12 razones por las que se es infiel cuando se ama

We sometimes include products we think are useful for our readers. If you buy through links on this page, we may earn a small commission. Read our affiliate disclosure.

¿El amor es garantía de fidelidad?

¿Por qué la gente engaña?

Si estás viviendo esa situación seguramente te preguntes: 

“¿Por qué me está pasando esto a mí? ¿Por qué la persona que supuestamente me ama me está traicionando?”

O puede ser que tú hayas engañado a tu pareja y te sientas terriblemente culpable. Sabes que lo amas y no entiendes bien por qué caiste ante la tentación. 

Desafortunadamente, no hay una única respuesta. 

Las personas engañan por muchas razones. 

Lo importante que debes recordar es que es parte de nuestra naturaleza sentirnos atraídos a más de una persona. 

Luego hay un consenso con tu pareja donde deciden comprometerse el uno con el otro y ser fieles. 

Y creo que es importante entender por qué se termina rompiendo ese acuerdo y llegando al engaño. 

Aunque sea para poder darle un cierre, para reconstruir la pareja o para seguir cada uno su camino.

Existe cierta información que puede darte un panorama general. 

Un estudio de 2019 publicado en “The Journal of Sex Research” entrevistó a casi 500 personas heterosexuales sobre sus motivaciones para engañar.

Los investigadores los sintetizaron y encontraron que;

Los adúlteros hacen trampa por 8 razones principales:

1) La persona se desenamora

Si bien hubo una época en la que seguramente se amaron profundamente, el tiempo y la evolución de cada persona puede hacer que este sentimiento cambie. 

En el estudio mencionado el 77% de los participantes dijo que una de sus principales razones para el engaño era “haberse desenamorado” de sus parejas. 

La gente se desenamora por diferentes razones: incompatibilidad, falta de química, diferentes objetivos de vida, etc.

Eso no es necesariamente un problema. Verás, enamorarse y desenamorarse es normal en cualquier relación. Nadie ha permanecido eternamente en la “etapa de la luna de miel.”

El problema es cuando alguien deja de elegir volver a enamorarse. 

Algunas personas simplemente son adictas al sentimiento del “amor apasionado”.

En el momento en que dejan de sentir mariposas, simplemente abandonan el barco. 

Engañar es solo una forma de alejarse.

2) Se aburren

La siguiente razón llega al 74%, y los participantes dicen que simplemente se aburrieron de la relación.

Es tan simple como eso. Simplemente se aburren. 

Y eso no significa que tu o él sean aburridos, o que no hayan sido lo suficientemente buenos. 

Algunas personas simplemente no están satisfechas con lo que tienen.

3) Se sintieron desatendidos

Los participantes también mencionan la negligencia (70%) como la razón para engañar. 

Quizás esto se vea más en mujeres que en hombres.

Weiss explica:

“Una mujer que se siente más ama de llaves, proveedora financiera o niñera, que esposa o novia, es más vulnerable a encontrar una situación externa que atraiga la atención y el aprecio por quién ella es, en lugar de las funciones que desempeña”.

4) El contexto los impulsó

A veces, no está previsto. 

La personas pueden tener las relaciones más felices y aún así engañar porque “simplemente sucedió”. 

Muchos participantes dijeron que engañaron debido a una situación incontrolada (70%) como podría ser el hecho de estar alcoholizados.

En lo personal no creo que esto sea una buena razón, ni una excusa para haber actuado de esa manera sin asumir responsabilidad. 

Pero es cierto que ante ciertas situaciones somos más susceptibles a perder el control. 

5) Para sentirse más seguros

El 57% de los participantes del estudio dijeron que utilizaron el engaño para ayudar a aumentar su confianza.

Sé que eso es realmente irónico, porque ser engañado hace que alguien pierda la confianza. 

Pero aparentemente, algunas personas hacen trampa porque les hace sentirse bien consigo mismas o más deseadas.

O si en realidad se sienten inferiores respecto de sus parejas (por que son más guapas, más inteligentes o más sociales) , esto les da una falsa sensación de nivelación.

6) Por despecho

Sí, la gente también engaña por enojo (43%). 

La infidelidad motivada por la ira ocurre con los tramposos frustrados que sienten que sus parejas no comprenden sus necesidades. 

A veces, también lo hacen porque quieren lastimar a su pareja.

En lugar de comunicar de manera efectiva sus necesidades o frustraciones, hacen lo que más lastimará a su pareja: engañar.

Así que si crees que esta es la razón por la que te han engañado, deberías considerar seriamente si esa persona merece tenerte a su lado. 

7) Falta de compromiso, desean algo distinto de la relación

No hay absolutamente ninguna forma de justificar el engaño. 

Pero si tu pareja dudaba en comprometerse con una relación monógama en primer lugar, no es realmente tan sorprendente cuando hace trampa.

