11 formas simples de cortar lazos emocionales con tu ex

We sometimes include products we think are useful for our readers. If you buy through links on this page, we may earn a small commission. Read our affiliate disclosure.

Ya sea que tu relación haya sido fugaz y apasionada, o muy larga y profundamente significativa, romper con alguien puede traer mucha desilusión y tristeza.

Al final de cuentas, es una pérdida. Para algunas personas, romper la conexión puede ser especialmente difícil y doloroso. 

Antes de que puedas aprender a cortar los lazos emocionales con con tu ex, es útil que comprendas por qué estás pasando por un momento difícil.

¿Por qué es difícil romper los lazos emocionales con tu ex?

Saber por qué es tan difícil romper ese vínculo y conexión puede ayudarte a identificar las estrategias que serán más útiles para ti luego, para lograr alejarte de tu ex de forma saludable. 

Tendrás que hacer un examen de conciencia mientras te preguntas por qué tu ex aún significa tanto para ti.

Aquí algunas cosas que podrían estar sucediendo e interfiriendo con tu avance hacia la independencia emocional. 

1) Estás rodeada de recordatorios de él

Tal vez tu ex se haya ido hace tiempo, pero tu casa está llena de recuerdos. 

Estos recordatorios pueden ser obvios (fotografías, muestras de amor) o bien cosas más sutiles.

¿Compraron un juego de muebles juntos y luego discutieron sobre dónde colocar el sofá? 

¿Tu ex eligió el color de la sala de estar? 

¿Esos platos los compró tu ex en las últimas vacaciones?

Si es así, tendrás que hacer más que deshacerte de algunos elementos clave antes de que puedas dejar de pensar en tu ex. 

Tu ex está en todas partes de tu entorno y eso tiene que cambiar.

2) Soledad

A menudo, las personas cuando empiezan a estar en pareja cambian su dedicación y la enfocan 100% a su pareja. 

Cuando esas relaciones terminan, se dan cuenta de que han desatendido sus amistades. 

Puede ser que estés teniendo dificultades para seguir adelante porque tu novio estaba manteniendo a raya tu soledad.

Ahora que se ha ido, te quedas frente a esa soledad.

3) Estás olvidando lo difícil que fue

La mente a veces nos traiciona sin quererlo. Quizás solo estés pensando en los buenos momentos que pasaste con tu ex.

Es posible que estés recordando las cenas agradables que tuviste en vuestro restaurante favorito o lo agradable que fue tener a alguien en tu vida durante las vacaciones. 

Puede ser que estés perdiendo la perspectiva.

Hubo momentos buenos pero también duros, probablemente por eso rompieron.

Tienes miedo de no volver a tener nunca otra relación

Para algunas personas, las relaciones son raras y emocionantes, y cuando terminan, parece que nunca volverá a haber una relación así.

En estas circunstancias, saber que la relación terminó trae mucha tristeza, incluso si la relación era problemática.

4) Te cuesta creer en ti misma

Si sufres de poca confianza o te cuesta creer en ti misma, es posible que no tengas confianza en tu capacidad para tener otra relación.

Puedes pensar que te merecía la mala relación que acaba de terminar. O puede que no creas que alguna vez tendrás una relación que sea mejor. 

Tal vez pienses que ningún hombre podría encontrarte tan especial como para querer exclusividad contigo. 

5) Simplemente no estabas lista

Tal vez no estabas lista para que la relación terminara, incluso si no era una muy buena relación.

Si este es el caso, esto puede hacer que dejarlo ir sea especialmente difícil.

Tienes miedo a lo desconocido.

Si tu relación duró mucho tiempo, es posible que estés luchando con la enormidad del cambio al que te enfrentas ahora. Es natural tener miedo a lo desconocido.

La vida se va a sentir extraña por un tiempo sin tu ex. Te costará sentarte sola a comer en un restaurante y pensarás que todos te miran. Pero con el tiempo pasará. 

6) Estar con tu ex se sentía bien

Podría ser que realmente creyeras que tu ex era “el indicado” y que estarías en una relación con él para siempre. 

Puede ser una verdadera decepción cuando ese tipo de relaciones llegan a su fin, y es especialmente desgarrador aceptar este tipo de pérdida.

Qué puedes hacer para cortar el lazo emocional 

Ahora tal vez tengas una idea más clara de por qué es tan difícil dejar ir a tu ser querido. Así que será más fácil romper la conexión. 

