tener una opinión sobre todo. Incluso, cuando es algo de lo que en realidad no saben nada.

12) Todo tiene que tratarse de ellos

signs of evil people

La gente malvada quiere ser admirada.

Como mencioné antes, han saneado sus malos comportamientos hasta el punto de creer que lo que están haciendo es realmente bueno. 

Combina esto con el narcisismo y tendrá a alguien que cree que es digno de la admiración de todos.

Esto significa que las personas viles harán todo lo posible para hacer que todo se trate sobre ellos. 

Esto puede manifestarse de varias maneras. 

Por ejemplo, pueden desempeñar regularmente el papel de salvador o de víctima.

De cualquier manera, en realidad esconde a una persona muy débil debajo.

Como dice el psicoterapeuta Leon Seltzer:

“Los narcisistas cultivan diligentemente las “fortalezas” o “virtudes” personales, las cuales, comprendidas con precisión, son intentos bastante lamentables de ocultar sus sentimientos subyacentes de debilidad, insuficiencia e indignidad.»

13) No muestran aprecio

Debido a su narcisismo y falta de empatía, las personas crueles no pueden sentir ni expresar gratitud.

Un estudio publicado en un boletín de “Personalidad y Psicología Social” sugiere que las personas que tienen tendencias narcisistas no tienen ninguna disposición hacia la gratitud.

Jo-Anna Tsang y su equipo exploraron rasgos como la envidia, el materialismo, el narcisismo y el cinismo en personas con relaciones. 

Descubrieron que las personas que obtuvieron una puntuación alta en estos rasgos tenían una menor satisfacción con la vida. 

Esto hace que sea difícil para ellos expresar gratitud.

Nunca escucharás a la gente infame expresar estar agradecidos.

Tampoco los escucharás admitir que necesitaban la ayuda de otras personas para lograr algo. 

De hecho, estarán encantados de ser el centro de atención del éxito, sin importarles que te hayan necesitado para llegar allí.

14) Son agresivos

No todas las personas malvadas se convierten en asesinos en serie, eso es cierto. 

Pero eso no significa que no sean sádicos. 

Una cosa que notará es que son agresivos, cuando se trata de infligir dolor.

El profesor de psicología David Chester y su equipo estudiaron el comportamiento de los sádicos. 

Descubrieron que las personas malvadas usan comportamientos agresivos para infligir dolor, porque simplemente lo disfrutan.

Chester dice:

“Las tendencias sádicas no solo existen en los asesinos en serie, sino en la gente común y están fuertemente vinculadas a un comportamiento más agresivo”.

Algunas personas viles pueden no ser físicamente agresivas per se. Pero pueden ser sádicos con los demás de manera psicológica y emocional.

¿Cómo consideras a alguien realmente “malvado”?

signs of evil people

Seamos realistas, no siempre podemos ser buenos. 

Los seres humanos tenemos la tendencia a hacer cosas “malas”, para avanzar en nuestro camino.

La moral sigue siendo un tema muy debatido. El concepto del bien y del mal es complicado, incluso hasta el día de hoy. 

Creo que ese es el problema. Aquí es donde cometemos el error de volvernos víctimas de las personas crueles.

Cuando tratamos de comprender sus motivos. 

Sin darnos cuenta, simplificamos lo que es una parte compleja, y a menudo inexplicable, de la naturaleza humana.

El profesor de psicología Steve Taylor lo expresa perfectamente cuando dice:

«Es una simplificación peligrosa creer que algunas personas son innatamente ‘buenas’, mientras que otras son innatamente ‘malas».

Todos tenemos una parte mala y otra buena dentro de nosotros. Es solo una cuestión de cuánto dejamos que cada una nos defina.

Según un innovador estudio de 2018, las personas tienen lo que se llama: factor general oscuro de personalidad (factor D).

Los científicos lo definen como:

“…tendencia básica a maximizar la propia utilidad a expensas de los demás, acompañada de creencias que sirven como justificación para los comportamientos malévolos de uno”.

Los 9 factores D

Incluyen el egoísmo, el maquiavelismo (manipulación), la desconexión moral, el narcisismo, el derecho psicológico, la psicopatía, el sadismo, el interés propio y el rencor.

