11 razones para saber ¿por qué pienso mucho en una persona? y qué significa

Es inevitable.

Tratas de decirte a ti misma: «¡no pienses en él!», pero no logras hacerlo.

Seguramente, te preguntas ¿qué significa cuando no puedes dejar de pensar en alguien? A veces al punto de desear detenerte pero no lograrlo. 

Tranquila, pensar en la misma persona constantemente tiene motivos lógicos.

Si éstas agobiada de tanto pensar, aquí te explicaré 10 razones y cómo remediarlo.

¿Por qué pienso mucho en una persona? Las 11 razones y lo que eso significa.

1) Quieres estar con él. ¿Será enamoramiento?

Sí, te lo diré.

Hay una posibilidad de que estés en la fase de enamoramiento.

En esta fase transitamos emociones y pensamientos al sentirnos atraídos por otra persona. 

La psicóloga Marta Giménez explica en AreaHumana:

«la sensación de pérdida del control de los pensamientos (…) son frecuentes tanto al inicio de una relación romántica como en su evolución».

Y aclara que algunos de los síntomas comunes de este proceso pueden ser:

«…inquietud, nerviosismo, pensamientos recurrentes y confusión, entre otros».

En su artículo también explica que el enamoramiento logra que,

«nuestra mente se focalice en todo lo que tenga que ver con la persona que nos ha llamado la atención».

Este proceso hace que experimentemos emociones confusas que no podemos controlar.  

Giménez aclara que en el enamoramiento:

  • no podemos dejar de pensar en la otra persona,
  • repasamos una y otra vez cada detalle o situación vivida con esa persona y
  • sentimos necesidad por estar con ella todo el tiempo.

Además, en este proceso comienza a liberarse la hormona del amor: oxitocina.

Cuando transitas el enamoramiento tu cerebro libera esta hormona.

Esto hace que veas todo con positivismo y que tu imaginación vuele pensando en él. 

Así que, puede que tu razón de no poder dejar de pensar en él sea platónica.

O, tal vez, sea simplemente deseo y sólo fantaseas un encuentro sexual con él. 

¿Crees estar en la fase de enamoramiento?

2) Idealización

Si piensas en él y reconoces que tu atracción no es correspondida, puede que estés idealizándolo. 

Según la Real Academia Española, idealizar es:

«elevar las cosas sobre la realidad sensible por medio de la inteligencia o la fantasía».

Sé que es confuso, aquí va la traducción: sería mejorar la realidad con nuestras ideas.

O sea, al sentirnos atraídos por una persona solemos verla como deseamos verla.

Puede que ignoremos la realidad y le aportemos características que lo hacen mejor.

O cualidades que lo hacen más atractivo aún. 

La idealización es parte del enamoramiento. Y, claramente, es un proceso mental.

O sea que, tus pensamientos juegan un rol esencial en este proceso.

¿Por qué lo hacemos entonces? Porque queremos encontrar nuestro complemento.

Al conocer a alguien solemos aportarle características que nos facilitan admirarlo.

Incluso ayudan a que creamos que es nuestra pareja perfecta.

Pero lo cierto es que, al idealizar dejamos de lado los aspectos negativos. 

Ahora que conoces esta información puedes preguntarte:

¿Qué tipo de pensamientos tienes sobre él? 

¿Piensas solamente en lo que tienen en común e ignoras lo demás?

3) Comparten intereses e ideas similares

Compartir intereses o ideas con alguien genera una conexión fuerte.

Esta conexión permite que te sientas cómoda y seas tú misma con él.

Seguramente, además, te motive o inspire a hacer más cosas que disfrutes hacer.

E incluso, tras hacerlas, desees compartirlas con él.

Si es así, no podrás parar de pensar en esta increíble coincidencia.

¡Disfrútalo! Encontrar a alguien que valora lo que tú valoras no es fácil.

Es natural que tus pensamientos te lleven a él. Pero no te precipites. 

Trata de identificar si todo lo que comparten es realmente algo en común o estás idealizándolo. 

Pero si sabes que es alguien especial y te gustaría llevar las cosas al próximo nivel puedo recomendarte que eches un vistazo a las teorías de Noelia Sandoval.

