12 reglas de oro si estás pensando en hacer el amor con un amigo

Así es como está la cosa, el sexo entre amigos está en aumento. 

Llámale follamigos, amigos con derecho a roce, amigo con beneficios o como quieras, al final de cuentas se trata de cerrar el trato, pero sin compromisos. 

Lo que sucede es que a veces, puede ser un poco confuso lo que puedes esperar de una relación así. Y muchas otras las ilusiones aparecen aunque no lo planeemos. 

Así que hoy veremos la guía completa de los amigos con derecho para evitar confusiones y corazones rotos. 

12 reglas básicas para cualquier relación de amigos con derecho

1) No hagas cucharita con tu amigo

Esta es una regla muy importante.

Claro, puedes acurrucarte con tu amigo con derecho, pero no esperes que signifique nada.

Confía en mí, a veces es mucho mejor saltarse los abrazos por completo.

Si comienzan a mimarse antes de establecer límites, será difícil definirlos más adelante en la relación.

Además, los abrazos liberan hormonas en el cerebro que colaboran a que te enamores de alguien.

Así que asegúrate de que haya límites establecidos desde el principio, o de lo contrario las cosas se confundirán rápidamente.

Mi consejo: Evita los abrazos por completo.

En realidad, si lo que quieres es abrazar y acurrucarte con alguien, entonces mejor deberías buscar una relación de pareja, que podría ser abierta. Pero no un amigo con beneficios.

Un follamigo es alguien para tener intimidad y tener sexo, una vez que agregas abrazos a la ecuación, casi definitivamente adquirirás sentimientos.

Mientras tanto, acurrúcate con tus amigos normales. Esos que no hacen que tus sentimientos se confundan. 

Casi puedo garantizarles que si comienzas a acurrucarte con tu amigo con derechos, uno de los dos se enamorará del otro.

Así que mejor por el momento, solo evítalo por completo.

2) No esperes nada

Otra regla de oro a seguir si quieres tener una relación exitosa de amigos con derechos, es no esperar nada de ella, y mucho menos amor.

Lo sé, lo sé, ¡es más fácil decirlo que hacerlo!

Pero debes ser consciente de esto.

Esta persona está aquí para tener sexo contigo, pero eso es todo. El objetivo es satisfacer juntos una necesidad física. 

Si comienzas a esperar amor de tu amigo con derechos, las cosas se complicarán rápidamente.

Comenzarás a ponerte celosa y sentirás que algo anda mal si no te habla todo el día o todos los días. Y eso no es bueno para una relación de amigos con derechos.

Confía en mí, si estás pensando en tener este tipo de relación, entonces, no puedes tener ninguna expectativa. Las expectativas son garantía para el dolor de cabeza.

Entonces, si sabes que una parte de ti quiere más de esta persona, hazte un favor y no intentes ser su amiga con beneficios.

3) No se vean muy a menudo

Para que una relación de amigos con derecho funcione, es clave no verse demasiado seguido.

Si lo hacen, será difícil evitar desarrollar sentimientos por tu amigo.

Piénsalo: cuando pasas casi todos los días con alguien, es casi inevitable que te empiece a gustar. La proximidad es un gran condimento a la hora de desarrollar sentimientos por otro. 

Y eso no es bueno. Al menos si nos centramos en el mundo de los amigos con derechos. 

Si se ven con demasiada frecuencia, sin querer comenzarán a esperar más de la relación de lo que pueden ofrecer.

Esta es probablemente la regla más difícil de seguir en una relación de amigo con beneficios: No te encariñes.

Sé que suena obvio, pero es muy importante que no te encariñes.

¿Por qué? Porque si tu amigo no siente lo mismo por ti que tú por él, entonces las cosas se complicarán rápidamente.

Y eso definitivamente no es lo que ninguno de los dos quiere.

4) No pasen la noche juntos

La mayoría de las relaciones de amigos con derecho a roce son casuales y no van en serio.

