10 cosas que puedes esperar de un hombre inteligente como pareja

Salir con un hombre muy inteligente puede ser estimulante, pero en algunos casos también puede ser abrumador. 

Hay muchos aspectos increíbles de tener un hombre brillante en tu vida, pero también implica varios desafíos.

Igualmente, toda relación en la que te embarques tiene sus partes positivas y negativas.

Entonces, ¿por qué no hacerlo con un chico intelectual?, que te brindará horas de entretenimiento y reflexión. 

En este artículo, compartiré 10 implicancias de salir con un hombre muy inteligente.

¡Así estarás mejor preparada ante cualquier situación!

10 cosas que debes saber, cuando sales con un chico muy inteligente

1) Diles adiós a las charlas triviales

A los hombres muy ingeniosos nunca les falta conversación.

Probablemente comprobarás que un café rápido se convierte en una cena larga y una copa incluso más tarde, con un mínimo de silencios incómodos.

Un hombre intelectual quiere una conversación que lo estimule. Claro, que podrías entretenerle con la charla del clima durante unos minutos. Pero pronto verás que pierde el interés.

Y cuando se trata de temas de los que no sabe nada, probablemente será brutalmente honesto al respecto. Cuando alguien es verdaderamente inteligente, no siente la necesidad de decir tonterías en una conversación.

¿Y si quieres mantener su atención?

Menciona temas que ambos conozcan.

Utiliza preguntas abiertas que lo hagan hablar, en lugar de preguntas que solo requieren una respuesta «sí» o «no».

Entra en detalles, si estás contando una historia o contando una experiencia.

Sorpréndelo con algunos hechos y enséñale algo nuevo.

¡Solo asegúrate de saber sobre el tema primero, ya que se dará cuenta rápidamente si lo estás engañando!

2) La comunicación aún puede ser un problema

No es un secreto que las personas inteligentes, en general, se comunican peor, que aquellas con un coeficiente intelectual promedio.

Los hombres muy inteligentes a menudo luchan por transmitir sus emociones.

Pueden ser muy elocuentes y bien hablados, pero eso no significa que puedan traducir cómo se sienten en palabras. 

Quizás tampoco escucha, ni siente empatía contigo, cuando compartes tus sentimientos.

Y al igual que las charlas triviales, es posible que algunas conversaciones sean difíciles de tener con él.

Notarás que, o se calla y se retira de la conversación, o la ridiculiza.

Si piensas que el problema es mayor que la comunicación y que tu chico no está emocionalmente disponible, aquí te dejo un artículo que puede ayudarte. 

Y a veces, una simple conversación puede convertirse en algo más complicado que tratar de resolver el Código Da Vinci.

Ahora bien, este puede no ser el caso de tu hombre.

El hecho de que alguien sea muy inteligente no significa automáticamente que sea terrible para comunicarse.

Pero si lo es, será algo en lo que tendrá que seguir trabajando, hasta que se comuniquen de manera efectiva.

3) Puedes terminar sintiéndote menos inteligente que él

Con suerte, tu hombre inteligente no será arrogante.

Pero si lo es, puede llegar un momento en que te haga sentir, bueno, poco inteligente.

Habrá momentos en los que te sentirás frustrada, si no entiendes algo de inmediato o si olvidaste cómo hacerlo, después de que te lo enseñó.

Al principio, esto lastimará tus sentimientos. Después de todo, nadie quiere sentirse menos capaz que su pareja.

Pero con el tiempo, debes aprender cómo criticarlo. Por ejemplo, puedes decirle: «El hecho de que lo entiendas de inmediato, no significa que todos los demás lo hagan».

Es un recordatorio bastante simple de que no puede esperar que todos los demás aprendan a su ritmo. O saber tanto como él sobre ciertos temas.

Así que no tengas miedo de defenderte si esta situación se presenta alguna vez con tu hombre.

En todo caso, te respetará y te admirará más por criticarlo, que por su arrogancia.

4) Podría tener expectativas y estándares altos

Los hombres inteligentes saben lo que representan, con lo que están dispuestos a lidiar y cuáles son sus factores decisivos.

Esto se debe a varias razones:

  • Se mantiene a sí mismo con estándares excepcionalmente altos, por lo que espera que todos los demás hagan lo mismo,
  • Tiene fuertes habilidades para la toma de decisiones y le gusta seguir adelante con consistencia,
  • Es un perfeccionista que siempre se esfuerza por lo mejor y por ser el mejor,
  • Se niega a conformarse con menos de lo que cree que le corresponde,
  • Analiza todo demasiado y, por lo tanto, piensa mucho en su comportamiento y acciones.

Quizás tu hombre no marque todas estas casillas, pero es muy probable que algunos de estos puntos contribuyan a sus altos estándares.

Esto no siempre es malo, a veces es bueno salir con alguien que te empuja a apuntar más alto.

Pero también puede generar decepción y frustración en ambas partes, si no se cumplen estas expectativas.

Si esto sucede, asegúrate de hablar con tu hombre sobre tus expectativas también, y ver si pueden llegar a un acuerdo en común.