Ella dio en la tecla de qué es lo que busca un hombre en toda mujer. Eso que lo hace decidir comprometerse con ella y no tener ojos para nadie más. 

Sus estudios en biología y neuroquímica del amor la ayudaron a encontrar las claves que comparte en su libro “Derrítelo de amor” donde describe el paso a paso para conquistar a un hombre y crear una relación sana y duradera. 

Si quieres saber más sobre esta GUIA para enamorar a ese hombre que tanto deseas, te comparto el acceso a más información AQUI. 

En lugar de presentar ideas utópicas sobre el amor, ella ha encontrado el origen biológico y psicológico para explicar el enamoramiento. 

Si quieres saber cómo estimular los factores de enamoramiento de es hombre con quien compartes esa conexión tan especial, no puedes dejar de echar un vistazo a su libro. 

4) Le echas mucho de menos y quieres volver a estar con él pronto

Ya sea que tengan una relación o se hayan conocido recientemente. 

Echar de menos a alguien es algo bueno. Significa que tienes una conexión fuerte.

Tu atracción por él te lleva a sentir la necesidad de querer verle constantemente.

Si apenas se están conociendo, querrás saber más de él y esto te hará preguntarte cosas.

Pensarás estas posibilidades día y noche, pero no hay que precipitarse.

Tu relación florecerá en algo hermoso sólo si ambos están preparados para ello.

Debes ser paciente y dejarte fluir.

Esta primera etapa es una de las más bonitas y estar en las nubes pensando en él tiene su encanto. 

Disfruta de la espontaneidad del inicio de una posible relación y déjate llevar.

5) Sueñas con él todo el tiempo

Si piensas mucho en él, es probable que también sea protagonista en tus sueños. 

Según Sigmund Freud, padre del psicoanálisis, los sueños son una manera inconsciente de manifestar nuestros pensamientos. 

Esto significa que, parte de lo que soñamos es un conjunto de emociones e ideas que tenemos al estar conscientes, es decir, despiertos.

Nadie puede decir con exactitud lo que un sueño puede significar. 

Pero está claro que, si ese alguien está en tu mente durante el día, es posible que aparezca durante la noche también. 

El soñar mucho con alguien significa que tienes fuertes sentimientos por esa persona.

Y tus sueños pueden ayudarte a entender mejor qué tipo de sentimientos son.

Si tienes un sueño vívido con alguien, puede que haya algo significativo entre los dos. Quizás te sientes cercana a esta persona y desees estar con él nuevamente. 

También puede significar que necesitas cerrar el círculo y dejar atrás a esa persona. 

Puede que aún no te sientas preparada para dejar ir a quien has perdido.

Sé que, afrontar el pasado puede ser duro. Pero es necesario para mejorar tu futuro.

Piensa en ello como una limpieza de mente y corazón.

Después de hacerlo, te sentirás mucho más ligera y feliz contigo misma.

6) Estás celosa

¿Él está en pareja con otra persona? ¿Te imaginas ocupando el lugar de su actual pareja?

Si es así, puede que tu pensamiento esté concentrado en esta emoción: celos.

Deberías preguntarte qué tipo de relación tienes con él. 

¿Son amigos? ¿Tienen un vínculo platónico? ¿Te da señales de que le gustas?

Si ese es el caso, es posible que quieras hablar con él sobre el tema.

Especialmente, si hay señales claras de que hay algo más que, una relación platónica. 

7) Lo echas de menos o sientes nostalgia

Puede que estés enamorada de alguien que no está disponible y lo eches de menos. 

Si ya has tenido una relación con él, tal vez volver a estar juntos no sea una opción. 

ChangingMinds, dirigido por el coach en psicología David Straker, llama a este tipo de pensamientos nostalgia y explica:

«La nostalgia a menudo se trata de hacernos sentir bien. No está diseñada para recordar lo que realmente sucedió».

Esto significa que, solemos teñir de rosa los recuerdos que tenemos del pasado:

«nos gusta mirar hacia atrás en el pasado con un sesgo que lo ve, quizás, de una manera más positiva de lo que realmente sucedió».

Piensa en el patrón de comportamiento que puede estar detrás de estos sentimientos. 

¿Por qué decides recordar? 