Algunas de estas sugerencias te parecerán más “adecuadas” según la forma en que te sientes y las razones por las que lo estes pasando mal.

1) Haz una lista de las razones por las que no funcionó

Si sólo puedes recordar los buenos momentos con tu ex, entonces una de las formas en que puedes soltar es recordarte los problemas que tuvieron. 

Haz una lista de las razones por las que tu relación no funcionó.

Puedes incluir malos recuerdos, razones por las que estás enojada con tu ex e incompatibilidades de personalidad. 

Tómate el tiempo necesario para hacerlo, así sabrás que la decisión de separarse fue la correcta.

2) No te juzgues, ni a tus sentimientos

Está bien sentirse un poco atada a tu ex, incluso ahora. Siempre que no pienses que has desarrollado una dependencia emocional. La realidad es que has experimentado una pérdida y es difícil superarlo.

Si ya tienes dificultades en cortar el lazo emocional con tu ex, solo complicarás las cosas al juzgar tus sentimientos con dureza y encima hacerte sentir culpable. 

Necesitas ser capaz de considerar tus sentimientos sin juzgarlos para poder trascenderlos. La aceptación es la clave. 

3) Enfócate en ti misma, tu salud y tu bienestar

Otra forma de desarrollar sentimientos más saludables hacia tu ex, o tal vez simplemente superarlo, es cuidarte. 

Duerme lo suficiente, come bien, bebe suficiente agua y haz ejercicio.

Cuidarte te ayudará a sentirte mejor con tu cuerpo, tu apariencia y contigo misma. Hasta probablemente te ayude a encontrar un nuevo novio si eso es lo que deseas.

4) Manténte alejada de las redes sociales

Las redes sociales son un lugar donde nuestros amigos, ex y enemigos se mezclan en un gran entorno online. 

Es posible que ya hayas bloqueado a tu ex en tu cuenta de redes sociales (y si no lo has hecho, piensa si no te serviría hacerlo), pero eso no impide que tus amigos y otros conocidos mencionen a tu ex en línea.

Mientras intentas romper el hábito de contactar a tu ex, es mejor mantenerte alejada por completo de las redes sociales. 

Si ves a personas hablando de su ex o mencionándolo en las redes sociales, es posible que sientas la tentación de acercarte a él, así que manténte alejada.

5) Emociónate por el futuro

Si te cuesta imaginar tu vida y cómo será sin tu ex, es posible que no hayas pasado suficiente tiempo imaginándola. Empieza a hacer planes emocionantes para el futuro.

Visualiza cómo será tu vida sin tu ex e intenta que ese futuro sea lo más positivo posible. Entusiasmarte con el futuro te ayudará a desarrollar una actitud más positiva, lo que eventualmente podría ayudarte a seguir adelante.

6) Aprovecha tu tiempo con amigos y seres queridos

¿Te sientes sola sin tu ex? Eso es perfectamente natural, especialmente si tu ex era tu amigo antes de ser tu novio. O aún peor si tu ex está en una nueva relación. 

Pasar tiempo con amigos y seres queridos puede ayudarte a superar este momento triste en el que puedes sentirte un poco sola.

Haz planes para el fin de semana o los próximos fines de semana. Arregla para cenar con amigos o familiares. Cuanto más tiempo pases con los demás, menos tiempo pasarás pensando en estar sola.

7) Piensa positivamente

Mira el lado positivo de tu reciente ruptura.

La gratitud siempre me ha resultado una herramienta muy poderosa. 

Haz una lista de las cosas que estás agradecida que puedes hacer ahora que no estás con tu ex.

Tal vez hacías cosas que no te apetecían tanto para complacer a tu ex.

O tal vez ahora que tu ex se ha ido, finalmente puedas presionar “posponer” tantas veces como quieras antes de despertarte para ir al trabajo. 

Podrás realizar ese viaje en solitario que siempre habías querido o ver esas películas románticas que él odiaba. 

Algunas cosas fueron un fastidio con tu ex, y ahora que no está, puedes disfrutar más plena y auténticamente.

Mira el lado positivo y haz una lista de razones para ser feliz ahora que estás libre de la influencia de tu ex en tu vida.

8) Deshazte de los recuerdos

¿Tu casa está llena de recordatorios sobre el tiempo que pasaste con tu ex? Si es así, es hora de deshacerte de ellos. 