De lo contrario, es posible que te resulte difícil mantenerte al día con su forma de hacer las cosas todo el tiempo.

Así que no tengas miedo de decirle cómo son las cosas para ti y que tú tienes tu propio ritmo.

5) Podría no tener grandes habilidades sociales

Lo que a su vez podría hacer que parezca poco sociable.

Esto puede resultarte decepcionante. Especialmente, si eres una persona extrovertida, que disfruta pasar tiempo con sus amigos y familiares.

Aun así, si deseas seguir saliendo con un hombre brillante, tendrás que comprender que es posible que él no siempre quiera unirse a la diversión.

¿Por qué?

Bueno, algunas investigaciones sugieren que las personas inteligentes:

  • Tienden a concentrarse en lograr objetivos a largo plazo, lo que significa que sacrifican el tiempo que dedican a socializar.
  • Es posible que sientan que no encajan con los demás, especialmente aquellos con un coeficiente intelectual bajo o promedio, en comparación con el de ellos.
  • Es menos probable que sientan la necesidad de ser parte de un grupo. Muchos intelectuales están felices de tomar un camino solitario, en lugar de seguir a la multitud.

Ya sea que sea introvertido o extrovertido, lo más probable es que se sienta cómodo socializando con las personas que él ha seleccionado como adecuadas para relacionarse con él.

6) Aprende rápido y presta atención a los detalles

Nada se le pasa.

Como un aprendiz naturalmente rápido, tu hombre altamente inteligente captará los detalles más pequeños y los recordará.

Esto es genial cuando se trata de cumpleaños y aniversarios.

Pero también significa que será más probable, que recuerde los desacuerdos y cuente palabra por palabra lo que dijiste durante ellos.

7) Él será a quién acudirás cuando tengas un problema

Todos necesitamos a alguien a quien podamos acudir en tiempos de crisis, y no hay nadie mejor que una persona inteligente.

Puede ser que se trate de un problema laboral sobre el que necesita asesoramiento.

Quizás necesites de alguien que pueda pensar rápidamente en el momento y tomar decisiones rápidas. 

Afortunadamente, descubrirás que tu hombre intelectual, vendrá a rescatarte, siempre que lo necesites.

E incluso si él mismo no conoce las respuestas, será excelente para encontrarla en algún lugar.

8) Tendrás que ser una buena oyente

Cuando se trata de estar con un hombre muy inteligente, es muy probable que tenga mucho que decir. Buscará, entonces, alguien especial que lo escuche.

También podría ser la forma que tiene para resolver las cosas.

Algunas personas comprenden mejor las cosas lanzando ideas y dirigiéndose a otra persona. Si puedes convertirte en la persona con quien él puede hacer esto, llevará tu relación al siguiente nivel.

Empezará a confiar en ti y a estar ansioso por compartir sus ideas y pensamientos contigo.

Pero no le dejes dominar la conversación todo el tiempo.

Una relación es una calle de doble sentido. Así que, cuando tenga algo que decir, asegúrate de expresar tu punto de vista.

9) Nunca tendrás la última palabra

La desventaja de estar con alguien muy inteligente es que, probablemente, tu hombre no esté acostumbrado a que se demuestre que está equivocado.

Y dado que generalmente tiene razón en la mayoría de las situaciones, esto podría llevarlo a volverse terco y menos propenso a aceptar la derrota.

Por esta razón es probable que sea él quien tenga siempre la última palabra.

Pero puedes tomar esto como un desafío y ser creativa durante las discusiones. O puedes retroceder y darle la satisfacción.

10) Podría parecer poco comprensivo

Esto no quiere decir que no tenga empatía.

La verdad es que las personas muy inteligentes también tienden a tener buenos niveles de inteligencia emocional.

Pero su forma de lidiar con las emociones puede diferir de la de otras personas.

Esto suele ser así, porque adopta un enfoque lógico para resolver problemas y procesar sentimientos. Esto hace que termine pareciendo frío o indiferente.

Especialmente, si se trata de pequeños problemas en los que no ve sentido perder el tiempo.

Si tiene un buen control sobre sus emociones, puede resultarle irritante estar rodeado de personas que no lo puedan tener.

Puede ser normal que pienses que tu compañero tiene un corazón hecho de hielo. Pero cuando lo termines de conocer a fondo, te darás cuenta cuán sensible es en su interior.

Simplemente no lo muestra abiertamente.

Conclusión

No te apresures en asumir que tu chico muy inteligente es insensible, sólo porque inicialmente tienes esa impresión de él.

Es posible que muchas cosas que crees que no le importan, le interesan muchísimo. Pero sólo lo demostrará cuando se sienta cómodo haciéndolo.

Hay toneladas de suposiciones que describen incorrectamente a los hombres inteligentes. Por ejemplo, que son demasiado serios o que no están disponibles.

Salir con un hombre muy inteligente no siempre será fácil. ¡Pero valdrá la pena cuando descubras todas las grandes cualidades que te aporta a ti y a tu relación!

Un hombre inteligente te mostrará un mundo diferente, que quizás nunca habías podido ver.