Si se van a quedar a pasar la noche, eso es una indicación de que su relación puede ser más seria de lo que debería ser.

Además, puede llevar a que haya mucho más drama involucrado en el escenario.

Pasar la noche generalmente significa dormirse juntos, tal vez abrazarse, pasar la mañana juntos, y hasta incluso desayunar.

No hace falta decir que estas son todas las cosas que hacen las parejas, no los amigos con beneficios.

El objetivo de estar en este tipo de relación no era hacer cosas de pareja, ¿verdad? 

Están juntos para tener sexo y mantener las cosas informales.

Entonces, ¿por qué pondrías todo en juego al quedarte a pasar la noche?

5) Si uno de ustedes desarrolla sentimientos, tienen que hablarlo

Una de las reglas fundamentales de los amigos con derecho, es tener una discusión abierta sobre sus sentimientos.

Es importante hablar de los sentimientos y no dejar que se acumulen.

Esto no solo se aplica si uno de ustedes desarrolla sentimientos por el otro, sino también si uno de ustedes quiere llevar las cosas más lejos.

Si cualquiera de los dos tiene expectativas o intenciones diferentes a las que se acordaron originalmente, eso debe hablarse.

Idealmente, esto debe hacerse antes de que las cosas evolucionen demasiado y comience a formarse una grieta.

¿Por qué es esto tan importante?

Bueno, una vez que uno de ustedes desarrolla sentimientos por el otro, toda la dinámica de follamigos se apaga.

De repente, uno de ustedes espera una relación y se enfrentará a un dolor extremo cuando eso no suceda.

La otra persona puede ignorar esos sentimientos y, sin querer, lastimar aún más a su amigo/a al hablar con otras personas, por ejemplo.

Es mejor tener una conversación antes de que alguno de los dos desarrolle sentimientos serios por el otro.

Aunque puede ser doloroso, mi consejo es, si comienzas a desarrollar sentimientos por tu amigo con derechos, elige terminar la relación. (a menos que ambos tengan sentimientos el uno por el otro, por supuesto).

La cosa es que cuando las cosas se dieron así desde el principio, es poco probable que cambien. No hablar sobre posibles sentimientos lo que hará, es traer angustia y dolor a tu vida.

6) Si uno de ustedes se pone celoso, sean honestos

En una relación de amigos con beneficios, no hay razón para estar celosos ya que no son exclusivos.

Sin embargo, si uno de ustedes se pone, de hecho, celoso, es importante que sea honesto.

No finjas que no lo sientes, ni inventes excusas de por qué te sientes de la forma en la que te sientes.

Esto va de la mano con el punto anterior: una vez que te pones celosa, ya estás desarrollando algunos sentimientos.

Y si sientes algo por un amigo con derechos, debes hablar de ello.

No querrás terminar arrepintiéndote de tus acciones o sintiéndote avergonzado de tus celos, así que sé honesta contigo misma y con tu amigo.

Es justo que le hagas saber cómo te sientes.

Luego, pueden decidir juntos si deben terminar las cosas o si está bien continuar y en qué condiciones.

Lo que debes saber es que, si ambos están en la misma página, una relación de amigos con derechos puede ser muy divertida.

No tienen que ocultar sus sentimientos o pretender que no se preocupan el uno por el otro.

Solo sé honesta y habla sobre lo que la otra persona significa para ti y lo que sientes por él.

7) El respeto y cuidado sobre todo

Este tipo de relación es muy especial, porque si bien deja el “compromiso” fuera de la mesa no implica que dejen de considerar al otro y sus emociones. 

Algo clave para que una relación de amigos con derecho funcione, es respetarse y ser responsables mutuamente. 

No puedes actuar desconsideradamente y hacer lo que te de la gana, sin siquiera considerar si eso afectará a tu amigo o no. 

La prioridad es su amistad y no lastimarse, por lo que cuidarse mutuamente es una gran regla a la hora de ser amigos con beneficios. 