Remodela, lee el último libro del Feng shui para dar un nuevo aire y energía a tu espacio. 

Empieza por guardar todos los elementos sentimentales, como las fotos de tu ex, los regalos que te ha dado. No hace falta que tires esos elementos sentimentales, a menos que sientas que podría ser una experiencia curativa para ti (y estás segura de que no te arrepentirás más adelante).

A continuación, elimina los recordatorios que sean menos obvios. 

Quizás debas regalar esa silla en la que él siempre se sentaba o de las sábanas que huelen a él. Sea lo que sea, deshazte de esos recordatorios que te impiden seguir adelante.

9) Planea algo grande

¿Recuerdas en Come, Reza, Ama que el personaje principal hizo un largo viaje para olvidar a su ex?

A veces, lo que necesitas para superar una ruptura traumática es ir de viaje o planificar algo grande que te ayude a dejar de pensar en tu pérdida reciente. 

Hay muchas posibilidades de que si estás enfocada en otra cosa pensando en lo emocionante de un nuevo proyecto, puedas seguir adelante más fácilmente.

10) Conoce a alguien nuevo

Para algunas personas, una de las formas más efectivas de romper la conexión con su ex es encontrar a alguien nuevo, preferiblemente, alguien que sea más compatible con ellos. 

Una vez que han encontrado a la persona adecuada, pueden dejar de pensar en su ex.

Una advertencia importante: encontrar a alguien nuevo no es una forma saludable de esconderte de tus sentimientos hacia tu ex. Si realmente no has superado la relación con él, entonces es mejor no atraer a otra persona a tu vida aún.

Dedica más tiempo a trabajar en “ti”. Una vez que hayas sanado lo suficiente como para que ya no estés enamorada de tu ex, entonces puedes buscar a otra persona. Si eso es lo que te hace feliz.

11) Aprovecha los beneficios de la meditación

Tanto si nunca la has probado como si ya conoces estas prácticas. La meditación y los ejercicios de respiración pueden ayudarte muchísimo a estar en paz y cortar esos lazos emocionales que ya no te sirven. 

Hay incontables herramientas disponibles en internet y meditaciones guiadas.

Particularmente soy una gran apasionada del Breathwork.

El chaman Rudá Iande ha creado un maravilloso workshop online donde enseña diversas prácticas donde puedes aprender mucho sobre esta increíble herramienta que es la respiración. 

Aprende a establecer límites en lugar de romper conexiones

¿Tienes hijos con tu ex? ¿Sigues atada a tu ex a través de una propiedad conjunta o quizás sigues siendo amiga de tu ex? 

Si este es el caso, es posible que no debas ni puedas romper las conexiones con tu ex.

En cambio, debes aprender a establecer límites que puedan ayudarte a tener una relación saludable en el futuro. Incluso mientras aprenden a vivir separados el uno del otro. Establecer límites es más fácil si tienes una relación agradable.

  • Evita el impulso de poner celoso a tu ex.
  • Establezcan reglas básicas con las que ambos estén de acuerdo.
  • Desarrolle hábitos de comunicación saludables.

Si tienen niños o mascotas que ahora se encuentran en una situación de custodia compartida, establecer estos límites será aún más importante.

Al mismo tiempo, a menos que usted y su ex tengan una relación conflictiva, tener algo de flexibilidad les hará la vida más fácil y también ayudará a desarrollar buena voluntad entre ustedes dos, lo que puede hacerte la vida más fácil en general.

Pregúntate si estuvo bien

¿Estás segura de que tu ruptura fue lo mejor para los dos? 

Podría ser que si todavía tienes tantas dificultades para romper los lazos emocionales que los unían, entonces existe la posibilidad de que la ruptura no fuera más adecuado para ninguno de los dos.

Si la reconciliación es algo que deseas, entonces puedes incluso considerar tener una conversación con tu ex para ver si a él también se le ha cruzado la idea. 

Pero ten mucho cuidado con esta opción.

No te quedes atrapada en un ciclo poco saludable de romper y volver a estar juntos, o volver a estar juntos a pesar de que la relación fue incorrecta para ambos.

Evalúa tu situación cuidadosamente antes de intentar tener una conversación con su ex. 

No vuelvas a conectarte con tu ex a menos que sepas que puedes resolver los problemas que causaron la ruptura en primer lugar.

Haz lo que sea saludable para ti y eventualmente saldrás del otro lado como una persona más feliz en general.