A veces, cuando elegimos a personas que no están disponibles, creemos inconscientemente que no merecemos ser felices.

Nos estancamos pensando en alguien del pasado y cómo sólo esa persona nos entiende.

Pero lo cierto es que, esto es solo un recuerdo. Ya no forma parte de tu realidad.

Seguramente, la nostalgia esté haciendo del recuerdo algo mucho mejor de lo que fue.

Tal vez, lo echas de menos por miedo a estar sola o por baja autoestima.

Profundiza y entiende por qué puedes tener estas creencias.

Afrontarlas puede ayudarte a volver a ser feliz.

Si no puedes dejar de pensar en él, intenta hablar con esta persona y ver si eso te ayuda. Si no estás segura, tómate tu tiempo. 

Aprende a quererte a ti misma antes de intentar volver a estar juntos.

La única manera de ser feliz en una relación es ser feliz contigo misma primero.

 ¡Anímate! Hacer un esfuerzo en esta dirección dará sus frutos. Te lo aseguro.

8) Repasas una situación una y otra vez

A veces, las personas despiertan en nosotros sentimientos muy fuertes.

Estas emociones nos invitan a repetirlas una y otra vez.

No necesariamente deben tener relación con algo amoroso.

Por ejemplo, si has tenido un malentendido con alguien del trabajo, puede que repases en tu mente esa situación más de una vez por rabia o remordimiento.

En estos casos, nuestra mente se queda en esta emoción porque no pudimos resolverla.

Si tienes posibilidad de hablarlo, toma coraje y hazlo.

Hablar o pedir disculpas tras un malentendido te ayudará de 2 maneras:

  1. lograrás sacar ese pensamiento de tu mente y
  2. aprenderás sobre la situación vivida.

O trata de enfocarte en cómo reaccionar la próxima vez y perdónate. 

La clave para evitar estos pensamientos es entender que no puedes controlar el pasado.

9) Tienes miedo de perderlo

Puede que estes en una relación que no avanza o tengas problemas con tu pareja.

O, quizás, notes que él se está fijando en alguien más o ya no pasa tiempo contigo. 

Es posible que te sientas insegura sobre el futuro y estés preocupada.

Esto hará que te preguntes qué sucede y dudes acerca de todo.

Obviamente, perder a alguien a quien quieres no es divertido.

Pero ¿has notado que también podría ser algo positivo para tu vida?

Si tu relación no está funcionando, puede que te esté haciendo daño.

Dejar ir a alguien que tuvo un impacto negativo en ti es parte del proceso de sanación.

Tal vez sigan estando en tu vida, pero también podrás hacer lugar a otras personas. 

10) Él te hace sentir especial

Si sientes una fuerte conexión con alguien, puede que sean especiales el uno para el otro.

Tal vez recién comienzan a salir y sus gestos y detalles te tengan maravillada.

Los hombres suelen ser atentos cuando tratan de enamorar a alguien.

Esto puede que haga que lo veas como el hombre perfecto. 

Motivo por el cual no dejarás de pensar en él, ni en los momentos especiales que viven al estar juntos. 

11) Se trata de tu ex

Obsesionarte con tu ex puede ser algo peligroso. Pero lo cierto es que es más normal de lo que crees. Al final de cuentas es una persona que ha sido muy importante en tu vida y con quien has compartido infinidad de experiencias. 

Soy de las personas que creen que las conexiones nunca desaparecen sino que se transforman. 

Ahora, si piensas tanto en el probablemente estés dandole vueltas a la idea de regresar a estar juntos.

Si quieres volver con tu ex, lo más importante es que no repitan los mismos errores y reincidan en la misma rutina. Eso sólo puede terminar como empezó. Mal.

Tienes que lograr que ambos olviden todo lo malo de la relación y lo dejen atrás. Que él añore las cosas buenas que compartían. 

Hay un novedoso método creado por Samantha Sanders donde te enseña a entrar en el subconsciente de tu ex para hacerlo aceptar sus errores.

Una vez que lo aplicas, lograrás que él vuelva a buscarte pensando que no puede dejarte ir nunca más. 

Si quieres volver a atraerlo y encender la chispa que solía haber entre ustedes mira este video para conocer los secretos y técnicas que harán que regrese.