Alguien que es malvado obtiene un puntaje alto en el factor D, porque logra sus objetivos a toda costa. A veces, estos objetivos incluyen específicamente lastimar a otros.

Todo se reduce a la intención. La intención de lastimar a otros en el ciclo de una vida.

Según el psicólogo Philip Zimbardo, quien dirigió el famoso experimento de la prisión de Stanford en 1971:

“El mal es el ejercicio del poder. Esa es la clave: se trata de poder. Dañar intencionalmente a las personas psicológicamente, lastimar a las personas físicamente, destruir a las personas mortalmente o las ideas y cometer crímenes de lesa humanidad”.

Una persona es mala, cuando intencionalmente lastima a otros, sin tener en cuenta los resultados.

Algunos de nosotros podemos tener malos pensamientos o hacer cosas malas, pero no lo convertimos en un patrón que alimenta cada decisión que tomamos. 

Eso es lo que hace que alguien sea malvado.

Cómo tratar con personas perversas

Cuando se trata de manejarse con personas malvadas, creo que lo primero que debes hacer, es evaluar si vale la pena o no relacionarse con ellos.

Si es alguien que no es realmente importante en tu vida, es mejor simplemente evitarlo o cortarlo por completo.

Sin embargo, es mucho más complicado cuando se trata de alguien cercano. 

Puede ser un miembro de la familia, un amigo cercano o una pareja íntima.

Verás, las personas que son malas son difíciles de cambiar. No puedes arreglarlos. Y la mayoría de ellos carecen de la autoconciencia para siquiera admitir que necesitan cambiar.

Así que no te desgastes intentando cambiarlos. 

Aquí hay un gran recordatorio de la psicóloga Tarra Bates-Duford:

“Un problema con esto es que la otra persona puede no querer arreglarlo o ni siquiera ven la necesidad de ello. Las personas que están en una relación con alguien que ellos perciben que necesitan arreglarse, están condenados a experimentar una relación fallida.”

“Las relaciones saludables consisten en respeto mutuo, amor y aceptación entre las partes. Los vínculos en los que un miembro de la pareja siente que el otro “no es lo suficientemente bueno” tal como es y requiere trabajo para hacerlo más aceptable, a menudo conduce a la frustración, la tristeza, la ira y el resentimiento”.

Mantener buenas relaciones con personas crueles puede ser imposible. Sin embargo, aquí hay 7 formas en que puede lidiar con ellos.

1) Establecer límites

Establecer límites es crucial en cualquier relación, especialmente cuando se trata de una persona tóxica.

Los límites establecen los estándares de cómo dejas que la gente te trate. Los mantiene en línea. 

Cuando estableces límites fuertes, básicamente le dices a alguien: «No puedes tratarme de esta manera».

Aquí hay dos pasos para desarrollar límites que se mantengan:

  1. Conoce tus límites: identificar tus límites en las relaciones, es el primer paso para mantener límites saludables. ¿Qué es un comportamiento aceptable para ti dentro de una relación?
  1. Cumple con tus límites y tienes que saber qué hacer cuando se cruzan. A menudo, aquellos que carecen de habilidades de asertividad, pueden correr el riesgo de infringir los límites, porque no quieren herir los sentimientos de alguien. Entonces, ponen sus necesidades en un segundo plano.

Se firme. Ten en claro tu valor. 

Al hacer esto, nunca tolerarás ningún maltrato por parte de personas crueles.

2) Deja de justificarte

No te expliques ni te justifiques con una persona que sabes que es ruin. Esto solo hace que te pongas a la defensiva, algo que es una pésima posición frente a alguien malvado.

A una persona cruel no le importan tus sentimientos, pensamientos o excusas. 

No te escucharán y no les interesa pensar en tu punto de vista, a menos que sea conveniente para ellos.

3) Desarrolla tu poder personal

Hay una razón por la cual las personas malas tienden a enfocarse en aquellos que creen que son vulnerables, les permiten aprovecharse de ellos.

Pero cuando aprendes a confiar en ti mismo y aprovechar la increíble fuente de poder que hay dentro de ti, encontrarás la manera de poder lidiar con personas perversas.

