10 razones de por qué un hombre casado vuelve a buscar a su amante

We sometimes include products we think are useful for our readers. If you buy through links on this page, we may earn a small commission. Read our affiliate disclosure.

Tuviste algo con un hombre casado una vez… o dos. Ok, tres veces.

Pero lo terminaste antes de que las cosas se complicaran demasiado, pero luego aparece una vez más en tu vida, haciendo sus movimientos habituales contigo.

Estoy segura de que te preguntas por qué está haciendo eso. ¿Será que empieza a sentir algo más por ti? ¿O simplemente tienen esos apasionados encuentros a los que no quiere renunciar?

Entonces, en este artículo, compartiremos todos los posibles motivos por los que un hombre casado sigue volviendo a ti, y cómo puedes manejarlo.

10 razones por las que un hombre casado vuelve a buscar a su amante

1) Está luchando por tu amor

Puede parecer difícil de creer, pero el hecho de que siga volviendo a ti no significa que no le importen tus sentimientos o sea un egoísta.

Está engañando, claro, pero eso no significa que sea necesariamente un mujeriego o un traicionero, o que esté tratando de ser un imbécil con su esposa. Enamorarse de alguien más puede suceder sin que uno lo planee. 

Lo más probable es que esté triste y confundido… y posiblemente enamorado de ti.

Tal vez esté convencido de que realmente eres la mujer para él. Tal vez incluso esté convencido de que son almas gemelas.

Tuvo que alejarse cuando las cosas empezaron a ponerse más serias, por supuesto.

Tal vez tú se lo pediste, o tal vez él retrocedió debido a la culpa. Pero él simplemente no puede resistirse a ti, y esa es la razón más probable por la que sigue regresando.

2) Está buscando validación

Si bien no siempre es así, los hombres que engañan a sus esposas no están contentos con su matrimonio por una razón u otra.

Puede que esté hambriento de elogios (especialmente si es del tipo narcisista), o tal vez no esté recibiendo la atención emocional o sexual que cree que debería recibir de su esposa.

Incluso podría sentirse «menos hombre» porque no es tan apreciado como podría ser. Puede sonar incoherente y poco justo, pero créeme que es algo que sucede. 

Lo cierto es que la mayoría de los hombres necesitan una cierta cantidad de elogios y validación, especialmente de sus parejas, para sentirse a gusto. 

Y si no los obtienen de su mujer, bueno… lo buscarán en otra parte.

Y tal vez sea el caso de que tú lo hagas sentir especialmente bien consigo mismo.

3) Está aburrido de su relación, ¡otra vez!

Hay algunas personas que nunca deberían casarse. Lo siento, pero es verdad. 

Estoy hablando de esos hombres que se aburren demasiado rápido y comienzan a buscar «diversión» tan pronto como sus relaciones se establecen o se complican un poco.

Desafortunadamente, es inevitable que las relaciones se vuelvan algo rutinarias o monótonas con el tiempo en el matrimonio o inclusive en el noviazgo. Hay tal cosa como las responsabilidades al final de cuentas. Y siempre llegará un punto en el que nos acostumbramos al otro. La vida no siempre es una fiesta interminable. 

Pero él sigue buscando la fiesta, y da la casualidad de que es muy divertido estar contigo.

Tú no lo agobias con pedidos, tareas, presupuestos y cambios de pañales. En cambio, lo mantienes en un mundo de ilusión con conversaciones sobre viajes, sexo y pasatiempos mutuos.

Eres su «chica divertida» y él corre hacia ti cuando está aburrido, solo para volver con su esposa cuando ha satisfecho su necesidad.

4) Realmente no dejó de quererte

Vale la pena considerar la posibilidad de que él se haya ido pero que nunca haya dejado de amarte.

Tal vez se alejó para protegerte o para evitar despertar las sospechas de su esposa. 

Puedo pasó el tiempo y él realmente no pudo dejar de pensar en ti. Entonces, cuando no pudo resistir más, él volvió a tu lado una vez más.

El corazón quiere lo que quiere, dicen.

No hay duda de que el tuyo es un lugar muy difícil para estar si eres una mujer sensata. 

No es un tipo normal de situación amorosa que pueda resolverse fácilmente. 

5) Extraña a su “psicóloga emocional”

Sí, esa eres tú.

Tal vez no puedes evitarlo. Siempre ofreces una mano amiga, un oído que escucha, un hombro para llorar. Y todo el mundo te quiere por eso.

La gente encuentra fácil hablar contigo. Es como si pudieran decirte todo lo que tienen en mente y no preocuparse por ser juzgados o rechazados.

Y esto es algo que la gente encuentra atractivo, especialmente aquellos que tienen problemas para ser escuchados.

Puede ser que este hombre casado se sienta solo en su matrimonio, que se sienta vacío, perdido y atrapado. Y sin embargo, al mismo tiempo, culpable por querer buscar alivio.

Quiere a alguien que pueda ofrecerle consuelo emocional. Su esposa, por una razón u otra, no pudo proporcionar eso… así que él va a ti en su lugar.