Lo que conseguirás no será repetir la misma relación que tenían sino crear un nuevo vínculo mucho más fuerte y profundo. 

Aquí está el link al video una vez más. 

Si piensas mucho en alguien, ¿lo atraes?

Napoleón Hill, autor del libro «Piense y hágase rico» explica:

«nuestros pensamientos tienden a magnetizar nuestro cerebro y, por mecanismos que nadie conoce bien, actúan como imanes que atraen hacia nosotros las fuerzas, las personas y las circunstancias de la vida que armonizan con la naturaleza de dichos pensamientos».

La ley de atracción indica que el pensamiento puede atraer lo que visualizas.

Esto no quiere decir que, si piensas mucho en alguien, de repente te escribirá.

Visualizarte con una persona, es decir, imaginarte con ella, puede que cambie tu actitud.

Si te imaginas con alguien, te puede producir un bienestar que te permita acercarte a ella realmente.

Es decir, tus ideas pueden empujarte a interactuar y esto cambiará tu manera de relacionarte con él. 

Entonces, el pensar no hará que el otro piense en ti.

Sólo te ayudará a impulsarte a dar pasos reales que concreten lo que anhelas. 

¿Cómo puedes saber si alguien piensa en ti?

No hay dato científico para conocer si él también piensa en ti. 

Pero hay ciertas creencias populares que suelen darte pistas.

Aunque, te advierto, son meras creencias que no se pueden comprobar.

Estas son: ardor en las orejas, picazón en los ojos, piel de gallina o sueños recurrentes. 

¿Qué puedes hacer para dejar de pensar en alguien? 3 Tips

No te culpes por pensar tanto en alguien. No es tu culpa. 

Lo que necesitas es distracción. Puedes recurrir a alguna de estas ideas:

  1. Escribe: libera tus pensamientos sobre papel. Esto es algo para ti, escribe todo lo que surja y aprende de tus emociones al leerlo nuevamente. Te ayudará a entenderte mejor y te aliviará.
  2. Sal con amigos: pasar tiempo con quienes te conocen y hablar de cualquier tema permitirá frenar el bucle de pensamientos en el que te encuentras.
  3. Elige un nuevo pasatiempo o deporte: aprender algo nuevo o formar parte de un equipo te ayudará a desconectarte y elevar tu autoestima. 

Entonces, ¿qué puedes hacer para dejar de pensar en alguien?

En realidad, es bastante sencillo. 

El primer paso es quererte a ti misma y ser feliz con lo que eres. 

Pasamos la mayor parte de nuestro tiempo pensando en otras personas porque estamos descontentas con nosotras mismas.

Al mejorar tu propia vida, te sentirás mejor y elevarás tu autoestima. 

El segundo paso es aprender a manejar los sentimientos que aparecen, no es necesario que intentes detenerlos.

Las emociones son parte de nosotras. 

Enfréntalas con coraje y date tu espacio para poder autocontenerte.

Así, lograrás poco a poco minimizar las emociones negativas.

Cuanto mejor te sientas contigo misma, más fácil te resultará enfrentarte a la razón por la que no puedes apartar a alguien de tu mente.

¿Un asesor intuitivo podría ayudarte?

Las razones de este artículo te darán una idea de por qué no puedes sacar a esa persona de tu cabeza.

Aun así, los problemas relacionados con el amor pueden ser confusos en el mejor de los casos, especialmente porque tu situación es única para ti.

Entonces, ¿podría ayudarte obtener alguna orientación externa?

Es justo decir que hay muchos estafadores por ahí, que están esperando para aprovecharse cuando estamos en nuestro punto más vulnerable.

Pero después de muchas frustraciones en el amor, descubrí que hablar con los especialistas de “Tu Psiquico” fue muy útil.

El asesor con quien converse fue muy amable y comprensivo y supe que realmente sabía de lo que hablaba.

Mi lectura amorosa me dio la guía que estaba buscando (y necesitaba) durante un momento doloroso y confuso.

Haz clic aquí si quieres obtener tu propia lectura de amor personalizada.

Un psíquico talentoso no sólo puede decirte qué es lo que está pasando con esa persona que no puedes sacar de tu cabeza. Además puede revelarte todas tus posibilidades de amor.