Y esto tiene un efecto dominó en todos los demás ámbitos de nuestra vida, incluidas nuestras relaciones.

Incluso, ellos puede que no se te acerquen, porque podrán ver que no eres una persona frágil a la cual puedan manipular.

4) Córtalo

Es realmente difícil hacer entrar en razón a una persona malvada y narcisista.

Puedes dar mil razones válidas, ser el más lógico y aun así sentir que estás perdiendo con una persona infame.

Hay cosas en la vida que simplemente no podemos controlar. 

No importa cuánto ames o te preocupes por alguien, si constantemente te lastima y daña tu autoestima, lo más saludable que puedes hacer es eliminarlo de tu vida.

Según la psicoterapeuta Jodie Gale:

“Si el comportamiento tóxico de la persona no cambia, o la relación es demasiado tóxica para ti, envíala a la vida con amor y compasión, y luego sigue adelante con tu vida”.

No puedes permitir que las personas crueles te impidan vivir tu mejor vida.

Es importante preguntarse, ¿es posible tener una relación amorosa y de mutuo beneficio con ellos?

¿O simplemente te están arrastrando hacia abajo y lastimándote más? 

¿Qué es más importante, tu bienestar y felicidad o mantener a la gente perversa en tu vida?

Tú misma sabes perfectamente cual es la respuesta.

5) Ponte a ti en primer lugar

Las personas malas son muy hábiles en lograr que siempre los pongas en primer lugar. 

Muchas veces esto sucede sin que ni siquiera nos demos cuenta.

Pero ahora que eres consciente de ellos, puedes manejarlo. 

Esto lo lograrás colocándote a ti en primer lugar y entendiendo que tú no eres inútil e insignificante, como quizás él te haya hecho creer. 

Estas son mentiras que te ha dicho para mantenerte bajo su control.

Luego de ello debes estar lista para la posibilidad de tener que terminar tu relación con esta vil persona. 

Esto puede ser así, porque él no tolerará que te priorices en lugar de él. Lo más probable es que enloquezca y haga de tu vida un infierno. 

Entonces lo mejor que puedes hacer es suprimirlo de tu vida.

6) Ten una actitud positiva ante la vida

Como ya te lo hemos mencionado anteriormente, los narcisistas obtienen placer de ver el dolor de otras personas. Esto los incitará a un comportamiento de respuesta más agresivo aún. 

Lo mejor que puede hacer es mostrarle cómo este comportamiento no logra afectarte. Eventualmente, esto hará que sus respuestas se vuelvan menos frecuentes.

A veces gestionar nuestras emociones y mantener un punto de vista positivo puede ser difícil. Pero si nos enfocamos en los resultados, esto se puede volver más fácil.

7) Reconoce que la persona puede necesitar ayuda

La realidad de las personas infames es que tienen un profundo sentimiento de insuficiencia y poseen una baja autoestima.

En ocasiones, reforzar el valor de uno mismo, puede ser difícil de abordar por cuenta propia.

Por ello es fundamental reconocer cuándo ellos pueden estar necesitando de ayuda profesional, como un psicoterapeuta especializado. Asimismo, intentar encauzarlos hacia la consulta de este.

A diferencia de la creencia de que el carácter de una persona es inalterable, la investigación en psicoterapia demuestra que los individuos pueden modificar su comportamiento. Incluso si estos son de larga data.

En conclusión

signs of evil people

Si existen personas malignas en tu vida, deja ese trabajo, termina esa relación y deja de relacionarte con ellos.

En su lugar, reserva ese espacio para personas genuinas, amables y amorosas. 

Una buena vida está esperando por ti, solo necesitas eliminar cualquier cosa que te detenga, como las personas malvadas en tu vida.

Ten por seguro que encontrarás otras personas que te merezcan, que te hagan feliz y no deseen lastimarte.

Tú vales demasiado para satisfacer las necesidades malvadas de una persona cruel.

Estamos en esta vida para disfrutar de ella y que nos amen. El amor es parte de nuestra naturaleza, no la maldad.

Protégete y continua por el camino que sabes que es el mejor para ti. No necesitas de esa persona infame en tu vida.