Además ser empáticos y entender al otro y lo que desea, ayudará mucho a que puedan mantener su vínculo en buenos términos. 

La claridad de sus necesidades en todo momento, es lo que permitirá que sigan siendo amigos, más allá de involucrar el sexo en su relación o dejar de hacerlo. 

8) No evites por completo la idea de conocer a alguien más

Si estás en una relación de amigos con beneficios, no deberías generar expectativas.

Por lo general, las relaciones de amigos con derecho no derivan en nada más, por lo que un buen consejo es no evitar la idea de conocer a alguien más por completo.

No hay exclusividad con tu follamigo, por lo que no hay nada en contra de salir con otra persona.

Piénsalo: ¿y si el amor de tu vida se acerca a ti pero no le das ni una oportunidad porque tienes un amigo con derechos? Eso sería terrible, ¿verdad?

Entonces: mantente abierta a conocer a otras personas.

Tampoco significa que tengas que deshacerte por completo de tu amigo con beneficios. Al final de cuentas él está allí para que ambos la pasen bien. 

Ambos deberían estar de acuerdo en que está bien salir con otras personas. Y aún así pueden ser amigos con beneficios.

Solo asegúrense de ser sinceros al respecto.

Lo último que quieres es decirle a tu que no sales con nadie y luego hacer que se sienta herido o traicionado cuando descubra la verdad.

En pocas palabras, comuníquense abiertamente y luego podrán salir con otras personas cuando surja la oportunidad.

9) No te enojes cuando tu amigo no esté disponible

Mucha gente se enoja cuando el otro no está disponible para ellos.

Pero recuerda que eso no significa que no quiera hablar o estar contigo.

Puede ser que estén en medio de algo importante como una clase o el trabajo. O simplemente que tenga cosas por resolver. 

Cuando alguien está en una relación de amigos con beneficios, no siempre se trata de estar disponible todos los días. ¡Es justamente al contrario! 

La idea es poder pasar el rato juntos por placer y cuando les apetezca y que no haya reclamos. 

Si te enojas con la otra persona porque no está disponible todo el tiempo, entonces este no es el tipo de relación adecuado para ti.

Cuando te duele su falta de disponibilidad, eso es una señal de que estás desarrollando sentimientos. Y así volvemos a todos los puntos anteriores. 

Por otro lado, no es tu responsabilidad (ni la de él) hacer que se sienta mejor consigo mismo y con su vida si está teniendo un mal día.

Si eres su sistema de apoyo emocional, ¿por qué estás en una relación de amigos con beneficios y no en una relación de pareja?

La verdad es que tu follamigo no te debe nada, ¡no es tu novio!

Así que si comienzas a sentirte enojada y resentida, entonces es hora de retroceder.

No vale la pena esperas más de él cuando nunca fue lo acordado.

10) No tengan citas

Esta es otra regla muy importante de nuestra guía de amigos con derecho y por una buena razón.

Algunas personas dicen que no quieren tener citas con sus amigos con beneficios porque disfrutan de la libertad que viene con este tipo de relación.

Una relación de amigos con derecho es casual y no tiene ninguna presión para ser exclusiva.

Si no estás interesada en ser más que amiga de una persona, y sin embargo él quiere más de ti, asegúrate de que quede claro desde el principio.

Tendrás que mencionar el tan conocido: «No busco nada serio en este momento».

Tu amigo puede respetar lo que sientes y estar de acuerdo en mantener las cosas casuales.

Pero si él quiere algo más serio y se siente herido cuando te niegas, asegúrate de que conozca tus sentimientos antes de plantear una relación de amigos con derechos.

De esta manera, ambos están en la misma página y saben lo que el otro espera.

Si comienzas a tener citas con tu amigo el límite se distorsionará y comenzarán a ser más una pareja que amigos.

Y siguiendo esta línea algunos recordatorios:

  • Los amigos con beneficios simplemente no salen a cenar, tomar un café o ver una película juntos
  • No intercambian regalos ni pasan la noche en casa del otro
  • Y ciertamente no usan apodos cariñosos el uno para el otro

Si quieres estar en una relación de amigos con derechos, debes tenerlo claro desde el principio.