Según los participantes, engañaron porque no se sentían comprometidos con sus parejas (41%). 

Es probable que eso se deba a que nunca vieron que la relación avanzara hacia dónde ellos querían.

El life coach y autor Preston Ni explica:

“Algunas personas están en una relación romántica con la expectativa de que la relación sea sólo temporal y pasajera, mientras que su pareja puede estar esforzándose por lograr un compromiso serio a largo plazo”.

8) Deseo sexual

La última (pero no la menos importante) razón común por la que las personas engañan, es por el deseo sexual de otra persona.

Quizás el tramposo siente que sus necesidades sexuales no se satisfacen en la relación actual. 

Puede haber una diferencia en los estilos y comportamientos sexuales. 

O puede ser que nunca hayan desarrollado la comunicación y la confianza necesaria para expresar  todo lo que desean en la intimidad. 

Pero a veces, también, las personas simplemente engañan sexualmente porque quieren, incluso en relaciones aparentemente felices.

Otras razones que podrían incitar al engaño

9) Inmadurez

Lo cierto es que no todas las personas maduran a la misma velocidad.  

Si se trata de personas más jóvenes, o la persona aún no tiene tan claro lo que quiere para su vida. Es posible que te ame pero que aún así se deje llevar por la atracción y el deseo. 

Como hemos mencionado al principio, la fidelidad se trata más de respetar un acuerdo, que del deseo de estar con otros. 

Una persona madura sabe que es posible que aparezcan personas que le gusten, más allá de estar enamorada. 

Pero es una decisión ser fiel a su pareja porque busca algo mucho más profundo que satisfacer un deseo físico.

La falta de madurez puede llevarnos a realizar actos sin considerar las consecuencias.

10) Falta de coraje

Muchas veces el sólo hecho de pensar en no hacerle daño al otro nos hace actuar de manera contradictoria. 

Puede ser que uno de los dos ya no ame al otro cómo antes. Pero el hecho de no querer dañar a esa persona hace que sostenga una relación aunque ya no la desee.

Por dentro una de las partes ya no se siente conectada ni comprometida con la otra, sólo que no anima a hablarlo y el otro ni siquiera sospecha lo que está pasando.

Entonces puede suceder el engaño, simplemente por no poder hablar honestamente de sus sentimientos. 

Personalmente creo que por más que duela, todos preferimos conocer la verdad antes que vivir a la sombra y que nos mientan. 

Es un acto de valentía y amor poder mostrarnos honestos ante el otro a pesar de saber que puede no gustar lo que tengamos para decir. 

11) No poder aguantar la soledad

Ya sea que viven a una moderada distancia o tal vez en ciudades o países diferentes. 

Puede ser que no se vean a diario.

Hay personas que simplemente no aguantan estar solas. Necesitan compañía constante. 

Y aunque pueda ser que amen a su pareja, cualquier oportunidad por conseguir compañía será mejor que pasar una noche solos. 

12) Para sentirse más viriles y levantar su ego

Aunque esto suene muy antiguo. Hay muchas sociedades donde el hombre aún busca maneras de demostrar su masculinidad por caminos cuestionables. 

En muchas ocasiones pueden sentirse más hombres ostentando todas sus conquistas entre sus amigos. 

O como dirían en México, tienen “la catedral y sus capillitas”. Haciendo alusión a que tienen ante la sociedad a una pareja formal pero luego amantes a escondidas. 

En lo personal me parece terrible tener que aparentar algo, pero la realidad es que aún en nuestra época es algo que sigue sucediendo en algunas sociedades. 

Entonces, ¿qué es en realidad la fidelidad?

La verdad es que más allá de con cuántas personas nos relacionemos. La fidelidad no tiene tanto que ver con si estamos o no con otra persona. 

Tiene más que ver con hablar abierta y honestamente con tu pareja sobre lo que ambos buscan en su vínculo y llegar a un acuerdo. 

Sea cual sea el acuerdo, puede tratarse de una relación monógama, una relación abierta. Ser amigos que a veces tienen sexo. 

Lo que sea que sientan y acuerden será perfecto, pero lo más importante es honrar ese acuerdo. 

El respeto y aceptación del otro y sus sentimientos es clave para que este acuerdo funcione.

La infidelidad sucede cuando se rompe ese pacto y es lo que tanto daño nos hace. 

La fidelidad es un compromiso con uno mismo y con el otro. Sé que puedo sentirme atraída a muchas personas. Pero elijo a mi pareja cada día, por que lo más importante para mí, es ese vínculo especial que se alimenta, se construye y crece y no tanto una atracción momentánea. 

El amor lamentablemente no es garantía de fidelidad. La fidelidad al final de cuentas es una decisión.