6) Te está probando

Si él quiere seguir empujando tus límites a pesar de que le hayas dicho que no quieres seguir viéndolo, es porque sabe que no puedes resistirte a él.

Te enviará mensajes para ver qué tan entusiastas son tus respuestas y se acercará a ti para ver si te estremeces o le respondes.

Hasta podría decirte mil y un mentiras con tal de mantenerte ilusionada. 

Y mientras siga consiguiendo la respuesta que busca, seguirá acercándose a ti en cada oportunidad que tenga.

Lo ha logrado antes y quiere saber si todavía le permites estar contigo. 

No necesariamente porque haya decidido que en realidad quiere ponerse serio contigo, sino solo para saber cuál es tu posición SI alguna vez él se decide a elegirte.

7) Se está probando a sí mismo

Así que no solo quiere saber cuál es tu posición, él desea decidir cuánto le gustas tú a ÉL.

Algunos hombres miden cuánto aman a una persona en función de cuánto están dispuestos a arriesgar por ella. 

Está evaluando cuanto está dispuesto a hacer por ti, porque probablemente se esté preguntando si realmente eres el «gran amor» que ha estado buscando. Y si realmente vale la pena dejar todo lo que tiene por ti. 

Probablemente esté tan asombrado como tú de seguir volviendo a ti cuando está tan casado.

Probablemente él esté evaluando si estaría dispuesto a sacrificar su matrimonio, su reputación y todo lo demás por ti.

8) Cree que eres presa «fácil»

Muchos de los hombres casados ​​que engañan son en realidad tipos decentes que están viviendo circunstancias complicadas en su matrimonio, ya sea desacuerdos, crisis de la edad u otros obstáculos de la vida. 

Pero lamentablemente, también hay muchos hombres que engañan porque saben que pueden hacerlo.

Son depredadores que disfrutan de la emoción de la “caza” y persiguen a las mujeres que creen que son “fáciles” de conseguir.

Y si él sabe que te gusta a pesar de que nunca te ofrecerá nada más que algo pasajero, definitivamente seguirá regresando por más.

Estoy segura que la mayoría de mujeres han pasado por algo similar. Volver con un chico que está en una relación con la esperanza de que finalmente dejará a su novia. Pero al final, él te abandona una vez más, y te dice que siempre fue claro (o no?) y que nunca quiso algo serio contigo.

Hombres como estos no valen la pena.

Solo quieren esa sensación de conquista y dominio de tener mujeres bailando en la palma de sus manos. Si es este tipo de persona, es mejor que te alejes tan pronto como puedas.

9) Es increíblemente indeciso

Este hombre casado simplemente sigue yendo y viniendo porque no puede elegir entre tú y su esposa.

Le gustas lo suficiente como para seguir viéndote, pero por otro lado, elegirte a ti significaría despedirse de su relación con su esposa… así como de sus hijos, si los tiene.

La culpa lo acosa con más fuerza si además su relación ni siquiera es «infeliz». 

Es posible que tenga una esposa amorosa y de buen corazón… ¡así que ni siquiera entiende por qué te buscó en primer lugar!

Por un lado, podría entregarse a esos sentimientos que empiezan a crecer dentro de él por ti y el amor que tienes para darle. Pero por otro lado, podría esforzarse por redescubrir sus sentimientos por su esposa y disfrutar de la estabilidad y el amor que ya tiene en su vida.

No es necesariamente una elección fácil. Es por eso que te deja y luego no puede evitar volver.

10) Quiere que te conviertas oficialmente en su chica secundaria

Si te «pudo» por segunda, tercera o cuarta vez, eso significa para él que estás dispuesta a aceptar la situación, y que puedes seguir siendo solo su chica secundaria. A algunos hombres les encanta esto.

Esto es especialmente cierto, si sabes que él no va a dejar a su esposa. Ya sea que él te lo haya dicho directamente o porque tú lo has averiguado en otra parte.

Incluso podría ser posible que su esposa sepa de ti y tolere la “aventura», siempre y cuando esté segura de cuál es tu rol: el papel secundario. 

Esto podría suceder en parejas que están hace muchos años juntas y se han involucrado mucho emocionalmente, pero prefieren tener relaciones abiertas.

Así que, si este es el caso, puedes esperar a ser siempre la opción B.

No hay forma de que alguna vez lo alejes de su esposa, y él no te elegirá si lo intentas.

Puede que estés de acuerdo con toda la situación, o puede que no. 

Es importante que te preguntes cómo te sientes acerca de ser simplemente la chica secundaria.

¿Qué puedes hacer si estás en esta complicada situación? 

Hay cuatro posibles situaciones a las que te enfrentarás cuando lidias con un hombre casado que sigue regresando.

La primera es cuando ya no lo quieres en absoluto. Este es bastante fácil de tratar: simplemente aléjate y bloquéalo si es necesario.

Otra es que su esposa esté al tanto y acepte que él tenga un “affair” contigo por una u otra razón. En este caso, probablemente deberías evaluar si la situación te resulta cómoda a ti y buscar tener una buena comunicación con él.