Esta es una persona con la que tienes sexo, nada más.

Si quieres más conexión, debes re-evaluar los términos de esa relación.

11) Cuídense 

Otra gran regla para los amigos con derecho es cuidarse.

Esto significa usar una forma de anticoncepción y hacerse pruebas si es necesario.

Esto se debe a que ambas partes también pueden tener otras parejas sexuales, lo que puede provocar enfermedades de transmisión sexual. No es un tema agradable, pero es importante ponerlo sobre la mesa. 

Claro, puedes hablar de ser exclusivos momentáneamente, pero a menos que estés 100% segura de que eres la única pareja sexual de tu amigo, no corras el riesgo de contraer una ETS.

12) ¿Los amigos con beneficios hablan todos los días?

Para ser honesta, esto depende completamente de su relación. 

Algunos lo hacen, pero solo si también lo hicieron antes de pasar a hacer el amor entre amigos.

Y esa es nuestra última regla a seguir: no le hables a tu amigo con derechos más de lo que hablaban cuando eran sólo amigos.

La cosa es que si les hablas más ahora, podrías desarrollar sentimientos por él. El punto es que su relación no se modifique, salvo en el aspecto sexual. 

No hagas algo que anule todo el propósito de tener un amigo con beneficios.

Entonces, ¿cuales son las ventajas y beneficios de tener un amigo con derechos?

Personalmente pienso que para entrar en un vínculo de este tipo hace falta una evolución en ciertos aspectos de las relaciones. Ya que poder tener encuentros casuales con un amigo sin involucrar emociones es, a mi entender un gran desafío. 

Algunos aspectos en los que podrías beneficiarte si decider hacer el amor con un amigo:

  • Trabajaras el desapego,
  • Tendrás sexo siempre que lo desees (o al menos con más frecuencia que si estás sola),
  • Ya se conocen bien por lo cual entenderse será más fácil,
  • Te permitirá un mayor auto-conocimiento personal en el ámbito sexual y emocional,
  • Podría mejorar tu autoestima,
  • Te permitirá abrir tus perspectivas a nivel tipo de relaciones ya que marca una distancia de la monogamia,
  • Podrás redefinir el significado de compromiso,
  • Fomentará la comunicación honesta y abierta,  
  • La confianza hará se seas más sincera contigo y tu amigo. Al no haber compromisos probablemente se sientan más confiados de hablar libremente. Las expectativas deberían desaparecer de esta ecuación
  • Consolidaras la relación con tu amigo
  • Se lo pasarán a lo grande

Además practicarás 3 herramientas clave para la vida: 

  1. Saber pedir lo que quieres, 
  2. Aprender a decir que no 
  3. Y gestionar el rechazo

Tal vez ser amigos con derechos no sea para ti

Antes de entrar en una relación amigos con derecho, asegúrate de que eso es algo que realmente deseas.

Al final de cuentas, el sexo es muy íntimo, y es muy difícil no enamorarse de alguien con quien te acuestas regularmente. Especialmente si además es tu amigo y te agrada.

Es verdad que algunas de estas relaciones se convierten en parejas más adelante. Pero es muy mala idea ser amigos con derecho como puntapié para una relación, eso nunca funcionará. 

La mayoría de estas relaciones simplemente se separan porque uno de los dos comienza a desarrollar sentimientos.

Entonces, realmente pregúntate si esto es algo que quieres hacer. Y si realmente eres el tipo de mujer que puede acostarse con alguien sólo por placer. 

Si solo hay una pequeña parte de ti que piensa «Oh, tal vez el sexo haga que quiera estar conmigo en serio», entonces hazte un favor y busca a alguien más. 

Los amigos con beneficios pueden ser una dinámica muy divertida, pero que por lo general no dura mucho.

Asegúrate de tener cuidado con tus propios sentimientos y cuídate.