Los otros dos escenarios son un poco más complicados.

Escenario 1: Lo amas pero sabes que no es bueno para ti y quieres dejarlo

  • Sé firme y segura con tu decisión.

Antes de enfrentarlo con tu decisión de cancelar la aventura, deténte a recordar por qué quieres terminarlo. Enumera tus razones si es necesario. 

Desafortunadamente, los hombres pueden ser bastante tercos y esto podría hacer más difícil para ti dejarlo ir.

Tienes que estar preparada para cualquier excusa que pueda darte para intentar hacerte cambiar de opinión… porque lo intentará.

  • Ten una conversación sentida con él.

Dile sinceramente por qué toda la situación no funciona para ti y qué necesitas que haga.

Deberías hablarle de:

  1. Cómo todo te hace sentir.
  2. Tus límites.
  3. Por qué es importante para ti que él respete tus límites.
  4. Lo que harás si él no los respeta.

Nota: Evita ser demasiado emocional. No digas “te amo pero…” Ya estás decidido que quieres terminar, ¿recuerdas? Así que no dejes ninguna puerta abierta, por algo tomaste esta decisión.

  • Asegúrate de que respete tus límites.

Aunque le pediste que respetara tu espacio y no regrese, no esperes que cumpla.

Él intentará hacer que te enamores de él otra vez. Eso es seguro. Los hombres que desean algo harán aún más por conseguirlo si saben que no pueden tenerlo. 

Por eso tendrás que mantenerte alerta y fuerte.

  • Trabaja en tu propia sanación.

Decir adiós a un hombre que se ha metido en tu corazón es más fácil de decir que de hacer, lo sé.

Tal vez ya lo has intentado antes, pero has fallado. 

Es fácil decir que él es encantador y por eso te convence, pero honestamente es probable que no hayas sanado adecuadamente. Sino no elegirías a alguien que te pone en segundo lugar.

No te avergüences de tener una debilidad, porque todo el mundo tiene una. Simplemente acéptala y trabaja en desarrollar tu fortaleza cada vez más. Está dentro de ti. 

  • Comienza una nueva vida.

A veces, la mejor manera de escapar de los patrones tóxicos es alejarse lo más posible de la vida que tienes actualmente.

Quieres liberarte, ¡así que hazlo!

Haz planes que no lo involucren y asegúrate de avanzar sin mirar atrás.

Escenario 2: Si quieres que deje a su esposa por ti

Solo una declaración personal antes de continuar: no estoy de acuerdo con el engaño.

Personalmente, creo que deberías evitar esta opción, a menos que ambos tengan muy claro que su matrimonio ya terminó y que él ha hecho todo lo posible para arreglarlo sin éxito.

Dicho esto, si realmente crees que están destinados a estar juntos, que él te ama a ti, y que el matrimonio es insalvable, entonces adelante.

Esto es lo que puedes hacer para que las cosas funcionen entre ustedes.

  • Haz algo de introspección antes de volver a comprometerte.

  • Pregúntate primero si realmente puedes comprometerte a estar con este chico.

Te recomiendo además que leas nuestro artículo sobre las consecuencias de salir con un hombre casado para tomar un poco de perspectiva. 

 A veces, los chicos simplemente tienen aventuras porque les gusta probar la «fruta prohibida».

Y adivina qué, tal vez a ti también te guste. Tal vez sólo te interesa porque es prohibido.

Así que tienes que hacerte las preguntas difíciles antes de seguir avanzando.

  • Sean un equipo.

Pregúntale qué quiere de ti y comparte con él las expectativas que TÚ tienes de él mientras se divorcia.

Sea comprensiva y paciente… y haz lo que sea necesario para facilitarle la vida a él y a ti.

  • Establece una fecha límite.

Asegúrate de que la dejará para siempre esta vez.

No querrás que cuelgue una zanahoria frente a ti para siempre. ¡Tú podrías salir con alguien que no te haga perder el tiempo!

Da todo lo que tienes, pero asegúrate de que ésta sea la última vez. Ya has perdido mucho tiempo y no necesitas perder más.

  • Prepárate para tu nueva vida por delante.

No es fácil salir con alguien que ya está casado y que probablemente tiene hijos.

Lo más probable es que tengas que lidiar con ex suegros furiosos, niños y amigos hostiles, así como con una ex esposa enojada.

Siempre pueden decidir separarse si las cosas no funcionan, pero recuerda que se aman y que decidieron esto juntos.

Es por eso que si no estás segura de poder manejarlo, simplemente no lo hagas.

Ultimas palabras

Puede sentirse increíble tener la atención de un hombre casado.

Hay pocas cosas que aumenten más el ego que ser querido por alguien que está con alguien más.

Pero al mismo tiempo, esta es una situación en la que tendrás que cuidarte. 

Podría estar corriendo hacia ti para escapar, o podría ser un depredador que simplemente quiere aprovecharse de ti.

Así que vé con cuidado y si quieres caminar el camino arriesgado, asegúrate de que valga la pena.